Liberando el poder del trabajo en equipo: herramientas mentales vs. ¡La sala de escape!

¿Alguna vez has experimentado la emoción de trabajar en equipo para superar desafíos y resolver problemas en un entorno divertido y desafiante? En este artículo, exploraremos dos increíbles formas de liberar el poder del trabajo en equipo: las herramientas mentales y las salas de escape. Descubre cómo estas dos opciones pueden fomentar la colaboración, el pensamiento creativo y la resolución de problemas, mientras disfrutas de momentos emocionantes y llenos de diversión. ¡Prepárate para sumergirte en una aventura en la cual el trabajo en equipo se convierte en algo extraordinario!

Sin duda, era una forma inusual de empezar la mañana del miércoles.

Cuatro miembros del equipo de Mind Tools Content entraron en una oficina del Museo Nacional de Egiptología. Momentos después, descubrieron que estaban encerrados.

Tenían una hora para descubrir quién los había atrapado y cómo salir. Si no lo hicieran, un objeto de valor incalculable desaparecería para siempre y con él la reputación del museo.

Había una pila de documentos sobre el escritorio frente a ellos. Encima de la pila había una carta dirigida a ellos. Y el reloj seguía corriendo…

Secretos de la sala de escape

Pausa la cuenta regresiva por un momento. Permítanme explicarles cómo mis colegas terminaron en esta extraña situación.

Soy escritor aquí en Mind Tools y recientemente terminé un artículo sobre salas de escape: desafíos colaborativos de resolución de acertijos que se están volviendo cada vez más populares entre los equipos de trabajo. Para acompañar el artículo, decidí crear un kit descargable para darle a la gente de todo el mundo una muestra de este nuevo y emocionante enfoque de formación de equipos.

Es más, en medio de la Pandemia de COVID-19, Había visto esto como una oportunidad para permitir que las personas practicaran trabajar con otras personas de forma remota. Y si pudieran divertirse un poco en el proceso, mucho mejor.

Así que se me ocurrió “El Laberinto Perdido”, un juego de escape temático diseñado para funcionar cara a cara o con jugadores conectados en línea. Necesitaba un equipo preparado para dar un paso hacia lo desconocido y probarlo y, afortunadamente, no tuve que buscar muy lejos.

El equipo de la sala de escape

Mate: Un editor de contenido de Mind Tools y un fugitivo exitoso de varias salas de escape físicas. Se confía en que utilizará su pensamiento lógico y sus habilidades de liderazgo para ser el capitán del equipo.

kevin: Otro editor de contenido experimentado, pero novato en las salas de escape. Sin embargo, siempre está listo para un desafío y tiene excelentes habilidades de cálculo y gestión de riesgos.

Rosie: Una escritora/editora asistente, con un éxito en la sala de escape ya en su haber. Reconocido por su buen ojo para los detalles y su alto nivel de talento creativo.

Alicia: Nuestro asistente del equipo de contenido. Un novato en el escape room, pero un jugador seguro de equipo y un experto solucionador de problemas.

Y yo: escritor de día, fanático de los rompecabezas y entusiasta de los juegos de escape de noche… ahora ansioso por evaluar el éxito de mi kit… ¡y el de mis colegas!

Listo para el bloqueo

Así que ahí estaban ese miércoles por la mañana: cuatro miembros del equipo sentados frente a computadoras portátiles en sus propias casas, pero también, por la magia de la tecnología y la imaginación, en una mesa en un museo a oscuras, con un plan diabólico que frustrar.

Quedan 59 minutos

El juego estaba en marcha. Desde mi posición en las sombras (¡o al menos con mi cámara apagada!), observé cómo se desarrollaban los acontecimientos.

Rosie: Es cierto que mis expectativas sobre una sala de escape virtual eran bastante bajas. Había hecho una sala de escape de la vida real en el pasado y la disfruté muchísimo. Sin embargo, dudaba que una versión en línea pudiera ser tan convincente como la versión real. Que equivocado estaba.

Mate: Todos nos unimos a la llamada del equipo con muchas ganas de empezar. Pero rápidamente nos dimos cuenta de que esto no iba a ser un paseo por el parque.

Alicia: Estaba un poco ansioso por tener problemas con los acertijos, especialmente porque acababa de despertarme, y no quería ralentizar al grupo. Pero estaba dispuesto a aceptar un desafío y me intrigaba la narrativa de “la novela policíaca” de temática egipcia. Así que canalicé mi Sherlock interior y me lancé a resolver el caso de “El Laberinto Perdido”.

kevin: Sólo después descubrí que algunas personas ya habían abordado una sala de escape antes. ¡Con razón eran tan buenos! De todos modos, esa es mi excusa y la mantendré…

Quedan 48 minutos

¡Los jugadores ahora no tenían dudas sobre la peligrosa posición en la que se encontraban y el nivel de trabajo en equipo que necesitarían para salir de ella!

Rosie: Tan pronto como empezamos, me sorprendió lo absorto que estaba. ¡A veces realmente creía que estaba atrapada en nuestra pequeña habitación libre! ¡Quizás mi confinamiento en casa durante las últimas semanas me había dado una imaginación hiperactiva!

Mate: El rompecabezas inicial nos dejó completamente perplejos durante unos buenos minutos; casi se podía escuchar cómo nuestros cerebros se ponían en marcha. Pero, a medida que avanzábamos, los obstáculos se volvieron manejables, las conexiones fueron más fáciles de hacer y nos sintonizamos con las formas de pensar de los demás.

Alicia: Creo que este juego es genial para equipos que tienen dificultades para comunicarse o para aquellos que necesitan practicar la colaboración en proyectos. Casi podía sentir a nuestro equipo cobrando energía y agudizándose a medida que avanzábamos a través de los rompecabezas. Cada persona aportó una habilidad o atributo diferente, ¡y me alegré de que estuviéramos todos juntos en esto!

kevin: Resolver pistas diabólicas con la ayuda de un descifrador de códigos jeroglíficos, aplicar la lógica, comprender la mente de nuestro captor, encontrar formas de desentrañar sugerencias aparentemente incomprensibles… Nunca iba a hacerlo solo. Pero como equipo… bueno, ese era un asunto muy diferente. A través de una lluvia de ideas, intercambiando ideas y tomando algunas decisiones grupales audaces, estábamos en camino de salvar el día.

Quedan 37 minutos

Hasta entonces, se habían resuelto varias partes importantes del misterio, pero cada vez se presentaba un nuevo enigma.

Mate: De manera algo ingenua, no esperaba que la sala de escape fuera tan desafiante. Pero, como Jonathan comentó más tarde, si no es difícil entonces realmente no tiene sentido. Tampoco esperaba la variedad de habilidades que se necesitarían. Rápidamente se hizo evidente que la resolución de problemas, la comunicación, la colaboración y la creatividad eran esenciales.

Rosie: Tuve que recordarme a mí mismo que este era un ejercicio de formación de equipos y que necesitaba bajar la voz y dejar que otras personas participaran. Tengo la costumbre de tomar control de las actividades grupales, así que esto ciertamente ayudó a resaltar eso y me animó a dar un paso atrás de vez en cuando.

Mate: Estuve a cargo del “decodificador” que se necesitaba para algunos de los acertijos. Descifrar códigos no es uno de mis puntos fuertes, ni manejar a compañeros de equipo frustrados que pierdan la paciencia conmigo… Sin embargo, finalmente lo dominé. Casi.

Alicia: Todos quedamos atrapados en la aventura. Mi gran consejo para otros equipos sería escuchar atentamente las instrucciones y sugerencias del Game Master, así como las ideas de tus compañeros de equipo. Te perderás pistas y conexiones vitales si no lo haces. Ten paciencia también. Hay ocasiones en las que tendrás que probar varios enfoques diferentes antes de despegarte.

Quedan 13 minutos

En este punto, el equipo había desarrollado algunas formas creativas de comunicarse de forma remota, incluida mostrar pistas importantes a la cámara.

Alicia: Si haces esto virtualmente, creo que tener una buena aplicación de videollamadas es clave. Es útil que todos puedan verse y oírse claramente y sepan cómo participar en la acción.

Mate: El desafío se intensificó al colaborar de forma remota, pero lo aprovechamos al máximo, disfrutando la oportunidad de estar inmersos en el juego y obligados a trabajar y pensar como uno solo.

Alicia: Cuando estás en el mismo espacio físico que un equipo, puedes señalar cosas y ver qué miran los demás jugadores. Pero trabajar juntos a través de una pantalla significa que hay que ser minucioso y detallado al comunicar lo que se piensa.

Quedan cuatro minutos

El tiempo casi había terminado y los jugadores estaban ahora tentadoramente cerca de escapar. Unas cuantas pistas del Game Master los acercaron aún más y, de repente, todos comenzaron a disparar ideas.

Mate: Lo que más me impresionó fueron nuestros arrebatos aleatorios y excitables de respuestas correctas en varios momentos, cuando las estrellas se alinearon y las respuestas a pistas crípticas complejas de repente se volvieron claras como el día.

kevin: El avance de una persona generó momentos eureka para el resto del equipo. Así que, al final, paso a paso, avance tras avance, encontramos la salida. Juntos.

Trabajo en equipo en el Escape Room

Fue fascinante observar cómo mis cuatro compañeros de trabajo abordaron los desafíos que yo me había propuesto. Con mucho gusto llevaron al límite sus habilidades de colaboración, comunicación y pensamiento creativo a medida que pasaban los minutos, trabajando con energía y entusiasmo.

Todos aportaron cosas diferentes a la tarea, como Kevin, trabajando silenciosamente en segundo plano y de repente recordó una pista que había descubierto antes, o Alice descifrando meticulosamente los jeroglíficos. Rosie tuvo destellos de brillantez creativa al ver conexiones que nadie más había detectado. ¡Matt estaba decidido a dominar ese diabólico decodificador!

Y, lo que es más importante, todos se apoyaron mutuamente, elogiaron los avances, alentaron a todos a seguir adelante y no demostraron nada. también ¡Mucha frustración cuando otros no hacían las cosas bien!

Trabajando en la oscuridad

Las salas de escape te desafían a afrontar cuando no sabes qué hacer a continuación, y el equipo de Mind Tools mostró una fortaleza mental y de carácter admirable cuando surgieron esos momentos. Me encantaba ver y escuchar el ir y venir de ideas, que generalmente terminaba con un estallido de entusiasmo cuando sus ideas conjuntas formaban un camino a seguir.

En estos juegos, como en la vida, es importante saber cuándo pedir ayuda. Como Game Master, estaba preparado con sugerencias y pistas cuando era necesario. Pero sobre todo fue la energía colaborativa del equipo, sus habilidades de pensamiento flexible y su actitud inquebrantable lo que los sacó de la habitación cerrada con la información que necesitaban, y con sólo unos segundos de sobra.

Quedan 30 segundos: ¡por fin libre!

La puerta estaba abierta, el tesoro estaba a salvo y el plan criminal estaba hecho jirones. A pesar de tener que comunicarse a distancia, el equipo trabajó en conjunto para lograr algo muy satisfactorio, contra todo pronóstico.

Alicia: ¡Vaya, eso fue muy divertido! Qué excelente manera de probar y desarrollar una amplia gama de habilidades y, al mismo tiempo, fortalecer la relación de nuestro equipo. Me encantó la satisfacción de resolver correctamente cada rompecabezas en grupo. Ahora tengo un respeto aún mayor por mis compañeros de equipo que piensan rápido.

Rosie: Una vez que logramos “escapar” e identificar a los culpables, ¡es seguro decir que estaba emocionado y agotado en igual medida! Fue muy divertido: no solo poder hablar con mis compañeros de equipo fuera de una reunión formal, sino también trabajar juntos nuevamente. Se sentía como en los viejos tiempos.

Tu turno en la sala de escape

Entonces el equipo de Mind Tools venció a “The Lost Labyrinth”. Me pregunto si el tuyo también lo haría. Encerrado en una habitación, con un nuevo problema complejo que resolver, ¿su gente estaría a la altura del desafío? Sólo hay una manera de saberlo…

Para obtener más información sobre el uso de juegos de resolución de acertijos para probar y fortalecer a tu equipo, lee nuestro nuevo artículo sobre Escape Rooms. Los miembros de Mind Tools Club y Connect pueden descargar y jugar “The Lost Labyrinth” por sí mismos.

Y cuando hayas hecho eso, ¡nos encantaría saber qué pasó! Por favor cuéntanos sobre su la aventura del equipo, en la sección Comentarios, a continuación.

Error 403 The request cannot be completed because you have exceeded your quota. : quotaExceeded




Liberando el poder del trabajo en equipo: herramientas mentales vs. ¡La sala de escape!

Preguntas frecuentes: Herramientas mentales vs. ¡La sala de escape!

Si estás interesado en potenciar el trabajo en equipo, es posible que hayas escuchado hablar de las herramientas mentales y las salas de escape como dos enfoques populares. Ambos tienen como objetivo fortalecer la colaboración y la productividad de un grupo de personas, pero es posible que tengas preguntas sobre cuál es el enfoque más adecuado para tu equipo. En este artículo, responderemos a algunas de las preguntas más frecuentes sobre estas dos opciones.

1. ¿Qué son las herramientas mentales?

Las herramientas mentales son técnicas y metodologías que se utilizan para mejorar el rendimiento cognitivo y la comunicación entre los miembros de un equipo. Estas herramientas pueden incluir el uso de mapas mentales, lluvias de ideas estructuradas, técnicas de resolución de problemas y métodos de toma de decisiones.

Enlace de referencia: Wrike – Administración del trabajo en equipo

2. ¿Qué es una sala de escape?

Una sala de escape es una actividad recreativa en la que un grupo de personas debe resolver acertijos y desafíos para lograr escapar de una habitación en un tiempo determinado. Esta experiencia fomenta la colaboración y la comunicación del equipo, al tiempo que promueve el pensamiento creativo y la resolución de problemas.

Enlace de referencia: Escape Hunt – ¿Qué es una sala de escape?

3. ¿Cuándo es más adecuado utilizar herramientas mentales?

Las herramientas mentales son especialmente útiles cuando se necesita abordar problemas complejos que requieren un pensamiento estructurado y analítico. Estas técnicas son beneficiosas para estimular la creatividad y la innovación, así como para mejorar la toma de decisiones basadas en datos y la resolución de conflictos.

4. ¿Cuándo es más adecuado utilizar una sala de escape?

Las salas de escape son ideales para fortalecer la cohesión grupal y desarrollar habilidades de comunicación y trabajo en equipo en un entorno lúdico. Son especialmente recomendables para equipos que necesitan mejorar la colaboración, la confianza y la capacidad de adaptación en situaciones de presión y tiempo limitado.

5. ¿Se pueden combinar ambas opciones?

¡Por supuesto! No hay una única respuesta correcta y a menudo es beneficioso combinar diferentes enfoques para obtener los mejores resultados. Las herramientas mentales pueden utilizarse para abordar problemas específicos durante una experiencia de sala de escape, potenciando aún más el trabajo en equipo y el crecimiento individual y grupal.

En definitiva, tanto las herramientas mentales como las salas de escape pueden liberar el poder del trabajo en equipo. La elección de la opción más adecuada dependerá de las necesidades específicas de tu equipo y los objetivos que deseen alcanzar. ¡Anímate a probar ambos enfoques y descubre cuál funciona mejor para impulsar el éxito del trabajo en equipo en tu organización!


Deja un comentario