Los modelos cerrado y abierto de administración pública

En el ámbito de la administración pública, existen diferentes modelos que orientan y definen el funcionamiento de las instituciones encargadas de gestionar los asuntos del Estado. Dos de los enfoques más comunes y debatidos son el modelo cerrado y el modelo abierto de administración pública. En este artículo, exploraremos las características y diferencias fundamentales entre ambos modelos, así como su influencia en la toma de decisiones y la participación ciudadana. Descubre cuál es el modelo más adecuado para promover una gestión eficiente, transparente y orientada al bienestar común.


El enfoque de modelo cerrado y abierto para el estudio de la administración pública se centra en la organización misma. Una forma de estudiar organizaciones complejas es verlas como un sistema abierto o cerrado. Antes de intentar comprender el sistema abierto y cerrado con respecto al estudio de la administración pública en general y de las organizaciones en particular, hagamos un esfuerzo por saber qué son un sistema abierto y uno cerrado.

Un sistema abierto es un sistema que interactúa e intercambia materia con su entorno, imaginemos un estanque mientras un sistema cerrado permanece aislado de su entorno; Piensa en un acuario. Mientras estudiaba organizaciones complejas, el sociólogo estadounidense James D Thompson publicó un libro en 1967 llamado Organización en acción en el que analizaba los comportamientos de las organizaciones complejas como entidades en acción. Estudió la organización a la luz de sus tecnologías y entorno y así llegó a identificar el significado de un sistema cerrado y abierto dentro del contexto organizacional.

Según Thompson, una organización se denomina sistema cerrado cuando:

  • Los recursos de una organización se emplean de manera funcional.
  • Cada componente de la organización contribuye a la lógica del sistema donde se emplean mecanismos controlados para disminuir las incertidumbres.

Los ejemplos que dio de un sistema cerrado fueron Taylor y su Gestión Científica, el concepto de beurocracia de Weber y la Gestión Administrativa de Gulick y Urwick.

Thompson también definió un sistema abierto con respecto a las organizaciones, dijo que: La organización compleja es un conjunto de partes interdependientes que juntas forman un todo porque cada una aporta algo y recibe algo del todo, que a su vez es interdependiente de un entorno más amplio.. Por tanto, un sistema abierto es dinámico, lleno de sorpresas e incertidumbres. Los sistemas siguen evolucionando a través de un proceso continuo de desarrollo y se esfuerzan por alcanzar la homeostasis o el estado de equilibrio.

Un importante estudio de caso fue llevado a cabo por Philip Selznick en la década de 1940 estudiar el enfoque de sistema abierto para el análisis organizacional. Realizó su investigación sobre la emergente Autoridad del Valle de Tennessee titulada TVA and Grass Roots (1949).

Centró su investigación en los aspectos de descentralización y participación de agencias locales y estatales ya existentes, con miras a practicar la planificación democrática. Fue durante este estudio de caso que definió un sistema abierto también conocido como enfoque institucional, que conocemos del capítulo anterior.

Según Selznick, una organización se entiende como un medio para alcanzar objetivos pero los miembros de la organización actúan más que simples medios; participan de todo corazón con cada individuo equipado con diferentes habilidades, experiencia, motivaciones y deseos.

Una organización también necesita interactuar con partes, grupos de interés y otras agencias que se comunican e influyen en la organización; y unos a otros.

Desde el contexto de gestión, una organización no puede adoptar un solo enfoque estricto, es decir, ya sea de un sistema abierto o cerrado, necesita seguir cambiando de posiciones cuando surja la necesidad para lograr la estabilidad y la certeza necesarias para realizar trabajos y cumplir objetivos.



Autoría/Referencia – Acerca del autor(es)


Error 403 The request cannot be completed because you have exceeded your quota. : quotaExceeded

Los modelos cerrado y abierto de administración pública: preguntas frecuentes

La administración pública es un campo complejo en el que existen diferentes enfoques y modelos para gestionar y tomar decisiones en el ámbito gubernamental. Dos modelos comunes que se utilizan ampliamente son el modelo cerrado y el modelo abierto de administración pública. En este artículo, responderemos algunas de las preguntas frecuentes sobre estos dos modelos.

1. ¿Qué es el modelo cerrado de administración pública?

El modelo cerrado de administración pública se basa en un enfoque jerárquico y centralizado. En este modelo, las decisiones se toman de forma vertical, desde la cúspide de la organización hasta la base. La información y las decisiones están altamente centralizadas y el flujo de comunicación se limita a un número reducido de canales. En este modelo, el acceso a la información y la toma de decisiones está en manos de unos pocos individuos o grupos selectos.

2. ¿Cuáles son las características principales del modelo cerrado de administración pública?

Las características principales del modelo cerrado de administración pública incluyen:

  1. Jerarquía fuerte y centralizada
  2. Flujo de comunicación limitado
  3. Acceso restringido a la información y toma de decisiones
  4. Poca participación ciudadana en la toma de decisiones

3. ¿Qué es el modelo abierto de administración pública?

El modelo abierto de administración pública, por otro lado, se basa en un enfoque participativo y descentralizado. En este modelo, se fomenta la participación ciudadana y se busca la colaboración y la transparencia en la toma de decisiones. La información fluye libremente y se promueve la rendición de cuentas por parte de las autoridades. Este modelo busca una mayor inclusión y diversidad en la toma de decisiones.

4. ¿Cuáles son las características principales del modelo abierto de administración pública?

Las características principales del modelo abierto de administración pública incluyen:

  1. Participación ciudadana y colaboración en la toma de decisiones
  2. Flujo de información abierto y transparente
  3. Rendición de cuentas y responsabilidad de las autoridades
  4. Promoción de la diversidad y la inclusión

5. ¿Cuáles son las ventajas y desventajas de cada modelo?

Tanto el modelo cerrado como el modelo abierto de administración pública tienen ventajas y desventajas. En el modelo cerrado, las decisiones pueden tomarse de manera más rápida y eficiente debido a la estructura centralizada. Sin embargo, esto también puede llevar a la falta de participación ciudadana y a la opacidad en la toma de decisiones. Por otro lado, el modelo abierto fomenta una mayor participación ciudadana y una toma de decisiones más transparente y equitativa. Sin embargo, esto puede llevar a procesos más largos y a un mayor tiempo dedicado a la toma de decisiones debido a la necesidad de consenso y colaboración.

En conclusión, tanto el modelo cerrado como el modelo abierto de administración pública son enfoques válidos y utilizados en diferentes contextos. La elección del modelo depende de varios factores, como la cultura institucional, el tipo de decisiones que se deben tomar y las metas y objetivos de la administración pública. Es importante comprender las características y las implicaciones de cada modelo para tomar decisiones informadas y promover una administración pública eficiente y responsable.

Fuentes:

Deja un comentario