Entre dos paradigmas: el papel cambiante de la gestión

En la era de la globalización y la constante evolución tecnológica, la gestión empresarial se encuentra en un punto de inflexión. Los viejos paradigmas ya no son suficientes para enfrentar los desafíos del mundo actual, y emerge una nueva forma de gestionar las organizaciones. En este articulo, exploraremos el cambio de paradigma en el papel de la gestión, analizando las razones detrás de esta transición y las implicancias que conlleva para las empresas. Prepárate para sumergirte en el fascinante mundo de la gestión y descubrir cómo adaptarse es la clave del éxito.


De la era de las chimeneas a la era digital

El papel de la gestión ha cambiado a lo largo de las décadas a medida que el paradigma pasó de la fabricación a los servicios y luego a la visión emergente de las organizaciones como un todo holístico que interactúa con su entorno de manera simbiótica.. Este cambio de paradigma ha diseñado y engendrado un cambio correspondiente en el pensamiento y la práctica de la gestión.

Por ejemplo, ahora es común que los expertos en gestión hagan hincapié en la organización y su interacción con su entorno en contraposición a una organización parecida a una máquina que es independiente y funciona por sí sola. También ha cambiado la importancia otorgada a los empleados, que ahora son tratados como fuentes clave de ventaja competitiva en lugar de un factor más de producción.

El cambio de paradigma de gestión se ha producido principalmente por el paso de la era “Smokestack” a la “Era Digital”, lo que significa que el paradigma industrial está dando paso a una concepción de la organización como parte de un sistema y de la información reemplazando a las máquinas. como el eje central alrededor del cual funcionan las organizaciones.

En otras palabras, la organización industrial que se caracteriza por la chimenea o la imagen de fábricas y plantas que fabrican bienes y servicios ha dado paso a empresas que utilizan las computadoras y la autopista digital para realizar sus actividades.

Consecuencias del cambio de paradigma

Este cambio de paradigma ha sido concomitante con la creciente globalización de la economía mundial, lo que ha significado que las corporaciones ahora operen en todo el mundo en lugar de en sus propios países. Esto significa que los directivos y la dirección deben adoptar una perspectiva global y al mismo tiempo ejecutar las funciones localmente, lo que ha dado lugar al término “glocalización” que ha sido popularizado por el destacado experto Thomas Friedman.

El cambio de paradigma también ha resultado en que las organizaciones adopten la RSE o Responsabilidad Social Corporativa y abracen la diversidad, lo que significa que las preocupaciones sociales y ambientales, además de la inclusión y la tolerancia, son palabras de moda para los gerentes.

Entre dos paradigmas: el papel cambiante de la gestión

Además, el ascenso del trabajador del conocimiento significa que la información se ha convertido en la materia prima que se transforma a través de los procesos organizacionales en lugar de los recursos físicos que se transforman a través de las máquinas. Por supuesto, esto no quiere decir que la fabricación esté muerta.

Más bien, el punto aquí es que el sector de servicios que incluye la tecnología de la información y los servicios financieros controla la mayor parte de la economía en comparación con la manufactura. Esto también ha significado que el énfasis en las burocracias tipo máquina ha dado paso a enfoques sistémicos para la gestión, a medida que el paso de la manufactura a los servicios significa que las organizaciones son más planas, más ágiles y aptas que sus predecesoras.

Organizaciones del futuro

El cambio de paradigma del modelo mecanicista de organizaciones a la visión sistémica también ha significado que la organización del futuro cambiará de forma y tendrá la capacidad de adaptarse a las nuevas condiciones del mercado con mayor rapidez que antes.

La llegada de Internet y el uso cada vez mayor de las redes sociales han significado que las organizaciones ya no pueden darse el lujo de tomarse su tiempo para responder a las condiciones del mercado y, en cambio, el producto más rápido, más barato e innovador gana en el mercado. Esto ha resultado nuevamente en un cambio de gerentes burócratas a individuos que empoderan y capacitan a la fuerza laboral.

La cuestión aquí es que las reglas rígidas prescritas por los expertos en gestión del siglo XX ya no funcionan en los lugares de trabajo del siglo XXI, donde se espera que la dirección sea más innovadora, inventiva y creativa si tiene que garantizar que sus empresas se mantengan a la vanguardia. El paquete.

Pensamientos concluyentes

Finalmente, El cambio de paradigma también ha significado que haya más mujeres presentes en la fuerza laboral y que la composición de la fuerza laboral sea más diversa.. Esto significa que la gestión ya no puede ser un club de viejos y en su lugar tiene que romper el techo de cristal para garantizar que todos tengan la oportunidad de llegar a la cima en lugar de unos pocos.



Autoría/Referencia – Acerca del autor(es)


Error 403 The request cannot be completed because you have exceeded your quota. : quotaExceeded




Entre dos paradigmas: el papel cambiante de la gestión – Preguntas frecuentes

Entre dos paradigmas: el papel cambiante de la gestión

En la era de la modernidad líquida, la gestión empresarial se enfrenta a una serie de desafíos que requieren una adaptación constante. El presente artículo busca resolver algunas de las preguntas más frecuentes sobre el papel cambiante de la gestión entre los paradigmas tradicionales y emergentes.

1. ¿Qué es el paradigma tradicional de la gestión?

El paradigma tradicional de la gestión se basa en una estructura jerárquica rígida donde el poder y la autoridad se concentran en la alta dirección. Las decisiones se toman de manera centralizada y la comunicación fluye en una sola dirección. Este enfoque se caracteriza por la estandarización y la eficiencia.

2. ¿Cuál es el paradigma emergente de la gestión?

El paradigma emergente de la gestión se centra en la colaboración, la flexibilidad y la innovación. Se busca una mayor participación de los empleados en la toma de decisiones, promoviendo así un ambiente de trabajo más horizontal. La comunicación se vuelve bidireccional y se fomenta el intercambio de ideas y el pensamiento creativo.

3. ¿Cuáles son los principales desafíos en la transición de un paradigma a otro?

La transición de un paradigma a otro conlleva una serie de desafíos. Uno de los principales es el cambio cultural en la organización. Es necesario fomentar una mentalidad abierta al cambio y garantizar una comunicación efectiva para superar la resistencia al cambio. Además, se requiere de una estructura organizativa flexible y una gestión del talento que promueva la colaboración y la creatividad.

4. ¿Cuál es el impacto de la tecnología en la gestión?

La tecnología ha transformado la forma en que se gestionan las empresas. Ahora es posible acceder a información en tiempo real, lo que facilita la toma de decisiones basadas en datos. Además, la tecnología ha permitido la automatización de muchas tareas que antes requerían un esfuerzo manual. Sin embargo, también plantea nuevos desafíos, como la protección de datos y la necesidad de adquirir habilidades digitales en los equipos de trabajo.

5. ¿Cómo se puede lograr una gestión efectiva en el contexto actual?

Para lograr una gestión efectiva en el contexto actual, es necesario encontrar un equilibrio entre los paradigmas tradicionales y emergentes. Es importante combinar la eficiencia y la estandarización con la flexibilidad y la innovación. Además, se debe promover la participación activa de los empleados y crear un entorno que fomente la colaboración y el aprendizaje continuo. La adaptabilidad y la capacidad de anticiparse a los cambios del entorno son clave para una gestión exitosa.

  1. Nuevos paradigmas de gestión y liderazgo
  2. Cómo afrontar los retos de liderar la transformación
  3. Retos del liderazgo en un entorno volátil


Deja un comentario