Toma de decisiones: significado y conceptos importantes

Tomar decisiones es una habilidad fundamental en nuestra vida cotidiana. Desde decidir qué ropa nos pondremos por la mañana hasta elegir nuestro camino profesional, nuestras decisiones moldean nuestro presente y futuro. Pero, ¿qué significa realmente tomar decisiones? En este artículo, exploraremos el significado de la toma de decisiones y algunos conceptos importantes que nos ayudarán a entender mejor este proceso. Si quieres aprender a tomar decisiones de manera más efectiva y consciente, ¡sigue leyendo!


Toda organización necesita tomar decisiones en un momento u otro como parte del proceso de gestión. Las decisiones se toman en el mejor interés de la organización. De hecho, las decisiones tomadas por la organización deben aligerar el camino a seguir.

Ya sean actividades estratégicas, empresariales o cuestiones de recursos humanos, el proceso de toma de decisiones es complejo e involucra a profesionales de diferentes géneros.

Mientras que las organizaciones pequeñas involucran todos los niveles de gerentes, las organizaciones complejas dependen en gran medida de un equipo de profesionales especialmente capacitados para tomar todo tipo de decisiones. Pero recuerde, un organismo así por sí solo no puede tomar decisiones finales. Aquí, la cuestión es que el proceso de toma de decisiones es un proceso acumulativo y consultivo. El proceso, en general, tiene sus pros y sus contras y en general emanaría resultados y consecuencias en el crecimiento y las perspectivas generales de las organizaciones.

Se toman decisiones para apoyar el crecimiento organizacional. Todo el tejido de la gestión, es decir, su funcionamiento diario, se basa correctamente en decisiones de gestión.. Las empresas de primer nivel, como lo demuestran sus funciones, utilizan herramientas de comunicación efectivas además del proceso de consulta normal para tomar decisiones que tendrían implicaciones a gran escala en las perspectivas de la empresa.

Los debates y las consultas son dos herramientas principales que apoyan y, en última instancia, generan decisiones. Por ejemplo, para tomar una decisión sobre cómo embarcarse en una nueva actividad comercial sugerida por el equipo de gestión estratégica, se debe haber desarrollado a través de una serie de procesos de consulta, que ahora están disponibles con el equipo de implementación. Aquí vemos el efecto acumulativo de una decisión tomada en un momento dado por un conjunto de asuntos diferente.

La decisión que toman los gerentes estratégicos es impulsar una línea o iniciativa de negocio nueva e innovadora. En este punto, la decisión tomada por dicho equipo se convierte en un punto de consulta para la discusión de los profesionales de la implementación. Hay mucho que debatir, investigar y ultimar.

  • ¿Es viable la nueva propuesta?
  • ¿Es lo suficientemente innovador?
  • ¿Puede haber un estimulante del crecimiento en las estrategias propuestas?

Un puñado de preguntas de este tipo que surgieron de la decisión tomada por el grupo estratégico tienen una influencia reflexiva en el siguiente nivel de consultas y reuniones gerenciales.

Aceptemos, en este punto de discusión, que las propuestas presentadas por el equipo de desarrollo empresarial dependerán en gran medida de otro conjunto de deliberaciones en la sala de juntas.

Por lo tanto, la decisión final de lanzar un producto o servicio es a través de decisiones provisionales acumulativas tomadas por varias partes internas y externas. Y también la decisión final es reflexiva y se basa en investigaciones y consultas. Todo el proceso es un asunto en cadena donde una decisión tomada en un punto y en un nivel tendrá implicaciones de gran alcance en la forma en que avanza una organización.

De hecho, ser capaz de tomar decisiones críticas es uno de los muchos atributos que todo gerente debe tener, ya sea de nivel alto, medio o inicial. Por naturaleza el ser humano durante su existencia y en virtud de su instinto toma decisiones para su supervivencia, como dicen los psicólogos sociales.

En general, los gerentes son individuos preparados para tomar decisiones que afectan a los demás, es decir, la existencia y el crecimiento de la organización son, por tanto, anotativos del esfuerzo humano por vivir y tener éxito. El éxito depende de las decisiones tomadas, ya sea por un individuo o una organización.



Autoría/Referencia – Acerca del autor(es)


Error 403 The request cannot be completed because you have exceeded your quota. : quotaExceeded


Toma de decisiones: significado y conceptos importantes

Tomar decisiones es una parte fundamental de nuestra vida cotidiana, ya sea a nivel personal o profesional. A pesar de ser una actividad común, la toma de decisiones puede resultar complicada y generar incertidumbre en muchas personas. En este artículo, exploraremos el significado de “toma de decisiones” y algunos conceptos importantes relacionados.

¿Qué es la toma de decisiones?

La toma de decisiones es el proceso mediante el cual una persona evalúa diferentes opciones y elige la más adecuada para alcanzar un objetivo específico. Esta actividad implica analizar información, considerar alternativas y prever las posibles consecuencias de cada opción.

Tomamos decisiones todos los días, desde las más simples hasta las más complejas. Algunas decisiones pueden ser rutinarias y automáticas, como elegir qué ropa ponerte por la mañana, mientras que otras pueden requerir más análisis y reflexión, como decidir qué carrera profesional seguir.

Conceptos importantes en la toma de decisiones

  1. Alternativas: Son las diferentes opciones disponibles para elegir. Es importante considerar varias alternativas antes de tomar una decisión, ya que esto nos permite evaluar cuál es la más adecuada.
  2. Análisis de riesgo: Implica evaluar y cuantificar los posibles riesgos asociados con cada opción antes de tomar una decisión. Esto nos ayuda a comprender las posibles consecuencias y a tomar decisiones más informadas.
  3. Toma de decisiones en grupo: En algunos casos, la toma de decisiones involucra a un grupo de personas en lugar de una sola individuo. Este proceso implica la discusión y el consenso entre los miembros del grupo antes de llegar a una decisión final.
  4. Análisis costo-beneficio: Es una técnica que nos permite evaluar los costos y beneficios asociados con cada opción antes de tomar una decisión. Comparamos los beneficios esperados con los costos involucrados para determinar cuál opción es la más favorable.
  5. Intuición: A veces, tomamos decisiones basadas en nuestra intuición o corazonada, en lugar de basarnos únicamente en el análisis racional. La intuición puede ser valiosa, pero también se debe equilibrar con la información y el análisis objetivo.

La toma de decisiones es un proceso complejo y subjetivo, que puede variar de una persona a otra. Sin embargo, entender los conceptos y técnicas relacionados puede ayudarnos a tomar decisiones más efectivas y satisfactorias.

Si deseas obtener más información sobre la toma de decisiones, puedes consultar los siguientes recursos:

Recuerda que la toma de decisiones es una habilidad que se puede aprender y mejorar con la práctica. ¡No tengas miedo de tomar decisiones y confía en tu capacidad para elegir la opción correcta!


Deja un comentario