Toma de decisiones: definición, características, tipos, proceso e importancia

Toma de decisiones: definición, características, tipos, proceso e importancia

La toma de decisiones es una habilidad fundamental en la vida personal y profesional. En cada aspecto de nuestra vida, nos encontramos constantemente tomando decisiones, desde las más simples hasta las más complejas. Pero, ¿qué significa realmente tomar decisiones? ¿Cuáles son las características que influyen en nuestras elecciones? ¿Existen diferentes tipos de decisiones? En este artículo, exploraremos todos estos aspectos y también conoceremos el proceso de toma de decisiones y su importancia en nuestras vidas. Si quieres aprender cómo tomar decisiones de manera efectiva y tomar el control de tu vida, ¡sigue leyendo!

¿Qué es la toma de decisiones?

La toma de decisiones es el proceso de seleccionar el mejor curso de acción entre muchas alternativas disponibles. Es una función gerencial resolver problemas organizacionales eligiendo un curso de acción o plan exacto.

La toma de decisiones es una función esencial de la gestión. Es un método racional y científico para elegir la mejor opción. Toda organización se rige por decisiones operativas. Las decisiones tomadas en el presente definen cómo será la organización en el futuro.

También se le conoce como el corazón de la gestión. Ayuda a identificar y definir problemas, desarrollar soluciones alternativas, evaluarlas en términos de posibles consecuencias, elegir la mejor solución entre ellas e implementar las decisiones de manera efectiva. Porque es necesario operar una organización de manera fluida y efectiva para lograr objetivos y metas definidas.

Durante la vida de una organización, pueden surgir muchas situaciones y problemas en las áreas funcionales de la organización. Estos problemas crean obstrucciones y perturbaciones en el desempeño de la organización. El directivo necesita resolver estos problemas de la mejor manera posible teniendo en cuenta los intereses y objetivos de la organización.

Por lo tanto, un gerente tiene que estar continuamente involucrado en el proceso de toma de decisiones mientras establece metas, determina planes y toma medidas, formula estrategias y políticas, asigna trabajos a subordinados y evalúa su desempeño. Por lo tanto, es una función continua de un gerente lograr los objetivos organizacionales.

El éxito de una organización depende de la capacidad de toma de decisiones del directivo y de su implementación en el campo práctico.

Definiciones de toma de decisiones:

  • Según “George R. Terry” – La toma de decisiones es la selección basada en algunos criterios entre dos o más alternativas posibles.
  • Koontz y Weihrich – La toma de decisiones se define como la selección de un curso de acción entre las alternativas disponibles.
  • Joseph L. Massie – Una decisión es un curso de acción elegido conscientemente entre la alternativa relevante con el fin de lograr las metas deseadas.
  • Ivancevich, Donnelly y Gibson: La decisión es el proceso de pensamiento y deliberación que da como resultado la decisión de alcanzar algún estado deseado.

Considerando las ideas y puntos de vista anteriores, se puede concluir que la toma de decisiones es el proceso de resolver problemas organizacionales eligiendo una alternativa específica entre varias alternativas. Al elegir la alternativa se deben considerar algunos criterios definidos por la organización.

Características de la toma de decisiones

Las siguientes siete son las principales naturalezas de las características de la toma de decisiones.

Proceso selectivo

Es el proceso de seleccionar un curso de acción entre muchas alternativas para resolver problemas. Un gerente debe considerar varios factores antes de seleccionar un curso de acción. Estos factores pueden involucrar la capacidad para implementar la acción, la naturaleza de la organización, el ambiente de trabajo existente, los objetivos de la organización, factores de tiempo, etc.

Lea también: 9 pasos principales del proceso de planificación en la gestión

Humano y Racional

Es un proceso humano y racional y lo necesitan todo tipo de organizaciones. Un directivo tiene que hacer ejercicios mentales para estudiar el impacto del curso de acción antes de tomar una decisión.

Un gerente tiene que invertir sus habilidades, experiencia, conocimiento y capacidad personales para estudiar las alternativas desde muchos ángulos. Por tanto, es común en todas las organizaciones.

Dinámica

Al tomar una decisión, es esencial considerar el factor tiempo y el entorno existente, dondequiera que se adopte un curso de acción. Un directivo tiene que tomar decisiones en el momento adecuado para que sean efectivas. Además, tiene que considerar entornos futuros, que pueden afectar actividades futuras. Por tanto, no se trata de un proceso de gestión estático sino dinámico.

Orientado a objetivos

Sin ningún objetivo, la decisión parece poco realista. Se centra en los objetivos organizacionales. Muchos problemas surgen en una organización durante sus cursos.

El gerente debe resolver todos los problemas en el momento adecuado y también de manera adecuada, considerando los objetivos organizacionales. Así, la decisión correcta en el momento adecuado contribuye a alcanzar los objetivos predeterminados dentro del tiempo y estándar definidos.

]

Proceso continuo

La toma de decisiones es un proceso continuo hasta la existencia de la organización. En el transcurso del desempeño regular, pueden surgir muchos problemas en diferentes momentos y situaciones. Los gerentes deben resolver esos problemas en el momento adecuado para que el desempeño organizacional sea fluido.

Libertad para tomar decisiones

Los directivos tienen la libertad de tomar cualquier tipo de decisión. Como jefe de la organización, un gerente toma cualquier curso de acción para resolver un problema utilizando su propia lógica, idea, conocimiento y experiencia. Pero al tomar cualquier curso de acción, debe considerar los objetivos de la organización.

Impacto positivo o negativo

Un curso de acción puede tener un impacto positivo o negativo en el desempeño organizacional. Un directivo debe considerar en la medida de lo posible el impacto positivo de la acción antes de concluirla.

Para ello, el gestor debe realizar un estudio detallado de los impactos positivos y negativos de la opción. Además, tiene que decidir seleccionar una opción en la que prevalezca un impacto positivo sobre uno negativo.

Tipos de (decisión) toma de decisiones

La tarea de un gerente es tomar una decisión fructífera, durante su presencia en la organización toma diferentes tipos de decisiones. En general toma cinco decisiones comunes, son:

Decisión programada y no programada

La decisión programada es la forma más simple de decisión, se toma para realizar la tarea repetitiva. Esta autoridad para tomar decisiones también se delega a los gerentes de primera línea, como el manejo de consultas periódicas de los clientes, el manejo de disputas normales, etc.

La decisión no programada es única y novedosa por naturaleza. Está realizado en una situación excepcional. De hecho, en realidad se le llama decisión de gestión. Puede utilizarse para gestionar cuestiones como nuevas inversiones, disminución de la cuota de mercado, etc.

Relacionado: 5 tipos de toma de decisiones en la gestión

Decisión básica y de rutina

La decisión de rutina es una decisión que se toma para realizar las actividades del día a día de la organización. Por lo general, lo realiza la gestión a nivel del suelo y es eficiente para lograr un funcionamiento fluido a ese nivel.

La decisión básica significa decisión estratégica, generalmente se toma para lograr los objetivos a largo plazo de la organización. Está en manos de la alta dirección y también requiere una cuidadosa consideración al elaborarlo.

Decisión operativa y estratégica

La decisión operativa es de carácter funcional que se toma en el presente y se relaciona con el presente. Su objetivo básico es lograr un desempeño eficiente y fluido a nivel operativo de la gestión. Mientras que la decisión estratégica se centra en el objetivo a largo plazo, normalmente su período es de más de cinco años y también es más costosa que las decisiones operativas.

Decisión organizacional y personal

Una decisión organizacional significa una decisión tomada por el gerente considerando las cuestiones organizativas, que son de naturaleza formal. Las decisiones suelen ser para el mejoramiento de la organización, como la introducción de nuevos productos, la promoción de empleados, etc.

A veces los gerentes toman decisiones por sí mismos ignorando los problemas organizacionales, lo cual es una decisión personal. Sin embargo, aunque el gerente está en la organización, su decisión no tiene ningún efecto negativo en la organización, ya que ignora su ascenso.

Decisión individual y grupal

Una decisión individual es una decisión tomada por una sola persona. En la mayoría de las organizaciones, la alta dirección sólo tiene poder de decisión, por lo que toma decisiones de forma individual. Y una decisión de grupo significa una decisión tomada por un grupo de personas; dicha decisión necesita comprensión mutua. En el comité de dirección de una empresa conjunta, el consejo de administración participa en estas decisiones.

Condiciones de toma de decisiones

Al tomar una decisión, un directivo puede encontrarse en diversas situaciones. Un directivo debe saber en qué situación se encuentra cuando toma decisiones. Normalmente, el directivo parece encontrarse en tres condiciones de toma de decisiones. Ellos son:

Certeza

La condición de certeza significa que el gerente está seguro de su decisión, sabe lo que sucederá cuando tome e implemente su decisión. En esta condición, los resultados son conocidos por el gerente, aquí las posibilidades de error en la decisión son casi del 0%.

Relacionado: Las 3 condiciones para la toma de decisiones

Riesgo

Es una condición 50/50 para el directivo: conoce la decisión que tomó pero no está seguro de las probables consecuencias en el futuro. Esto puede deberse a una falta de información completa o a una situación de mercado incierta que le dificulta anticiparse al futuro. Entonces parece que hay un 50% de posibilidades de éxito y un 50% de fracaso.

Incertidumbre

Esta es la condición en la que el directivo está totalmente inseguro sobre el futuro, tiene muy poca información sobre las alternativas de decisión. En esta condición, la probabilidad de éxito es justo lo contrario de la condición de certeza, con casi el 100% de error.

Proceso de toma de decisiones

¿Cómo tomar una decisión? Hasta aquí hemos comentado qué es la toma de decisiones, sus características, condiciones y tipos. Al ser un proceso continuo y dinámico. Antes de tomar una decisión, todo directivo debe seguir una serie de pasos.

El proceso de toma de decisiones es un proceso intelectual que ayuda a seleccionar la opción más factible entre muchas. Para que el gerente tome la decisión más factible y racional, es mejor seguir estos pasos:

Identificar problemas

El primer paso para una decisión racional el directivo debe identificar cuál es el principal problema de la organización. La pregunta es sin problema ¿qué solucionarás? Se cree que una vez que se identifica un problema, se completa la mitad del proceso de toma de decisiones. El gerente debe utilizar sus conocimientos, habilidades e intuición para resolver los problemas reales que impiden el éxito organizacional.

Relacionado: Los 7 pasos del proceso de toma de decisiones

Analizar problemas

Una vez identificados los problemas, la siguiente tarea del gerente es analizar los problemas identificados. Para un análisis eficaz, debe recopilar información, hechos y datos relevantes. Se deben analizar las razones del problema y su probable impacto en la organización. El gerente debe venir a averiguar las verdaderas razones de los problemas.

Desarrollar alternativas

Es obvio que un problema tiene muchas alternativas para resolver. El gerente debe desarrollar varias alternativas posibles y estudiar todas las alternativas en términos de resolución de problemas, logro de metas y costos. Además, también puede discutir con sus subordinados, expertos, clientes y otras partes interesadas, y ellos pueden ofrecerle diversas soluciones alternativas.

Evaluar alternativas

Se deben evaluar las alternativas desarrolladas. Es tarea importante de ese gerente evaluar cuidadosamente cada alternativa y elegir la mejor. Las alternativas deben evaluarse en términos de viabilidad, potencialidad de resolución de problemas, costos, beneficios y logro de objetivos organizacionales.

Selecciona el mejor

En este paso del proceso de toma de decisiones, se selecciona la mejor alternativa entre todas las alternativas evaluadas (disponibles). El directivo debe seleccionar uno que sea beneficioso para la organización. La alternativa debe proporcionar beneficios positivos a corto y largo plazo a la organización y satisfacción a los clientes, lo cual es factible y financieramente sólido para la organización.

Implementación

Tomar únicamente la mejor decisión no es beneficioso a menos que no se implemente. El gerente debe implementarlo en el campo y asegurar el éxito de la decisión. Aquí se juzga la capacidad real del gerente: cuanto más eficazmente se implemente la decisión, más resultados positivos dará.

Para ello, el gerente debe alentar y motivar a sus subordinados para que lo implementen de manera efectiva, si es necesario, delegar la autoridad requerida y supervisar de vez en cuando.

Revisar

Una vez implementada la decisión, no siempre es seguro que dé resultados positivos. Aquí, revisar significa conocer el desempeño real de la implementación. El gerente debe revisar el desempeño periódicamente y tomar las acciones necesarias si es necesario y garantizar la solución del problema y el logro de las metas deseadas de la mejor manera posible.

Importancia de la toma de decisiones

La toma de decisiones eficaz juega un papel crucial en el éxito de una organización. Aquí hay cinco razones clave que resaltan la importancia de la toma de decisiones:

Utilización de recursos

Decisión-hacer asegura la utilización óptima de los recursos disponibles, como mano de obra, finanzas, materiales, maquinaria, métodos y mercados. Al tomar decisiones informadas, los gerentes pueden asignar recursos de manera eficiente para lograr los objetivos organizacionales.

Resolución de problemas y adaptación

La toma de decisiones permite a las organizaciones enfrentar y superar desafíos. Al tomar decisiones rápidas y precisas, los problemas se pueden identificar, analizar y resolver de manera efectiva. También ayuda a las organizaciones a adaptarse a nuevas situaciones y aprovechar oportunidades de crecimiento.

El crecimiento del negocio

Una toma de decisiones acertada conduce a una mejor utilización de los recursos, a una resolución eficaz de problemas y al logro de objetivos, lo que en última instancia da como resultado el crecimiento empresarial. Las decisiones bien informadas guían a las organizaciones hacia la rentabilidad, la expansión del mercado y el éxito sostenible.

Mejora de la eficiencia

La toma de decisiones racional promueve la eficiencia al maximizar los retornos y minimizar los costos. Al evaluar cuidadosamente las alternativas y seleccionar el curso de acción más favorable, las organizaciones pueden lograr una mayor productividad, ahorros de costos y una mejor eficiencia operativa.

Fomentar la innovación y la motivación

La toma de decisiones fomenta la innovación al fomentar una cultura de creatividad y nuevas ideas. Las decisiones racionales proporcionan la plataforma para desarrollar productos, procesos y estrategias innovadores, lo que permite a las organizaciones obtener una ventaja competitiva. Además, involucrar a los empleados en el proceso de toma de decisiones y reconocer sus contribuciones puede mejorar la motivación y el compromiso dentro de la organización.

Toma de decisiones: conclusión

Por tanto, la toma de decisiones es una función inolvidable de la gestión. Todo gerente debe estar enfocado en la toma de decisiones oportunas, efectivas y racionales. Y todos deberían darse cuenta de la importancia de tomar decisiones efectivas en el lugar de trabajo.

Error 403 The request cannot be completed because you have exceeded your quota. : quotaExceeded




Toma de decisiones: definición, características, tipos, proceso e importancia

Toma de decisiones: definición, características, tipos, proceso e importancia

Definición

La toma de decisiones es el proceso mediante el cual una persona o grupo de personas eligen entre diferentes opciones disponibles para resolver un problema o alcanzar un objetivo. Es un aspecto fundamental de la vida cotidiana y de la gestión empresarial.

Características

Las características de la toma de decisiones incluyen la necesidad de información, la evaluación de opciones alternativas, el análisis de riesgos y beneficios, la consideración de restricciones y recursos disponibles, así como la capacidad de tomar decisiones éticas.

Tipos

Existen diferentes tipos de toma de decisiones, entre los cuales se encuentran:

  1. Toma de decisiones programadas: Son decisiones repetitivas que se toman con base en procedimientos establecidos. Por ejemplo, en una empresa se pueden establecer reglas para tramitar solicitudes de vacaciones.
  2. Toma de decisiones no programadas: Son decisiones únicas o infrecuentes que requieren un análisis más detallado. Por ejemplo, decidir la estrategia de marketing de una nueva línea de productos.

Proceso

El proceso de toma de decisiones consta de los siguientes pasos:

  1. Identificar el problema: Reconocer la existencia de un problema o una oportunidad.
  2. Recopilar información: Obtener información relevante sobre el problema, incluyendo datos, opiniones y posibles soluciones.
  3. Generar alternativas: Proponer diferentes opciones para resolver el problema.
  4. Evaluar alternativas: Analizar las ventajas y desventajas de cada opción y seleccionar la más adecuada.
  5. Tomar la decisión: Decidir la opción que se considera la mejor.
  6. Implementar la decisión: Poner en práctica la decisión tomada.
  7. Evaluación y retroalimentación: Analizar los resultados de la decisión y ajustar si es necesario.

Importancia

La toma de decisiones es crucial en todos los aspectos de la vida, ya sea personal o profesional. Una toma de decisiones efectiva puede conducir al logro de metas, a la resolución de problemas y al éxito en general. Por otro lado, una mala toma de decisiones puede tener consecuencias negativas y generar dificultades.

Para obtener más información sobre la toma de decisiones, recomendamos consultar los siguientes recursos:


Deja un comentario