Tirando del enchufe

¿Sabías que el uso constante de aparatos eléctricos en modo stand-by puede incrementar drásticamente tu factura de electricidad? Aunque no lo creas, gran parte de la energía que consumimos en casa se va por el “enchufe fantasma”. En este artículo, te enseñaremos la importancia de “tirar del enchufe” y cómo puedes ahorrar dinero y contribuir al cuidado del medio ambiente. ¿Estás listo para descubrir cómo pequeños cambios pueden marcar la diferencia? Sigue leyendo y te sorprenderás.

Los emprendedores, por naturaleza, tienden a ser activos, a hacer cosas constantemente y a avanzar siempre. Eso tiene sentido. Crear una gran empresa requiere una inmensa cantidad de trabajo. Sin embargo, todo eso nos desvía de un aspecto igualmente importante y poderoso del progreso: decidir qué hacer. detener haciendo.

La mayoría de los creadores de empresas se preguntan qué deberían hacer para lograr su visión corporativa. Y esa es una buena pregunta porque la capacidad de traducir la visión en una realidad consistente y concreta separa a quienes construyen empresas sustanciales y duraderas de los meros visionarios. Pero me sorprende cómo rara vez los creadores de empresas consideran la cuestión de qué dejar de hacer y cómo no identifican inconsistencias en su visión que deberían eliminarse.

El poder de eliminación puede ser inmenso. Hace unos años me propuse la meta de leer unos 100 libros al año. Así que me embarqué en un vigoroso programa de acción. Hice listas. Reservé una habitación como biblioteca. Compré sillas de lectura, escritorios, lámparas y montones de libros.

Sin embargo, a pesar de toda esa enérgica labor, muchos de los libros quedaron sin leer. Después de un día agotador me desviaba. En mi mano izquierda, Guerra y paz; a mi derecha, el control de TV. Ante largos pasajes sobre el incendio de Moscú en 1812 o breves ocurrencias sobre Fútbol del lunes por la noche, encendía la televisión y perdía un par de horas. Entonces mi esposa y yo desconectamos y tiramos el televisor. Mi productividad lectora se disparó.

Antes de que los propietarios de empresas se embarquen en una furia ciega de nuevas iniciativas, deberían decidir qué televisores desconectar. Una decisión clave sobre qué dejar de hacer podría tener tanto impacto como cinco nuevas iniciativas. Por ejemplo, una empresa que conozco quería reducir los problemas de flujo de caja y aumentar la velocidad mejorando su gestión de inventario. Entonces comenzó una avalancha de iniciativas para reducir el inventario de trabajos en progreso. Sin embargo, todavía estaba muy por debajo de sus objetivos. Finalmente, su equipo directivo hizo una pausa para preguntar: “Si todas estas iniciativas no nos han ayudado a alcanzar nuestro objetivo, ¿qué tenemos que eliminar? ¡El almacén!”. Si la empresa simplemente cerrara el almacén en una fecha específica, los gerentes tendrían que encontrar una manera de reducir el inventario, porque de lo contrario se acumularía en el césped. “La dependencia del almacén nos distrajo de nuestro objetivo”, afirma el director de la planta. “Sólo cuando lo eliminamos vimos una mejora espectacular”.

Bruce y Steve Woolpert, copresidentes de Granite Rock, en Watsonville, California, comprenden la importancia de descubrir qué dejar de hacer. Cuando asumieron la responsabilidad ejecutiva de Granite Rock, en 1987, se propusieron crear una empresa sin igual en su respeto y desarrollo de las personas. Y sí, pusieron en marcha muchas iniciativas nuevas para lograr esta visión. Pero también tomaron decisiones clave sobre qué dejar de hacer. Por ejemplo, dejaron de hacer evaluaciones de desempeño. En opinión de Bruce Woolpert, las evaluaciones de desempeño son inherentemente destructivas e injustas: miran hacia atrás en lugar de hacia adelante y destruyen el empoderamiento al reforzar que “el jefe es de hecho el jefe”. Al desconectar el desmoralizador proceso de revisión anual, los gerentes de Granite Rock podrían concentrar su energía en las formas en que las personas de la empresa podrían adquirir habilidades y lograr crecimiento personal. Deje la evaluación del desempeño y obtendrá cinismo sobre la visión declarada; desconéctelo y la gente dirá: “Oye, lo dicen en serio”.

¿Alguna vez se preguntó cómo empresas como 3M y Motorola pasaron de ser pequeñas empresas innovadoras a convertirse en grandes? En parte practicando la disciplina de la remoción. De hecho, la clave del éxito de 3M no reside en su capacidad para generar una plétora de nuevas oportunidades, sino en el hecho de que la gente de 3M puede decir sin penalización: “Oye, después de todo, esa no es una buena idea; desconectémosla y pasemos a algo más”, liberando así continuamente recursos para las nuevas oportunidades más prometedoras. En una decisión audaz, Motorola abandonó su negocio de televisión en el apogeo de su éxito en la década de 1960. Para llenar el vacío, buscó campos nuevos e interesantes, como los microprocesadores y las comunicaciones celulares. En lugar de ordeñar vacas lecheras, Motorola las mata.

La cuestión no es si su empresa debería o no ordeñar las fuentes de ingresos. O dar evaluaciones de desempeño. O tener almacenes. La cuestión es que su empresa debe eliminar las inconsistencias en su visión, independientemente de las prácticas comerciales comunes. Sólo porque el 99% de los hogares estadounidenses no pueden vivir sin un televisor no significa que deba mantener el mío enchufado si eso me impide lograr mi visión.

Quizás te preguntes de qué manera Podría ser un televisor que necesita ser desconectado. Las empresas emprendedoras a menudo pasan de ser empresas de garaje a empresas prósperas precisamente porque sus fundadores son hacedores hercúleos. Sin embargo, en etapas posteriores, la acción compulsiva de un fundador suele inhibir el progreso; Los fundadores que convierten su negocio empresarial en una gran empresa duradera no continúan con el hacer obsesivo sino que se imponen a sí mismos la exigente disciplina de no haciendo. Glen Taylor, arquitecto jefe de Taylor Corp., un exitoso fabricante privado de artículos de papelería en Minnesota, se dio cuenta de que su presencia diaria en su empresa en realidad inhibía el progreso. En 1980 se desconectó por un tiempo al postularse para el Senado de Minnesota, donde sirvió durante 10 años. La empresa cuenta ahora con al menos una docena de personas que podrían asumir el papel de director general en cualquier momento. Taylor Corp. tiene un banco increíblemente profundo de talento ejecutivo porque Glen Taylor sabía cuándo era el momento de hacer menos en lugar de más.

En un ejemplo contrastante, observé a una empresa crecer de cero a 10 millones de dólares en ingresos casi de la noche a la mañana, gracias a la capacidad del fundador para crear productos revolucionarios. Desafortunadamente, la empresa se estancó y finalmente fue adquirida, porque nunca hizo la transición de ser una empresa con un enfoque innovador. fundador a ser un innovador compañía. El fundador intentó resolver los problemas de la empresa trabajando horas extra en nuevos productos; en resumen, haciendo más. Al igual que Glen Taylor, debería haber hecho menos, lo que habría obligado a la empresa a volverse innovadora independientemente de su genio.

A Peter Drucker le gusta preguntar: “¿En cuál de sus negocios actuales no entraría si hoy estuviera tomando una decisión en blanco al respecto?” Los que identifiques deben ser televisores para desconectar. Debería extender la lógica de Drucker a todos los aspectos de las actividades de su empresa: personas, productos, sistemas, estructuras e incluso cómo emplea su tiempo. Debe crear una lista de “dejar de hacer” para complementar su lista de “cosas por hacer”. Reserve tiempo para discutir explícitamente con sus gerentes qué dejar de hacer. El mundo está lleno de ejecutivos inteligentes que toman medidas decisivas. Lamentablemente, hay una escasez de ejecutivos sensatos que no tomen medidas decisivas.

Error 403 The request cannot be completed because you have exceeded your quota. : quotaExceeded

Tirando del enchufe: Preguntas frecuentes y respuestas clave

¿Alguna vez has tenido preguntas sobre los enchufes eléctricos y cómo funcionan? En este artículo, respondemos las preguntas más frecuentes sobre este tema tan importante en nuestro día a día. Sigue leyendo para obtener respuestas a tus dudas.

1. ¿Cuál es la diferencia entre un enchufe y un tomacorriente?

Para entender las diferencias, es importante tener claro los términos. Un enchufe se refiere al conector que se introduce en un tomacorriente o conector de pared. Mientras que el enchufe es el dispositivo que se conecta a un cable, el tomacorriente es el punto de contacto en la pared que proporciona la energía eléctrica. Ambos son necesarios para completar el circuito y hacer funcionar los aparatos eléctricos.

2. ¿Cómo puedo identificar el tipo de enchufe requerido en cada país?

Cada país puede tener diferentes estándares de enchufes y voltajes. Si tienes pensado viajar a otro país, es importante conocer los tipos de enchufes que se utilizan allí. Puedes consultar World Standards para obtener información detallada sobre los enchufes en cada país.

3. ¿Qué es la polaridad de un enchufe?

La polaridad de un enchufe se refiere a la forma en que están dispuestos los contactos eléctricos dentro del enchufe y el tomacorriente. Generalmente, los enchufes tienen un contacto para la corriente “viva” y otro para la corriente “neutra”. Es importante asegurarse de que los enchufes estén conectados correctamente para evitar problemas eléctricos.

4. ¿Qué es un protector de sobretensión y por qué debería utilizar uno?

Un protector de sobretensión es un dispositivo diseñado para proteger tus aparatos electrónicos y electrodomésticos de fluctuaciones de voltaje peligrosas. Estas fluctuaciones pueden dañar tus dispositivos sensibles, como televisores o computadoras. Al usar un protector de sobretensión, puedes asegurarte de que tus aparatos estén protegidos ante cualquier sobrecarga.

5. ¿Cuál es la causa más común de los cortocircuitos?

El cortocircuito ocurre cuando los cables que transportan la corriente eléctrica entran en contacto directo. El motivo más común de los cortocircuitos es un cableado defectuoso o dañado. Otros factores, como los equipos eléctricos en mal estado o mal conectados, también pueden ser responsables. Es importante solucionar los cortocircuitos de inmediato, ya que pueden causar incendios.

6. ¿Hay alguna forma segura de reparar un enchufe roto?

No se recomienda reparar un enchufe roto por ti mismo si no tienes conocimientos en electricidad. Lo mejor es contactar a un electricista calificado para realizar cualquier reparación eléctrica. Intentar arreglar un enchufe sin experiencia puede ser peligroso y aumentar el riesgo de descargas eléctricas.

7. ¿Cómo puedo asegurarme de que mis enchufes sean seguros?

Para garantizar la seguridad de tus enchufes, sigue estos consejos:

  1. Evita sobrecargar los enchufes: No conectes demasiados dispositivos a un solo enchufe o a una regleta de enchufes.
  2. Revisa regularmente los cables: Verifica que los cables de los aparatos eléctricos no estén dañados ni desgastados.
  3. Utiliza protectores de enchufe: Estos dispositivos pueden ayudar a evitar que los niños introduzcan objetos en los enchufes.
  4. Realiza un mantenimiento adecuado: Limpia los enchufes regularmente y asegúrate de que estén secos antes de conectar un dispositivo.
  5. Confía en profesionales: Si tienes dudas o problemas con los enchufes, contacta a un electricista capacitado para su revisión o reparación.

Esperamos que este artículo haya respondido algunas de tus preguntas sobre los enchufes eléctricos. Recuerda siempre tomar las medidas de seguridad adecuadas al tratar con electricidad y, en caso de duda, buscar asesoramiento de expertos.

Fuentes:

Deja un comentario