Teoría de la ventaja competitiva nacional de Porter (explicada)

En un mundo cada vez más globalizado y competitivo, es necesario contar con estrategias que permitan a los países destacar en el ámbito económico. Una teoría que ha cobrado gran relevancia en este sentido es la «ventaja competitiva nacional» propuesta por el reconocido economista Michael Porter. En este artículo, exploraremos en detalle esta teoría y cómo puede ser aplicada para impulsar el desarrollo económico de un país. Si estás interesado en descubrir los fundamentos de esta teoría y comprender cómo funciona, ¡sigue leyendo!

Teoría de la ventaja competitiva nacional: el diamante de Porter

La teoría de la ventaja competitiva nacional de Porter es una teoría del comercio internacional que explica por qué una nación logra el éxito en el mercado internacional (comercio, negocios y competencia) y por qué otras no. Esta teoría también se conoce como teoría del comercio internacional de Porter, modelo del diamante de Porter y ventaja competitiva nacional.

En 1990, el Profr. Michael Porter de Harvard Business School realizó una extensa investigación sobre 100 industrias en 10 países con su equipo. Su principal objetivo era descubrir qué hace que una empresa alcance una ventaja competitiva nacional y que una nación tenga éxito en la competencia internacional en una industria particular.

Porter’s a través de su extensa investigación identificó cuatro atributos que ayudan a una empresa a obtener una ventaja competitiva en su nación, a los que denominó Porter’s Diamond, a saber…

  • Condiciones de demanda
  • La dotación de factores
  • Industrias relacionadas y de apoyo
  • Estrategia, estructura y rivalidad de la empresa

Según Porter, el desarrollo de productos competitivos a nivel internacional depende de sus factores internos, los cuales son los cuatro atributos o características de Porter’s Diamond antes mencionados.

La investigación de Porter se basó en preguntas como: ¿Por qué a Japón le va tan bien en la industria del automóvil y a Suiza en los relojes de lujo y los productos farmacéuticos? O, ¿por qué a Alemania y Estados Unidos les va bien en las industrias químicas? Estas preguntas no podrían responderse fácilmente ni siquiera mediante la teoría de Heckscher-Ohlin y la teoría de la ventaja comparativa.

Con sus cuatro atributos o determinantes, Porter intentó resolver este rompecabezas de la ventaja competitiva nacional. Según esta teoría, hay cuatro atributos que siempre dan forma al entorno en el que compiten las empresas locales. Y estos cuatro atributos promueven o impiden la creación de ventajas competitivas para la nación.

Diamante de Porter (atributos del diamante competitivo nacional)

La teoría de Porter afirma que estos cuatro atributos crean un diamante. Las empresas tienen más probabilidades de tener éxito en las industrias donde el diamante es más favorable.

Añade que un atributo podría reforzar o fortalecer el estado del otro. Un país puede lograr una ventaja competitiva en la industria cuando el efecto combinado de los cuatro atributos es favorable.

También subraya que un gobierno puede desempeñar un papel facilitando u obstruyendo la creación de ese entorno favorable.

Los cuatro Diamantes de Poter son:

Condiciones de demanda

Porter enfatizó que la naturaleza de la demanda del país de origen de un producto es un requisito crítico para fortalecer la ventaja competitiva de un país.

Cuando los consumidores en el mercado interno de un país tienen conocimientos y son sofisticados, presionan a las empresas para que proporcionen artículos de alta calidad, útiles e innovadores, lo que aumenta las posibilidades de que sus productos se exporten a países extranjeros.

Empresas de Estados Unidos, Japón y Europa han entrado en la mayoría de los países, ya que las condiciones de su demanda las han presionado a fabricar mejores productos que también puedan venderse en el resto del mundo.

La dotación de factores

Porter analizó la posición de una nación en factores de producción como la mano de obra calificada o la infraestructura necesaria para competir en una industria internacional determinada. Un país con mejores dotaciones de factores puede obtener mejores resultados en una industria determinada.

Porter ha analizado las características y el nivel de composición de los factores de producción. También ha distinguido entre factores básicos como recursos naturales, clima, ubicación, nivel educativo, salud, demografía, etc., y factores avanzados como tecnologías, comunicaciones, infraestructuras, mano de obra cualificada, instalaciones de I+D, etc.

Industrias relacionadas y de apoyo

La presencia o ausencia de industrias relacionadas y de apoyo también determina el nivel de ventaja competitiva de una empresa en una nación determinada.

]

Por ejemplo, la disponibilidad y eficiencia de bancos con vínculos internacionales en Nepal determinan la ventaja competitiva de las empresas nepalíes de agencias de mano de obra.

De manera similar, la disponibilidad y eficiencia de los fabricantes de neumáticos en el país impactan la ventaja competitiva de la industria automotriz.

Suiza prosperó en el sector farmacéutico gracias a su larga experiencia en la industria química. Al mismo tiempo, Alemania era más fuerte en la fabricación textil debido a su capacidad para producir máquinas de coser y otros accesorios de alta calidad.

Estrategia, estructura y rivalidad de la empresa

La estrategia y la estructura de una empresa (en las áreas financiera, de marketing y técnica) son las condiciones que gobiernan cómo se crea, organiza y gestiona la empresa. Otra condición o factor es la naturaleza de la rivalidad entre las empresas de la nación. Todos estos determinan su ventaja competitiva en el país.

Una empresa en la que predominan los tecnócratas en la alta dirección da más preferencia a las estrategias tecnológicas y menos a la evaluación de las realidades del mercado y las estrategias de posicionamiento; entonces dicha empresa pierde la ventaja competitiva.

De manera similar, si hay una gran rivalidad entre las empresas, pueden optar por dos programas: en el peor de los casos, pueden optar por una intensa guerra de precios para sobrevivir. Mientras que en el mejor de los casos, podrán optar por innovar en nuevos productos y tecnologías para mejorar la calidad y reducir costos. En este caso, el último caso es el mejor.

Críticas a la ventaja competitiva nacional

A continuación se puede explicar una revisión crítica de la teoría de Porter sobre la ventaja competitiva nacional.

  • Porter asumió que la ventaja competitiva en una nación o la aparición de productos asequibles y de alta calidad se debe a la demanda nacional. Ha ignorado la demanda internacional que puede influir mucho para ofrecer productos de calidad a precios asequibles.
  • La competencia no siempre favorece la competencia de las empresas, ya que crea un entorno de productos asequibles, pero la mayoría de las empresas también se encuentran en un estado de colapso debido a la alta competencia.
  • Debido a la escasez de recursos naturales/dotación de factores, es posible que no siempre siga siendo un atributo esencial de la ventaja competitiva de una nación.
  • El papel del gobierno en la industria es un desafío para un gobierno.

Error 403 The request cannot be completed because you have exceeded your quota. : quotaExceeded




Preguntas Frecuentes sobre la Teoría de la Ventaja Competitiva Nacional de Porter (explicada)


Preguntas Frecuentes sobre la Teoría de la Ventaja Competitiva Nacional de Porter (explicada)

1. ¿Qué es la Teoría de la Ventaja Competitiva Nacional de Porter?

La Teoría de la Ventaja Competitiva Nacional de Porter es un modelo propuesto por Michael Porter, reconocido experto en estrategia empresarial. Esta teoría se enfoca en el análisis de los factores que influyen en la capacidad de un país para obtener ventajas competitivas en determinadas industrias.

2. ¿Cuáles son los componentes clave de esta teoría?

Los componentes centrales de la Teoría de la Ventaja Competitiva Nacional de Porter son los siguientes:

  1. Condiciones de los factores: se refiere a las características del país que pueden favorecer o limitar la competitividad, como los recursos naturales, la mano de obra, la infraestructura y el nivel de educación.
  2. Industrias relacionadas y de apoyo: se refiere al desarrollo de industrias complementarias y de soporte que pueden fortalecer la competitividad de un sector en particular.
  3. Estrategia, estructura y rivalidad de la empresa: se refiere a la calidad de la competencia interna en un país y cómo esto estimula la innovación y mejora continua.
  4. Condiciones de demanda: se refiere a las características y necesidades de los compradores en un determinado país, lo que puede motivar la mejora y diferenciación de productos y servicios.

3. ¿Cuáles son los beneficios de aplicar esta teoría?

La aplicación de la Teoría de la Ventaja Competitiva Nacional de Porter puede proporcionar los siguientes beneficios:

  • Identificar las fortalezas y debilidades de un país en relación con la competencia internacional.
  • Ayudar a desarrollar estrategias para mejorar la competitividad de determinadas industrias.
  • Promover la colaboración entre empresas, industrias y actores gubernamentales para impulsar el crecimiento económico.
  • Fomentar la innovación y la mejora continua en el ámbito empresarial.

4. ¿Existen críticas y limitaciones a esta teoría?

Sí, la Teoría de la Ventaja Competitiva Nacional de Porter también ha recibido críticas y tiene limitaciones. Algunas de las críticas más comunes incluyen la falta de consideración de factores globales, la excesiva dependencia de factores nacionales y la falta de atención a cuestiones sociales y ambientales.

Para obtener más información sobre esta teoría, se recomienda leer el artículo original de Michael Porter: «The Competitive Advantage of Nations».

Si deseas profundizar en el tema de estrategia empresarial, puedes revisar el libro «Ventaja Competitiva: Creación y Sostenibilidad de un Desempeño Superior» de Michael Porter.


Deja un comentario