Reestructuración cognitiva: gestión de programas expertos

La reestructuración cognitiva es una poderosa herramienta que permite mejorar la gestión de programas expertos en diferentes ámbitos. ¿Pero qué entendemos por reestructuración cognitiva y cómo puede ayudarnos a optimizar nuestros programas? En este artículo, exploraremos en qué consiste esta técnica, sus beneficios y cómo implementarla de manera efectiva. Si quieres llevar tus programas expertos al siguiente nivel, ¡no puedes perderte esta lectura!

La reestructuración cognitiva es una técnica que puede ayudarte a identificar y cambiar los pensamientos negativos que te frenan.

Imagínese que cuando era niño obtuvo un mal desempeño en un examen de matemáticas. Les mostraste los resultados de tu examen a tus padres, quienes a su vez sugirieron que tal vez simplemente no eres apto para las matemáticas.

La siguiente vez que hiciste un examen de matemáticas, te surgió la duda de que quizás no eres bueno en matemáticas. Efectivamente, tampoco te desempeñaste bien en esa prueba. Al ver tus resultados esta vez tus padres te dicen que no eres una persona de matemáticas.

Con el tiempo empiezas a creer que no eres bueno en matemáticas. Como sabes que no eres bueno en matemáticas, empiezas a evitarlas si es posible.

Más adelante, en tu vida adulta, sabes que tener buenas habilidades matemáticas puede ayudarte en tu carrera, pero evitas mejorarlas. ¿Por qué? Porque piensas: «Nunca seré bueno en matemáticas, entonces, ¿cuál es el punto?», y pensamientos similares.

henry ford dijo«Ya sea que creas que puedes o no, generalmente tienes razón».

Si tienes la creencia fundamental de que no puedes hacer algo, es muy poco probable que puedas hacerlo. Si esta creencia te impide lograr todo lo que deseas en la vida, entonces es una creencia que no te sirve.

Al utilizar la Reestructuración Cognitiva, es posible cambiar sus creencias negativas cambiando sus pensamientos.

La reestructuración cognitiva es una técnica que te enseña a identificar y replantear los pensamientos que te frenan.

En lugar de simplemente aceptar los pensamientos negativos como un hecho, como “Nunca seré bueno en matemáticas”, la reestructuración cognitiva le ayuda a empezar a evaluarlos racionalmente. Cuando reflexionas con precisión sobre estos pensamientos negativos, a veces llamados pensamientos negativos automáticos, puedes descubrir que son irracionales y no un reflejo fiel de la realidad.

Ejemplo de reestructuración cognitiva

Imagínese que está a dieta y tratando de perder peso. Cuidas lo que comes toda la semana y solo consumes alimentos aptos para la dieta.

Al final de la semana, te pesas y descubres que pesas media libra más que la semana pasada.

En este punto, hay dos pensamientos que potencialmente podrías tener: un pensamiento funcional o un pensamiento disfuncional. Cada tipo de pensamiento tendrá diferentes resultados o consecuencias.

Reestructuración cognitiva: gestión de programas expertos

Un>

Si experimenta un pensamiento funcional, es probable que no se detenga en su revés temporal y continúe con su día y su dieta. Si experimenta un pensamiento disfuncional, es probable que se enoje, se sienta mal e incluso coma compulsivamente, ya que no le ve el sentido a hacer dieta.

El propósito de la reestructuración cognitiva es interceptar estos pensamientos negativos disfuncionales y reemplazarlos con pensamientos más realistas para que puedas alcanzar tus objetivos.

Entonces, la próxima vez que te sorprendas pensando: “¿para qué hacer dieta?”, captas el pensamiento inmediatamente y te dices a ti mismo que “en realidad, hacer dieta tiene mucho sentido”. Este revés temporal no me detendrá”. De esta manera, detendrás tus pensamientos negativos y seguirás en el camino hacia tu objetivo de perder peso.

Los acontecimientos sucederán en nuestras vidas, lo que importa es cómo respondemos a ellos.

Cómo utilizar la reestructuración cognitiva

Al igual que desarrollar cualquier hábito, utilizar la reestructuración cognitiva de forma eficaz requiere práctica. Las creencias negativas pueden estar profundamente arraigadas y se necesita práctica constante y paciencia para reemplazarlas con creencias más empoderadoras.

Es importante emprender la reestructuración cognitiva con una mente abierta. Una vez que empieces a notar los pensamientos que te vienen a la cabeza, te sorprenderá saber cuántos de ellos son negativos.

Los pensamientos negativos a menudo pueden hacernos sentir abrumados, ansiosos y demasiado emocionales. Si se siente así, tómese un tiempo para calmarse y relajarse antes de comenzar el proceso. Esto le permitirá examinar sus pensamientos de manera más realista.

Paso 1: observe los pensamientos automáticos

Los pensamientos automáticos surgen de forma espontánea, casi como si aparecieran de la nada. Pueden tener la forma de una especie de diálogo interno o de imagen.

Ejemplos de pensamientos negativos comunes incluyen:

  • «Soy estúpido; Olvidé las llaves de mi casa otra vez”.
  • «Nadie me entiende.»
  • «Algo tiene que cambiar».
  • «He decepcionado a la gente».
  • «No vale la pena.»
  • «¡Soy un idiota!»
  • «No soy bueno.»
  • «No merezco tener éxito».

Cuando surjan estos pensamientos, lo mejor es sacarlos de tu mente y escribirlos en un papel. De esta manera, podrás ver los pensamientos claramente tal como son.

Una vez que haya comenzado a captar sus pensamientos negativos a medida que surgen, es posible que se sorprenda, o incluso se sorprenda, de cuántos tiene. No te alarmes, esto es perfectamente normal.

Paso 2: ¿Hubo un desencadenante?

Si su pensamiento negativo fue causado por una situación específica, escriba la situación. Saber qué situaciones desencadenan tus pensamientos negativos puede ayudarte a prepararte mejor para manejar situaciones similares en el futuro.

Por ejemplo, muchas personas experimentan pensamientos negativos después de recibir comentarios negativos de su jefe. Algunas personas incluso pueden experimentar un pensamiento negativo después de cada reunión con su jefe, independientemente del contenido de la reunión.

Paso 3: ¿Cómo te sientes?

En este paso, puntuamos qué tan ansiosos o emocionales nos hace sentir nuestro pensamiento negativo. Lo hacemos en una escala del 1 al 10. Una puntuación de 1 significa que el pensamiento negativo no tiene ningún impacto en nosotros. Una puntuación de 10 significa que estamos abrumados por la ansiedad y apenas somos capaces de funcionar o pensar con claridad.

Por ejemplo, si usted es una persona que se siente más cómoda pasando tiempo sola, podría sentirse amenazado cuando le pidan que participe en el trabajo en un grupo grande. Durante la reunión, le piden una opinión y esto desencadena el pensamiento negativo: «Probablemente me voy a equivocar». Es posible que le preocupe cometer un error frente a la multitud.

Este pensamiento de que podría equivocarse en algo frente al grupo puede desencadenar un fuerte sentimiento emocional de ansiedad.

Su trabajo en este paso es calificar la intensidad de ese sentimiento. En nuestro ejemplo, le das al sentimiento un 7 sobre 10. Sientes que la intensidad del sentimiento está afectando tu desempeño frente al grupo. Sin embargo, no está 100% seguro de si otros miembros del grupo se han dado cuenta.

Una vez que haya utilizado su conciencia para registrar el desencadenante situacional y sus pensamientos y sentimientos, podrá analizar lo que está sucediendo. El siguiente paso le ayudará a comprender la realidad detrás de sus reacciones y comportamiento.

Paso 4: Analizar la evidencia

Supongamos que su jefe le da algún comentario y esto le provoca el pensamiento negativo: «¡Soy estúpido!». Nuestro objetivo en este paso es ver objetivamente si es realmente cierto que somos estúpidos el 100% de las veces.

En este paso, identificamos la siguiente evidencia que respalda el hecho:

  • Mi jefe me dio algunos comentarios negativos hoy.

También encontramos la siguiente evidencia que contradice nuestro pensamiento negativo:

  • Mi jefe me ha dado muchos comentarios positivos anteriormente.
  • No me habrían contratado si pensaran que era estúpido.
  • No habría aprobado mis exámenes profesionales si fuera realmente tan estúpido.
  • Ayer recibí elogios de uno de mis colegas.

Como puede ver, a través de la investigación, estamos comenzando a construir una imagen de si el pensamiento negativo es realmente cierto todo el tiempo. En este caso, claramente no es así todo el tiempo. De hecho, hay muchas más ocasiones en las que no es cierto y sólo una ocasión en la que podría serlo.

Con suerte, es posible que estés empezando a darte cuenta de que habías creído en un pensamiento irracional que no era cierto. Con esta mayor conciencia, ahora puedes dar el siguiente paso impactante al elegir replantear los pensamientos negativos.

Paso 5: Reformula tus pensamientos

En este paso, se nos ocurre un pensamiento alternativo para reemplazar nuestro pensamiento negativo. Esto le ayudará a desarrollar una forma más realista de ver la situación.

Mirando nuevamente el ejemplo anterior, podrías optar por reemplazar el pensamiento negativo “¡Soy estúpido!” por un pensamiento más realista, como “Mi jefe me está dando comentarios constructivos, debería aprovechar esto como una oportunidad”. mejorar.»

En el futuro, cada vez que pienses «¡Soy estúpido!» Si te viene a la cabeza después de la conversación con tu jefe, puedes reemplazarlo inmediatamente con un pensamiento más realista.

Paso 6: ¿Cómo te sientes ahora?

El paso final del proceso es volver a puntuar la intensidad de tu sentimiento en una escala del 1 al 10. Sólo que esta vez puntúas qué tan ansioso te hace sentir el pensamiento más realista.

Deberías notar que el pensamiento más realista te hace sentir mucho menos ansioso que el pensamiento negativo. Esto reducirá la intensidad de las emociones negativas y te permitirá ver el impacto que está teniendo el cambio en la forma en que ves tus pensamientos.

Mejorar los hábitos mentales requiere un trabajo constante. Al cambiar los hábitos físicos, es más fácil adaptarse porque se puede ver el impacto que está teniendo el cambio. Cuando hace ejercicio con regularidad, puede notar que puede correr más. A veces no es tan fácil cambiar tus pensamientos: el proceso de reestructuración cognitiva puede ayudarte a desarrollar cierta coherencia.

Cuando practicas constantemente la técnica, notarás una reducción en la intensidad de los sentimientos que tienes cuando una situación desencadena emociones fuertes. Este logro positivo le ayuda a reconocer el cambio que proporciona la reestructuración cognitiva y, por lo tanto, respalda el cambio en su forma de pensar.

Resumen

La reestructuración cognitiva es una técnica para cambiar patrones de pensamiento negativos o irracionales.

Usar la técnica te permite poner a prueba tus pensamientos y tomar control de ellos, conservando los que te sirven y reemplazando los que no. Esto es importante para el desarrollo personal, ya que puede mantenerlo encaminado hacia sus objetivos.

Entrenar tu mente para utilizar la reestructuración cognitiva te permite experimentar el mundo y tus relaciones de una manera más equilibrada y racional.

Error 403 The request cannot be completed because you have exceeded your quota. : quotaExceeded

Preguntas frecuentes sobre la reestructuración cognitiva

¿Qué es la reestructuración cognitiva?

La reestructuración cognitiva es una técnica utilizada en la psicoterapia que tiene como objetivo ayudar a las personas a cambiar patrones de pensamiento negativos o distorsionados. A través de esta técnica, se busca identificar y modificar las creencias y pensamientos irracionales que pueden estar contribuyendo a problemas emocionales o conductuales.

¿En qué consiste la gestión de programas expertos?

La gestión de programas expertos se refiere a la administración y coordinación de programas que utilizan la inteligencia artificial y el conocimiento experto para realizar tareas específicas. Estos programas pueden ser utilizados en diversos campos, como la medicina, la ingeniería o la educación, y requieren de una gestión eficiente para asegurar su funcionamiento óptimo y resultados exitosos.

¿Cuáles son los beneficios de la reestructuración cognitiva?

La reestructuración cognitiva puede tener diversos beneficios para las personas que la utilizan. Al cambiar los patrones de pensamiento negativos por otros más realistas y positivos, se puede mejorar el estado de ánimo, reducir la ansiedad y el estrés, y promover comportamientos saludables. Además, esta técnica puede ayudar a desarrollar habilidades de afrontamiento efectivas y mejorar la toma de decisiones.

¿Cómo se implementa la reestructuración cognitiva?

La reestructuración cognitiva se implementa a través de diferentes técnicas. Algunas de ellas incluyen la identificación y cuestionamiento de pensamientos automáticos negativos, la búsqueda de evidencias que respalden o refuten dichos pensamientos y la elaboración de nuevos pensamientos más realistas y positivos. También se pueden utilizar técnicas de visualización o de escritura para ayudar en el proceso de cambio de los patrones de pensamiento.

¿Cuál es el papel del terapeuta en la reestructuración cognitiva?

El terapeuta juega un papel fundamental en el proceso de reestructuración cognitiva. Su función es guiar y apoyar al paciente a lo largo de este proceso, proporcionando herramientas y técnicas específicas para identificar y modificar los pensamientos negativos o irracionales. Además, el terapeuta trabaja en colaboración con el paciente para establecer metas y evaluar el progreso a lo largo del tratamiento.

¿Es la reestructuración cognitiva efectiva para todos los problemas o trastornos?

Si bien la reestructuración cognitiva puede ser efectiva para muchos problemas y trastornos, no es la única técnica de psicoterapia disponible. La elección de la técnica más adecuada dependerá de la situación particular de cada individuo. Es importante consultar a un profesional de la salud mental para determinar qué enfoque terapéutico es el más indicado para cada caso.

  1. Referencias externas:
  2. Para obtener más información sobre la reestructuración cognitiva, puedes visitar: https://www.apa.org/es/temas/reestructuracion-cognitiva

  3. Si te interesa profundizar en el tema de la gestión de programas expertos, puedes consultar: https://www.computerworld.es/tecnologia/cuando-la-inteligencia-artificial-es-experta-en-su-campo

Deja un comentario