Recuperación ante desastres y continuidad del negocio: fase de planificación

En un mundo cada vez más incierto y volátil, es vital que las empresas estén preparadas para hacer frente a cualquier tipo de desastre o interrupción en sus operaciones. Ya sea un incendio, un terremoto, un ciberataque o una pandemia, contar con un plan de recuperación y continuidad del negocio puede marcar la diferencia entre el éxito y el fracaso. En esta fase de planificación, las organizaciones deben identificar los posibles riesgos y desarrollar estrategias efectivas para minimizar su impacto y garantizar la supervivencia de la empresa. ¿Estás listo para enfrentar los desafíos del futuro? Acompáñanos en este artículo mientras exploramos las mejores prácticas y pasos clave para una sólida recuperación ante desastres y continuidad del negocio.


Los planes de recuperación ante desastres y continuidad del negocio, si están bien planificados e implementados, pueden ayudar a mitigar los riesgos y las pérdidas para el negocio. Con la creciente competencia y complejidad de los sistemas y la dependencia de la tecnología de TI, las organizaciones se están centrando en esta área para garantizar que no pierdan las operaciones comerciales en caso de cualquier desastre o falla.

La planificación de DR & BC requiere un conocimiento profundo de la industria, el negocio particular y los procesos.. Como tal, este tipo de conocimiento práctico estaría disponible dentro de la Organización para los empleados de todos los niveles. Por lo tanto, las empresas pueden muy bien elaborar y mantener planes DR & BC internamente con la ayuda de plantillas estándar o consultores certificados.

Se puede decir que el punto de partida de los planes DR & BC es la decisión estratégica que debe tomar la dirección en esta dirección, seguida de la asignación de los recursos financieros y humanos necesarios. La siguiente parte importante es identificar el riesgo y estimar o determinar el nivel de tolerancia para la recuperación ante desastres y la continuidad del negocio.

Sería necesario realizar un análisis detallado del impacto empresarial para estimar y analizar las operaciones y procesos empresariales críticos que deben considerarse críticos para la recuperación y evitar la pérdida empresarial. Dicho análisis debería tener en cuenta varios factores para identificar posibles amenazas tanto internas como externas, artificiales y naturales, etc. e identificar el posible riesgo para cada uno de los sistemas, procesos o áreas comerciales críticos. Los riesgos se pueden clasificar ampliamente en:

Riesgos generales: Incluya calamidades naturales como incendios, inundaciones o cualquier otro peligro específico de la ubicación que amenace el edificio, la seguridad, las vidas, etc. Además, los riesgos provocados por el hombre, incluidos robos, vandalismo, ataques terroristas, etc., también se incluirían en el análisis de riesgos.

Riesgos políticos y locales: Implica la consideración y el análisis de la situación política local, la estabilidad y las políticas del gobierno y la economía y su impacto en la población local, la cultura local y la amenaza de disturbios, etc.

Riesgos financieros y legales: Incluya los riesgos involucrados en transacciones financieras, mercados de valores, transacciones con bancos, recuperación de los mercados, así como exposición a litigios a través de contratos con clientes o proveedores y otros escenarios relacionados con el negocio, etc.

Riesgos relacionados con Recursos Humanos: implican riesgos derivados de riesgos laborales, seguridad y salud de los empleados, etc. Incluso factores como la lealtad de los empleados, el espionaje industrial y otros riesgos comerciales similares están cubiertos aquí.

Riesgos técnicos: se relacionan con los procesos técnicos, los sistemas de producción, la infraestructura, así como con la I+D, los procesos propietarios, etc. El riesgo de pérdida, daño o pérdida debe examinarse en detalle en cada caso.

Riesgos relacionados con TI: Implica un estudio y análisis completo y detallado de todos y cada uno de los sistemas, redes, software, datos, hardware, aplicaciones, procesos de respaldo y sistemas de comunicación para identificar posibles riesgos de averías, fallas, pérdida de datos, robo de datos, piratería y otros riesgos.

Riesgos asociados al mercado y negocio: puede incluir riesgos específicos de la Organización con referencia a su posición en el mercado, imagen y reputación de marca, así como a la competencia, etc. Sería necesario identificar y analizar los factores críticos que pueden influir en el negocio y la reputación de la Organización.

La planificación puede incluir detalles minuciosos y un análisis de riesgos exhaustivo. Sin embargo, ayuda a identificar ciertas áreas, procesos y funciones críticas que son vulnerables y afectan al negocio y centrarse completamente en ellos primero. Ayuda a capturar incluso las amenazas más pequeñas y percibidas en las áreas identificadas, ya que ayuda a construir un plan de implementación más sólido. Si el análisis y la identificación de riesgos se realizan bien, la mitigación de riesgos seguirá automáticamente y, por lo tanto, es el análisis de riesgos el que ayuda a fortalecer el negocio contra las amenazas.



Autoría/Referencia – Acerca del autor(es)


Error 403 The request cannot be completed because you have exceeded your quota. : quotaExceeded

Recuperación ante desastres y continuidad del negocio: fase de planificación

La recuperación ante desastres y la continuidad del negocio son dos aspectos fundamentales para garantizar la supervivencia y estabilidad de una empresa frente a situaciones adversas. La fase de planificación es clave para asegurar una respuesta eficiente y exitosa ante cualquier eventualidad. Aquí abordaremos algunas preguntas frecuentes sobre esta etapa crucial.

1. ¿Qué es la fase de planificación en la recuperación ante desastres y continuidad del negocio?

La fase de planificación es el proceso mediante el cual una empresa establece las estrategias, políticas y procedimientos necesarios para mitigar y manejar los riesgos, y garantizar la continuidad de las operaciones en caso de un desastre o interrupción significativa.

2. ¿Cuáles son los objetivos principales de la planificación en la recuperación ante desastres?

Los principales objetivos de la planificación en la recuperación ante desastres son:

  1. Minimizar el impacto de los desastres o interrupciones en la empresa.
  2. Establecer protocolos claros para garantizar la seguridad de los empleados y clientes.
  3. Asegurar la protección de los activos físicos y digitales de la organización.
  4. Restaurar las operaciones y servicios de manera rápida y efectiva.
  5. Crear mecanismos de comunicación que permitan la coordinación interna y externa en situaciones de crisis.

3. ¿Cuáles son los pasos clave en la planificación de la recuperación ante desastres?

Los pasos clave en la planificación de la recuperación ante desastres son:

  1. Identificación de riesgos: identificar los posibles desastres o eventos que podrían afectar a la empresa.
  2. Análisis de impacto: evaluar las consecuencias de cada evento potencial y su impacto en las operaciones.
  3. Desarrollo de estrategias de recuperación: establecer las estrategias y acciones necesarias para mitigar el impacto y recuperar rápidamente las operaciones.
  4. Implementación de planes de acción: poner en marcha los planes y procedimientos definidos durante la planificación.
  5. Pruebas y ejercicios: realizar pruebas periódicas para evaluar la efectividad de los planes de recuperación y realizar los ajustes necesarios.

4. ¿Qué consideraciones se deben tener en cuenta durante la fase de planificación?

Al planificar la recuperación ante desastres y la continuidad del negocio, es importante tener en cuenta lo siguiente:

  1. Asignar responsabilidades claras a los miembros del equipo encargado de la planificación y la respuesta ante desastres.
  2. Establecer un sistema de comunicación efectivo tanto interno como externo.
  3. Realizar evaluaciones periódicas de riesgo y actualizar los planes de acuerdo a los cambios en el entorno empresarial.
  4. Considerar la contratación de proveedores externos especializados en servicios de recuperación ante desastres.

La fase de planificación es esencial para garantizar la supervivencia de una empresa frente a desastres o interrupciones significativas. Siguiendo estos pasos y consideraciones, las organizaciones pueden prepararse de manera efectiva y mitigar los riesgos para mantener la continuidad del negocio.

Referencias:

Deja un comentario