¿Qué son los objetivos organizacionales? Definición, tipos, finalidad, principios y ejemplos

Los objetivos organizacionales son fundamentales para el éxito de cualquier empresa, organización o institución. Son los pilares sobre los cuales se construye la estrategia y se establecen las metas a alcanzar. En este artículo, exploraremos en detalle qué son los objetivos organizacionales, los diferentes tipos que existen, su finalidad, los principios que los guían y algunos ejemplos para ilustrar su aplicación. Si estás interesado en comprender cómo funcionan y cómo pueden contribuir al crecimiento de tu organización, ¡sigue leyendo!

¿Qué son los objetivos organizacionales?

Un objetivo organizacional es lo que una organización quiere lograr en breve. Las metas organizacionales son el resultado deseado de las organizaciones. Los objetivos de la organización ayudan a cada miembro de una organización a comprender hacia dónde se dirige la organización.

Las metas son objetivos o metas para las cuales se ha formado una organización. Fijar los objetivos de una organización es la función inicial de la dirección. Las metas son lo que hace que una organización exista.

Las metas dan significado y propósito a una organización. Determinan el alcance de las actividades futuras y sirven como punto de referencia para concentrar recursos y esfuerzos. Determinan las acciones a tomar en el presente para obtener resultados en el futuro.c

Muchas organizaciones tienen varios tipos de objetivos según el alcance y la naturaleza del negocio, por lo que los gerentes de todos los niveles deben involucrarse en el establecimiento de objetivos mediante el uso óptimo de los recursos y poniendo el esfuerzo adecuado para lograrlos.

Si una organización es una organización empresarial, el objetivo principal de esta organización es obtener el máximo beneficio suministrando bienes y servicios a las personas. De manera similar, si una organización es una organización gubernamental, el motivo principal de esta organización puede ser participar en actividades de bienestar público donde su servicio concierne al bienestar público.

Al establecer las metas organizacionales, el gerente debe centrarse en los términos misión, propósito, objetivos, metas y meta que se usan indistintamente en la gestión. Sin embargo, existe una ligera diferencia entre ellos.

La misión es un término amplio y representa la filosofía e ideología de la alta dirección. Se centra en objetivos a largo plazo, que generalmente son difíciles de alcanzar. El propósito se relaciona con la razón de la existencia de una organización. Responde a la pregunta de por qué se forma una organización. El objetivo indica el punto final y se centra en toda la organización. Sin embargo, en la práctica de la gestión se utilizan simultáneamente objetivos, metas y metas.

Definiciones de objetivos organizacionales

Según Amitai Etzioni, “el objetivo organizacional es el estado de cosas deseado que las organizaciones intentan lograr”.

Según Moorhead y Griffin, «las metas organizacionales son los objetivos que la dirección busca alcanzar en la consecución del propósito de la empresa».

Según Steers, Ungson y Mowday, “la meta de una organización es un estado de cosas deseado que indica hacia dónde se dirige la organización; un marco de referencia para comprender y evaluar lo que hace una organización”.

Según Kast y Rosenzwing, «las metas representan las condiciones futuras deseadas que los individuos, grupos y organizaciones se esfuerzan por lograr».

De las definiciones anteriores, se puede concluir que una meta organizacional es un estado de cosas futuro deseado que la administración busca lograr. Debe ser específico, mensurable y fijado para un período de tiempo definido.

Tipos de objetivos organizacionales

Según el marco de tiempo, los objetivos organizacionales son de tres tipos: objetivos corporativos o estratégicos, tácticos y operativos.

Metas Estratégicas o Metas Corporativas

Las metas estratégicas o metas corporativas son metas a largo plazo que se centran en términos amplios. Este objetivo es desarrollado por la dirección de alto nivel.

Relacionado: Gestión estratégica: definición, características, proceso e importancia

Una meta estratégica es una meta fundamental de una organización, a partir de esta meta se desarrollan diversas metas de corto plazo para acercarse a las misiones organizacionales.

Objetivos tácticos

Generalmente, los objetivos tácticos los establecen los gerentes de nivel medio, pero a veces también los establecen los gerentes de nivel superior.

Este objetivo se desarrolla para lograr los objetivos estratégicos de una organización y el plazo de este objetivo es de 12 a 24 meses, dependiendo de los objetivos de la organización.

Metas operativas

Los objetivos operativos son objetivos de muy corto plazo. Estos objetivos los establecen los gerentes de nivel inferior y los desarrollan los gerentes de nivel medio para los empleados de nivel operativo.

Se ocupa de cuestiones a corto plazo para lograr objetivos tácticos.

]

Principios para establecer metas organizacionales

Toda organización tiene como objetivo jugar de manera efectiva y lograr los objetivos deseados. Como tal, los gerentes deben establecer metas que sean efectivas y puedan lograrse dentro de los recursos de la organización.

Los cinco siguientes son los principios fundamentales para establecer objetivos organizacionales eficaces. En definitiva, también llamadas metas SMART.

Relacionado: 24 cualidades de un buen gerente que debes buscar

Específico

Los objetivos deben establecerse claramente y evitar ser vagos o demasiado ambiciosos. Cuando los objetivos son específicos, los empleados pueden comprenderlos mejor y alinear sus esfuerzos en consecuencia. Es fundamental que cada unidad y departamento tenga objetivos específicos que estén directamente relacionados con los objetivos generales de la organización. Esta alineación garantiza un enfoque coherente y centrado en toda la organización.

Mensurable

Idealmente, los objetivos organizacionales deberían ser mensurables, permitiendo una evaluación cuantificable. Las mediciones pueden involucrar varios aspectos como cantidad, calidad, costo y tiempo. Los objetivos mensurables proporcionan una forma tangible de evaluar el progreso y el desempeño de los empleados, lo que permite a las organizaciones realizar un seguimiento eficaz de sus logros.

Alcanzable

Las metas deben ser alcanzables o factibles para que sean motivadoras. Los empleados deben creer en el objetivo y tener confianza en su capacidad para lograrlo. Establecer metas inalcanzables puede generar frustración y desmotivación. Garantizar que los objetivos sean realistas y alcanzables anima a las personas y a los equipos a realizar el esfuerzo necesario para lograrlos con éxito.

Realista

Los objetivos organizacionales deben basarse en hechos y fundamentarse en la realidad, evitando objetivos hipotéticos o imaginarios. Las metas realistas son sensatas y racionales, considerando los recursos, las capacidades y las condiciones del mercado disponibles. Se debe adoptar un enfoque equilibrado, con objetivos respaldados por razonamientos y pruebas sólidos. Las metas realistas fomentan un sentido de propósito y permiten a las organizaciones lograr avances prácticos hacia los resultados deseados.

Limitados en el tiempo

Cada objetivo debe tener un plazo específico para su consecución. Es fundamental asignar una fecha de inicio y finalización para cada objetivo. Sin un marco de tiempo, los objetivos carecen de urgencia y no proporcionan un sentido de dirección. Establecer un cronograma ayuda a los empleados a priorizar sus esfuerzos, administrar su tiempo de manera efectiva y mantenerse motivados durante todo el proceso de consecución de objetivos.

Relacionado: ¿Qué es la planificación? Definición, características, importancia y proceso

Importancia de los objetivos organizacionales

Cada organización establece objetivos para alcanzar los destinos deseados. Los objetivos son la base para el funcionamiento de las organizaciones. Los siguientes son los principales propósitos/importancia de las metas organizacionales;

Proporcionar orientación y dirección unificada

Las metas son la base para el desempeño futuro de una organización. Los gerentes de organizaciones brindan orientación adecuada y dirección unificada a sus empleados al considerar sus objetivos. Esto puede ayudar a cada empleado/miembro de una organización a comprender hacia dónde se dirige la organización.

Lea también: ¿Qué es dirigir? Definición, Características, Componentes.

Para promover una buena planificación

Los objetivos son la base de la planificación. Una buena planificación se centra en los objetivos. El gerente formula planes corporativos, tácticos y operativos considerando los objetivos organizacionales. Los recursos organizacionales se asignan en función de los objetivos. Y también ayuda en la toma de decisiones.

Servir como fuente de motivación

Los objetivos específicos, realistas y desafiantes sirven como fuente de motivación para los empleados. Estos objetivos son la base de la motivación de los empleados eficientes, capacitados y trabajadores. Se pueden lograr objetivos realistas dentro de un plazo definido que proporcionará una recompensa a los empleados.

Proporcionar un mecanismo eficaz de evaluación y control

Las metas proporcionan una manera eficiente de evaluar y controlar el desempeño de los empleados. Ayudan a establecer un estándar de desempeño para una organización. Cuando se logran los objetivos estándar, se supone que el desempeño es eficiente. Pero, si el desempeño real está por debajo del estándar requerido, es esencial tomar medidas correctivas para mejorar el desempeño futuro.

Relacionado: ¿Qué es controlar? Definición, características y tipos

Proporcionar una imagen e identidad distintivas

Los objetivos sólidos y realistas proporcionan una imagen e identidad distintivas a una organización entre el público. Esto facilita la atracción de empleados eficientes y competentes en las organizaciones. La participación de empleados capacitados ayuda a maximizar la productividad y mejora la calidad de los bienes y servicios de una organización.

Ejemplos de objetivos organizacionales

Toda organización se establece para lograr algunos objetivos para los cuales se establece. Veamos algunos de los ejemplos de objetivos organizacionales.

  • Maximización de ganancias
  • Bienestar Social
  • Satisfacción del empleado
  • Mejor servicio al cliente
  • Expansión de mercado
  • Diversificación del producto
  • Proporcionar productos naturalmente saludables
  • Proporcionar productos de calidad a un precio razonable.
  • Convertirse en un centro de aprendizaje
  • Incrementar las ventas en un 5% en dos años
  • Mejorar la eficiencia operativa
  • Fomentar la innovación y la creatividad
  • Mejorar el conocimiento de la marca
  • Fomentar una diversidad y Lugar de trabajo inclusivo
  • Mejorar las relaciones con las partes interesadas

Estos son sólo algunos ejemplos de objetivos organizacionales y pueden variar según la naturaleza y el tamaño de la organización.

Relacionado:

Error 403 The request cannot be completed because you have exceeded your quota. : quotaExceeded



¿Qué son los objetivos organizacionales? Definición, tipos, finalidad, principios y ejemplos

¿Qué son los objetivos organizacionales?

Los objetivos organizacionales son declaraciones claras y específicas que establecen los resultados deseados que una organización busca lograr dentro de un período de tiempo determinado. Estos objetivos guían y orientan a todos los miembros de la organización en el trabajo diario, proporcionando una dirección clara hacia el logro de metas y resultados deseables.

Definición de objetivos organizacionales

Los objetivos organizacionales son metas o resultados concretos que una organización busca lograr para cumplir su misión y visión. Estos objetivos se definen de manera estratégica y se comunican a todos los niveles de la organización con el propósito de alinear el trabajo colectivo hacia un fin común.

Tipos de objetivos organizacionales

Existen varios tipos de objetivos organizacionales, entre los cuales se pueden mencionar:

  1. Objetivos estratégicos: Estos objetivos están relacionados con las metas a largo plazo de la organización y su visión. Se concentran en el logro de resultados clave que contribuyen al éxito general de la organización.
  2. Objetivos tácticos: También conocidos como objetivos operativos, se refieren a los resultados a mediano plazo que deben alcanzarse para lograr los objetivos estratégicos. Estos objetivos se enfocan en departamentos o áreas específicas de la organización.
  3. Objetivos operativos: Son aquellos objetivos que se establecen a corto plazo y están directamente relacionados con las actividades diarias de la organización, como incrementar las ventas, mejorar la productividad, etc.

Finalidad de los objetivos organizacionales

La finalidad de los objetivos organizacionales es proporcionar una guía clara y precisa para todas las actividades de la organización. Al establecer metas específicas, los objetivos organizacionales permiten:

  • Enfocar el esfuerzo y los recursos en lo que es realmente importante para la organización.
  • Medir el progreso y evaluar el rendimiento de la organización.
  • Facilitar la toma de decisiones y la asignación de responsabilidades.
  • Generar motivación y compromiso entre los miembros de la organización.

Principios para establecer objetivos organizacionales efectivos

Al establecer objetivos organizacionales efectivos, es importante considerar los siguientes principios:

  1. Especificidad: Los objetivos deben ser claros y específicos, evitando declaraciones abstractas o generales que dejen margen a interpretaciones diferentes.
  2. Measurabilidad: Los objetivos deben ser cuantificables para poder evaluar y medir el progreso hacia su logro.
  3. Realismo: Los objetivos deben ser alcanzables y realistas, teniendo en cuenta los recursos disponibles y las capacidades de la organización.
  4. Relevancia: Los objetivos deben estar alineados con la misión, visión y valores de la organización para evitar establecer metas contradictorias o poco significativas.
  5. Temporalidad: Los objetivos deben tener un plazo de tiempo definido para proporcionar un sentido de urgencia y mantener el enfoque en el logro de resultados.

Ejemplos de objetivos organizacionales

A continuación, se presentan algunos ejemplos de objetivos organizacionales:

  • Incrementar las ventas en un 10% durante el próximo trimestre.
  • Reducir los costos operativos en un 15% dentro de los próximos seis meses.
  • Mejorar la satisfacción del cliente alcanzando un índice de satisfacción del 90% al final del año.

A través de la definición clara de los objetivos organizacionales, las organizaciones pueden impulsar su crecimiento, mejorar su rendimiento y avanzar hacia el logro de su misión.

Deja un comentario