Qué es una Evaluación: Definición, Objetivo y Principios

La evaluación es una herramienta clave en el ámbito educativo, laboral o en cualquier proyecto que requiera medir resultados y mejorar el rendimiento. En este artículo, exploraremos en profundidad qué es una evaluación, cuáles son sus objetivos y los principios que la rigen. Descubrirás la importancia de este proceso en el desarrollo personal y profesional, así como su relevancia en la toma de decisiones eficientes. Prepárate para adentrarte en el mundo de la evaluación y desvelar todos sus secretos. ¡Comencemos!


La evaluación en sí puede definirse e interpretarse de varias maneras, como la evaluación financiera, educativa o incluso psicológica; sin embargo, por el bien de la discusión actual, nos ceñiremos al contexto de RR.HH. y definiremos las evaluaciones dentro de él. Las evaluaciones son métodos sistemáticos para recopilar datos en condiciones estandarizadas y llegar a una conclusión sobre el conocimiento, las calificaciones y el potencial de un empleado..

El objetivo es utilizar aún más los datos para tomar ciertas decisiones estratégicas como selección y contratación, promociones y evaluaciones y también para brindar retroalimentación para el desarrollo. Las evaluaciones estructuradas llevadas a cabo para un objetivo bien definido y específico, por ejemplo, promoción o cambio de rol, proporcionan información crucial no sólo sobre el conocimiento y las habilidades de un participante sino también sobre su actitud conductual y motivación.

La historia de las evaluaciones se remonta al ejército alemán, que después de la Segunda Guerra Mundial adoptó métodos desarrollados por sus psicólogos que utilizaban pruebas, simulaciones y varios ejercicios para evaluar el potencial de los oficiales para su contratación y promoción en el ejército. AT&T fue la primera empresa que utilizó este método para seleccionar candidatos para ocupar sus puestos directivos y llevó la práctica del ejército al mundo empresarial.

Desde entonces, las evaluaciones se han convertido en un componente vital de varias prácticas de recursos humanos. Es comprensible que cuando McBer y otros científicos del comportamiento introdujeron las competencias, no fue una sorpresa que evaluarlas a través de procesos estructurados se volviera imperativo.

Entonces, generalmente, las evaluaciones se realizan utilizando varias herramientas, como ejercicios de simulación que incluyen estudios de casos, juegos de roles, canastas de entrada, etc. y pruebas psicométricas como MBTI (indicador de tipo Myers Briggs), 16PF, inventarios de estilos de aprendizaje, etc. y juegos como ejercicios de formación de equipos.. Estas evaluaciones las llevan a cabo un evaluador o evaluadores capacitados que observan al evaluado en los ejercicios o juegos de simulación y lo califican según criterios predefinidos.

Para las evaluaciones de las organizaciones, brindan información sobre las habilidades actuales de los empleados. y una comprensión de las brechas y las necesidades de desarrollo, mientras que, por otro lado, para los empleados se convierte en una oportunidad para comprender sus propias fortalezas y áreas de desarrollo.

Es interesante observar que a veces puede suceder que lo que el evaluado considera un área negativa resulte ser su fuerte y sus supuestas fortalezas puedan en realidad ser su área de desarrollo. Las evaluaciones en cualquier forma actúan como una revelación, tanto para la organización como para el empleado, brindándoles una imagen objetiva y completa para la planificación tanto a largo como a corto plazo.

Dado que las evaluaciones utilizan criterios y herramientas predefinidos que se basan en un análisis laboral exhaustivo, su validez también resulta bastante alta.

Idealmente, el proceso de desarrollo de herramientas para los ejercicios de evaluación debería ser realizado por personas individuales. [within the organization or external consultants] quienes dedican un tiempo considerable a comprender la cadena de valor de la organización, su visión, misión, espíritu y filosofía operativa. Contar con herramientas de evaluación contextualizadas, como estudios de casos y juegos de roles según la organización, garantiza una mejor aceptación por parte de las diferentes partes interesadas de los procesos de evaluación.

Esto, a su vez, apela a la lógica de las personas que participan en las evaluaciones y les ayuda a obtener una comprensión clara de sus áreas de mejora. La retroalimentación proporcionada después de las evaluaciones ayuda a los participantes a la autorreflexión, iniciando así el proceso de aprendizaje.

Algunos principios que se deben seguir al realizar ejercicios de evaluación son:

  1. Definir claramente el objetivo de las evaluaciones.
  2. Identificar los criterios y compartirlos con el evaluado de manera transparente.
  3. Retroalimentación al evaluado sobre su desempeño.
  4. La naturaleza de los registros realizados y los datos recopilados deben compartirse con el evaluado.
  5. Si los datos se van a utilizar para fines distintos a los definidos antes de la evaluación, el evaluado debe ser informado sobre los mismos.



Autoría/Referencia – Acerca del autor(es)


Error 403 The request cannot be completed because you have exceeded your quota. : quotaExceeded

¿Qué es una Evaluación?

La evaluación es un proceso fundamental en cualquier ámbito, ya sea educativo, laboral o social. Nos permite medir, valorar y analizar diferentes aspectos para tomar decisiones informadas y mejorar continuamente. En este artículo, profundizaremos en la definición, objetivo y principios clave de una evaluación.

Definición de Evaluación

La evaluación se puede definir como el proceso sistemático y objetivo de recopilar información relevante para estimar o juzgar el valor, la calidad o el rendimiento de algo. A través de la evaluación, se examinan y valoran datos e información para obtener conclusiones y emitir juicios fundamentados.

Objetivo de la Evaluación

El objetivo de una evaluación puede variar según el contexto en el que se aplique. Por lo general, se busca obtener información precisa y confiable para:

  1. Mejorar procesos: La evaluación nos permite identificar áreas de mejora en diversos aspectos, como el desempeño laboral, la calidad de un producto o servicio, o los resultados académicos. A partir de los resultados obtenidos, se pueden implementar acciones correctivas o medidas de mejora.
  2. Tomar decisiones: La evaluación proporciona información relevante para tomar decisiones fundamentadas. En el ámbito educativo, por ejemplo, la evaluación de los conocimientos y habilidades de los estudiantes ayuda a determinar su nivel de competencia y seleccionar medidas pedagógicas adecuadas.
  3. Establecer comparaciones: La evaluación permite comparar diferentes elementos o situaciones para determinar cuál es más efectivo, eficiente o adecuado. Por ejemplo, en el campo laboral, se pueden comparar los resultados de diferentes equipos de trabajo para identificar las mejores prácticas y promover la excelencia.
  4. Aportar retroalimentación: La evaluación brinda retroalimentación útil y constructiva a las personas o entidades evaluadas. Esta retroalimentación fortalece el aprendizaje, el desarrollo personal y la mejora continua.

Principios de la Evaluación

La evaluación se rige por una serie de principios que garantizan su integridad y validez. Algunos de los principios más importantes son:

  1. Objetividad: La evaluación debe ser imparcial y libre de sesgos personales o intereses particulares.
  2. Confidencialidad: La información recopilada durante la evaluación debe ser tratada de manera confidencial y protegida tanto a nivel individual como organizacional.
  3. Fiabilidad: La evaluación debe ser consistente y producir resultados confiables y replicables.
  4. Validez: La evaluación debe medir lo que pretende medir, es decir, debe ser válida y relevante para los objetivos establecidos.
  5. Transparencia: Los procedimientos, criterios y resultados de la evaluación deben ser transparentes y comunicados de manera clara y comprensible.

En resumen, la evaluación es un proceso esencial que nos permite obtener información valiosa para tomar decisiones, mejorar procesos y promover la excelencia. Al conocer su definición, objetivo y principios clave, podemos aplicarla de manera efectiva en diferentes contextos y lograr los resultados deseados.

Si deseas ampliar tus conocimientos sobre evaluación, te invitamos a consultar fuentes adicionales como:

Deja un comentario