¿Qué es un producto? Definición, Características, Niveles y Tipos

¡Bienvenidos a nuestro artículo sobre qué es un producto! Si alguna vez te has preguntado qué engloba esta palabra tan común en el mundo del comercio y las finanzas, estás en el lugar adecuado. En este artículo vamos a explorar la definición, características, niveles y tipos de productos, para que puedas comprender de manera clara y concisa todo lo relacionado con este concepto fundamental. Entonces, si estás listo para adentrarte en el apasionante mundo de los productos, ¡sigue leyendo!

¿Qué es un producto?

Un producto puede definirse como un artículo que se puede ofrecer al mercado y que tiene la capacidad de satisfacer la necesidad o deseo del mercado y que se produce mediante algunos procesos. Consta de varios atributos y beneficios que los consumidores pueden ofrecer y agradar.

En palabras simples, un producto es un artículo tangible que se puede ofrecer a clientes potenciales para sus fines de uso y consumo. Un producto consta de varios aspectos: precio, nombre, características, atributos, calidad, diseño, etc.

Anteriormente, se entendía que el producto era solo elemento tangible, como comida y silla, pero ahora no solo consta de elementos físicos, sino que incluye servicio, ideas, etc., lo cual fue iniciado y aclarado por los profesores de marketing, principalmente Philip Kotler y también por Verónica Wong, John Saunders y Gary Armstrong. Y, por supuesto, eso es cierto. En este concepto más amplio, los productos podrían ser algo tangible, una idea, un servicio, un lugar, una organización, incluso usted (las personas), etc., dependiendo de la situación.

El producto es el primer y más importante componente de la mezcla de marketing. En cualquier tipo de empresa comercial, es el centro de todo tipo de marketing. Cualquier producto o servicio es lo que cualquier empresa desarrolla y ofrece a los clientes para sobrevivir en el mercado. Al fabricar productos, todo especialista en marketing o empresa debe hacerlo de manera que satisfaga las necesidades de los clientes y, si falla, ningún gasto ni esfuerzo adicional en ningún otro ingrediente de la mezcla de marketing permitirá un desempeño aceptable en el mercado. Es por eso que al producto se le llama el corazón del marketing mix y su planificación juega un papel vital en el éxito del marketing.

Al tomar una decisión sobre un producto, el especialista en marketing debe tener un concepto claro del mismo, debe comprender que la existencia del producto depende de su aceptación. Lo que un producto significa para un productor no significa lo mismo para un comercializador o un consumidor.

Desde este punto de vista, un producto, para el productor, tal vez sea el objeto físico que puede utilizarse para una producción posterior. Para los consumidores, puede ser un conjunto de satisfacción o esperanza de satisfacción. Y, para los especialistas en marketing, es lo que significa dirigirse a los clientes.

Para ser más claro, se puede conceptualizar de cuatro maneras principales:

  • Como producto tangible/físico: Un producto tangible es aquel que se ve y se toca. Los atributos de estos productos están en forma identificable. Estos productos tienen espacio físico, tamaño específico, peso, etc.
  • Como producto ampliado/aumentado: Es un producto que consta de más características en su entidad física que en una tangible. Según esto, un producto no sólo tiene su valor físico sino que también incluye imágenes y servicios. Por ejemplo, cualquier smartphone, cuando lo compramos no sólo incluye un set de móvil, también incluye cargador de móvil, cable de datos, instrucciones de uso, garantía, etc.
  • Como producto de servicio: Aquí el producto está en forma intangible. No podemos verlo ni tocarlo, solo lo sentimos. Por ejemplo, al reservar un billete de avión, de Ney York a Nepal. A cambio, la compañía aérea no te regala un avión. Pero te da el servicio de volar desde Nueva York a Nepal. Para ello, su billete actúa como documento justificativo como prueba.
  • Como producto total: Es el concepto más amplio de los productos. Está orientado al cliente. Se centra en lo que significa un producto para el cliente, no para los vendedores. Es consistente con el concepto de marketing de marketing. El término concepto de producto total se refiere al amplio espectro de beneficios tangibles e intangibles que un comprador podría obtener de un producto una vez adquirido.

Características

Un producto puede tener forma tangible o intangible. Puede consistir en las siguientes características potenciales,

  • Nombre
  • Precio
  • Color
  • Estilo
  • Diseño
  • Nombre de la marca
  • Tamaño
  • Calidad
  • Gusto
  • Peso
  • Servicio de mantenimiento
  • Imagen
  • Prestigio o reputación
  • Servicios rápidos
  • Garantía garantizada
  • Entrega (Gratis o)
  • Durabilidad
  • Eficiencia, etc

Niveles de un producto

Hay principalmente tres niveles de un producto en los que debe pensar un especialista en marketing. Y cada nivel tiene un valor significativo para la satisfacción del consumidor. Los niveles son:

Producto principal

El primer nivel se centra en los beneficios principales de los productos. Se centra en los clientes y en por qué los consumidores realmente compran productos o servicios. No tiene ninguna forma física, sino que tiene la calidad que puede satisfacer los requisitos de los consumidores. Por ejemplo, el principal beneficio de una bombilla es que proporciona brillo.

Producto actual

En el segundo nivel, después de obtener los beneficios principales, el especialista en marketing debe convertirlos en una forma tangible para que los consumidores los compren y los utilicen. El desarrollo físico de dichos beneficios fundamentales debe realizarse con atributos como el embalaje, la marca, la calidad, el precio, el diseño, etc.

Producto aumentado

Es el último nivel de los niveles de producto. Como ya mencioné anteriormente, tiene una característica adicional en el producto real. Es una forma importante de adaptar el producto principal o real según las necesidades o deseos de los clientes objetivo. Por ejemplo, cuando compras una moto, la parte del producto aumentado puede ser un descuento, garantía, servicio postventa, etc.

Para resumir estos niveles, por ejemplo, cuando un especialista en marketing comprende la necesidad o el problema de los clientes objetivo, es un problema leve. En su oferta, puede incluir como beneficios principales el brillo, que es un producto principal. En la siguiente tarea, convierte los principales beneficios de la luminosidad en una forma física como una bombilla; en este caso, la forma física de la bombilla de luminosidad es el producto real, que ya está disponible y listo para usar. Y, al comprar esta bombilla para iluminar tu casa, el aspecto aumentado de esta bombilla sería garantía, servicio postventa, etc.

Para los consumidores, básicamente, un producto es un conjunto de beneficios que satisfacen sus necesidades. Por lo tanto, es importante que el especialista en marketing identifique el valor central que los clientes buscan en los productos. Además de eso, el especialista en marketing debe buscar cómo aumentarlo.

Levitt ilustra perfectamente este concepto: según él, la competencia en el mercado no existe entre lo que las empresas producen en sus fábricas, sino entre lo que añaden a la producción de su fábrica en forma de embalaje, servicio, calidad, promoción, diseño, estilo. , servicio de entrega, garantía, garantía, instalación, etc.

Tipos de productos

Cuando entramos al mercado nos encontramos con diferentes tipos de productos. Sin embargo, los tipos de productos se clasifican según el comprador y se utilizan básicamente en dos tipos: productos de consumo y productos industriales.

]

Productos de consumo

Son los productos o servicios que un consumidor adquiere para uso personal o doméstico. Básicamente, los productos de consumo se utilizan para comprar con el objetivo de consumo en lugar de comprarlos para una mayor producción. Y el consumidor productos también son de cuatro tipos;

Productos de conveniencia: Los productos de conveniencia son aquellos cuya compra el consumidor no necesita obtener más información porque ya está informado y es económica. Por ejemplo, comprar habitualmente productos como verduras, etc.

Productos de compras: Los productos de compra son aquellos que, al comprar dichos productos, el consumidor carece de cierta información, por lo que necesita recopilar información. Por ejemplo, muebles, bicicletas, ropa, etc.

Productos especiales: Los productos de especialidad son aquellos para comprarlos los consumidores necesitan tener voluntad, buscar información y también más dinero como coches caros, relojes de alta gama, móviles, etc.

Productos no buscados: Los productos no deseados son aquellos que rara vez se compran o que se compran quizás una vez en la vida. Por ejemplo, una póliza de seguro de vida.

Productos industriales

Los productos industriales son aquellos que se utilizan básicamente para comprar con fines productivos posteriores. Puede adquirirse tanto con fines de consumo como de reproducción. Los productos industriales también se clasifican en tres categorías:

Ingresar productos: Son los productos que se utilizan como insumo para elaborar los productos deseados. Los productos entrantes pueden ser materias primas y materiales de fabricación.

Productos de base: Los productos de base son aquellos que se utilizan para facilitar mucho el proceso de producción del producto, como instalaciones y equipos accesorios.

Productos facilitadores: Estos son productos que se utilizan para mejorar el funcionamiento de una empresa, pero en realidad no se nombran como productos de la empresa. Como aceites lubricantes, jabones, servicios de reparación y mantenimiento, etc.

Error 403 The request cannot be completed because you have exceeded your quota. : quotaExceeded




¿Qué es un producto? Definición, Características, Niveles y Tipos

¿Qué es un producto?

Un producto es cualquier objeto o servicio que una empresa ofrece a sus clientes o consumidores. Puede ser tangible, como un teléfono móvil, o intangible, como una consulta médica. Los productos desempeñan un papel fundamental en el funcionamiento de cualquier negocio, ya que son el resultado de la combinación de recursos y esfuerzos para satisfacer las necesidades y deseos de los clientes.

Características de un producto

Los productos poseen una serie de características que los definen y los diferencian entre sí:

  1. Beneficios: Los productos ofrecen beneficios que satisfacen las necesidades de los consumidores. Estos beneficios pueden ser funcionales, emocionales, sociales, etc.
  2. Valor: El valor de un producto se relaciona con la utilidad que este proporciona al cliente en relación a su precio.
  3. Calidad: Se refiere a las características y atributos del producto que determinan su nivel de excelencia o satisfacción en comparación con otros productos del mismo tipo.
  4. Marca: La marca es un elemento distintivo de un producto que lo identifica y lo diferencia de otros productos similares en el mercado.
  5. Embalaje: El embalaje es la presentación física del producto, incluyendo su diseño, etiquetas y envoltorio. Es fundamental para atraer la atención del consumidor.
  6. Servicio al cliente: Muchos productos van acompañados de servicios adicionales, como garantías, asistencia técnica o atención al cliente. Estos servicios contribuyen a agregar valor al producto.

Niveles de productos

Los productos se pueden clasificar en diferentes niveles según su nivel de tangibilidad y el valor percibido por el cliente:

  1. Producto básico: Es la parte fundamental del producto, su beneficio central. Por ejemplo, en un automóvil, el producto básico sería el transporte.
  2. Producto real: Es la suma del producto básico y los atributos adicionales que lo acompañan, como la marca, el diseño o las características específicas.
  3. Producto aumentado: Incluye servicios y beneficios adicionales ofrecidos junto con el producto, como la garantía extendida, la entrega a domicilio o el servicio postventa.

Tipos de productos

Existen diferentes tipos de productos en función del mercado al que se dirigen:

  1. Productos de consumo: Son aquellos destinados al consumo personal o familiar, como alimentos, ropa o electrodomésticos.
  2. Productos industriales: Son aquellos utilizados por otras empresas para fabricar o prestar servicios, como maquinaria, materias primas o software empresarial.
  3. Productos de conveniencia: Son productos de consumo frecuente y de bajo costo, como productos de cuidado personal o alimentos no perecederos.
  4. Productos de compra comparada: Son productos en los que los consumidores invierten tiempo y esfuerzo en comparar diferentes marcas y características antes de realizar la compra, como automóviles, electrodomésticos o dispositivos electrónicos.
  5. Productos especializados: Son productos destinados a un mercado específico con necesidades y deseos particulares, como artículos deportivos, productos para mascotas o instrumentos musicales.

En resumen, un producto es mucho más que un simple objeto o servicio. Es una solución que satisface las necesidades y deseos de los consumidores, brindándoles beneficios, valor y calidad. Además, tiene características únicas, puede estar compuesto por diferentes niveles y existen diferentes tipos de productos según el mercado al que se dirigen.

Fuente: Marketing Directo


Deja un comentario