¿Qué es más importante: hablar o escuchar?

En un mundo donde todos parecen tener opiniones y pensamientos diferentes, a veces nos encontramos en una encrucijada: ¿es más importante hablar o escuchar? Ambas habilidades son fundamentales en la comunicación, pero ¿cuál debería tener mayor relevancia? En este artículo exploraremos esta interrogante y descubriremos la importancia de ambas acciones en nuestra sociedad actual. Así que prepárate para sumergirte en un debate apasionante que te hará reflexionar sobre tus propias habilidades comunicativas. ¡Comencemos!

Mencioné en un blog anterior sobre un cartel inspirador que tengo en mi habitación. Se llama los Siete Pasos hacia la Felicidad y uno de ellos es “Habla menos, escucha más”.

Me gustaría considerarme un buen oyente y, en muchas situaciones, prefiero escuchar en lugar de hablar. Pero nunca me he detenido a pensar por qué es tan importante escuchar.

Supongo que una ventaja es que te da tiempo para procesar lo que estás escuchando y formular respuestas consideradas. También evita que saques conclusiones precipitadas.

En un trabajo anterior, tuve que confrontar a una colega por algo que me habían dicho sobre ella. Pero en lugar de entrar con todas las armas encendidas, simplemente le pregunté su versión de los hechos y la escuché. Resultó que la situación era mucho más complicada de lo que me habían hecho creer. Por lo tanto, me sentí tan aliviado de haberme tomado el tiempo de escuchar su versión de los hechos primero. Si la hubiera acusado abiertamente, habría empeorado la situación diez veces.

Otro beneficio es que puedes aprender más sobre otras personas. Cada vez que conozco a alguien, siempre me propongo hacer muchas preguntas y escuchar lo que tiene que decir. Soy bastante entrometido y me encanta descubrir qué es lo que motiva a la gente. Como a la mayoría de las personas les encanta hablar de sí mismas, ¡es una situación en la que todos ganan!

Pero, por supuesto, hablar también es importante: si no puedes comunicar lo que intentas decir de manera efectiva o hacer las preguntas correctas, lo más probable es que no llegues muy lejos en tu carrera. Pero creo que si todos pasáramos un poco más de tiempo escuchando y menos tiempo hablando, aprenderíamos más unos de otros y habría muchos menos malentendidos.

Recientemente te preguntamos qué habilidad crees que es más importante en el trabajo: hablar o escuchar, y recibimos algunos comentarios fantásticos en las redes sociales, ¡así que gracias a todos los que contribuyeron!

A la mayoría de ustedes les gusta @jorge5008 en Gorjeo, son más partidarios de escuchar que de hablar. Como mi cartel de felicidad, @VijayJetty Dijo que todos deberíamos “hablar menos y escuchar más”. Retu Hazari en Facebook comentó acertadamente que “escuchar mejora el conocimiento”, y Cosme Fu Lanito publicado: “Escuchar es más importante para aquellos que no tienen nada que decir”.

Varias personas señalaron que tenemos “dos oídos y una boca” y que esta es una buena razón por la que deberíamos dedicar más tiempo a escuchar (@Bendiciones2050, @PrivadoBNJ, @ThinkPipeNat). Jason Fisher agregó: “Me gusta usar esta proporción [2:1] al escuchar y hablar.” Y Vaibhav Gupta publicado: “Escuchar es más eficaz que hablar porque en el mundo empresarial, todo el mundo tiene la oportunidad de compartir sus pensamientos. ¡Esto sólo puede ser valioso si a la gente se le presta atención empática!”

Varios de ustedes dijeron que lo importante es el orden en que los hacen, y muchos, como Yean-nee Shortland – favoreciendo el enfoque de “escuchar primero, hablar después”. Jerry Richardson También observó que “si no escuchas, no sabrás qué decir”, lo cual es cierto. A pesar de Punyashree Venkatram Estuvo de acuerdo en que hablar debería venir después de escuchar, el cartel también decía: “Nuestra opinión importa. Escuchar después de hablar también es importante. Las opiniones de otras personas también importan”.

Pero si bien tuvimos mucho apoyo para escuchar, David Billa hablaron por hablar, y otros enfatizaron la importancia de practicar ambos. ‏@DandersK dijo: “Ambos son iguales. Para comprenderlo completamente, hay que escuchar adecuadamente a un orador claro”. y ‏@ThiruHR Destacó excelentemente que “al escuchar aprendemos y al hablar nos transformamos”.

Gracias por todos sus comentarios; realmente apreciamos sus comentarios. Y si alguien más quisiera compartir sus opiniones, ¡hágalo a continuación!

Error 403 The request cannot be completed because you have exceeded your quota. : quotaExceeded




¿Qué es más importante: hablar o escuchar?

¿Qué es más importante: hablar o escuchar?

En la comunicación, tanto hablar como escuchar juegan un papel fundamental. Sin embargo, cuando nos encontramos en una conversación, ¿qué es lo realmente significativo? ¿Es más importante hablar o escuchar?

La importancia de hablar

Hablar nos permite expresar nuestras ideas, opiniones y sentimientos. A través del habla, podemos comunicar nuestras necesidades y deseos, así como transmitir información relevante. El acto de hablar nos ayuda a establecer conexiones con los demás, fortalecer relaciones y construir confianza.

Además, hablar de manera efectiva nos permite resolver problemas, colaborar en equipo y tomar decisiones informadas. La habilidad para expresarnos con claridad y coherencia es fundamental en el ámbito profesional y personal.

Para mejorar nuestras habilidades de hablar, es importante practicar la expresión oral regularmente. Podemos participar en actividades como debates, presentaciones y discusiones grupales. También es recomendable leer en voz alta para mejorar nuestra pronunciación y fluidez.

La importancia de escuchar

Aunque hablar es esencial, escuchar también juega un papel clave en la comunicación. Escuchar activamente nos permite comprender mejor a los demás y captar la información que nos están transmitiendo. Cuando escuchamos con atención, mostramos respeto hacia el hablante y demostramos interés genuino por lo que están diciendo.

Además, escuchar nos permite aprender de los demás, adquirir nuevos conocimientos y perspectivas diferentes. A través de la escucha, somos capaces de comprender mejor las necesidades de los demás y responder de manera más empática y efectiva.

Para mejorar nuestras habilidades de escucha, es importante practicar la escucha activa. Esto implica prestar completa atención al hablante, evitar interrupciones innecesarias y mostrar interés a través de gestos y expresiones faciales. También podemos desarrollar nuestra capacidad de escucha a través de actividades como la meditación y la lectura reflexiva.

Conclusión

No hay una respuesta definitiva a la pregunta de qué es más importante: hablar o escuchar. Ambas habilidades son fundamentales en la comunicación efectiva y se complementan entre sí. Para establecer conexiones significativas con los demás, es necesario equilibrar tanto hablar como escuchar.

Por lo tanto, en nuestras conversaciones diarias, recordemos la importancia de hablar con claridad y escuchar con atención. Estas habilidades nos permitirán comunicarnos de manera más efectiva y construir relaciones más sólidas.


Deja un comentario