¿Qué es la personalidad? Significado, características y factores que influyen

La personalidad es un tema fascinante y complejo que ha intrigado a los estudiosos durante siglos. Todos tenemos una personalidad única que nos distingue de los demás, pero ¿qué es exactamente la personalidad y cómo se forma? En este artículo, exploraremos el significado de la personalidad, hablaremos de sus características distintivas y descubriremos los factores que influyen en su desarrollo. Si alguna vez te has preguntado por qué las personas actúan de cierta manera o cómo puedes entender mejor a aquellos que te rodean, ¡estás en el lugar correcto! Sumérgete en el mundo de la personalidad y descubre qué es lo que te hace ser quien eres. ¡Empecemos!

¿Qué es la personalidad?

La personalidad se refiere al total de todos los patrones de pensamiento, sentimiento, acción y comportamiento que son únicos y distinguen a una persona de otra. Cada personalidad es única. No hay dos individuos exactamente iguales.

La palabra «personalidad» se deriva de la palabra latina «persona» que significa máscara de la música y la danza. En la antigua Grecia y Roma, los personajes de la obra llevaban maks según su papel en la obra.

La forma en que el individuo actúa, siente y piensa es única y típica de los demás. Nadie puede actuar, sentir y pensar exactamente de la misma manera que otro porque las cualidades y rasgos psicológicos de un individuo difieren de los demás. La personalidad de cada uno es única. La naturaleza única se refiere a características psicológicas como timidez, simpatía, cooperación y que cada persona posee. Como resultado, cada uno de nosotros usa una máscara diferente a las que usan los demás. Nuestras respuestas son parte de la máscara de la participación social.

Los psicólogos han discutido durante mucho tiempo sobre qué crea la percepción científica de la personalidad. Algunos lo definen en términos de actividades biológicas, otros según los rasgos de la persona y otros más según el temperamento. Cada psicólogo tiene su noción de definir la personalidad.

Morton Prince (1924), “la personalidad es el total de todas las disposiciones, impulsos, tendencias, apetitos e instintos biológicos innatos del individuo y las disposiciones y tendencias adquiridas”. Esta definición pone un acento potencialmente útil en el carácter interior.

Gordon Allport (1937), “la personalidad es la organización dinámica dentro del individuo de aquellos sistemas psicológicos que determinan sus ajustes únicos a su entorno”. Esta definición cubre la mayoría de las dificultades que surgen al definir la personalidad. Esta definición reconoce su naturaleza cambiante, se centra en los aspectos internos más que en las manifestaciones superficiales y establece la base para el valor social de la personalidad. Esta definición se considera el enfoque científico para describir la naturaleza de la personalidad.

Si la personalidad debe considerarse basándose en la realidad, no se trata de un fenómeno observado directamente. Los siguientes puntos ayudan a aclarar algunos aspectos del mismo.

  • Es la combinación de cualidades, ideas, aspiraciones, ambiciones, aptitudes e intereses físicos y mentales que caracterizan a una persona.
  • Es la estructura y patrón del comportamiento total del individuo.
  • Es el impacto social y psicológico que uno produce en los demás durante el proceso de adaptación.
  • Es única. Las personas difieren en todos los aspectos.

Factores que influyen en la personalidad

La personalidad es muy dinámica y puede verse afectada por varios factores. Los rasgos de personalidad, los hábitos y el comportamiento aprendido generalmente están moldeados y caracterizados por factores biológicos (heredados) y sociales (ambientales). Los psicólogos modernos no analizan el argumento de herencia versus ambiente o de maduración versus factores de aprendizaje. Consideran que cada aspecto de estos factores afecta la personalidad.

Por conveniencia, los psicólogos han dividido estos factores en dos categorías amplias y también han reconocido los factores situacionales. Así, se considera que el desarrollo de la personalidad humana se compone tanto de factores biológicos como de factores ambientales facilitados por las condiciones situacionales. Los factores biológicos establecen los límites del desarrollo de la personalidad, mientras que los factores sociales operan sobre las bases lideradas por factores biológicos. El individuo no está completamente a merced de su entorno. Ahora analicemos estos determinantes,

Factores biológicos de la personalidad

La personalidad está formada por muchas influencias diminutas. Varios enfoques diferentes revelan la importancia de los factores biológicos. Algunos de ellos son la herencia, las glándulas endocrinas, el sistema nervioso y el físico.

Herencia (gen)

El proceso de reproducción selectiva es imposible en los seres humanos. La mejor fuente de evidencia proviene de la comparación de gemelos idénticos y fraternos, y de la comparación de gemelos idénticos separados en sus primeros años de vida.

Los gemelos idénticos (monocigóticos) son dos individuos que tienen exactamente la misma constitución hereditaria. Los gemelos idénticos resultan de la división accidental de un único óvulo fertilizado. Los dos óvulos fertilizados divididos son réplicas genéticas. Los gemelos fraternos (dicigóticos), por otro lado, se desarrollan a partir de óvulos fertilizados por separado y el patrón genético de los gemelos fraternos puede diferir notablemente. Si comparamos el grado de parecido de un par de gemelos monocigóticos con el grado de parecido de un par de gemelos dicigóticos, encontraremos un peso relativo de la herencia y el entorno.

Sistema nervioso

Las funciones tanto del sistema nervioso autónomo (SNA) como del sistema nervioso central (SNC) son importantes para determinar la personalidad. El ANS está compuesto por dos sistemas, el simpático y el parasimpático, que tienen un gran impacto en los procesos homeostáticos, los rasgos temperamentales y otros aspectos de la personalidad.

Freeman (1948) en su estudio encontró que los dos procesos que impulsan la excitación y el control de la descarga interactúan entre sí. Las personas con un alto nivel de excitación pulsional movilizarían rápidamente energía en respuesta a la presencia de una amenaza. Es probable que las personas con una fuerte excitación pulsional y un control débil cometan delitos y, en general, realicen ajustes deficientes. De manera similar, las personas con una excitación débil y un control fuerte tienen miedo de intentar cualquier cosa y se dice que tienen una «personalidad inadecuada», son pasivas, pesimistas y suicidas. Un individuo con un alto nivel de excitación y control probablemente tendrá mucho éxito porque ejerce su energía, no de forma despilfarradora sino inteligente.

Las glándulas endocrinas

Las condiciones glandulares anormales crean una personalidad defectuosa. La misma lógica significa que una personalidad normal es producto de unas secreciones glandulares adecuadas. Según Louis Berman, los neuróticos y los deteriorados, los locos y los criminales son víctimas de trastornos glandulares y pueden curarse mediante terapia glandular. Las siguientes son las glándulas importantes que se encuentran en los seres humanos.

  • Glándula pituitaria – Debido a que esta glándula tiene control sobre todas las glándulas, también conocida como glándula maestra. Consta de dos partes: el lóbulo anterior y el lóbulo posterior. El lóbulo anterior tiene una mayor importancia psicológica porque secreta la hormona del crecimiento somatotropina. El lóbulo posterior controla la presión arterial, la función renal, el metabolismo de las grasas, etc.
  • Glándula tiroides – Ubicadas cerca de la laringe en la garganta, las glándulas tiroides secretan tiroxina, que regula el consumo de oxígeno y la tasa de metabolismo en el cuerpo.
  • Glándula paratiroidea – Esta glándula está ubicada dentro de la glándula tiroides, formada por cuatro o más estructuras diminutas, que regulan los niveles de calcio en el cuerpo.
  • Glándula suprarrenal – Las dos glándulas suprarrenales se encuentran en los extremos superiores del riñón. Cada glándula tiene dos partes, la corteza suprarrenal y la médula suprarrenal. Estas dos partes secretan hormonas separadas llamadas cortina y hormona de emergencia, respectivamente.
  • Góndolas – Los testículos en los hombres y los ovarios en las mujeres se clasifican como glándulas sexuales. Los testículos son las glándulas sexuales masculinas y tienen dos funciones importantes: la producción de células sexuales masculinas y la fabricación de hormonas para los rasgos masculinos, físicos y mentales.

Físico

William Sheldon (1899-1977), psicólogo con formación médica, sugirió que la forma del cuerpo determina la personalidad. Sheldon desarrolló un sistema que consta de tres tipos de cuerpos, endomorfos, mesomorfos y ectomorfos.

]

Los endomorfos tienen un cuerpo blando y redondo y, en general, son blandos y gordos. Les encanta la comodidad y son extrovertidos. Los mesomorfos tienen un cuerpo rectangular y generalmente son musculosos. Son enérgicos, asertivos y agresivos. Los ectomorfos tienen un cuerpo delgado y delicado. Suelen ser reservados, solitarios, con temperamentos cerebrotónicos, comedidos, cohibidos y temerosos.

Factores ambientales (factores sociales)

Desde el momento del nacimiento, la personalidad del niño es moldeada y moldeada por la comunidad en la que vive. Al principio, la comunidad puede estar compuesta únicamente por la familia del niño. Más adelante ejercen su influencia la escuela, la religión, las culturas, los profesores, los amigos, las condiciones económicas, las películas, etc.

El entorno familiar o doméstico debe inculcar buenos hábitos de limpieza, alimentación, sueño y control del uso del baño. La imitación de sus padres por parte del niño es una forma importante de aprendizaje, que deja un gran impacto en la vida posterior del niño. En términos generales el factores sociales se dividen en cuatro categorías principales: influencia del hogar, escuela, factores económicos y cultura.

Inicio Influencia

Un niño es un organismo biológico y social. Sus atributos biológicos impactan el patrón social. Los modelos amorosos, comprensivos y comprensivos que los padres brindan alientan al niño a ser socialmente aceptable y desarrollar rasgos personalmente gratificantes. En otro modelo, un padre dominante, una madre regañona y una privación sensorial pueden desalentar la salud emocional del niño, creando inestabilidad emocional, timidez y hostilidad.

Los niños rechazados o sometidos a una disciplina rígida suelen mostrar falta de confianza, fuerza de voluntad e independencia, y tienen una autoestima más baja. El negativismo, las rabietas, la terquedad, las burlas y los relinchos son rasgos de personalidad que se desarrollan en un niño mimado y sin entrenamiento. Los psicólogos han descubierto que el papel de la madre y la crianza y las relaciones entre hermanos tienen una gran influencia en el desarrollo de la personalidad del niño.

Escuela

Después del ambiente familiar el niño ingresa a la escuela donde percibe a los maestros como sustitutos de sus padres. Las diferencias en el comportamiento de los maestros son importantes para el desarrollo del niño. Por ejemplo, el niño puede encontrar ciertas reglas y requisitos institucionales nuevos y frustrantes. El niño debe adaptarse a las tareas, premios y castigos según su capacidad y motivación.

Muchos hechos, como problemas, expectativas, reglas, regulaciones, etc., funcionan como una fuerza que moldea su personalidad. El papel de un administrador y un maestro, el clima social, las técnicas de enseñanza, los logros del niño, las recompensas y castigos utilizados, la política educativa y la motivación competitiva son elementos poderosos para moldear la personalidad de un niño en relación con la escuela.

Factor económico

La personalidad humana está influenciada en gran medida por factores económicos. La falta de dinero conduce directamente a cierto tipo de frustraciones, estrés y conflictos. Los tipos de vivienda, el bajo nivel de ocupación del padre, la inflación, el desempleo, la insatisfacción laboral, etc. son fuentes de estrés a las que se enfrentan las personas en la sociedad.

El papel económico puede estar relacionado con el sistema ocupacional, la pirámide de ingresos y las expectativas sociales. El sistema ocupacional está relacionado con una variedad de factores como la inteligencia, las habilidades, las oportunidades educativas, las restricciones de los empleadores y el equilibrio entre el individuo y las demandas de los roles ocupacionales. El individuo puede tener éxito o fracasar, lo que puede provocar que su personalidad cambie para bien o para mal.

Influencia cultural

Una cultura no puede existir sin individuos. La cultura es una suma de las personalidades de muchos individuos. Es un conjunto organizado de creencias, rituales e instituciones que moldean a los individuos para que se ajusten a sus patrones.

Un modelo a seguir adecuado y un sistema de valores moldean la personalidad de un individuo, que está moldeada por tabúes, órdenes y obligaciones sociales. Los valores culturales que dependen de un principio democrático brindan libertad al individuo para desarrollar su personalidad hasta su máximo potencial.

Factores situacionales de la personalidad

Una situación es un conjunto de circunstancias en las que se encuentran las personas. Hemos visto que diferentes situaciones pueden afectar a diferentes personas de manera diferente. La personalidad de un individuo se revela cuando tanto la persona como la situación interactúan entre sí. La relación entre la situación y la persona es recíproca.

Las personas suelen desempeñar un papel importante en la elección de la situación que enfrentan al elegir los lugares donde vivir, el trabajo que realizan, los amigos con los que se relacionan, etc. Estas elecciones están parcialmente determinadas por sus rasgos de personalidad. Por ejemplo, es probable que el extrovertido busque una fiesta, mientras que el introvertido busca un rincón tranquilo donde poder acurrucarse con un libro. La situación puede determinar el comportamiento de una persona, pero los rasgos de una persona a menudo determinan en qué situación se encuentra.

Error 403 The request cannot be completed because you have exceeded your quota. : quotaExceeded





¿Qué es la personalidad? Significado, características y factores que influyen

¿Qué es la personalidad?

La personalidad es un concepto ampliamente estudiado en el campo de la psicología y se refiere al conjunto de características emocionales, cognitivas y conductuales que distinguen a una persona de otra. Es la manera única en la que cada individuo percibe, siente, piensa y se comporta en diferentes situaciones.

Significado de la personalidad

La personalidad es una construcción compleja y multifacética que se desarrolla a lo largo de la vida de una persona a través de la interacción entre factores genéticos y ambientales. Es influida por diversos elementos, como el entorno familiar, social y cultural en el que se encuentra inmersa la persona.

Características de la personalidad

Cada individuo tiene su propia combinación de características de personalidad que lo distinguen de los demás. Algunas de estas características incluyen:

  1. Extraversión: se refiere al grado en que una persona tiende a ser sociable, extrovertida y participativa en su entorno.
  2. Introversión: indica el grado en que una persona es reservada, introspectiva y prefiere la soledad o situaciones más tranquilas.
  3. Estabilidad emocional: se refiere a la capacidad de una persona para controlar sus emociones y enfrentar situaciones estresantes de manera equilibrada.
  4. Neuroticismo: indica el grado en que una persona tiende a experimentar emociones negativas como ansiedad, depresión o enojo.
  5. Responsabilidad: hace referencia al grado en que una persona es confiable, cumplidora de sus obligaciones y responsable en su comportamiento.
  6. Apertura a la experiencia: indica el grado en que una persona es abierta a nuevas ideas, experiencias y cambios en su vida.

Factores que influyen en la personalidad

La formación de la personalidad es resultado de la interacción de diversos factores, entre los cuales se incluyen:

  • Factores genéticos: se ha demostrado que la genética juega un papel importante en la conformación de la personalidad. Los genes pueden influir en rasgos y comportamientos específicos.
  • Factores ambientales: el entorno en el que una persona crece y se desarrolla también tiene un impacto significativo en la formación de su personalidad. Esto incluye la crianza, la educación, las relaciones sociales y culturales.
  • Experiencias de vida: las vivencias y eventos que una persona experimenta a lo largo de su vida pueden moldear su personalidad. Traumas, éxitos, relaciones interpersonales y otros eventos influyen en cómo una persona se percibe a sí misma y se desenvuelve en el mundo.

En resumen, la personalidad es un aspecto fundamental de cada individuo, y se refiere al conjunto de características únicas que definen su forma de ser y comportarse. Entender los diferentes aspectos de la personalidad y los factores que influyen en su formación nos ayuda a comprendernos mejor a nosotros mismos y a los demás.

Fuentes:


Deja un comentario