¿Qué es la motivación? Definición, características, proceso, tipos e importancia

La motivación es un concepto fundamental en nuestra vida diaria que nos impulsa a tomar acción y buscar el logro de nuestras metas. Sin embargo, ¿sabemos realmente qué es la motivación y qué papel desempeña en nuestras vidas? En este artículo, exploraremos a fondo este tema, desde su definición y características hasta su proceso, tipos e importancia. Descubriremos cómo la motivación puede convertirse en nuestra aliada para alcanzar el éxito y la satisfacción personal. ¡Prepárate para adentrarte en el fascinante mundo de la motivación y descubrir cómo puedes beneficiarte de ella en tu vida diaria!

¿Qué es la motivación?

La motivación es la fuerza que lleva a las personas a actuar para lograr sus objetivos. Son los activadores de las conductas humanas para hacer algo. Las personas están dispuestas a actuar porque están motivadas hacia sus objetivos. El motor de sus acciones puede ser la necesidad de dinero, la necesidad de éxito, la necesidad de posición y su mejor potencial.

La motivación es el arte de inspirar y alentar a los subordinados o a las personas a realizar un trabajo de manera efectiva para que se puedan alcanzar las metas individuales y organizacionales.

La frase motivación se deriva de la palabra «motivo». Como sustantivo, motivo significa un objetivo y como verbo, motivo significa pasar a la acción.

Una persona está muy motivada y no se puede observar directamente sino sólo a partir del comportamiento mostrado. También está influenciado por la percepción, el aprendizaje, la capacidad y los rasgos de personalidad del trabajador. La gerencia realiza su trabajo trabajando con y a través de las personas para lograr los objetivos organizacionales. La motivación es una herramienta crucial para que el gerente o líder logre un desempeño laboral efectivo de los trabajadores.

Los empleados se motivan cuando obtienen lo que esperaban de la dirección. Sus expectativas son aumento de salario, bonificaciones, incentivos, horas extras y otros beneficios similares.

La motivación es esencial tanto para los individuos como para la organización, un individuo está motivado para su éxito y una organización motiva a sus empleados para el éxito organizacional.

De hecho, la motivación son los aspectos psicológicos y humanos. La motivación es el proceso de crear voluntad entre los empleados para realizar el trabajo de la mejor manera posible. Es el turno de incentivar a los empleados a dar su mejor esfuerzo para alcanzar los objetivos organizacionales.

La gente hace algo para satisfacer sus necesidades básicas y sociales. Es decir, los trabajadores o empleados cumplen con sus deberes de manera eficiente para satisfacer sus necesidades, anhelos y anhelos. La motivación es un instrumento a través del cual la dirección comprende por qué y cómo los trabajadores interactúan y trabajan siguiendo los requisitos organizacionales. Energiza el comportamiento de los subordinados y los dirige hacia el logro de objetivos comunes.

Definiciones de motivación

  • Motivación significa un proceso de estimular a las personas a actuar para lograr los objetivos deseados. William G.Scott
  • Motivación significa la voluntad de ejercer un alto nivel de esfuerzo para alcanzar las metas organizacionales, condicionado por la capacidad del esfuerzo para satisfacer alguna necesidad individual. Decenzo y Robbins
  • Motivación es un término general que se aplica a toda la clase de impulsos, anhelos, necesidades, anhelos y fuerzas similares que inducen a un individuo o a un grupo de personas a trabajar. Koontz y O’Donnell
  • La motivación se puede definir como la voluntad de trabajar para gastar energía para lograr una meta o recompensa. Playa Dale S
  • El concepto de motivación es principalmente psicológico. Se relaciona con aquellas fuerzas que operan dentro del empleado o subordinado individual y que lo impulsan a actuar o no actuar de cierta manera: Dalton E. McFarland

Así, la motivación consiste en inspirar y alentar a los subordinados a trabajar para lograr objetivos comunes. Un gerente debe saber por qué y cómo actúan las personas según los requisitos de la organización. Debe tener el conocimiento para realizar un trabajo particular con una visión clara.

Es responsabilidad del gerente desarrollar un entorno tal que los trabajadores puedan realizar su trabajo de la mejor manera posible.

Características de la motivación

La motivación es un proceso continuo. Hasta la vida, la gente necesitaba estar motivada. Es un fenómeno psicológico que afecta los comportamientos individuales. Como tiene buenas prestaciones, lo complejo que es.

Las siguientes son las principales características de la motivación:

Proceso psicológico

La motivación es un proceso psicológico. Es un proceso para lograr el resultado deseado estimulando e influyendo en el comportamiento de los subordinados.

Un gerente debe tener cuidado de comprender las necesidades, motivos y deseos de cada trabajador de la organización. Los subordinados difieren en su enfoque e incluso dos individuos no pueden ser motivados con la misma técnica.

Relacionado: Comparación entre la teoría de la motivación de Maslow y Herzberg

Funcion de gerencia

La motivación es también una de las funciones de la gestión. Se incluye dentro de la función directiva. Y otros incluyen planificación, organización, dotación de personal y control.

]

Proceso continuo

Es un proceso continuo. Una persona satisfecha de hoy puede no estarlo mañana. Cuando se satisface una necesidad, surge otra necesidad.

Por tanto, la motivación es un proceso que nunca termina hasta la consecución de los objetivos. Es responsabilidad de la dirección desarrollar nuevas técnicas, sistemas y métodos para satisfacer las necesidades cambiantes de los trabajadores.

Complejo e impredecible

Es complejo e impredecible. Los deseos humanos son ilimitados y cambian según el tiempo y la situación. Una persona satisfecha en el presente puede no estarlo en el futuro.

De manera similar, incluso dos personas pueden no estar motivadas con comportamientos e instalaciones similares. Por tanto, un directivo debe ser consciente de motivar a sus subordinados y lograr los objetivos de forma eficaz.

Relacionado: Liderazgo en la Gestión: Definición, Características, Funciones, Cualidades y Estilos

Función omnipresente

Es una función omnipresente en todos los niveles de gestión. Cada gerente, desde el nivel más alto hasta el más bajo en la jerarquía gerencial, es responsable de la motivación.

Un gerente es principalmente responsable de motivar a sus subordinados y, en segundo lugar, a otros subordinados en la jerarquía gerencial. Para ello es fundamental desarrollar el concepto de trabajo en grupo y espíritu de equipo entre todos los miembros de la organización.

Influye en el comportamiento

Una de las partes importantes de la motivación es influir en el comportamiento de las personas. La dirección tiene que influir en el comportamiento de los trabajadores e inspirarles a concentrarse más en su trabajo.

Por lo tanto, un gerente tiene que desempeñar el papel de líder para influir en el comportamiento de los subordinados para lograr objetivos comunes.

Concentrado en el individuo completo

Los individuos están motivados para satisfacer sus necesidades ilimitadas. Una persona no puede estar parcialmente motivada ya que es una unidad autónoma e inseparable.

Por ejemplo, siempre que un individuo desea usar un par de zapatos, sólo los pies no están motivados, sino que todo el cuerpo del individuo está motivado para conseguir los zapatos. Por tanto, la motivación se concentra en los individuos y sus actitudes para mejorar su eficiencia laboral.

Motivación positiva o negativa

Por último, pero no menos importante, la motivación puede ser negativo y positivo. Uno positivo promete incentivos y recompensas a los trabajadores. Los incentivos implican beneficios financieros y no financieros. Uno negativo se basa en el castigo por el mal desempeño, como minimizar salarios, degradación, despido, etc. Sobre la base de los requisitos, un gerente puede utilizar motivación tanto positiva como negativa para un mejor desempeño.

Positivo vs. Motivación negativa

La motivación se podría clasificar en motivación positiva y negativa. Ambas motivaciones tienen importancia en el momento y situación necesarios. La motivación negativa significa alentar a otros a hacerlo mediante el castigo y la positiva mediante algunos incentivos.

Lea también: ¿Qué es organizar? Definición, características, principios, proceso e importancia

Motivación positiva

También se le conoce como el enfoque de la «zanahoria». Significa ofrecer algunas recompensas para influir en los empleados de la manera deseada para lograr objetivos comunes. Estas recompensas podrían ser en efectivo, no monetarias o ambas.

Los incentivos monetarios son aquellos que se otorgan en términos de efectivo. Estos también implican beneficios e incentivos, que pueden expresarse en términos de efectivo. Los beneficios monetarios implican incrementos salariales, recompensas en efectivo, pagos de bonificaciones, participación en las ganancias, pensiones, etc.

Los incentivos no monetarios son aquellos que se ofrecen a los trabajadores además del dinero. Estos incentivos también se denominan necesidades sociales. Las consideraciones no monetarias implican ascensos, asignación de autoridad, participación en las decisiones, asignación de trabajos creativos, proporcionar un clima de trabajo mucho mejor, proporcionar registros de méritos, etc.

El impacto de la motivación positiva es que genera integridad entre los trabajadores. Promueve un sentido de pertenencia y un sentimiento de relación entre los compañeros de trabajo. Ayuda a desarrollar la energía laboral de los trabajadores y a alcanzar los objetivos planificados.

motivación negativa

La motivación negativa también se conoce como el enfoque del «palo». Significa aplicar algún castigo a los empleados para producir un comportamiento deseado para el logro de objetivos comunes. Los incentivos negativos también pueden ser monetarios o no monetarios.

Los castigos monetarios implican multas, sanciones, reducción de remuneración, bonificaciones, indemnizaciones y reducción de otros incentivos financieros. Los castigos no monetarios implican descenso de categoría, amenaza de despido, traslado a zonas remotas, minimización de responsabilidades, etc.

A menudo se vuelve a un comportamiento defensivo de los trabajadores, como la creación de sindicatos, trabajo de mala calidad, alta rotación de empleados, etc. Puede conducir al colapso de la dirección. Sin embargo, la motivación negativa no siempre se puede evitar, porque según el momento y la situación, puede actuar mejor como herramienta de motivación.

Proceso de motivación

La motivación es un proceso que comienza con las necesidades y termina con el logro de incentivos que satisfacen la necesidad. Especialmente, en el proceso de motivación, hay tres elementos: necesidades, impulsos e incentivos.

Lea también: Toma de decisiones: definición, características, tipos, proceso e importancia

Necesidades

Las necesidades se crean cuando hay sentimientos de privación en las personas. La necesidad es el origen del proceso de motivación. Los seres humanos tienen infinitas necesidades, ya que la satisfacción de la primera necesidad crea el deseo de una necesidad adicional. Para la consecución de un sinfín de necesidades que las personas realizan, esta suele ser la principal preocupación de cada directivo de la organización.

Unidades

Los impulsos fisiológicos y psicológicos están orientados a la acción. Se encuentran impulsos o motivos que facilitan la satisfacción de necesidades. Son el paso principal del proceso motivacional. Por ejemplo, cuando la necesidad de alimentos se convierte en una campaña de hambre. Para saciar el hambre, a la gente le preocupa cualquier actuación silenciosa. Una vez que realizan cualquier actividad les da un retorno y les ayuda a olvidarse de la comida para vencer el hambre.

Incentivos

El incentivo es que el final es parte de un ciclo motivacional. Ayuda a satisfacer necesidades y disminuir el impulso. Cuando las personas reciben incentivos, se ayuda a restablecer el equilibrio físico y psicológico. Por ejemplo, cuando las personas necesitan alimentos, se involucran en cualquier actividad tranquila que les proporcione un retorno en términos de incentivos. Una vez que obtienen incentivos en términos de remuneración, adquieren alimentos.

Las necesidades, los impulsos y los incentivos están interrelacionados entre sí. Como se mencionó, las personas tienen infinitas necesidades. Para satisfacer tales necesidades, pueden participar en algunas actividades sobre la base de su experiencia y conocimiento para satisfacer las necesidades.

Importancia de la motivación

La motivación puede servir para varios propósitos en el lugar de trabajo, algunos propósitos son:

  1. Impulsa una operación rentable: La motivación aumenta la productividad y el compromiso de los empleados, lo que genera una mayor rentabilidad para la organización.
  2. Supera la resistencia al cambio: La motivación ayuda a los empleados a aceptar y adaptarse al cambio, facilitando transiciones fluidas y fomentando el crecimiento.
  3. Maximiza los recursos humanos: Los empleados motivados utilizan sus habilidades y experiencia al máximo, lo que resulta en una mayor productividad y eficiencia.
  4. Mejora la satisfacción de los empleados: La motivación aporta una sensación de realización y satisfacción laboral, lo que conduce a una mayor lealtad y un ambiente de trabajo positivo.
  5. Reduce disputas y huelgas: Los empleados motivados participan en una comunicación constructiva, lo que reduce los conflictos y el malestar laboral.
  6. Garantiza la estabilidad de la fuerza laboral: Los empleados motivados tienen menos probabilidades de irse, lo que proporciona continuidad, operaciones más fluidas y una cultura de trabajo cohesiva.

Leer siguiente: Motivación y técnicas de los empleados.

Error 403 The request cannot be completed because you have exceeded your quota. : quotaExceeded




¿Qué es la motivación? Definición, características, proceso, tipos e importancia

¿Qué es la motivación?

La motivación es un concepto ampliamente estudiado en la psicología y se refiere al impulso interno que nos dirige hacia un objetivo o nos proporciona la energía necesaria para actuar y persistir en el logro de nuestras metas. Es un motor que nos impulsa a realizar ciertas acciones, ya sea por una necesidad o un deseo de obtener una recompensa.

Definición de la motivación

En términos generales, la motivación se define como el conjunto de procesos internos y externos que activan, dirigen y sostienen el comportamiento de una persona hacia un objetivo deseado. Es un estado interno que surge de la interacción entre el individuo y su entorno, y se caracteriza por la voluntad y el interés de lograr algo específico.

Características de la motivación

La motivación presenta diversas características que la diferencian de otros estados emocionales y cognitivos:

  1. Voluntariedad: La motivación es un fenómeno intrínseco y autodirigido, lo que significa que parte de la propia voluntad del individuo.
  2. Activación: La motivación implica la activación de los recursos físicos y mentales necesarios para llevar a cabo una acción.
  3. Energía: La motivación proporciona la energía necesaria para iniciar y mantener acciones hacia la meta deseada.
  4. Persistencia: La motivación impulsa a la persona a persistir y superar obstáculos en el proceso de alcanzar el objetivo.

Proceso de la motivación

El proceso de la motivación consta de varias etapas que se suceden de manera secuencial:

  1. La necesidad o deseo: Surge una necesidad o un deseo que impulsa al individuo a actuar.
  2. La activación: La persona se activa y toma conciencia de la necesidad o el deseo.
  3. La elección: El individuo evalúa las distintas opciones y elige la acción más adecuada para satisfacer su necesidad o deseo.
  4. La acción: Se lleva a cabo la acción elegida para alcanzar el objetivo.
  5. La recompensa: Cuando se consigue la meta deseada, se experimenta una sensación de satisfacción y recompensa.

Tipos de motivación

Existen varios tipos de motivación que pueden influir en nuestra conducta y rendimiento:

  1. Motivación intrínseca: Surge de manera interna, por el placer y la satisfacción que obtenemos al realizar una actividad en sí misma.
  2. Motivación extrínseca: Provocada por factores externos, como premios, reconocimientos o castigos.
  3. Motivación positiva: Impulsa a la persona hacia el logro y el éxito.
  4. Motivación negativa: Se basa en evitar consecuencias no deseadas o el temor al fracaso.

Importancia de la motivación

La motivación juega un papel fundamental en nuestra vida cotidiana, ya que incide en nuestro bienestar, satisfacción, rendimiento y logro de metas. Algunos aspectos de su importancia son:

  • Nos ayuda a definir nuestros objetivos y a perseverar en su consecución.
  • Aumenta nuestra productividad y rendimiento en el trabajo o estudio.
  • Genera una mayor satisfacción personal y sensación de logro.
  • Promueve la adquisición de conocimientos y habilidades.
  • Influye en nuestro bienestar emocional y en la calidad de nuestras relaciones interpersonales.

En conclusión, la motivación es un proceso complejo que influye en nuestra conducta y nos impulsa a alcanzar nuestras metas. Comprender su definición, características, proceso, tipos e importancia nos permite desarrollar estrategias efectivas para mantenernos motivados y alcanzar el éxito en distintos ámbitos de nuestra vida.


Deja un comentario