¿Qué es la memoria? ¿Definición, proceso y cómo funciona?

La memoria es una capacidad esencial del ser humano que nos permite recordar información, experiencias y conocimientos. A lo largo de nuestra vida, utilizamos la memoria en cada momento, desde recordar los nombres de las personas que conocemos hasta aprender nuevas habilidades. Sin embargo, ¿alguna vez te has preguntado qué es exactamente la memoria y cómo funciona? En este artículo, exploraremos la definición de la memoria, su proceso y cómo nuestro cerebro almacena y recupera la información. ¡Descubre los misterios de la memoria y cómo afecta nuestra vida diaria!

¿Qué es la memoria?

El término memoria se refiere a la capacidad de recordar algo que se experimenta, que está almacenado en nuestro cerebro. En psicología, la memoria es el proceso mediante el cual codificamos, almacenamos y recuperamos información cuando es necesario.

Es difícil imaginar a humanos o animales sin memoria. No hay entonces sino sólo ahora sin memoria. Sin ello no hay sentido de uno mismo, recuerdo de nombres o reconocimiento de rostros, días, horas o incluso segundos pasados. Es una función cognitiva básica, a través de la cual traemos la información ya aprendida o la experiencia a la conciencia actual.

Es un proceso desde la entrada hasta la salida. Ningún aprendizaje ocurre sin memoria. El aprendizaje es el proceso de creación de recuerdos para uso futuro, mientras que la memoria se refiere al almacenamiento y recuperación de esta información.

Según Melton (1963), el aprendizaje se denomina formación de huellas, la memoria como almacenamiento de huellas y la transferencia del entrenamiento como utilización. El neurólogo RW Gerard (1953) opinó que la memoria implica la producción de una impresión a partir de una experiencia, la retención de algún registro de esta impresión y el reingreso de este registro a la conciencia como recuerdo y reconocimiento.

Juntando estas ideas, podemos definir la memoria como un sistema o proceso mediante el cual el producto o los resultados del aprendizaje se almacenan para uso futuro. Es la capacidad de nuestro cerebro para almacenar la experiencia de aprendizaje y utilizarla en una etapa posterior.

El estudio científico de la memoria es muy antiguo. El pionero en esta área fue Hermann Ebbinghaus, quien realizó un estudio sobre la memoria a finales del siglo XIX y principios del XX. Estaba muy interesado en descubrir las asociaciones de palabras, sonidos y estímulos visuales del aprendizaje y la memoria.

Ebbinghaus inventó las sílabas sin sentido que se componen de tres letras dispuestas en una secuencia constante-vocal-constante (CVC). Por ejemplo, GOK, TAF, VOX y YIW son sílabas sin sentido. Como las sílabas sin sentido no tienen significado, Ebbinghaus creía que sería capaz de estudiar cómo se forman las asociaciones entre estos estímulos sin ningún aprendizaje previo, como los niños en la escuela aprenden el alfabeto, las tablas de multiplicar y los adultos aprenden números de teléfono, direcciones, etc. un sujeto que intentó medir la memoria a través del aprendizaje en serie, el aprendizaje asociado emparejado y el recuerdo libre.

El aprendizaje en serie es un recuerdo ordenado o secuencial. Por ejemplo, tiene una lista de CVC que contiene NOQ, ZAX, VEU, etc. Si recuerda esta lista sistemáticamente como se presenta en la lista, tenemos el ejemplo de aprendizaje en serie. En cambio, recordó «VEU» y luego otros: el aprendizaje en serie no es exacto. El aprendizaje asociado por parejas fue desarrollado por George Elias Muller, un investigador alemán. Esta técnica asocia una palabra desconocida o una sílaba sin sentido con una palabra familiar. Por ejemplo, presentar la palabra “CAT” y producir la palabra asociada a ella “VOQ”. El tercer método es un recuerdo libre para medir la memoria, en el que al sujeto se le permite recordar tantas veces como sea posible sin seguir una secuencia en la lista. Por ejemplo, memorizar perspectivas de psicología, nombres de amigos o cualquier elemento de la lista.

¿Cómo funciona la memoria? (Proceso de la Memoria)

Muchas teorías sobre la memoria implican que se debe aprender bien para tener buena memoria. La mente es un agente activo mediante el cual se forman, almacenan, recuperan y utilizan los recuerdos. ¿Los psicólogos, al igual que otros científicos, construyeron modelos basados ​​en diferentes investigaciones para describir cómo funciona el proceso de la memoria?

Uno de los enfoques simples para describir la memoria es el modelo de procesamiento de información. Donde el proceso pasa información a través de tres canales principales diferentes, como el de la computadora, el sistema de entrada o codificación, el sistema de almacenamiento y el sistema de recuperación, cuando un material se graba con la ayuda de un teclado y se recupera a través de diferentes medios en disquetes. Asimismo, la memoria humana se puede comparar con un sistema informático de procesamiento de información desde la entrada hasta la salida.

Para recordar cualquier evento necesitamos llevar información a nuestro cerebro a través de tres procesos diferentes. Las formas de funcionamiento de la memoria son mediante la codificación, el almacenamiento y la recuperación.

Codificación: obtener información

En la etapa de codificación, la información sensorial se recibe y codifica o transforma en impulsos neuronales. Estos impulsos pueden procesarse más o almacenarse para su uso posterior, del mismo modo que la computadora trabaja con cada entrada del teclado y transforma los símbolos en procesos electrónicos que pueden almacenarse en un disco de computadora. Esta información sensorial se transduce o convierte en impulsos neuronales que el cerebro puede almacenar y utilizar.

Además de la transducción, el proceso de codificación también activa el ensayo, la práctica o la repetición de la entrada. También organiza en grupos y relaciona los grupos con información ya almacenada. La codificación puede incluso implicar darle a esta información un nombre o etiqueta especial.

La codificación es más fácil si los materiales son significativos y se presentan en estímulos visuales que con materiales sin significado. Parte de la codificación es deliberada, como estudiar para los exámenes o recordar un poema, una fecha o una definición. Mientras que otra codificación ocurre simplemente debido al pensamiento y la percepción, es por eso que las personas pueden recordar los eventos que sucedieron antes en la vida, aunque no intentaron memorizarlos.

Generalmente, los procesos de codificación son de dos tipos: codificación automática y codificación con esfuerzo.

Automático Codificación: Como su nombre lo indica, la codificación automática se produce automáticamente con poco o ningún esfuerzo. El material se puede recuperar fácilmente. Por ejemplo, los acontecimientos de todo el día se pueden recordar en una secuencia sin ninguna interferencia. Recuerdos como estos se forman casi automáticamente. También es complicado escaparse sin registrarlo. Por ejemplo, es fácil recordar dónde se dejó caer la llave. Seguimos recreando mentalmente la imagen recordando la secuencia del evento del día, dónde estuvimos ayer, quién estaba con nosotros, dónde nos sentamos, qué vestimos, con quién hablamos, etc.

]

Esforzado Codificación: La codificación que requiere atención y esfuerzo consciente se denomina procesamiento con esfuerzo. Después de la práctica, el procesamiento esforzado se vuelve más automático. Por ejemplo, recordar nombres, fechas, definiciones, fórmulas, prestar atención a las palabras del profesor en clase requiere el esfuerzo de repetición y ensayo consciente. Es más complejo y requiere más tiempo que la codificación automática.

Almacenamiento: conservación de información

El almacenamiento es el segundo proceso en el procesamiento de la memoria donde la información codificada se retiene en el sistema de memoria. A menudo se ha comparado la memoria con un almacén. Parte de la información se almacena durante un período de tiempo, se usa muy poco y se descarta, mientras que otra se usa con frecuencia y se almacena de manera más permanente. La experiencia codificada registrada en el sistema nervioso se llama rastro de memoria, neurograma o engrama.

Los rastros de memoria asociados con otros rastros de memoria se utilizan, almacenan o retienen con más frecuencia que los rastros de memoria aislados. Si los rastros de memoria aislados no se practican con frecuencia o no se asocian con los recuerdos almacenados, serán eliminados de la memoria y luego olvidados. Los materiales repetidos se transfieren a un sistema más sólido a largo plazo; por ejemplo, algunos números de teléfono se utilizan con frecuencia y se almacenan de forma permanente.

Recuperación: sacar información

Una vez que los materiales están almacenados, se pueden recuperar como lo hacemos en una computadora. Recordamos o traemos recuerdos a la conciencia, de entre los materiales almacenados. Este proceso se conoce como proceso de recuperación. Los psicólogos han distinguido tres formas diferentes de recuperar los procesos almacenados.

  • Método de recuperación
  • Método de reconocimiento
  • Método de reaprendizaje

Método de recuperación

El recuerdo consiste en traer la experiencia a la conciencia presente en ausencia de un estímulo. Por ejemplo, en el examen intentamos recordar el material que hemos aprendido anteriormente en ausencia de notas o copias que hayamos preparado para este fin. Simplemente tenemos que seguir escribiendo basándonos en lo que tenemos almacenado en nuestro cerebro. Cuanto más eficiente y precisamente obtengamos, mayores calificaciones obtendremos.

¿Recuerdas la última fiesta de cumpleaños o el último picnic y tratas de responder una pregunta como cómo se llamaba ese medicamento que tomaste cuando tenías dolor de espalda? ¿Puedes recordar lo que leíste en el periódico de la mañana? Todos son ejemplos de retirada.

Método de reconocimiento

Una forma diferente de recuperar información es a través de reconocimiento. El reconocimiento es recuperar la información en presencia del estímulo que ya hemos experimentado. Simplemente requerimos clasificar el material entre otros materiales nuevos que tenemos ante nosotros. Por lo general, en el proceso de reconocimiento, a las personas se les presenta un nombre, una situación o una fotografía y se les pregunta si se han encontrado con eso antes. Esto suele parecerse a una prueba de opción múltiple que requiere la capacidad de reconocer materiales aprendidos o experimentados previamente.

El reconocimiento suele ser más fácil que el recuerdo porque reconocemos que es familiar. Es una experiencia común que normalmente decimos: «Estoy seguro de que nos hemos conocido antes, aunque no recuerdo tu nombre ni dónde ni cuándo fue». En uno de los estudios, Harry Bahrick y sus colegas (1975) informaron que las personas que se graduaron 25 años antes no podían recordar a muchos de sus antiguos compañeros de clase, pero podían reconocer el 90 por ciento de sus fotografías y nombres.

Método de reaprendizaje: repasar el material nuevamente

Otra forma de poner a prueba la memoria es reaprendiendo el material. Es más fácil que el aprendizaje original. La velocidad de reaprendizaje puede revelar la memoria. Ahorra tiempo, esfuerzo y es más sencillo que el proceso de aprendizaje original. Por ejemplo, si una vez aprendiste algo y luego lo olvidas, probablemente lo vuelvas a aprender más rápidamente que cuando lo aprendiste originalmente. Es como cuando estudias para el examen final el reaprender es más fácil. Es por eso que el método de reaprendizaje también se denomina método de ahorro.

Error 403 The request cannot be completed because you have exceeded your quota. : quotaExceeded




¿Qué es la memoria? Definición, proceso y cómo funciona

¿Qué es la memoria?

La memoria es una función cognitiva fundamental que nos permite almacenar, retener y recordar información a lo largo del tiempo. Es la capacidad que tenemos para adquirir conocimientos, experiencias y habilidades, y luego utilizarlos en el presente o en el futuro.

Definición de la memoria

La memoria se define como el proceso mediante el cual codificamos (almacenamos), retenemos y recuperamos información. Nos permite guardar datos, hechos, eventos, emociones y experiencias pasadas, y acceder a ellos en diferentes momentos de nuestras vidas.

Proceso de la memoria

El proceso de la memoria consta de tres etapas principales:

  1. Codificación: Es la fase en la que la información se registra en nuestra memoria. A través de los sentidos, como la vista, el oído, el gusto o el olfato, captamos la información y la convertimos en señales que el cerebro puede procesar y almacenar.
  2. Retención: Después de la codificación, la información se almacena en diferentes áreas del cerebro. La calidad y la eficacia de la retención de la memoria pueden variar según el significado y la importancia que le demos a la información.
  3. Recuperación: Es la fase final del proceso de memoria, en la que accedemos y utilizamos la información almacenada previamente. La recuperación puede ser espontánea o requerir un estímulo o recordatorio para acceder a la información almacenada.

¿Cómo funciona la memoria?

La memoria es resultado de la interacción de diferentes estructuras y procesos cerebrales. El hipocampo, una región ubicada en el lóbulo temporal, juega un papel fundamental en la formación y recuperación de la memoria. Además, diferentes áreas del cerebro trabajan en conjunto para procesar, almacenar y recuperar la información.

Nuestro cerebro utiliza diferentes tipos de memoria, como la memoria sensorial, la memoria a corto plazo y la memoria a largo plazo, para cumplir con diversas funciones. La memoria sensorial retiene la información durante breves períodos, mientras que la memoria a corto plazo nos permite retener información por un corto período de tiempo. Por otro lado, la memoria a largo plazo nos permite almacenar y recuperar la información durante períodos más largos de tiempo.

La memoria también puede verse influida por diversos factores, como el estado emocional, la atención que prestamos a la información, la relevancia, el contexto y la repetición de la información.

En conclusión, la memoria es un proceso fundamental que nos permite adquirir, retener y utilizar información de nuestro pasado. A través de la codificación, retención y recuperación de la información, nuestra memoria nos ayuda a aprender, recordar y construir nuestra identidad.

Si deseas obtener más información sobre la memoria, te recomendamos visitar los siguientes enlaces:


Deja un comentario