¿Qué es la inflación? Definición, tipos, efectos y formas de controlar

La inflación es un tema económico complejo y de gran importancia que afecta a todos los ciudadanos, pero ¿sabemos realmente qué es? En este artículo vamos a explorar en detalle qué es la inflación, cuáles son sus tipos, qué efectos tiene en la economía y cuáles son las formas más efectivas de controlarla. ¡Prepárate para descubrir todo sobre este fenómeno económico y cómo puede afectar tus finanzas!

¿Qué es la inflación?

La inflación se refiere a un aumento persistente y apreciable del nivel general de precios. Es una situación de precios en continuo aumento de las mercancías y de los factores de producción como resultado del exceso de oferta monetaria.

Diferentes economistas lo definieron de diferentes maneras. Algunos economistas como Crowther, Gardner Ackley y Harry Johnson consideraban la inflación como un fenómeno de aumento de precios. Según Crowther, «la inflación es un estado en el que el valor del dinero cae, es decir, los precios aumentan».

Pero economistas como Friedman, Coulborn y Kemmerer consideraban la inflación como un fenómeno monetario. Coulbron lo define como “demasiado dinero persiguiendo muy pocos bienes”. Según Friedman, «la inflación es siempre y en todas partes un fenómeno monetario».

Keynes definió “la inflación como un fenómeno de pleno empleo”. En su opinión, el aumento de los precios en todas las situaciones no puede denominarse inflación. Según él, la inflación sólo comienza después del pleno empleo. En una situación de desempleo, cuando un aumento de la oferta monetaria y un aumento del nivel de precios van acompañados de una expansión de la producción y el empleo, no se produce inflación.

A veces, debido a cuellos de botella en la economía, un aumento en la oferta monetaria puede hacer que los costos y los precios aumenten más que la expansión del empleo y la producción, pero ese aumento en los precios se denomina semiinflación. Una vez que se alcanza el nivel de pleno empleo, todo el aumento de la oferta monetaria se refleja en un aumento de los precios, un caso de inflación pura. Esta inflación representa una amenaza real para la economía y es motivo de preocupación.

A todos los efectos prácticos, Emile James definió la inflación como “un movimiento ascendente del nivel de precios que se perpetúa a sí mismo e irreversible, causado por un exceso de demanda sobrecapacidad de oferta”.

El exceso de demanda puede ser tanto la demanda de inversión como la de bienes de consumo. La frase «capacidad de oferta» en la definición enfatiza que cualquier aumento en la demanda constituye un llamado a un aumento en la producción. Si el exceso de demanda se satisface con el aumento de la producción, no habrá inflación.

Sólo puede ocurrir si la expansión de la producción o la oferta se ve frenada por algunos obstáculos. En este sentido, el término inflación también es aplicable a una economía donde un aumento en el nivel de precios puede no conducir a un aumento de la producción más allá de cierta etapa debido a la existencia de cuellos de botella, incluso aunque no se alcance la etapa de pleno empleo. En resumen, además de los aumentos de precios, la existencia de un exceso de demanda sobre la oferta se considera una condición esencial para la inflación.

Tipos de inflación

Los tipos comunes de inflación son la inflación de demanda, la de costos y la inflación mixta.

Tirón de la demanda

La inflación impulsada por la demanda se produce cuando la demanda agregada de bienes y servicios excede la oferta agregada disponible a los precios existentes, es decir, cuando hay un exceso de demanda de bienes y servicios. Se debe principalmente a factores que aumentan la demanda, como un aumento de la oferta monetaria, el gasto público, las exportaciones y la población, y una disminución de la tasa impositiva, etc. Se caracteriza principalmente por un aumento de la producción, los ingresos y el empleo con el aumento. del nivel de precios hasta el pleno empleo y un aumento únicamente del nivel de precios después del pleno empleo.

Empuje de costos

ocurre cuando la demanda agregada excede la oferta agregada debido a factores que aumentan los costos (o factores que reducen la oferta), como un aumento en el costo salarial, un aumento en el margen de beneficio, un shock de oferta, etc. Se caracteriza principalmente por una caída en la producción, el ingreso y empleo con el aumento del nivel de precios. Se puede clasificar como:

Inflación impulsada por los salarios: Ocurre cuando la demanda agregada supera la oferta agregada debido a un aumento en el costo salarial. Se atribuye al ejercicio del poder monopólico de los sindicatos para lograr que los salarios monetarios aumenten por encima de la tasa salarial competitiva del mercado laboral o la productividad del trabajo.

Inflación impulsada por las ganancias: Una serie de aumentos en los márgenes de beneficio conducirán a un aumento en el costo de producción y, por lo tanto, en los precios, lo que resultará en un aumento inflacionario de los precios. Se llama inflación impulsada por las ganancias.

Inflación por shock de oferta: La inflación por shock de oferta es una perturbación repentina e inesperada en la situación de la oferta de algunos productos básicos importantes o insumos industriales clave. Ocurre generalmente debido a un aumento repentino en los precios de artículos de alto peso en el índice de precios, por ejemplo, los precios de los alimentos debido a malas cosechas y los precios de algunos insumos industriales clave como el carbón, el acero, el cemento, los productos químicos básicos y los productos derivados del petróleo.

Mezclado

Varios economistas han justificado a partir de sus investigaciones empíricas que las fuerzas de demanda y de costos operan simultánea e interdependientemente en un proceso inflacionario. Por lo tanto, la inflación es mixta y no impulsada por la demanda y los costos cuando los cambios en el nivel de precios reflejan movimientos ascendentes tanto en la demanda agregada como en las fluctuaciones de la oferta.

Efectos de la inflación

Los efectos de las inflaciones son los siguientes:

]

Efectos sobre la producción

Mientras que un grado leve de inflación activa la economía al aumentar la inversión, la producción y el empleo, un alto grado de inflación tiene varios efectos adversos sobre la producción. Los principales efectos adversos sobre la producción son:

  • Reducción de la producción
  • Cambios en el patrón de producción.
  • Mala asignación de recursos
  • Fomenta la sepulación
  • Caída en la calidad del producto.
  • Reducción del ahorro
  • Obstaculiza los capitales extranjeros

Efectos sobre la distribución del ingreso

La inflación conduce a una redistribución inequitativa y arbitraria del ingreso y la riqueza en la sociedad. Esto resulta en todos los sectores de la sociedad de la misma manera. Durante la inflación, un sector de la sociedad puede ganar mientras que otro puede perder. Una ventaja que obtiene un grupo de personas puede ser a costa de los otros grupos. Estos efectos son para:

  • Deudores y acreedores
  • Ganadores de ganancias
  • Asalariados y clase asalariada
  • Inversores
  • Pensionistas y grupos de renta fija
  • Agricultores

Efecto adverso sobre los ahorros

Es probable que perjudique los ahorros. La inflación acaba con el ahorro por completo. El valor real de los ahorros en efectivo acumulados se evapora. Los pequeños ahorradores, que ponen sus ahorros en forma de depósitos bancarios y títulos públicos, ven que el valor real de su inversión cae en gran magnitud durante el período de aumento de precios. Esto reduce la motivación para ahorrar.

Efectos sobre la Balanza de Pagos

Generalmente perjudica la balanza de pagos. Si la tasa de inflación en el país es más alta que en otros países, la competitividad de los productos del país en el mercado mundial disminuiría. Nuestros productos exportables se volverían relativamente caros en el mercado mundial, lo que provocaría una caída de las exportaciones. Por otro lado, nuestras importaciones se volverían relativamente más baratas y esto aumentaría nuestras importaciones. Por lo tanto, la demanda de las exportaciones del país disminuiría y la demanda de sus importaciones aumentaría. Esto afectaría negativamente a la balanza de pagos.

Efectos sobre los ingresos públicos

Es probable que tenga un efecto favorable sobre los ingresos públicos. El Gobierno obtendría más ingresos de los impuestos durante la inflación. A medida que los precios aumentan, también aumentarán los ingresos obtenidos de los impuestos indirectos, como los impuestos especiales, el impuesto sobre las ventas, etc. Además, los ingresos provenientes de impuestos directos, como el impuesto sobre la renta, aumentarán a un ritmo más rápido que el crecimiento de los ingresos monetarios debido al sistema tributario progresivo en la mayoría de los países.

Degradación social y moral

Los períodos de hiperinflación suelen estar asociados con la degradación social y moral. Ha dado lugar a robos, robos y una corrupción generalizada. Es el período durante el cual prospera un pequeño tipo de delito. La corrupción genera inflación no sólo entre los empresarios sino también entre los funcionarios gubernamentales y los políticos.

Inestabilidad política

La inflación continua en muchos casos ha sacudido los cimientos del sistema político. Se ha convertido en una cuestión política importante durante muchas elecciones. La historia está llena de casos en los que muchos gobiernos perdieron el poder debido al aumento persistente de los precios. Por ejemplo, la revolución nazi en Alemania fue el resultado de la hiperinflación de 1923. En conclusión, tiene graves consecuencias económicas, sociales y políticas.

Formas de controlar la inflación

Dadas las graves consecuencias de la inflación, es necesario controlarla eficazmente antes de que alcance proporciones tan graves que amenace la existencia misma del sistema económico y político del país. Las principales medidas para controlarlo se comentan a continuación:

Medidas Monetarias

La política monetaria tiene como objetivo controlar la oferta de dinero influyendo en la disponibilidad y el costo del dinero bancario o del crédito bancario. Al banco central de cada país se le confía la tarea de hacer cumplir la política monetaria. Es fundamental adoptar una política monetaria restrictiva o cara para combatir la inflación. La política monetaria restrictiva se caracteriza por reducir la disponibilidad de crédito bancario y aumentar el costo del crédito. Se pueden adoptar dos tipos de instrumentos para implementar una política monetaria antiinflacionaria y restrictiva, que se analizan a continuación:

Medidas cuantitativas: Las medidas cuantitativas tienen como objetivo influir en la disponibilidad general de crédito bancario y su costo. Las operaciones de mercado abierto, la tasa bancaria y el coeficiente de encaje legal son las principales medidas cuantitativas de control del crédito.

Medidas Selectivas de Control de Crédito: Las medidas selectivas de control del crédito tienen como objetivo influir en el propósito para el cual se pone a disposición el crédito bancario y, por tanto, afectar la dirección del crédito.

Medidas fiscales

La política fiscal también se puede utilizar para controlar la inflación. La política fiscal es la política de gasto e ingresos públicos. Se puede utilizar una política fiscal contractiva para reducir la demanda agregada y así controlar la inflación impulsada por la demanda. La política fiscal contractiva es la política de reducir el gasto público y aumentar los ingresos del gobierno. Las principales herramientas de la política fiscal son:

El gasto público: El gasto público, es decir, el gasto del gobierno, es un componente importante de la demanda agregada. Para controlar la inflación, es necesario reducir el gasto público.

Impuestos: El elemento principal de la política fiscal antiinflacionaria es aumentar la carga fiscal aumentando la tasa impositiva e imponiendo nuevos impuestos.

Endeudamiento público: El endeudamiento público ayuda a reducir la cantidad de poder adquisitivo y, por tanto, la demanda total en la economía. Sin embargo, si la gente concede préstamos al gobierno con sus ahorros en lugar de reducir sus gastos, es posible que la demanda total no disminuya.

Política de Ingresos

Para frenar la inflación impulsada por los costos, es necesario adoptar una política de ingresos adecuada. El objetivo principal de la política de ingresos es garantizar que los sueldos, salarios y otros ingresos aumenten en sintonía con el aumento de la productividad. Esto significaría que unos ingresos más altos no dan lugar a un aumento del coste por unidad y, por tanto, de los precios.

Sin embargo, es difícil aplicar una política de este tipo, especialmente en lo que respecta a los ingresos salariales, dada la presión de los sindicatos. Los sindicatos normalmente presionan a los empresarios para que aumenten los salarios para compensar el aumento del costo de vida.

Controles directos

Control y racionamiento de precios: Una medida directa para controlar la inflación es introducir controles de precios y racionamiento de bienes esenciales. Según la política de control de precios, el gobierno fija el precio máximo al que se pueden vender ciertos productos.

Incrementar la disponibilidad de bienes: La solución básica al problema de la inflación es aumentar la disponibilidad de bienes en la economía.

Indexación: Se define como un mecanismo mediante el cual los salarios, precios y contratos se compensan total o parcialmente por cambios en el nivel general de precios.

Error 403 The request cannot be completed because you have exceeded your quota. : quotaExceeded




¿Qué es la inflación? Definición, tipos, efectos y formas de controlar

¿Qué es la inflación?

La inflación es un concepto económico que se refiere al aumento sostenido y generalizado de los precios de bienes y servicios en una economía durante un período de tiempo determinado. Es un indicador que muestra la disminución del poder adquisitivo de la moneda y el incremento en el costo de vida.

Tipos de inflación

Existen diferentes tipos de inflación, entre ellos:

  1. Inflación de demanda: Ocurre cuando existe un exceso de demanda de bienes y servicios en relación con la oferta disponible, lo que genera un aumento en los precios.
  2. Inflación de costos: Se produce cuando los costos de producción de bienes y servicios aumentan, lo que se traslada a los precios finales.
  3. Inflación estructural: Es un tipo de inflación que se debe a factores estructurales de la economía, como el incremento en los precios de materias primas o la escasez de recursos.
  4. Inflación inercial: Es aquella que se genera por la inercia de aumentos pasados de precios, que se mantienen en el tiempo aunque ya no existan factores fundamentales que justifiquen dichos incrementos.

Efectos de la inflación

La inflación puede tener diversos efectos en la economía y en la vida de las personas. Algunos de ellos son:

  • Pérdida del poder adquisitivo: Cuando los precios aumentan más rápidamente que los salarios, el poder adquisitivo de las personas disminuye.
  • Incertidumbre económica: La inflación puede generar incertidumbre en los agentes económicos, lo que dificulta la toma de decisiones tanto a nivel individual como empresarial.
  • Redistribución de ingresos: Dependiendo de cómo se ajusten los salarios y las pensiones, la inflación puede llevar a una redistribución de ingresos entre diferentes grupos de la sociedad.
  • Dificultades para el ahorro: La inflación puede erosionar el valor real de los ahorros, lo que dificulta la acumulación de riqueza a largo plazo.

Formas de controlar la inflación

Existen varias medidas que los gobiernos y los bancos centrales pueden tomar para controlar la inflación. Algunas de ellas son:

  • Política monetaria restrictiva: A través del control de la oferta de dinero y el aumento de las tasas de interés, se puede reducir la demanda de bienes y servicios, lo que ayuda a controlar la inflación.
  • Política fiscal equilibrada: Una política fiscal responsable, que garantice un equilibrio entre ingresos y gastos del gobierno, puede contribuir a controlar la inflación.
  • Políticas de oferta: Estas políticas buscan aumentar la oferta de bienes y servicios, lo que puede ayudar a controlar la inflación causada por la escasez de productos.

En resumen, la inflación es un fenómeno económico que afecta a todas las economías y tiene efectos importantes en la vida de las personas. Es importante entender sus causas, tipos y efectos para poder tomar decisiones financieras adecuadas en un entorno inflacionario.


Deja un comentario