¿Qué es la conformidad? Definición, factores, causas y experimento.

¿Alguna vez te has preguntado por qué las personas tienden a seguir el comportamiento de la mayoría? ¿Qué es lo que nos lleva a conformarnos con las normas y expectativas sociales? En este artículo, exploraremos el fascinante mundo de la conformidad, su definición y los factores que influyen en ella. Descubriremos qué nos impulsa a aceptar la influencia de los demás y cómo puede ser objeto de experimentación. Si estás interesado en comprender mejor el comportamiento de las personas y cómo nos relacionamos en sociedad, ¡sigue leyendo!

¿Qué es la conformidad?

La simple comprensión de la conformidad significa aceptar las opiniones del público. En psicología, la conformidad es comportarse de una manera que agrada y acepta a amigos, sociedades o grupos. Las personas aceptan normas sociales para agradar a los demás y cambiar sus actitudes, es decir, vuelven a alinearse para encajar con otras personas que las rodean.

Para ser aceptado por los demás normas sociales generalmente habladas y tácitas, la gente tiene que aceptarlas.

Normas habladas: En muchos contextos, existen reglas habladas que indican cómo debemos comportarnos en una situación determinada. Estas reglas se conocen como normas sociales y, a menudo, ejercen efectos poderosos en nuestro comportamiento. Por ejemplo, los gobiernos generalmente funcionan a través de constituciones y leyes escritas, las competencias deportivas generalmente están reguladas por reglas escritas y los letreros en muchos lugares públicos, por ejemplo a lo largo de carreteras, parques, aeropuertos o al costado de carreteras transitadas, describen el comportamiento esperado. Por ejemplo, límite de velocidad: 55, no bocina zona escolar ni zona hospitalaria, mostrarles fotografías de niños, etc.

Normas tácitas: Otras normas son tácitas o implícitas. ‘No te quedes demasiado cerca de un extraño’ y ‘No llegues a las fiestas exactamente a tiempo’. De manera similar, a menudo estamos influenciados por los estándares actuales y rápidamente cambiantes de vestimenta, habla y moda. La mayoría de la gente los obedece la mayor parte del tiempo. La gente se pone de pie cuando se toca el himno nacional de su país en eventos deportivos u otras reuniones públicas. Las personas que esperan recibir servicio público tienen que formar fila y esperar turno.

Experimento de conformidad de Solomon Asch

La conformidad como proceso social recibió relativamente poca atención en la psicología social hasta la época de Solomon Asch (1951). En su investigación, Asch pidió a los participantes que respondieran a una serie de problemas de percepción simples. En cada problema, los participantes tuvieron que unir tres líneas de comparación con una línea estándar de longitud. Durante la sesión también solían estar presentes entre seis y ocho personas que actuaban como asistentes del experimentador. Estas personas eran desconocidas para un participante real. Tal como se diseñó, todos estos asistentes eligieron unánimemente la línea incorrecta (respuestas) como coincidencia con la línea estándar.

Expresaron sus respuestas antes de que los participantes reales respondieran en el experimento. Esto hizo que las personas en el estudio de Asch se confundieran acerca de estos rasgos críticos. ¿Se enfrentan a los dilemas de si deben aceptar sus propios juicios junto con los demás individuos presentes o enfermos? Los resultados mostraron claramente que una gran mayoría de las personas en la investigación de Asch eligieron la conformidad. El 76 por ciento de los examinados estuvo de acuerdo con la respuesta falsa del grupo. El 76 por ciento cometió errores. Cuando los participantes fueron evaluados solos más tarde, cometieron sólo el 5 por ciento de ese error.

Había grandes diferencias individuales a este respecto. Casi el 25 por ciento de los participantes nunca cedió a la presión del grupo. En el otro extremo, algunas personas estaban de acuerdo con la mayoría casi todo el tiempo.

La investigación de Asch sirvió como base en la psicología social para investigar la naturaleza de la conformidad, identificar los factores que influyen en ella y establecer sus límites.

Factores que afectan la conformidad

La conformidad no se produce en el mismo grado en todos los entornos. Por ejemplo, llevar un pendiente y el pelo largo (especialmente entre los adolescentes) está de moda ahora. Sin embargo, muchos no lo aceptan. Hay adolescentes que tienen el pelo corto y no llevan pendientes. ¿Por qué? La investigación sistemática sugiere que muchos factores influyen. Estos factores son:

Cohesión

Aceptar la influencia de aquellos que nos agradan. Cohesión Se define como el grado de atracción que sienten los individuos hacia algún grupo. No nos dejamos influenciar por aquellas personas que se consideran inusuales e impopulares. Cuando la cohesión es alta, nos gusta y admiramos a algún grupo de personas; cuando la cohesión es baja, las presiones hacia la conformidad son bajas. No nos gusta ni admiramos especialmente.

Tamaño del grupo

Asch (1956) y otros investigadores descubrieron que la conformidad aumenta con el tamaño del grupo, pero sólo hasta unos tres miembros; más allá de ese punto, parece disminuir. Investigaciones más recientes (por ejemplo, Bond y Smith, 1996) encontraron que cuanto más grande es el grupo, mayor es nuestra tendencia a seguirle la corriente.

Normas sociales descriptivas y mandatorias

Las normas sociales pueden ser de naturaleza formal o informal. Hay dos tipos de normas sociales: descriptivas y preceptivas. Las normas descriptivas son aquellas que simplemente describen lo que la mayoría de las personas hace en una situación determinada, generalmente considerada como normal y efectiva o adaptativa en esa situación. Por ejemplo, tirar los residuos al cubo de la basura. Por el contrario, las normas cautelares especifican qué comportamiento se aprueba o desaprueba en una situación determinada, por ejemplo, conducir siempre por el lado izquierdo y no recoger flores del jardín de otros. Las personas pueden desobedecer o ignorar estas estrictas normas si sienten que están solas. Las normas cautelares pueden ejercer efectos más fuertes, generalmente en el comportamiento antisocial.

Causas de la conformidad

Muchas personas suelen optar por seguir las normas de sus grupos, valores, resultados sociales o expectativas. Temen resistirse a ellos. Este es un hecho básico de la vida social. Todos los seres humanos tenemos el motivo de ser:

  • Gustado o aceptado por otros: influencia social normativa
  • El deseo de tener razón: influencia social informativa
  • y sus procesos cognitivos cómo ver el mundo social

El deseo de agradar a los demás (influencia social normativa)

Las normas grupales juegan un papel importante en nuestra vida cotidiana. La violación de estas normas crea problemas complejos. Las personas no quieren ser rechazadas e ignoradas por los demás, quieren ser amadas y desean compartir, recibir afecto y calidez. Nos obliga a estar de acuerdo con las personas que nos rodean, como padres, maestros, amigos y otros. Hemos aprendido que hacerlo puede ayudarnos a obtener la aprobación y aceptación que anhelamos. A menudo elogiamos a las personas que nos rodean. Esta fuente de conformidad se conoce como influencia social normativa.

Basado en el deseo de los individuos de agradar o aceptar a otras personas. Tememos ser rechazados y, por lo tanto, nos ajustamos aún más a las normas sociales existentes. Una forma de hacerlo es ceñirnos más a lo que se considera “aceptable” o “apropiado” en nuestro grupo. Por ejemplo, nos avergonzamos si llegamos a una fiesta de bodas con ropa informal y encontramos a todos vestidos formalmente. La investigación de Jean y Olson (2000) demostró que cuando las personas temen el rechazo de los demás, muestran una mayor tendencia a conformarse.

El deseo de tener razón (influencia social informativa)

Las personas recopilan información para tener una percepción y comprensión precisas del mundo social. Tienden a depender de otros como fuente de información cuando no están seguros. Por ejemplo, si queremos saber nuestra presión arterial podemos medirla directamente. Pero para conocer la opinión social sobre qué vestimenta y colores nos favorecen más necesitamos la ayuda de otros. No existen pruebas físicas ni dispositivos de medición para resolver estos problemas. Necesitamos que otros nos ayuden a obtener respuestas a estas preguntas. Usamos sus opiniones y acciones como nuestra guía. Esta dependencia de los demás es una fuente poderosa para confirmarlo. Esto se conoce como influencia social informativa.

]

Suele ocurrir en situaciones en las que tenemos mucha incertidumbre sobre lo que es correcto o exacto y luego en situaciones en las que tenemos más confianza en nuestra propia capacidad para tomar tales decisiones.

Las consecuencias cognitivas de acompañar al grupo

Algunas personas expresan fácilmente que están equivocadas y otras que tienen razón. Mientras que a otras personas les resulta más difícil. Estas personas sienten que su propia decisión es correcta, pero al mismo tiempo no quieren ser inusuales. Estas personas se conforman incluso si sus puntos de vista no están de acuerdo con otras creencias. Esto explica su deseo de adaptarse al grupo. Estos actos obligan a alterar las percepciones. Los estudios demostraron que se enfrentan a la elección entre cambiar de opinión y demostrar que no es necesario hacerlo; por ejemplo, “Teej Ko Dar” (en la cultura hindú) y otras formalidades de la vida indican tales presiones.

Error 403 The request cannot be completed because you have exceeded your quota. : quotaExceeded






¿Qué es la conformidad? Definición, factores, causas y experimento

¿Qué es la conformidad?

La conformidad se refiere a la tendencia de las personas a ajustar su comportamiento, actitudes y creencias para adherirse a las normas sociales y expectativas grupales. Es un fenómeno psicológico ampliamente estudiado que muestra cómo las personas pueden verse influenciadas por la presión social.

Factores que influyen en la conformidad

Existen varios factores que influyen en la conformidad de una persona. Algunos de ellos son:

  1. Normas sociales: Las normas sociales son reglas implícitas o explícitas que dictan cómo se espera que las personas se comporten en una sociedad o grupo determinado. Las normas sociales pueden ejercer una poderosa influencia en la conformidad.
  2. Presión del grupo: La presión del grupo es otra importante influencia en la conformidad. Las personas a menudo se sienten presionadas para ajustar sus comportamientos y creencias para evitar el rechazo o la exclusión social.
  3. Autoridad: La presencia de una autoridad o figura de poder puede influir en la conformidad de las personas. Muchas veces, las personas obedecen órdenes o instrucciones de una autoridad sin cuestionarlas, lo que puede llevar a comportamientos conformistas.
  4. Autoestima y aceptación social: Las personas con baja autoestima o un deseo intenso de ser aceptadas por los demás son más propensas a la conformidad. Buscan la aprobación social y están dispuestas a conformarse para obtenerla.

Causas y efectos de la conformidad

La conformidad puede ser causada por diferentes motivos y tener diversos efectos en las personas. Algunas causas comunes incluyen:

  • El deseo de pertenencia a un grupo.
  • El miedo al rechazo o aislamiento social.
  • La necesidad de aprobación o validación por parte de otros.
  • La falta de conocimiento o información sobre un tema específico.

Los efectos de la conformidad pueden variar desde comportamientos leves, como seguir una moda o tendencia, hasta acciones más significativas que van en contra de los valores y creencias personales.

Experimento de conformidad: El efecto Asch

Uno de los experimentos más famosos sobre conformidad es el realizado por el psicólogo Solomon Asch en la década de 1950. El experimento pretendía investigar hasta qué punto las personas se conformaban con las respuestas incorrectas de un grupo dominante.

En el experimento, los participantes debían comparar la longitud de diferentes líneas y decir cuál era la más parecida a una línea de referencia. Sin embargo, todos los demás participantes eran en realidad cómplices del experimentador y daban respuestas incorrectas de forma intencionada.

El objetivo principal era observar si el participante real se conformaría con las respuestas equivocadas del grupo o se mantendría fiel a su propia percepción correcta. El experimento mostró que una gran proporción de los participantes se conformaban con las respuestas incorrectas del grupo, aunque las diferencias eran evidentes.

Este experimento demuestra claramente cómo la presión social y la conformidad pueden influir en el comportamiento de las personas, incluso cuando saben que están tomando decisiones incorrectas o en contra de sus propias creencias.

Si deseas profundizar más en el tema, te recomendamos leer estos artículos sobre conformidad:


Deja un comentario