¿Qué es la actitud? Significado, componentes, tipos y su formación.

La actitud es un aspecto fundamental en nuestras vidas que influye directamente en nuestra forma de pensar, sentir y actuar. Todos tenemos una actitud, pero ¿sabemos realmente qué es? En este artículo exploraremos el significado de la actitud, sus componentes, los diferentes tipos que existen y cómo se forma. Descubre cómo tu actitud puede marcar la diferencia en tu vida y en las relaciones con los demás. ¡No te lo pierdas!

¿Qué es la actitud?

Las actitudes suelen aparecer en nuestra conversación diaria después de alguien o algo. Es un tema fundamental para los psicólogos sociales. La actitud es el sistema de creencias que dirige nuestros pensamientos, sentimientos y acciones sobre otras personas, situaciones e ideas.

La psicología de la actitud se revela en la expresión de cuánto nos gusta o no, a favor o en contra, a favor o en contra, y de manera positiva, negativa o neutral (ambivalente) acerca de varias cosas. La ambivalencia se refiere al hecho de que nuestras evaluaciones de objetos, problemas, personas y eventos no siempre son uniformemente positivas o negativas; por el contrario, estas evaluaciones son mixtas y consisten en reacciones tanto positivas como negativas.

Por ejemplo, a la gente le gusta un postre de chocolate (evaluación positiva), pero también piensan que es demasiado rico y engorda demasiado (evaluación negativa), y lo rechazan. Sus actitudes se reflejaron en su comportamiento, estas reacciones fueron de naturaleza ambivalente y el componente negativo fue dominante.

Las actitudes evalúan o proporcionan juicios basados ​​en información o impresiones pasadas. Puede tratarse de objetos, personas y pensamientos como el SIDA, la religión, el fútbol, ​​el aborto, los políticos o el suicidio. Las actitudes varían en intensidad. Por ejemplo, algunas personas tienen opiniones muy firmes sobre el aborto, mientras que otras no. Asimismo, la actitud política influye en nuestros pensamientos, comportamientos e impresiones sobre las personas. Dirige nuestros prejuicios hacia nuestros amigos o enemigos.

Componentes de la actitud

La actitud incluye tres componentes: cognitivo (creencia), sentimiento (emoción) y comportamiento (acción).

Componente cognitivo

Los componentes cognitivos llevan al individuo a creer de cierta manera, por ejemplo, la persona a la que le gustan los perros, los ama y expresa perro es un animal fiel pero odia la mordedura del perro. Del mismo modo, si alguien cree que los niños de la calle sufren mucho a causa de los males sociales y desarrolló una actitud positiva para ayudarlos, pero si cree que los niños de la calle son deshonestos, entonces tiende a no agradarles. Las actitudes hacen que las personas interpreten los acontecimientos y las impresiones de manera diferente según su sistema de creencias.

Componente de sentimiento

Los componentes del sentimiento son emociones ligadas a la persona, al objeto y al pensamiento. Por ejemplo, si a una persona le encanta jugar al ajedrez, le resultará divertido, si no, le resultaría aburrido. Del mismo modo, si alguien siente que se debe cuidar de los niños de la calle, entonces esta persona desarrollará emociones positivas y por lo tanto se sentirá amable con los niños de la calle, pero si la persona se siente negativa, mostrará odio, ira, etc. hacia los niños.

Componente de comportamiento

Los componentes del comportamiento son la tendencia a actuar de determinadas maneras según lo dirigido por los componentes cognitivos y emocionales. Muestra la disposición a comportarse. Por ejemplo, cuando una persona cree que los niños de la calle son infieles rechazará cuando se acerquen, por el contrario, la persona que tiene una actitud positiva intenta acertar en la causa de su miserable vida.

Gordon Allport (1935), uno de los primeros teóricos de la actitud, formuló una definición de actitud de la siguiente manera: “La actitud es un estado mental y neuronal de preparación, organizado a través de la experiencia, que ejerce una influencia directiva o dinámica sobre la respuesta individual a todos los objetos y situaciones con que está relacionado”. Esta es una definición rica y completa que se puede dividir en varias partes con algunas implicaciones importantes.

  • Las actitudes son estados mentales o neuronales de preparación. Son privados. Es por eso que los científicos no pueden medirla directamente como los médicos miden la presión arterial.
  • Las actitudes se organizan a través de la experiencia. Se desarrollan a partir de una variedad de fuentes, desde el aprendizaje, la experiencia, la cultura, etc., y con la ayuda de los padres, amigos, la escuela y la televisión o agentes de socialización.
  • Las actitudes ejercen una influencia directiva o dinámica sobre la respuesta de la persona a objetos, personas y situaciones.

¿Cómo se desarrolla la actitud?

La formación o el desarrollo de actitudes se produce a través de una variedad de fuentes:

La actitud se desarrolla en el proceso de satisfacción de deseos

  • Mientras satisface los deseos primarios y secundarios, por ejemplo, una persona sedienta, desarrolla una actitud positiva hacia el agua.
  • Al acercarse al objetivo, por ejemplo, el paciente tiene una actitud positiva hacia su médico. y
  • En respuesta a situaciones problemáticas que incluyen tensión y experiencia emocional.

La actitud está determinada por la información expuesta

  • La afiliación religiosa y cultural prepara al individuo de manera típica, moldeando sus actitudes.
  • El estudio reveló que el nivel socioeconómico (NSE) de los estudiantes que asistían a universidades más ricas era más profascista que el de los estudiantes de NSE bajo.
  • El sistema de creencias de las personas cercanas como padres, amigos, hermanos y maestros influye en las actitudes.
  • El papel de los diferentes canales de medios (libros de texto, televisión, periódicos, debates, manifestaciones, etc.) también moldea las actitudes.

El factor genético

La evidencia reciente indica que los factores genéticos en realidad pueden desempeñar algún papel. Los gemelos idénticos están más estrechamente relacionados en sus actitudes que los gemelos no idénticos.

Factor de aprendizaje

Los factores de aprendizaje incluyen:

Aprendizaje social: El énfasis del aprendizaje social se basa en la observación de situaciones sociales. Ocurre cuando los individuos desarrollan nuevos hábitos y pensamientos al ver u oír a otros hacerlo. Por ejemplo, a veces los niños realizan actividades que básicamente no se pensaba que harían o dirían. Los medios de comunicación también desempeñan un papel en el desarrollo de actitudes.

Condicionamiento clásico: Las actitudes están influenciadas por la asociación entre estímulo y respuesta que es la base del condicionamiento clásico. Por ejemplo, un niño al principio es neutral con los miembros del otro grupo. Más tarde, aprende a asociar las reacciones emocionales negativas de su madre cada vez que juega con un nivel socioeconómico bajo o un grupo étnico en particular, lo que lleva a actitudes negativas hacia estos grupos.

Condicionamiento instrumental: El tema básico del condicionamiento instrumental es el refuerzo y la recompensa. Cuando un niño recibe elogios, sonrisas o resultados positivos después de la actividad, es probable que su comportamiento se fortalezca y se repita, mientras que las consecuencias negativas no se repitan ni se debiliten. Así, las conductas asociadas con la recompensa desarrollan una actitud positiva y las consecuencias negativas desarrollan una actitud negativa.

Tipos de actitudes

El comportamiento organizacional describe que los seres humanos tienen numerosas actitudes en el trabajo, pero el entorno laboral se centra en tres actitudes principales: satisfacción laboral, implicación laboral y compromiso organizacional.

]

Satisfacción laboral

El término Satisfacción laboral Describe un sentimiento positivo acerca de un trabajo. Una persona con un alto nivel de satisfacción laboral tiene sentimientos positivos sobre su trabajo, mientras que una persona insatisfecha tiene sentimientos negativos. Cuando la gente habla de las actitudes de los empleados, normalmente se refiere a la satisfacción laboral.

Participación laboral

La implicación laboral está relacionada con la satisfacción laboral. Es el grado en que las personas se identifican psicológicamente con su trabajo. Cuando el nivel de implicación laboral es mayor, se identifican fuertemente con su trabajo y realmente se preocupan por el tipo de trabajo que realizan. Aumenta su competencia, significado y autonomía en sus trabajos.

Compromiso organizacional

En el compromiso organizacional, un empleado se identifica con una organización en particular y sus objetivos y desea mantener su membresía en la organización. Hay tres dimensiones separadas del compromiso organizacional.

En primer lugar, un compromiso eficaz es un vínculo emocional con la organización y una creencia en sus valores. En segundo lugar, el compromiso de continuidad es permanecer en una organización por razones económicas.

En tercer lugar, el compromiso normativo es una obligación de permanecer en la organización por razones morales o éticas. En general, el compromiso afectivo parece estar más fuertemente relacionado con los resultados organizacionales que las otras dos dimensiones del compromiso.

Error 403 The request cannot be completed because you have exceeded your quota. : quotaExceeded




¿Qué es la actitud? Significado, componentes, tipos y su formación

¿Qué es la actitud? Significado, componentes, tipos y su formación

La actitud es una disposición mental y emocional que representa nuestra manera de pensar, sentir y actuar ante determinadas situaciones o circunstancias. Es una respuesta interna que guía nuestras acciones y comportamientos.

El significado de la actitud

La actitud se define como una forma de evaluación o valoración que tenemos hacia algo o alguien. Es la manera en la cual interpretamos y respondemos a nuestra realidad. Puede influir en nuestras decisiones, relaciones y logros personales.

Una actitud positiva se caracteriza por la predisposición a enfrentar los desafíos de manera optimista, buscando soluciones y oportunidades. Por otro lado, una actitud negativa puede llevarnos al pesimismo, la queja constante y una percepción negativa de las circunstancias.

La actitud puede ser consciente o inconsciente. A veces nos damos cuenta de nuestra actitud y otras veces actúa de forma automática y sin que nos demos cuenta.

Los componentes de la actitud

La actitud se compone de tres elementos principales:

  1. Cognitivo: es el componente relacionado con nuestras creencias, pensamientos o ideas sobre algo en particular.
  2. Afectivo: este componente tiene que ver con nuestras emociones y sentimientos hacia lo que evaluamos.
  3. Conductual: es el componente que se refiere a nuestras acciones y comportamientos asociados a la actitud.

Estos tres componentes interactúan entre sí y determinan nuestra actitud hacia determinada situación, persona o cosa.

Tipos de actitud

Existen diferentes tipos de actitud que pueden ser categorizados de la siguiente manera:

  1. Actitud positiva: se caracteriza por el optimismo, la motivación y la disposición a buscar soluciones y oportunidades.
  2. Actitud negativa: se caracteriza por el pesimismo, la queja constante y la resistencia al cambio.
  3. Actitud neutral: es una actitud indiferente, sin un fuerte juicio positivo o negativo hacia algo.
  4. Actitud proactiva: es una actitud orientada a la acción, tomando la iniciativa y adelantándose a los acontecimientos.
  5. Actitud pasiva: es una actitud de resignación y conformidad, sin buscar cambios o soluciones.

La formación de la actitud

La actitud se forma a través de diversas influencias, tales como:

  • Experiencias personales: nuestras vivencias y experiencias pasadas pueden influir en nuestra forma de percibir y evaluar situaciones.
  • Entorno social y cultural: el contexto en el que vivimos y las normas de nuestra sociedad pueden moldear nuestras actitudes.
  • Valores y creencias: nuestras convicciones y principios también determinan nuestra actitud hacia determinadas situaciones.
  • Educación y aprendizaje: la educación y el aprendizaje continuo pueden influir en la formación y modificación de nuestras actitudes.
  • Influencia de los medios de comunicación: los medios de comunicación y la información que recibimos pueden influir en nuestras actitudes y percepciones.

Mantener una actitud positiva y abierta hacia nuevas experiencias puede ser beneficioso para nuestro bienestar emocional y desarrollo personal. ¡Recuerda que tú tienes el poder de cambiar tu actitud!


Deja un comentario