¿Qué es el principio de disciplina de la gestión? [Definition + Pros/Cons]

El principio de disciplina de la gestión es un concepto fundamental en el mundo empresarial. Se trata de una estrategia que implica establecer reglas claras y aplicar medidas consistentes para garantizar la eficiencia y el cumplimiento de los objetivos organizacionales. En este artículo, exploraremos en qué consiste exactamente este principio, analizando sus ventajas y desventajas. Si estás interesado en mejorar la gestión de tu empresa y conocer cómo la disciplina puede marcar la diferencia, ¡sigue leyendo!

¿Qué es el principio de disciplina?

El principio de disciplina significa ser obediente a las personas mayores, respetar las reglas de la organización y comportarse como la organización quiere.

En el principio de disciplina de la gestión, Fayol ha enfatizado que todos deben ser disciplinados, ya sean empleados o gerentes, para lograr los objetivos previstos de la mejor manera posible. De hecho, este principio de disciplina es el valor central del éxito organizacional.

El gerente debe establecer un ambiente disciplinado en la organización. Es natural que algunos tengan tales cualidades inherentes y otros no; el gerente debe dar prioridad a estos empleados y hacerlos disciplinados en la organización y en sí mismo.

En este curso, el directivo no debe olvidar que él también debe ser disciplinado. La disciplina es imprescindible para desarrollar un sentido de responsabilidad entre todos los miembros de la organización, lo que a su vez mejora internamente el desempeño de los empleados y de la organización.

Relacionado: Los 14 principios de gestión de Henri Fayol

Para crear un ambiente disciplinado, el gerente debe alentar a sus empleados, motivarlos, supervisarlos adecuadamente, juzgar con justicia, introducir sistemas de recompensa, etc. El gerente debe hacer todo lo posible para desarrollar un sentido de responsabilidad propia en los empleados.

Positivo de este principio;

  • Proporciona gerentes y empleados disciplinados.
  • Dado que los empleados son disciplinados, no cuesta animarlos y motivarlos.
  • Ayuda a alcanzar las metas y objetivos organizacionales.
  • Los empleados motivados internamente conducen a la productividad.
  • Los empleados disciplinados reducen la carga del gerente ya que éste no tiene que pensar en motivarlos.
  • Un ambiente disciplinado promueve un mejor ambiente de trabajo.

Negativo de este principio:

  • No todos los empleados pueden ser disciplinados por sí mismos.
  • El gerente tiene que estudiar cuidadosamente a los empleados indisciplinados y aplicar los medios adecuados para hacerlos disciplinados, lo que resulta costoso y requiere mucho tiempo.
  • A veces los empleados se sienten decepcionados con las reglas y regulaciones de la organización.
  • El directivo tiene que pensar siempre en establecer un mejor ambiente de trabajo.

Leer siguiente: Principio de unidad de mando

El ID o la URL del vídeo de YouTube es obligatorio.

» limit=»1″]





¿Qué es el principio de disciplina de la gestión? [Definición + Pros/Cons]

¿Qué es el principio de disciplina de la gestión?

El principio de disciplina de la gestión es una orientación clave dentro del ámbito empresarial y de gestión que busca promover la obediencia a las normas y políticas establecidas, así como asegurar un comportamiento ético y responsable en todos los niveles de la organización. Este principio está basado en la premisa de que el cumplimiento de las reglas y la adhesión a los estándares de conducta son fundamentales para el éxito y la eficiencia de cualquier empresa.

Pros del principio de disciplina de la gestión

Aplicar el principio de disciplina de la gestión en una organización ofrece numerosos beneficios, como:

  1. Mayor coherencia y consistencia: La disciplina de la gestión promueve la uniformidad en la aplicación de las reglas y políticas en toda la organización. Esto garantiza que todos los miembros del equipo operen bajo los mismos estándares y evita la existencia de situaciones contradictorias o sesgadas.
  2. Impulso a la ética y la responsabilidad: Al centrarse en la disciplina, se fomenta una cultura empresarial ética y responsable, donde los empleados son conscientes de las consecuencias de sus acciones. Esto ayuda a evitar comportamientos inapropiados o fraudulentos.
  3. Aumento de la eficiencia y la productividad: La disciplina de la gestión establece procesos claros y eficaces, lo que permite una mayor eficiencia operativa y un rendimiento óptimo en todas las áreas de la organización.
  4. Mejora del clima laboral: Al prevenir conflictos y situaciones de favoritismo, la disciplina de la gestión contribuye a generar un ambiente laboral más equitativo y colaborativo, fortaleciendo las relaciones entre los miembros del equipo.
  5. Fortalecimiento de la reputación: Una empresa que se adhiere rigurosamente a los principios de disciplina de la gestión envía un mensaje claro a sus clientes, proveedores y otras partes interesadas, mostrando su compromiso con la transparencia, la confiabilidad y la calidad en todos sus procesos.

Cons del principio de disciplina de la gestión

Si bien el principio de disciplina de la gestión tiene numerosas ventajas, también hay algunos aspectos negativos a considerar:

  1. Rigidez excesiva: En algunas organizaciones, la disciplina puede llegar a ser demasiado estricta y limitar la creatividad y la innovación. Es esencial encontrar un equilibrio para evitar coartar el potencial de los empleados.
  2. Riesgo de falta de flexibilidad: Si se aplican políticas y reglamentos de manera rígida, sin tener en cuenta las circunstancias o necesidades particulares, puede haber una falta de adaptabilidad que dificulte la respuesta rápida a los cambios del entorno.
  3. Posible resistencia y desmotivación: Algunos empleados pueden percibir un excesivo control y supervisión como una falta de confianza y autonomía. Esto podría generar desmotivación y una disminución en la satisfacción laboral.
  4. Costos y tiempo de implementación: Establecer una disciplina de gestión efectiva puede requerir inversiones significativas en capacitación, sistemas de monitoreo y recursos humanos. Además, su implementación puede llevar tiempo y esfuerzo.

En conclusión, el principio de disciplina de la gestión es fundamental para el correcto funcionamiento de una organización. Al establecer normas claras, fomentar la ética y aumentar la eficiencia, este principio contribuye al éxito empresarial y fortalece la reputación de la empresa. Sin embargo, es importante encontrar un equilibrio para evitar la rigidez excesiva y considerar las necesidades particulares de cada empresa.

Fuentes:


Deja un comentario