¿Qué es el olvido? ¿Por qué nos olvidamos? Explicado

El olvido es una experiencia común en la vida de todos, pero ¿alguna vez te has preguntado qué es realmente el olvido? ¿Por qué nos olvidamos de ciertas cosas? Si alguna vez has sentido curiosidad acerca de este fenómeno fascinante, estás en el lugar correcto. En este artículo, vamos a explorar el concepto del olvido y desentrañar las razones detrás de nuestras fallas de memoria. ¡Prepárate para descubrir el maravilloso mundo del olvido!

¿Qué es el olvido?

Por qué ocurre el olvido es una pregunta sobre la que la gente siempre se pregunta.

El término olvido se refiere a la pérdida de información ya almacenada en la memoria a largo plazo. También se conoce como proceso mental pasivo en el que no podemos recordar la experiencia o la información que ya hemos aprendido. Es un fracaso en retener lo adquirido.

Simplemente, olvidar es lo opuesto a recordar.

Olvidar tiene consecuencias tanto positivas como negativas en la vida. Positivo en el sentido de que, nos salva de recuerdos dolorosos, para entrar en la conciencia que nos hace la vida miserable, es también una excusa conveniente para aliviarnos.

Negativo en el sentido de que, no recordar el material en un evento o examen importante, nos avergüenza y perdemos la oportunidad. Las personas quieren recordar sus habilidades y conocimientos, pero quieren olvidar experiencias o recuerdos desagradables o dolorosos.

De acuerdo a Munn «El olvido es la pérdida, permanente o temporal, de la capacidad de recordar o reconocer algo aprendido anteriormente».

De acuerdo a Drever: «Olvidar significa no recordar en ningún momento una experiencia, al intentar hacerlo, o no realizar una acción previamente aprendida».

Tipos de olvido

Hay varios tipos de olvido, algunos tipos son los siguientes,

  • Olvido natural: El olvido se produce con el paso del tiempo de forma bastante normal sin ninguna intención de olvido por parte del individuo.
  • Olvido mórbido o anormal: En este tipo de olvido un individuo olvida sus cosas o información según sus deseos.
  • Olvido general: En este tipo, es cuando uno sufre una pérdida total al recordar algún aprendizaje previo o no logra recordar.
  • Olvido específico: Este olvido se produce cuando el individuo olvida sólo una u otra parte específica de su aprendizaje anterior.
  • Olvido físico (orgánico): En este tipo, es cuando uno pierde la memoria debido a factores de edad, enfermedades, mal funcionamiento biológico del cerebro y del sistema nervioso, accidentes y otros materiales intoxicantes.
  • Olvido psicológico: Este olvido se produce debido a factores como el estrés, la ansiedad, los conflictos, la provocación, la falta de interés, la represión u otras dificultades emocionales y psíquicas, etc.

Causas del olvido

¿Qué nos hace olvidar? Los psicólogos han propuesto varias explicaciones. Estas explicaciones ayudan a comprender la naturaleza de lo que recordamos y por qué olvidamos. Algunas de las causas/razones o teorías del olvido son:

  • teoría de la decadencia
  • Interferencia
  • Olvido motivado
  • Fallo de recuperación
  • Disfunción de la memoria

Conozcamos estas causas,

Teoría de la decadencia

La teoría de la decadencia es la explicación más antigua del olvido. Es el sentido común más aceptado por los legos para comprender el olvido. Explica que el olvido se produce simplemente con el tiempo como resultado de un rastro de memoria que se desvanece.

Esta explicación supone que el aprendizaje deja una “huella” en el cerebro, la huella de la memoria implica algún tipo de cambio físico que no estaba presente antes del aprendizaje.

Con el tiempo, los procesos metabólicos normales y las reacciones químicas del cerebro provocan un desvanecimiento o decadencia de la memoria, de modo que los rastros del material una vez aprendido se desintegran gradualmente y finalmente desaparecen por completo. Estos cambios neurofisiológicos desaparecen con el desuso.

Por ejemplo, cuando vemos una imagen, podemos recordarla en detalle, pero a medida que pasa el tiempo, los detalles se olvidan rápidamente y se recuerdan los contornos principales. Olvidar historias, imágenes y recuerdos, una definición sugiere un proceso de desvanecimiento con el tiempo.

La teoría de la decadencia ha sido descartada por los psicólogos por ser incorrecta e incompleta hasta los últimos años, ya que no hay evidencia directa que la respalde. Los psicólogos sostienen que olvidar es más complicado que borrar las huellas de la memoria con el tiempo.

La aceptación de la concepción de la memoria en tres etapas ha devuelto a la teoría de la decadencia un apoyo limitado porque es difícil de refutar empíricamente. Encaja con muchos fenómenos de memoria observados. Hay muchos casos en los que el aprendizaje se retiene durante largos períodos sin que intervenga la práctica.

]

  • Las habilidades motoras no se olvidan fácilmente. No nos olvidamos de nadar, conducir un automóvil o escribir a máquina aunque no hayamos usado estas habilidades durante muchos años.
  • Algunos materiales verbales que hemos aprendido anteriormente pueden conservarse durante un largo período. Es posible que recordemos con bastante precisión un poema que memorizamos en nuestra clase de guardería.
  • Otro argumento en contra de la teoría de la decadencia es que las personas en la vejez a menudo recuerdan los acontecimientos de su juventud. A pesar de los muchos argumentos en contra de la teoría de la decadencia, se puede negar que pueda ocurrir algún olvido a través de los cambios orgánicos que tienen lugar.

Teoría de la interferencia

La teoría de la interferencia sugiere que el olvido ocurre porque recuerdos similares interfieren con el almacenamiento o la recuperación de información. Explica que la falla de la memoria no es la causa del paso del tiempo sino que se debe a la intrusión de recuerdos similares entre sí.

Lo que hacemos en el intervalo entre el aprendizaje y el recuerdo es importante para hacernos olvidar.

Por ejemplo, los estudiantes a menudo se confunden cuando aprenden dos teorías similares o dos palabras que suenan similar en un idioma extranjero casi al mismo tiempo. Parece que encontrar el camino correcto en el sistema neuronal es difícil si dos están muy juntos y se parecen.

Los psicólogos cognitivos distinguieron dos tipos de interferencia: interferencias retroactivas y proactivas.

Interferencia retroactiva: La información que se aprendió después del material que queremos recordar puede dificultar el recuerdo del material aprendido anteriormente. Este proceso se llama interferencia retroactiva, también llamada inhibición retroactiva.

A veces es importante recordar direcciones y números de teléfono antiguos, pero las únicas que vienen a la mente son direcciones y números de teléfono nuevos. Como resultado, en la inhibición retroactiva, el nuevo aprendizaje puede interferir con el antiguo.

Interferencia proactiva: Cuando se pueden recuperar viejos recuerdos que ya están almacenados en lugar del recuerdo reciente específico que estamos buscando, este efecto se denomina interferencia proactiva. A veces también se le llama inhibición proactiva, que ocurre cuando la información antigua dificulta nuestra memoria de la nueva información.

Por ejemplo, cuando te mudas a una nueva casa o apartamento, tienes una nueva dirección y número de teléfono. Incluso cuando te encuentres usando la dirección o el número de teléfono anterior. A veces este problema dura años.

Olvido motivado (represión)

Otra causa del olvido es el olvido motivado o el olvido por algún motivo. El concepto de olvido motivado surge de Sigmund Freud, quien sugirió que olvidamos información porque nos amenaza de alguna manera.

Freud creía que la mente consciente a menudo maneja información desagradable o peligrosa empujándola hacia la inconsciencia.

La mente inconsciente almacena motivos, recuerdos y emociones instintivos primitivos que amenazan la mente consciente. Se hace inconscientemente a través del proceso de represión. Los contenidos de la mente inconsciente normalmente no son accesibles a la conciencia, no se olvidan.

El concepto de represión Jugó un papel clave en la teoría de Sigmund Freud sobre la personalidad humana como causa de trastornos psicológicos. La represión es un mecanismo de defensa mediante el cual se excluyen de la conciencia los pensamientos y deseos amenazantes o dolorosos.

A menudo se le llama olvido selectivo. El libro de Freud “Psicopatología de la vida cotidiana” describe que todos los olvidos están motivados.

Reveló que los errores de lengua, el olvido de nombres y deberes de citas se deben a olvidos motivados porque la gente quiere proteger el ego de la ansiedad. Los recuerdos desagradables, los sentimientos de culpa, las frustraciones, los errores garrafales y los acontecimientos vergonzosos, que son demasiado dolorosos para recordar, se ven obligados a olvidar para defenderse de la ansiedad.

Esto ayuda a explicar por qué la gente generalmente recuerda los acontecimientos agradables con más frecuencia que los desagradables. Los recuerdos desagradables han sido reprimidos; por ejemplo, un hombre puede olvidar habitualmente su paraguas porque cree que llevarlo lo hace viejo y torpe.

Fallo de recuperación

La recuperación es cuando recordamos o traemos un recuerdo a la conciencia. La recuperación se ve facilitada por la organización del material almacenado. Cuando hay señales de recuperación apropiadas, la memoria es fácilmente evidente.

Un olor, nombre u otro estímulo en particular despierta el recuerdo de eventos, objetos, nombres, etc. olvidados. Las señales de recuperación ayudan a recordar la información en momentos en que no se puede recordar espontáneamente.

La falla de recuperación ocurre cuando no logramos codificar información o cuando nuestros recuerdos almacenados se descomponen. A veces la información entra en nuestro cerebro y, aunque sabemos que está aquí, no podemos sacarla.

El nombre de una persona puede estar en la punta de la lengua (TOT) esperando ser recuperado. Sin señales de recuperación apropiadas almacenadas en la memoria a largo plazo, uno no puede recordar, por lo que se produce el olvido. Las señales de recuperación están influenciadas por la memoria dependiente del contexto y la recuperación dependiente del estado.

La memoria dependiente del contexto sugiere que el material aprendido en un entorno o contexto es más fácil de recordar en un entorno similar. La recuperación dependiente del estado se refiere al estado interno del individuo.

Es un hecho que nos resulta más fácil recordar información almacenada en la memoria a largo plazo cuando nuestro estado interno es similar al que existía cuando la información se introdujo por primera vez en la memoria.

Por ejemplo, estudiar en un lugar y probar el recuerdo en un lugar muy diferente hace que a las personas les resulte muy difícil recordar el material estudiado anteriormente.

Disfunciones de la memoria

Las pérdidas de memoria debidas a algunos problemas cerebrales están relacionadas con esta categoría. La amnesia y el Alzheimer son los dos principales trastornos de la memoria que nos hacen olvidar.

Amnesia – La amnesia es la incapacidad parcial o total para recordar o identificar experiencias pasadas. Es la “enfermedad de la memoria”. En el estado amnésico el individuo no puede recordar su nombre, no sabe cuántos años tiene ni dónde reside y no reconoce a sus padres, parientes o amigos, pero sus patrones de hábitos básicos, como su capacidad para leer, hablar, etc. permanece intacto y parece bastante normal, aparte de la amnesia. La amnesia ocurre después de experimentar un trauma físico o psicológico.

Alzheimer Enfermedad – La enfermedad de Alzheimer es una demencia en la que el individuo presenta un deterioro de la memoria. La demencia puede deberse a un pequeño derrame cerebral, a un tumor cerebral o al alcoholismo que daña progresivamente el cerebro provocando erosión mental.

En la enfermedad de Alzheimer, la víctima muestra una pérdida progresiva de inteligencia, memoria y conciencia general. El Alzheimer destruye primero la memoria, luego el razonamiento y el lenguaje, incluso en las mentes más brillantes.

Error 403 The request cannot be completed because you have exceeded your quota. : quotaExceeded





¿Qué es el olvido? ¿Por qué nos olvidamos? – Explicado

¿Qué es el olvido?

El olvido es un fenómeno natural y común en el ser humano que se caracteriza por la pérdida o dificultad para recordar información previamente adquirida.

El olvido puede manifestarse de diferentes formas y afectar tanto a recuerdos a corto plazo como a recuerdos a largo plazo. Es importante destacar que el olvido no siempre es negativo, ya que nuestro cerebro necesita filtrar y desechar información innecesaria para poder mantener un equilibrio y facilitar el acceso a la información relevante.

¿Por qué nos olvidamos?

Existen diferentes razones por las cuales nos olvidamos de ciertos eventos, experiencias o conceptos. A continuación, se enumeran algunas de las principales causas del olvido:

  1. Falta de atención: Uno de los motivos más comunes del olvido es la falta de atención durante el proceso de codificación de la información en la memoria. Cuando no prestamos suficiente atención a algo, es más probable que no lo recuerdes posteriormente.
  2. Interferencia: El olvido también puede deberse a la interferencia de nueva información con la previamente adquirida. Si algo nuevo se superpone o se mezcla con lo que ya sabíamos, puede causar confusiones y dificultar el acceso a los recuerdos.
  3. Deterioro de la memoria: En algunos casos, el olvido puede ser causado por problemas en la capacidad de retención y recuperación de recuerdos debido a enfermedades o condiciones médicas. El Alzheimer y la demencia son ejemplos de enfermedades que pueden afectar seriamente la memoria.
  4. Desuso: El olvido por desuso ocurre cuando no utilizamos o practicamos cierta información con regularidad. Si no recordamos algo que solíamos saber, es posible que el conocimiento haya sido relegado a un segundo plano debido a la falta de uso.

Estas son solo algunas de las causas más comunes del olvido. Sin embargo, cada persona puede experimentar el olvido de manera diferente y en situaciones específicas.

Si deseas profundizar más en este tema, te recomendamos visitar los siguientes enlaces:

  1. Psychology Today: Memory
  2. National Center for Biotechnology Information: Memory and Forgetting


Deja un comentario