Procedimiento Charette – Capacitación en Lluvia de Ideas de EPM

¿Alguna vez has escuchado hablar del procedimiento Charette? Si te gusta la creatividad y la innovación, ¡este artículo es para ti! En el mundo empresarial, la lluvia de ideas es esencial para generar nuevas soluciones y estrategias. Es por eso que EPM ha desarrollado un procedimiento de capacitación en lluvia de ideas utilizando la metodología Charette. En este artículo, te explicaremos en qué consiste este interesante proceso y cómo puede beneficiar a tu empresa. ¡No te lo puedes perder!

El Procedimiento Charette es un enfoque de lluvia de ideas que resulta útil cuando hay una gran cantidad de personas (más de 15) involucradas en una sesión o cuando hay varios temas que deben discutirse.

¿Alguna vez ha intentado realizar una sesión de lluvia de ideas con más de diez personas presentes o en la que ha tenido que intercambiar varias ideas? Si es así, te habrás dado cuenta de que una simple lluvia de ideas tiene sus limitaciones.

Estas sesiones pueden salirse de control rápidamente y volverse improductivas. Las reuniones más grandes también tienden a estar dominadas por unas pocas personas, lo que significa que no todos tienen la oportunidad de contribuir por igual.

El proceso de lluvia de ideas es sencillo. Reúnes a un grupo de personas para generar ideas sobre un único objetivo o tema. Desafortunadamente, la simplicidad de la lluvia de ideas también es su perdición, ya que hay muchas situaciones en las que simplemente no funciona tan bien. Aquí es donde entra en juego el Procedimiento Charette.

El procedimiento Charette

El Procedimiento Charette funciona organizando a las personas en grupos más pequeños. Luego, realiza una lluvia de ideas en un grupo a la vez hasta que todos los grupos hayan tenido la oportunidad de realizar una lluvia de ideas.

Procedimiento Charette - Capacitación en Lluvia de Ideas de EPM

Utiliza>

El tema en discusión pasa de un grupo a otro hasta que todos los grupos hayan tenido la oportunidad de discutirlo. Una vez que todos los grupos han discutido el tema, se recopilan, analizan y priorizan las ideas finales.

Si tiene más de un tema para discutir, una vez que el primer grupo haya terminado de discutir el tema uno, puede comenzar a discutir el tema dos, al mismo tiempo que el grupo dos comienza a discutir el tema uno. De esta manera, es posible discutir muchos temas.

Las principales razones por las que podría considerar utilizar el Procedimiento Charette son:

  • Tiene muchas personas (mayores de 15 años) que deben participar en la sesión de lluvia de ideas.
  • Tienes más de una idea sobre la que quieres intercambiar ideas.
  • Tiene tiempo limitado para discutir cada tema o desea limitar deliberadamente el tiempo disponible para discutir cada tema para mantener la discusión enfocada y avanzar.
  • Quiere asegurarse de que todos los presentes tengan la mejor oportunidad de contribuir a la discusión.

El Procedimiento Charette permite que todos participen en una lluvia de ideas sobre un tema sin comprometer la calidad o efectividad de la sesión.

Fondo

El procedimiento Charette deriva de la palabra francesa para “carro” o “carro”, charrette.

El uso de la palabra en el contexto del Procedimiento Charette comenzó en el siglo XIX cuando se envió un carro para recoger el trabajo de los estudiantes de arquitecto para marcarlo. Los estudiantes, desesperados por terminar su trabajo antes de la fecha límite, aplicaban los toques finales a su trabajo mientras se llevaba el carrito para recoger el trabajo del siguiente estudiante (en charrette).

Cómo ejecutar el procedimiento Charette

A continuación encontrará los pasos necesarios para realizar una reunión del Procedimiento Charette. Sin embargo, tenga en cuenta que existe cierta flexibilidad en el momento de la reunión. No es necesario realizar todos los pasos en el mismo lugar ni al mismo tiempo. Esto significa que las sesiones podrían extenderse a lo largo de varios días o semanas, o que algunas de las reuniones podrían tener lugar en sitios remotos.

Un papel vital durante el Procedimiento Charette es el de registrador. Esta persona escribe un registro de la discusión que tiene lugar dentro de cada grupo.

Esta persona pasará de un grupo a otro con un tema a medida que avanza en cada grupo. Necesitará una persona que actúe como registrador por tema.

Paso 1: elija temas

El primer paso del proceso es determinar el conjunto de temas que desea discutir.

También querrás determinar el tiempo que cada grupo tendrá para realizar una lluvia de ideas sobre un tema, generalmente entre 10 y 15 minutos.

Paso 2: elija grupos

Crea grupos más pequeños a partir de tus grupos más grandes. Por lo general, lo ideal es cinco personas más una grabadora, pero dependerá del tamaño total del grupo.

Al pensar en quién debería estar en qué grupo, podría considerar poner a personas de diferentes departamentos o diferentes niveles de experiencia en el mismo grupo. Esto suele ser más creativo que tener personas muy similares en el mismo grupo.

Finalmente, para evitar perder tiempo, asegúrese de tener al menos tantos grupos como temas para discutir.

Paso 3: asignar temas

Asigna un tema a cada uno de tus grupos.

Paso 4: Lluvia de ideas

En este paso, cada grupo hará una lluvia de ideas sobre su tema. Durante la sesión, el secretario llevará un registro de la discusión. La discusión finaliza cuando se haya cumplido el tiempo límite para el debate.

Paso 5: mover tema

En este paso, el secretario pasará al siguiente grupo y comenzará la sesión presentando el estado actual de la lluvia de ideas sobre el tema en discusión.

El objetivo de este paso es que el nuevo grupo se base en las ideas del grupo anterior y genere nuevas ideas.

Se repite el paso 5 hasta que todos los grupos hayan tenido la oportunidad de realizar una lluvia de ideas sobre un tema.

Paso 6: intercalar

Al final de la discusión final del grupo, dé tiempo para que el anotador reúna las ideas y temas clave que se han discutido para ese tema.

Paso 7: priorizar

En este paso, todos los diferentes grupos se vuelven a reunir y el registrador presenta sus listas resumidas a todo el grupo.

Con la ayuda de todo el grupo, y si procede, priorizar la lista y acordar el plan de acción o próximos pasos.

Acelerando las cosas

Si tiene más grupos que temas, es posible acelerar las cosas asignando un tema a más de un grupo cuando comience el proceso.

Sin embargo, tendrás que volver a juntar los hilos al final. Esto se puede hacer al final del paso 6, cuando los dos o más registradores del tema puedan fusionar sus listas de ideas en una lista maestra.

Si adopta este enfoque, aunque puede acelerar las cosas significativamente, puede reducir la calidad del resultado final porque es posible que una parte de la discusión no haya tenido las ideas que tenían las otras.

Ventajas y desventajas

El procedimiento Charette tiene muchas ventajas, entre ellas:

  • El proceso Charette produce resultados de alta calidad porque las ideas más populares generadas se pulen y refinan aún más con cada ronda de discusión.
  • Cuando un grupo grande discute una idea, es muy fácil que la discusión se estanque. El proceso Charette ayuda a prevenir este problema.
  • Al dividirse en grupos pequeños, les da a todos la oportunidad de contribuir.

Existen algunas desventajas asociadas con el procedimiento Charette, que incluyen:

  • Es posible que termines con grupos de personas sentadas sin nada que hacer mientras esperan que un tema llegue a su grupo para discutirlo.
  • Después de algunos avances significativos durante la Charette, la discusión puede estancarse una vez que vuelva a reunir a todos para priorizar las ideas.

Resumen

El Procedimiento Charette es un proceso útil a seguir cuando hay varios temas sobre los que desea intercambiar ideas y muchas personas que desea involucrar en el proceso.

Al dividirse en grupos pequeños, le permite evitar algunos de los peligros de las sesiones de lluvia de ideas en grupos grandes. Es muy probable que su equipo también le agradezca por utilizar este enfoque, ya que les permite a cada uno de ellos contribuir a la discusión sobre cada tema.

Error 403 The request cannot be completed because you have exceeded your quota. : quotaExceeded





Procedimiento Charette – Capacitación en Lluvia de Ideas de EPM

Procedimiento Charette – Capacitación en Lluvia de Ideas de EPM

En este artículo, discutiremos el procedimiento de Charette y su importancia en la capacitación en lluvia de ideas de EPM. La lluvia de ideas es una técnica utilizada para generar ideas y soluciones creativas a problemas específicos. EPM, una reconocida empresa de gestión de proyectos, utiliza el procedimiento Charette para promover la participación activa de los empleados y fomentar la generación de ideas innovadoras.

¿Qué es el procedimiento Charette?

El procedimiento Charette es un enfoque colaborativo utilizado en la capacitación en lluvia de ideas de EPM. Este enfoque se basa en sesiones intensivas y participativas donde los participantes se reúnen para discutir y desarrollar soluciones a un problema determinado. Durante estas sesiones, los participantes trabajan en grupos multidisciplinarios para aprovechar diferentes perspectivas y conocimientos.

La duración de una sesión de Charette puede variar según la complejidad del problema que se aborda. Puede durar desde unas pocas horas hasta varios días. Este enfoque intensivo permite generar nuevas ideas y soluciones en un corto período de tiempo.

Importancia de la lluvia de ideas y el procedimiento Charette

La lluvia de ideas y el procedimiento Charette son fundamentales para promover la innovación y la creatividad dentro de una organización. Estas técnicas fomentan la participación activa de los empleados y les brindan la oportunidad de contribuir con ideas valiosas.

El enfoque colaborativo y multidisciplinario del procedimiento Charette amplía las perspectivas y conocimientos utilizados en la generación de ideas. Al reunir a personas con diferentes habilidades y experiencias, se pueden explorar soluciones innovadoras que de otro modo podrían haber pasado desapercibidas.

Además, la lluvia de ideas y el procedimiento Charette fomentan el trabajo en equipo y la comunicación eficiente. Durante las sesiones, los participantes aprenden a colaborar y compartir ideas de manera efectiva. Esto fortalece la cultura de trabajo en equipo dentro de la organización.

Conclusiones

El procedimiento Charette es una técnica poderosa utilizada en la capacitación en lluvia de ideas de EPM. Permite generar ideas y soluciones innovadoras en un corto período de tiempo al promover la participación activa de los empleados. La lluvia de ideas y el procedimiento Charette son fundamentales para fomentar la innovación, la creatividad y el trabajo en equipo dentro de una organización.

Fuentes:

  1. Fuente 1
  2. Fuente 2
  3. Fuente 3


Deja un comentario