Por qué fracasan las fusiones: gestión de programas expertos

Las fusiones de empresas son un fenómeno común en el mundo de los negocios y, sin duda, pueden traer consigo grandes beneficios. Sin embargo, no todas resultan exitosas y muchas veces se preguntan por qué. En este sentido, la gestión de programas expertos es clave para lograr que una fusión sea exitosa. En este artículo, exploraremos las razones por las que las fusiones fracasan y cómo una gestión adecuada puede marcar la diferencia. ¡Descubre cómo evitar los errores comunes y maximizar las oportunidades de éxito en tus futuras fusiones empresariales!

Las fusiones y adquisiciones (M&A) a menudo nacen de una gran ambición de capitalizar sinergias y crear valor para los accionistas. A medida que la economía global experimenta una recuperación económica, es probable que aumenten las fusiones y adquisiciones a medida que los ejecutivos buscan soluciones rápidas para impulsar el capital accionario.

A pesar de estas elevadas ambiciones, una investigación de KPMG encontró que el 83% de las fusiones y adquisiciones no logran aumentar el valor para los accionistas, y más del 50% en realidad destruyen el valor para los accionistas.

Una de las principales razones de este fracaso es que los líderes organizacionales no logran integrar exitosamente dos culturas dispares. Probablemente esto se deba a que las actividades de fusiones y adquisiciones tienden a centrarse en actividades duras, como la integración de sistemas y su planificación, la diligencia debida y la evaluación del ajuste empresarial, y no ponen suficiente énfasis en las actividades blandas.

Dado todo el tiempo y el dinero invertido, ¿cómo puede la falta de énfasis en las cosas blandas conducir al fracaso? Esto se puede explicar fácilmente mediante una analogía: cuando dos padres solteros deciden mudarse a vivir juntos. Sólo porque los padres se lleven muy bien no significa que los niños también lo vayan a hacer. En esencia, los niños se enfrentan al cambio y, a menudo, el cambio crea resistencia (ver la curva de cambio). Esta resistencia ocurre inevitablemente cuando la parte más fuerte intenta imponer su cultura a la más débil.

Por qué fracasan las fusiones: gestión de programas expertos
Imagen>si.vi.ne

Examinemos algunas de las áreas clave a las que prestar atención en fusiones y adquisiciones:

1. Comunicación

Durante cualquier fusión habrá diferentes partes interesadas con las que necesitará comunicarse, incluidos sus accionistas y clientes, pero en esta sección quiero centrarme exclusivamente en comunicarme con sus empleados.

En última instancia, los empleados decidirán si la iniciativa es un éxito o un fracaso, por lo que deben participar durante todo el proceso. Si los empleados están insatisfechos, desorientados y temen ser despedidos, entonces es poco probable que la integración de la empresa tenga éxito e incluso puede resultar en clientes insatisfechos si no se aborda rápidamente.

El compromiso integral de los empleados también aumentará las posibilidades de retener a sus mejores talentos, aumentando nuevamente las probabilidades de éxito. La debida diligencia humana es tan importante como la debida diligencia técnica y financiera.

2. Cuestiones culturales

Si está intentando fusionar dos culturas corporativas diferentes, debe tener cuidado. Como se indicó anteriormente, esto no debería ser simplemente un caso en el que la empresa más grande imponga su cultura a la empresa más pequeña, por ejemplo, si la empresa más pequeña tiene una cultura arrogante y de poder hacerlo, y la empresa más grande está más estrechamente vinculada al proceso, luego, al imponer la cultura de la empresa más grande a la más pequeña, se puede destruir lo que hizo grande a la empresa más pequeña.

Cada fusión tendrá su propio conjunto único de cuestiones culturales. Al prestar especial atención a esto y utilizar una comunicación cuidadosa con los empleados como se describe en el punto 1, debería sentar las bases para que la fusión sea un éxito.

3. Selección del equipo directivo

Puede parecer obvio construir su equipo directivo en torno a cuál será la forma futura de la organización luego de la ejecución del plan de integración estricta. Sin embargo, también se deben tener en cuenta los aspectos blandos a la hora de elegir el equipo directivo. La integración será mucho más fluida si hay líderes sénior capaces de guiar los corazones y las mentes de los empleados durante la transición.

Resumen

Como se mencionó al principio, un estudio de KPMG ha demostrado que más del 50% de las fusiones y adquisiciones en realidad destruyen el valor para los accionistas. Las empresas naturalmente agradecen los aspectos «duros» de estas fusiones, pero se les debe alentar a que presten especial atención a los aspectos «blandos». Obviamente, la mejor manera de ejecutar cualquier iniciativa de fusiones y adquisiciones es a través de un programa y un gerente de programas, estructurando la gobernanza de modo que diferentes personas sean, en última instancia, responsables de las actividades duras y blandas. El director del programa no será la persona que pensó en la iniciativa o la aprobó, pero está en una posición ideal para liderar su ejecución, ya que se especializa en liderar cambios interfuncionales a gran escala.

Error 403 The request cannot be completed because you have exceeded your quota. : quotaExceeded





Por qué fracasan las fusiones: gestión de programas expertos

Por qué fracasan las fusiones: gestión de programas expertos

Las fusiones y adquisiciones pueden ofrecer muchas ventajas estratégicas y operativas a las empresas. Sin embargo, no todas las fusiones resultan en el éxito esperado. ¿Por qué algunas fusiones fracasan? La respuesta radica en la gestión de programas expertos involucrados durante el proceso.

1. Falta de comunicación efectiva

Uno de los mayores desafíos en una fusión es la falta de comunicación efectiva entre los equipos de ambas empresas. La comunicación clara y constante es esencial para alinear los objetivos y garantizar que todos estén en la misma página. Sin una comunicación adecuada, pueden surgir malentendidos, conflictos y una falta de colaboración, lo que puede llevar al fracaso de la fusión.

2. Culturas organizativas diferentes

Cuando dos empresas se fusionan, es posible que también se fusionen culturas organizativas diferentes. Las diferencias culturales pueden generar resistencia al cambio, dificultades para trabajar en equipo y conflictos internos. Es importante abordar y gestionar estas diferencias para lograr una integración exitosa.

3. Falta de liderazgo sólido

Un liderazgo sólido es crucial durante el proceso de fusión. Sin un liderazgo claro y visionario, los empleados pueden sentirse perdidos y desmotivados. Además, la falta de liderazgo puede aumentar la incertidumbre y la resistencia al cambio. Es fundamental contar con líderes capacitados que inspiren confianza y mantengan a todos enfocados en los objetivos de la fusión.

4. Problemas financieros y de integración

Los problemas financieros, como una mala gestión de los recursos y una falta de análisis detallado, pueden impactar negativamente en el éxito de una fusión. Además, la falta de integración adecuada de los sistemas, procesos y empleados de ambas empresas puede generar ineficiencias y conflictos internos.

5. Falta de planificación y seguimiento

Una fusión exitosa requiere una planificación detallada y un seguimiento constante de los avances y resultados. La falta de un plan claro y la incapacidad para medir y ajustar el progreso a lo largo del camino pueden llevar al fracaso. Es esencial establecer métricas y objetivos claros y realizar un seguimiento regular para garantizar el éxito de la fusión.

6. Resistencia al cambio

La resistencia al cambio es común durante una fusión, especialmente si los empleados perciben que sus funciones, responsabilidades o cultura laboral están amenazadas. La falta de una estrategia efectiva para gestionar y comunicar el cambio puede dar lugar a una baja moral, un aumento de la rotación del personal y una falta de compromiso con la nueva organización.

En conclusión, para garantizar el éxito de una fusión, es fundamental abordar y gestionar las diversas razones por las que las fusiones pueden fracasar. La comunicación efectiva, la integración cultural, un liderazgo sólido, la resolución de problemas financieros y de integración, la planificación y el seguimiento adecuados, así como la gestión de la resistencia al cambio son aspectos clave para superar los desafíos y lograr una fusión exitosa.

Fuentes:

Deja un comentario