Por qué deberías eliminar y reducir para encontrar nuevos océanos azules

¿Estás buscando nuevas oportunidades de negocio? En un mercado saturado y altamente competitivo, es difícil encontrar un espacio para destacar. Sin embargo, existe una estrategia que puede abrirte las puertas hacia nuevos horizontes: la eliminación y reducción. En este artículo, exploraremos por qué deberías considerar estas acciones para descubrir nuevos «océanos azules» en el mundo empresarial. ¿Listo para navegar hacia un éxito sin precedentes? Sigue leyendo.

El artículo de 1997 explicaba la necesidad de pasar de la segmentación entre clientes principales a centrarse en el valor para el cliente. “En lugar de centrarse en las diferencias entre los clientes, los innovadores en valor se basan en los poderosos puntos en común de las características que los clientes valoran”, escribieron Kim y Mauborgne.

Nintendo es un caso de estudio de cómo se desarrolló esto a lo largo del tiempo. Al principio, la empresa estaba en muy malas condiciones. Ocupó un distante tercer lugar detrás de los fabricantes de consolas de juegos Sony y Microsoft. Los analistas de negocios recomendaron que abandonara el mercado de las consolas y se centrara en los juegos. Sony, fabricante del conocido sistema de juegos PS2, gastó más de 2 mil millones de dólares en un chip personalizado para su sistema de juegos PS3 de próxima generación, que era lo suficientemente potente como para volar misiles de crucero. Microsoft estaba perdiendo cientos de dólares por cada consola de juegos que lanzaba su Xbox 360. Nintendo no podía permitirse el lujo de construir un chip personalizado ni perder dinero por consola.

Sin embargo, Nintendo se dio cuenta del objetivo de un sistema de videojuegos: el valor – fue en la diversión que ofrecía a los usuarios, y en que no hay nada especialmente divertido en los costosos chips de computadora. La firma de Kioto eliminó los chips personalizados, los gráficos de alta resolución y la física realista. Redujeron enormemente la violencia, el realismo y los juegos en línea en tiempo real. Esto atrajo a un grupo más amplio que los segmentos cada vez más pequeños de niños y jóvenes que, en ese momento, eran vistos como los principales clientes de los sistemas de videojuegos. Este enfoque en los clientes – o no clientes, a medida que la teoría se desarrolló con el tiempo, aumentó la diversión y la accesibilidad. La oferta del océano azul de Nintendo se vendió más que las otras dos en un factor de dos a uno.

Centrándose en los activos y capacidades, los autores señalaron: «…muchas empresas ven las oportunidades de negocio a través de la lente de sus activos y capacidades existentes». De hecho, así se hacían las cosas en Wawa, una tienda de conveniencia que vendía mucha más comida que otros artículos. Después de aplicar innovación de valor, la empresa subcontrató por completo su producción de alimentos y reorientó su energía de la producción al control de calidad. Este giro estratégico redujo los costos y aumentó el valor para los clientes, lo que resultó en un aumento multimillonario en los ingresos con márgenes más altos.

Finalmente, los autores observaron que las empresas están limitadas por la oferta de productos y servicios. «La competencia convencional tiene lugar dentro de límites claramente establecidos y definidos por los productos y servicios que la industria ofrece tradicionalmente», escribieron. La fintech francesa Compte Nickel creó una cuenta bancaria sin banco, una cuenta para los no bancarizados que podían registrarse en los quioscos. La cuenta no incluía cajeros, ni edificios, ni servicios adicionales: nada más que la capacidad de almacenar y gastar dinero. Además de reducir enormemente los productos y servicios complementarios que los bancos suelen ofrecer, Compte Nickel eliminó las innumerables tarifas de las que se benefician la mayoría de los bancos y en su lugar cobró tarifas fijas bien definidas. El negocio fue exitoso, rentable y también cumplió una función social al llevar la banca a quienes de otro modo no serían elegibles para una cuenta.

El artículo sobre innovación de valor de Chan Kim y Renee Mauborgne fue tremendamente popular y batió todos los récords de reimpresiones.

Error 403 The request cannot be completed because you have exceeded your quota. : quotaExceeded

Por qué deberías eliminar y reducir para encontrar nuevos océanos azules

En el mundo del marketing y los negocios, siempre estamos buscando nuevas oportunidades y formas de destacar. Uno de los conceptos más interesantes y efectivos para lograr esto es el de los «océanos azules». En este artículo, responderemos algunas de las preguntas más frecuentes sobre los océanos azules y por qué deberías considerar eliminar y reducir para encontrar estos nuevos territorios inexplorados.

¿Qué son los océanos azules?

Los océanos azules son términos acuñados por los profesores W. Chan Kim y Renée Mauborgne en su libro «La estrategia del océano azul». En pocas palabras, los océanos azules representan mercados no explotados, donde una organización puede encontrar un crecimiento significativo sin enfrentar una competencia feroz. Estos mercados no se basan en la competencia directa, sino en la creación de nuevas ideas y en la innovación disruptiva.

¿Por qué debería considerar eliminar y reducir?

Reducir y eliminar son dos acciones clave en la búsqueda de océanos azules. La eliminación implica deshacerse de aspectos del negocio que no son fundamentales y que no generan valor para los clientes. Al reducir, se identifican procesos o características del producto que se pueden simplificar sin sacrificar la calidad. Estas acciones liberan recursos y permiten centrarse en la creación de valor único para los clientes.

¿Cómo puedo encontrar nuevos océanos azules?

Encontrar nuevos océanos azules requiere un enfoque estratégico y creativo. Aquí hay algunas estrategias que puedes seguir:

  1. Analiza la industria: Examina tu industria y observa dónde se encuentran los puntos de saturación y competencia intensa. Identifica las necesidades insatisfechas y los segmentos de mercado inexplorados.
  2. Escucha a los clientes: Realiza investigaciones de mercado y encuestas para comprender mejor las necesidades y los deseos de los clientes. Esto te ayudará a identificar oportunidades para proporcionar soluciones innovadoras.
  3. Observa a la competencia: Analiza a tus competidores directos e indirectos para identificar áreas en las que puedas diferenciarte. Busca nichos de mercado que puedan haber pasado desapercibidos por otros jugadores de la industria.
  4. Piensa fuera de lo convencional: Abre tu mente a nuevas ideas y enfoques. Considera cómo puedes utilizar tecnología, colaboraciones o modelos de negocio innovadores para crear valor de manera única.

Conclusión

La búsqueda de océanos azules puede ofrecer oportunidades emocionantes y un crecimiento significativo para tu negocio. Eliminar y reducir son acciones clave que te permitirán liberar recursos y enfocarte en proporcionar un valor único para tus clientes. Al seguir estrategias como analizar la industria, escuchar a los clientes, observar a la competencia y pensar de manera innovadora, estarás en camino de encontrar nuevos océanos azules y destacarte en un mercado cada vez más competitivo.

Referencias:

Deja un comentario