Política empresarial: definición y características

La política empresarial es un componente esencial para el éxito y desarrollo de cualquier organización. En un entorno empresarial cada vez más competitivo, contar con una política clara y sólida se convierte en una herramienta imprescindible para establecer objetivos, tomar decisiones estratégicas y mantener una ventaja competitiva en el mercado. En este artículo, exploraremos la definición y características de la política empresarial, analizando su importancia y cómo puede influir en el crecimiento y la estabilidad de una empresa. Descubre cómo una política empresarial bien establecida puede marcar la diferencia en el mundo de los negocios.


Definición de política empresarial

La Política Empresarial define el alcance o ámbitos dentro del cual los subordinados de una organización pueden tomar decisiones. Permite que la dirección de nivel inferior se ocupe de los problemas y cuestiones sin consultar a la dirección de nivel superior cada vez para tomar decisiones.

Las políticas empresariales son las pautas desarrollado por una organización para regir sus acciones. Definen los límites dentro de los cuales se deben tomar decisiones. La política empresarial también se ocupa de la adquisición de recursos con los que se pueden alcanzar los objetivos organizacionales.

La política empresarial es el estudio de los roles y responsabilidades. de la alta dirección, las cuestiones importantes que afectan el éxito organizacional y las decisiones que afectan a la organización a largo plazo.

Características de la política empresarial.

Una política empresarial eficaz debe tener las siguientes características:

  1. Específico- La política debe ser específica/definitiva. Si no hay certeza, la implementación será difícil.
  2. Claro- La política debe ser inequívoca. Se debe evitar el uso de jergas y connotaciones. No debe haber malentendidos al seguir la política.
  3. Confiable/uniforme La política debe ser lo suficientemente uniforme para que los subordinados puedan seguirla eficientemente.
  4. Adecuado- La política debe ser apropiada para el objetivo organizacional actual.
  5. Simple- Una política debe ser simple y fácilmente comprensible para todos en la organización.
  6. Inclusivo/Completo- Para tener un alcance amplio, una política debe ser integral.
  7. Flexible- La política debe ser flexible en su operación/aplicación. Esto no implica que una política deba modificarse siempre, pero debe tener un alcance amplio para garantizar que los gerentes directos la utilicen en escenarios repetitivos/rutinarios.
  8. Estable- La política debe ser estable, de lo contrario generará indecisión e incertidumbre en las mentes de quienes la examinen en busca de orientación.

Diferencia entre política y estrategia

El término “política” no debe considerarse sinónimo del término “estrategia”. El diferencia entre política y estrategia se puede resumir de la siguiente manera-

  1. La política es un modelo de las actividades organizacionales que son de naturaleza repetitiva/rutinaria. Mientras que la estrategia se ocupa de aquellas decisiones organizacionales que no han sido abordadas/afrontadas antes de la misma forma.
  2. La formulación de políticas es responsabilidad de la alta dirección. Mientras que la formulación de estrategias la realiza básicamente la dirección de nivel medio.
  3. La política se ocupa de las actividades rutinarias/diarias esenciales para el funcionamiento eficaz y eficiente de una organización. Mientras que la estrategia se ocupa de las decisiones estratégicas.
  4. La política se ocupa tanto del pensamiento como de las acciones. Mientras que la estrategia se ocupa principalmente de la acción.
  5. Una política es lo que se hace o lo que no se hace. Mientras que una estrategia es la metodología utilizada para lograr un objetivo según lo prescrito por una política.



Autoría/Referencia – Acerca del autor(es)


Error 403 The request cannot be completed because you have exceeded your quota. : quotaExceeded

Política empresarial: definición y características

La política empresarial es un conjunto de decisiones y directrices que establece una empresa para alcanzar sus objetivos estratégicos y guiar su funcionamiento en todas las áreas de la organización.

Características de una política empresarial

La política empresarial puede variar según el tamaño, el sector y los objetivos de cada empresa, pero generalmente tiene las siguientes características:

  1. Visión a largo plazo: La política empresarial se establece en función de los objetivos a largo plazo de la empresa. Define la dirección en la que la empresa se quiere mover y los resultados que busca alcanzar.
  2. Definición de metas: La política empresarial establece las metas y los objetivos específicos que la empresa debe lograr para alcanzar su visión. Estas metas son claras, medibles y realistas.
  3. Directrices para la toma de decisiones: La política empresarial proporciona pautas claras para que los miembros de la organización tomen decisiones coherentes con los objetivos y la visión de la empresa.
  4. Coherencia: La política empresarial debe ser coherente en todas las áreas de la organización. Todas las decisiones y acciones deben estar alineadas con la política establecida.
  5. Flexibilidad: Aunque la política empresarial establece las directrices generales, también debe ser lo suficientemente flexible para adaptarse a los cambios del entorno y las necesidades de la empresa.
  6. Comunicación: La política empresarial debe ser comunicada de manera efectiva a todos los miembros de la organización. Todos deben entenderla y trabajar en consonancia con ella.

Importancia de una política empresarial

Una política empresarial clara y bien definida es fundamental para el éxito de cualquier empresa. Algunas de las razones por las que es importante contar con una política empresarial sólida son:

  1. Alineación: La política empresarial permite alinear los esfuerzos de todos los miembros de la organización hacia un mismo objetivo, evitando conflictos y maximizando la eficiencia.
  2. Coordinación: Proporciona una base para coordinar las actividades de todas las áreas de la empresa, asegurando que se trabaje de manera integrada y se optimicen los recursos.
  3. Claridad: Ayuda a clarificar las responsabilidades y las expectativas de cada miembro de la organización, evitando confusiones y garantizando un mejor desempeño individual y colectivo.
  4. Adaptabilidad: Una política empresarial flexible permite a la empresa adaptarse a los cambios del entorno y aprovechar nuevas oportunidades, manteniéndose competitiva en un mercado en constante evolución.

En conclusión, la política empresarial es un elemento clave para el éxito de cualquier empresa. Define la dirección y los objetivos estratégicos de la organización, proporciona directrices para la toma de decisiones y asegura la coherencia y la eficiencia en todas las áreas de la empresa. Además, ayuda a alinear, coordinar y adaptar la empresa a los cambios del entorno. Para obtener más información sobre políticas empresariales, puedes consultar las siguientes fuentes:

Esperamos que este artículo haya sido útil para comprender qué es y cuáles son las características y la importancia de una política empresarial.

Deja un comentario