Planificación de recursos empresariales (ERP)

La Planificación de Recursos Empresariales, o ERP por sus siglas en inglés, es una herramienta fundamental para el éxito de cualquier empresa. En un mundo cada vez más competitivo y dinámico, contar con un sistema de gestión eficiente se ha convertido en una necesidad imperante. En este artículo, exploraremos en detalle qué es un ERP, cómo funciona y cuáles son los beneficios que puede aportar a tu negocio. Si estás buscando optimizar tus operaciones y aumentar la eficiencia de tu empresa, ¡no te pierdas esta guía completa sobre la planificación de recursos empresariales!


Hay varias formas de definir un sistema de planificación de recursos empresariales. Así lo ha definido el diccionario American Inventory and Production Control System (APICS):

“Planificación de recursos empresariales: Un sistema de información orientado a la contabilidad para identificar y planificar los recursos de toda la empresa para realizar, enviar y contabilizar los pedidos de los clientes..”

Nuevamente en la enciclopedia de Internet, se define como “Un sistema de planificación empresarial es una aplicación informática integrada que se utiliza para gestionar recursos internos y externos, incluidos activos tangibles, recursos financieros, materiales y recursos humanos”.

Básicamente, un ERP combina varias funciones de gestión tradicionales en un sistema lógicamente integrado y facilita el flujo de información entre estas funciones. Está diseñado para modelar y automatizar procesos básicos en toda la organización a través de una base de datos centralizada y elimina la necesidad de sistemas dispares mantenidos por varias unidades de la organización.

La siguiente figura muestra cómo se integra la información en una organización típica utilizando un sistema ERP.


Planificación de recursos empresariales (ERP)

Por tanto, el sistema ERP es un reflejo de los principales procesos de negocio de una organización.

Necesidad de planificación de recursos empresariales: ¿por qué ERP?

Durante 1960/70 se mantuvieron sistemas separados para funciones comerciales tradicionales como Ventas y Marketing, Finanzas, Recursos Humanos, Fabricación y Gestión de la Cadena de Suministro. Estos sistemas a menudo eran incongruentes, estaban alojados en diferentes bases de datos y requerían actualizaciones por lotes. Era difícil gestionar los procesos de negocio en todas las funciones de negocio, por ejemplo, funciones de compras para pagar y ventas para cobrar. El sistema ERP creció para reemplazar las islas de información integrando estas funciones comerciales tradicionales.

La implementación exitosa de un sistema ERP tendrá muchas ventajas, como se indica a continuación:

  • Integración empresarial y precisión de datos mejorada: El sistema ERP se compone de varios módulos/submódulos donde un módulo representa un componente comercial particular. Si se ingresan datos en un módulo, como recepción, se actualiza automáticamente otros módulos relacionados, como cuentas por pagar e inventario. Esta actualización se produce en tiempo real, es decir, en el momento en que se produce una transacción. Dado que los datos deben ingresarse solo una vez en el origen de la transacción, se elimina la necesidad de ingresar múltiples datos con los mismos datos. Por lo tanto, se minimiza la probabilidad de datos duplicados o erróneos. La estructura centralizada de la base de datos también permite una mejor administración y disposiciones de seguridad, lo que minimiza la pérdida de datos confidenciales.
  • Planificación y MIS: Las diversas herramientas de apoyo a la toma de decisiones, como motores de planificación y funciones de simulación, forman una parte integral de un sistema ERP que ayuda a la utilización adecuada de recursos como materiales, recursos humanos y herramientas. La planificación basada en restricciones ayuda a trazar programas de producción adecuados, mejorando así el funcionamiento de la planta y el equipo. Como parte de MIS, un sistema ERP, contiene muchos informes estándar incorporados y también un redactor de informes que produce informes ad hoc, cuando sea necesario.
  • Mayor eficiencia y productividad: Además de proporcionar una planificación mejorada, el sistema ERP proporciona un enorme impulso a la eficiencia de las transacciones diarias y rutinarias, como el cumplimiento de pedidos, el envío a tiempo, el desempeño de los proveedores, la gestión de calidad, la conciliación de facturas, la realización de ventas y la gestión de efectivo. El tiempo del ciclo se reduce para las secuencias de ventas al efectivo y de adquisiciones al pago.
  • Establecimiento de Procedimientos Estandarizados: El sistema ERP se basa en procesos de mejores prácticas internacionales, que son adoptadas por las organizaciones durante la implementación. Se purgan los silos departamentales y se eliminan las prácticas inconformistas. Gracias a la vista de arriba hacia abajo disponible para la administración, se minimizan las posibilidades de robo, fraude y obsolescencia.
  • Flexibilidad y tecnología: Debido al entorno globalizado, donde las unidades de producción, centros de distribución y oficinas corporativas residen en diferentes países, las organizaciones necesitan modos multidivisa, multiidioma y multicuenta, de manera integrada. Estas disposiciones están disponibles en la mayoría de los sistemas ERP, particularmente en productos ofrecidos por proveedores de nivel 1 y 2. Los proveedores de ERP también adoptan rápidamente las últimas tecnologías, desde el mainframe hasta el servidor del cliente e Internet. A diferencia de un sistema hecho a medida, la actualización a la última tecnología para un sistema ERP en ejecución no es complicada y implica principalmente la adopción de paquetes de servicios y parches.

Conclusión

Aunque ERP ofrece muchas ventajas; su implementación es una decisión estratégica, que involucra importantes recursos (tanto financieros como humanos), una adecuada evaluación y una reingeniería de los procesos de negocio. Debe haber un compromiso a todos los niveles. Una implementación fallida puede llevar a la quiebra de una organización.



Autoría/Referencia – Acerca del autor(es)


Error 403 The request cannot be completed because you have exceeded your quota. : quotaExceeded

Planificación de recursos empresariales (ERP): Preguntas frecuentes

La planificación de recursos empresariales (ERP, por sus siglas en inglés) es una solución integral que permite a las empresas gestionar eficientemente sus operaciones diarias. A medida que más organizaciones adoptan esta tecnología, es natural que surjan varias preguntas. A continuación, encontrará respuestas a algunas de las preguntas más frecuentes sobre la planificación de recursos empresariales.

1. ¿Qué es un sistema ERP?

Un sistema ERP es un software que integra y gestiona todos los procesos y flujos de trabajo empresariales en una sola plataforma. Esto incluye las operaciones de ventas, compras, inventario, contabilidad, recursos humanos y mucho más. Un sistema ERP proporciona a las empresas una visión completa de sus actividades comerciales y ayuda a mejorar la eficiencia en todos los niveles.

2. ¿Cuáles son los beneficios de implementar un ERP?

La implementación de un sistema ERP ofrece numerosos beneficios para las empresas, incluyendo:

  1. Mejora de la productividad: Un sistema ERP automatiza procesos manuales y simplifica tareas, lo que permite a los empleados trabajar de manera más eficiente.
  2. Optimización del flujo de trabajo: Un sistema ERP integra diferentes departamentos y agiliza los flujos de trabajo, eliminando la necesidad de transferir información manualmente entre diferentes sistemas o equipos.
  3. Toma de decisiones basada en datos: Un sistema ERP proporciona datos en tiempo real y análisis detallados, lo que permite a los gerentes tomar decisiones informadas y estratégicas para el negocio.
  4. Mejora de la colaboración: Un sistema ERP permite a los diferentes equipos acceder a la misma información actualizada, lo que fomenta la colaboración y la comunicación entre departamentos.

3. ¿Cómo elegir el sistema ERP adecuado?

Al elegir un sistema ERP para su empresa, es importante considerar varios factores. Estos incluyen el tamaño y la complejidad de su organización, sus necesidades específicas, el presupuesto disponible y la experiencia del proveedor. Es recomendable realizar una investigación exhaustiva, leer reseñas de usuarios, consultar a expertos en la industria y solicitar demostraciones antes de tomar una decisión final.

4. ¿Cómo se implementa un sistema ERP?

La implementación de un sistema ERP puede ser un proceso complejo que requiere planificación y gestión adecuadas. Por lo general, implica las siguientes etapas:

  1. Análisis y evaluación: Comprender los procesos comerciales existentes y definir los objetivos de implementación.
  2. Personalización y configuración: Adaptar el sistema ERP a las necesidades específicas de la empresa y configurar los módulos relevantes.
  3. Migración de datos: Transferir los datos existentes al nuevo sistema ERP.
  4. Capacitación de usuarios: Capacitar al personal para utilizar el sistema ERP de manera eficiente y comprender sus funcionalidades.
  5. Pruebas y ajustes: Realizar pruebas exhaustivas para identificar y corregir errores o problemas antes del lanzamiento final.
  6. Implementación y seguimiento: Desplegar el sistema ERP y monitorear su rendimiento para garantizar una transición suave.

5. ¿Cuáles son los costos asociados con un sistema ERP?

El costo de implementación y mantenimiento de un sistema ERP puede variar según diferentes factores, como el tamaño de la empresa y la complejidad de sus operaciones. Los costos típicos pueden incluir licencias de software, personalización, capacitación, hardware y soporte. Es importante tener en cuenta tanto los costos iniciales como los costos continuos a largo plazo al evaluar la viabilidad de un sistema ERP para su empresa.

¡Esperamos haber respondido sus preguntas más frecuentes sobre la planificación de recursos empresariales! Si desea obtener más información, le recomendamos consultar fuentes confiables, como ejemplo.com y ejemplo.com.

Deja un comentario