Planificación de la gestión de la continuidad del negocio en todo el mundo

En un mundo en constante cambio y con una creciente dependencia de la tecnología, la planificación de la gestión de la continuidad del negocio se ha convertido en una preocupación crucial para las empresas de todos los tamaños y en todas las industrias. La capacidad de mantener las operaciones comerciales en funcionamiento, incluso en situaciones de crisis o desastres, es fundamental para la supervivencia y el éxito a largo plazo. En este artículo, exploraremos las mejores prácticas y las metodologías utilizadas en todo el mundo para la planificación de la gestión de la continuidad del negocio, brindándote la oportunidad de prepararte y proteger tu empresa ante cualquier eventualidad.


En estos tiempos turbulentos en los que el entorno empresarial se caracteriza por la incertidumbre y está plagado de riesgos de todo tipo, las empresas tienen que planificar para contingencias y emergencias. La preparación ante desastres que exhiben las empresas contribuye en gran medida a que se ajusten a las circunstancias cambiantes cuando ocurre un desastre. Por ejemplo, es posible que las empresas tengan que hacer frente a desastres naturales y provocados por el hombre, como terremotos y ataques terroristas. En todo el mundo, diferentes países tienen diferentes riesgos y, por lo tanto, las empresas deben asegurarse de que su preparación ante desastres sea acorde al riesgo específico que conlleva la ubicación y la región en la que se encuentran. Esto es particularmente cierto para las multinacionales que operan en varios países y donde tienen que adaptar sus planes de continuidad del negocio según la ubicación.

Por ejemplo, Citibank tiene un plan de preparación para desastres para todas sus ubicaciones en todo el mundo, dependiendo de los riesgos específicos que cada país plantea para sus operaciones. En Indonesia, el banco tiene un plan de emergencia para cubrir terremotos y otros desastres naturales, mientras que en países como India, el banco también destina presupuestos para huelgas y disturbios civiles.

Por lo tanto, está en la naturaleza de las cosas que estas empresas se aseguren de que su preparación ante desastres sea global en pensamiento pero local en ejecución. Este componente glocal, que significa que las empresas globales tienen que adaptarse a las condiciones locales, es una condición previa necesaria para que las multinacionales comiencen a operar en los distintos países del mundo.

Más, Los planes de continuidad del negocio en todo el mundo difieren mucho en su enfoque y alcance. Por ejemplo, en Singapur, la mayoría de las principales empresas de TI, como IBM, no tienen que planificar cortes de energía e interrupciones en los servicios básicos, ya que la infraestructura allí es de clase mundial y a prueba de fallas.. Por otro lado, en países como India, los estudiantes de TI también deben tener en cuenta estas consideraciones.

Además, estas empresas deben garantizar que sus sistemas de comunicaciones funcionen en caso de emergencia, al igual que el énfasis en garantizar que los proveedores de servicios móviles garanticen un servicio ininterrumpido. Estas consideraciones están en gran medida ausentes en los países escandinavos y en países como Japón y Corea del Sur.

Por supuesto, en los últimos años países como el Reino Unido también han sido testigos de disturbios civiles y, por lo tanto, no es de ninguna manera concluyente que los países occidentales y los países mencionados anteriormente estén libres del caos y el desorden provocados por el hombre. Por lo tanto, la conclusión clave es que las empresas deben estar preparadas para lo peor dondequiera que estén y hagan lo que hagan, y la preparación ante desastres seguramente contribuye en gran medida a garantizar la continuidad del negocio en caso de una emergencia. El punto que es necesario señalar es que las empresas pueden tener diferentes percepciones de riesgo en diferentes países. Sin embargo, esto no les impide adoptar un plan global adaptado a las especificaciones locales.

Finalmente, empresas de todo el mundo tienen sus equipos de mitigación de riesgos para atender emergencias locales y globales. Por ejemplo, los ataques del 911 y el tsunami japonés del 311 perturbaron los mercados globales tanto como lo hicieron las áreas locales en las que azotaron. Por eso es importante señalar que tanto la ubicación como el pensamiento global son importantes para las empresas cuando preparan planes de gestión de desastres.



Autoría/Referencia – Acerca del autor(es)


Error 403 The request cannot be completed because you have exceeded your quota. : quotaExceeded

Planificación de la gestión de la continuidad del negocio en todo el mundo: Preguntas frecuentes

En un mundo empresarial en constante evolución, es esencial que las organizaciones se preparen adecuadamente para enfrentar cualquier interrupción en sus operaciones. La planificación de la gestión de la continuidad del negocio (GCN) es una práctica integral que permite a las empresas mitigar los impactos negativos de desastres naturales, ciberataques, pandemias u otras situaciones de emergencia.

Aquí están las respuestas a algunas de las preguntas más frecuentes sobre la planificación de la gestión de la continuidad del negocio:

  1. ¿Qué es la gestión de la continuidad del negocio?

    La gestión de la continuidad del negocio (GCN) es un proceso estratégico y proactivo que las organizaciones implementan para garantizar que puedan operar y cumplir con sus objetivos comerciales en caso de interrupciones graves. Consiste en evaluar los riesgos, desarrollar planes de acción y procedimientos, y establecer medidas de respuesta y recuperación.

  2. ¿Por qué es importante la planificación de la GCN?

    La planificación de la GCN es crucial porque ayuda a las empresas a anticipar y mitigar los riesgos, minimizando así el tiempo de inactividad y los posibles daños financieros. Permite a las organizaciones recuperarse más rápido y mantener la confianza de sus clientes, socios y empleados.

  3. ¿Qué elementos clave debe incluir un plan de GCN?

    Un plan de GCN efectivo debe incluir una evaluación de riesgos completa, un análisis de impacto empresarial, estrategias de recuperación, comunicación y coordinación interna, pruebas y ejercicios regulares, así como la participación activa de la alta dirección y la capacitación del personal para actuar en situaciones de crisis.

  4. ¿Cuánto tiempo lleva desarrollar un plan de GCN?

    El tiempo necesario para desarrollar un plan de GCN depende del tamaño y la complejidad de la organización, así como de las regulaciones y requisitos específicos del sector en el que opera. Sin embargo, el proceso suele llevar varios meses, e incluso años, para garantizar un enfoque exhaustivo y bien estructurado.

  5. ¿Qué papel juegan los proveedores y socios en la GCN?

    Los proveedores y socios comerciales son componentes vitales de la GCN, ya que sus operaciones también pueden verse afectadas por interrupciones. Es crucial establecer relaciones sólidas y acuerdos de continuidad con ellos, lo que garantizará la colaboración eficiente y la recuperación conjunta en caso de emergencia.

La planificación de la GCN es un aspecto esencial de la gestión empresarial moderna. Asegúrese de contar con un plan sólido para proteger a su organización de diversos riesgos y garantizar su continuidad en cualquier circunstancia.

Fuentes:

Deja un comentario