Paso 3B: Elegir el gráfico de control correcto (datos continuos)

Elegir el gráfico de control correcto es fundamental para garantizar la calidad de los datos continuos en un proceso. En el Paso 3B, aprenderemos cómo tomar la decisión correcta y qué factores considerar al seleccionar el gráfico adecuado. Descubriremos las ventajas y desventajas de cada tipo de gráfico y cómo aprovechar al máximo sus características para detectar cualquier desviación en el proceso. ¡Acompáñanos en esta guía para elegir el gráfico de control perfecto y optimizar la calidad de tus datos!


Así como hay muchos tipos de gráficos de datos discretos disponibles, también hay muchos tipos de gráficos de control continuo disponibles. La metodología del proceso Six Sigma prescribe qué gráfico se debe utilizar y cuándo. La prescripción en el caso de puntos de datos continuos se basa en gran medida en el tamaño de la muestra.

A continuación se muestra la lista de los diferentes gráficos de control que deben usarse para diferentes tamaños de muestra:

Gráfico individual: En el caso de un gráfico de datos individual, cada observación se traza como un punto de datos independiente. Esto significa que no existe un subgrupo racional de datos. Por lo tanto, este gráfico debe utilizarse cuando el tamaño de la muestra sea igual a 1.

Gráficos de rango móvil: A diferencia del gráfico de datos individuales, el gráfico de rango móvil traza la diferencia entre dos puntos de datos consecutivos. Por lo tanto, el tamaño de la muestra de este tipo de gráfico de control es 2. Aquí el subgrupo racional de puntos de datos se basa en si son consecutivos. Por lo tanto, los gráficos de datos de rango móvil tienen un punto de datos menos en comparación con los gráficos individuales.

Gráfico de barra X R: La barra X y el gráfico R se utilizan para controlar un proceso cuando el tamaño de la muestra es pequeño y constante. Esto se debe a que en muestras de tamaño pequeño, el rango de la muestra se aproxima a la desviación estándar, cuyo cálculo sería inútil, dado el tamaño pequeño.

La barra X y el gráfico R son en realidad dos gráficos diferentes, que deben verse en conjunto para comprender el comportamiento de un proceso. El gráfico de barras X muestra el rendimiento promedio del proceso. El gráfico R que traza la diferencia entre el valor más pequeño y más grande explica la variabilidad del proceso.

Gráfico de barra X S: Los gráficos de barras X y S se utilizan cuando el tamaño de la muestra utilizada para realizar el estudio es grande y/o variable. Como en el caso de los gráficos de barras X y R, los gráficos de barras X y S también tienen varios valores. El gráfico de barras X garantiza que la media del proceso esté bajo control, mientras que el gráfico S monitorea la desviación estándar. Cuando se utilizan en conjunto, ayudan a monitorear el desempeño de un proceso muy grande con relativa facilidad.



Autoría/Referencia – Acerca del autor(es)


Error 403 The request cannot be completed because you have exceeded your quota. : quotaExceeded

Paso 3B: Elegir el gráfico de control correcto (datos continuos)

En el proceso de control de calidad, es fundamental elegir el gráfico de control correcto para monitorear adecuadamente los datos continuos. Al utilizar el gráfico adecuado, podrás identificar las variaciones o desviaciones del proceso, lo que te permitirá tomar medidas correctivas y asegurar la calidad del producto final. A continuación, responderemos algunas preguntas frecuentes sobre cómo elegir el gráfico de control correcto para datos continuos.

1. ¿Qué es un gráfico de control?

Un gráfico de control es una herramienta estadística utilizada para monitorear la variabilidad de un proceso a lo largo del tiempo. Consta de una línea central que representa la media del proceso y límites de control que indican las variaciones normales del proceso. Al graficar los datos del proceso en el tiempo, es posible identificar tendencias, patrones o desviaciones significativas.

2. ¿Cuál es la importancia de elegir el gráfico de control correcto?

Elegir el gráfico de control correcto es fundamental para asegurar que se detecten adecuadamente las desviaciones del proceso. Cada tipo de gráfico de control es adecuado para monitorear diferentes características del proceso, como la media, la variabilidad, la proporción de defectos, entre otros. Utilizar el gráfico equivocado puede llevar a interpretaciones incorrectas y no permitir un control efectivo del proceso.

3. ¿Cuál es el gráfico de control más adecuado para datos continuos?

Para datos continuos, el gráfico de control más comúnmente utilizado es el gráfico de control X-Barra y R. Este gráfico consiste en dos partes: el gráfico X-Barra, que monitorea la media del proceso, y el gráfico R, que monitorea la variabilidad. Se utiliza para procesos en los que se toman subgrupos de muestras y se calculan las medias y los rangos de estos subgrupos.

4. ¿Qué otros gráficos de control se utilizan para datos continuos?

Además del gráfico X-Barra y R, también se utilizan otros gráficos de control para datos continuos, como el gráfico X-Barra y S (que utiliza la desviación estándar en lugar del rango), el gráfico individuales (que monitorea los valores individuales del proceso) y el gráfico de control de mediana.

5. ¿Cómo puedo elegir el gráfico de control adecuado?

Seleccionar el gráfico de control adecuado depende de la naturaleza del proceso y la característica que se desea monitorear. Es recomendable analizar los datos y determinar si se trata de datos continuos o discretos, si se utilizan subgrupos o muestras individuales, y qué aspecto del proceso es de mayor interés. Además, es útil consultar fuentes confiables y estudiar los diferentes tipos de gráficos de control para tomar una decisión informada.

Conclusión

La elección del gráfico de control correcto es esencial para el control de calidad y asegurar la estabilidad del proceso. Los gráficos de control permiten identificar las variaciones y desviaciones del proceso, lo que te ayudará a tomar decisiones basadas en datos y mejorar la calidad del producto final. Recuerda considerar la naturaleza del proceso y la característica que deseas monitorear al seleccionar el gráfico de control adecuado. ¡No dudes en utilizar estas herramientas estadísticas para alcanzar la excelencia en tu proceso de producción!

Deja un comentario