Papel de los consultores externos en la gestión de la continuidad del negocio

Los consultores externos desempeñan un papel fundamental en la gestión de la continuidad del negocio. En un mundo en constante cambio y con una creciente interconexión global, las organizaciones enfrentan cada vez más desafíos para garantizar la continuidad de sus operaciones en situaciones de crisis o desastres. Es en este contexto que los consultores externos brindan una perspectiva objetiva, experiencia y conocimientos especializados para ayudar a las empresas a establecer planes y estrategias efectivas de continuidad del negocio. En este artículo, exploraremos el papel crucial que juegan estos consultores y cómo su participación puede marcar la diferencia entre el éxito y el fracaso en la gestión de la continuidad del negocio.


En artículos anteriores, hemos discutido cómo los equipos de gestión de riesgos y la dirección pueden ayudar en la planificación de contingencias. En este artículo, analizamos el papel que pueden desempeñar los consultores externos en la formulación y configuración de la planificación de la continuidad del negocio de una empresa.

Para principiantes, La mayor ventaja que tienen los consultores externos sobre los equipos internos de gestión de riesgos es que aportan un elemento de objetividad y neutralidad al proceso de planificación de la continuidad del negocio..

Por ejemplo, es común en muchas empresas tener batallas territoriales y centros de poder que impiden el funcionamiento de un proceso de gestión de la continuidad del negocio bien aceitado. Pensar en empresas sin estas presiones partidistas sería una ilusión y, por tanto, la dirección debería tener en cuenta estos factores al formular sus estrategias.

Aquí es donde los consultores externos, con su objetividad y neutralidad, tienen un papel que desempeñar. Debido a que son externos a la organización, pueden observar con atención los planes de continuidad del negocio de la empresa y señalar lo que está bien y lo que está mal sin prejuicios e involucrándose en la política organizacional.

Además, por mucho que los equipos internos de gestión de riesgos se esfuercen al máximo, los consultores externos están capacitados para hacer el trabajo y, por lo tanto, son más capaces de aportar un elemento de profesionalismo al trabajo.

Empresas como Boston Consulting, McKinsey y Booze Allen Hamilton han perfeccionado el arte de la consultoría empresarial junto con KPMG y Deloitte y, por tanto, las empresas grandes y medianas pueden recurrir a estos consultores externos en busca de asesoramiento sobre cómo formular sus planes de gestión de la continuidad del negocio.

Además, los consultores externos tienen la ventaja de comparar los planes de continuidad del negocio de una empresa en particular con los de las mejores prácticas de la industria, ya que tratan con varias empresas.

Este aspecto de aportar experiencia de clase mundial junto con una profunda experiencia y conocimiento intersectorial es de hecho un activo del que pocas empresas pueden presumir con sus equipos internos de continuidad del negocio.

Por supuesto, hay organizaciones o gigantes como Citigroup que cuentan con personal que puede hacer el trabajo de los consultores externos.

El punto aquí es que para la mayoría de las empresas que no son tan grandes como GM, Citigroup o Microsoft, tiene sentido contratar a un consultor externo para que haga el trabajo de planificación de la continuidad del negocio.

La otra cara de la contratación de consultores externos es que su familiaridad con el terreno y el panorama organizacional que es exclusivo de la empresa es algo irregular y esto puede resultar en una falta de supervisión y profundidad adecuadas en el plan de continuidad del negocio..

De hecho, una crítica a la contratación de consultores externos para cualquier aspecto de la asistencia a las organizaciones es el hecho de que no están tan familiarizados con los procesos internos como los equipos internos. Esto también es válido para la planificación de la continuidad del negocio. Sin embargo, la experiencia de las grandes empresas ha demostrado que, al menos en el aspecto específico de la planificación de la continuidad del negocio, son preferibles los consultores externos a los equipos internos.

La mejor solución sería que las empresas elaboraran sus planes de continuidad del negocio con la ayuda de expertos internos y luego contrataran consultores externos para auditar el plan de continuidad del negocio así elaborado. Esto le ahorraría muchos problemas a la empresa ya que los equipos internos habrían hecho su trabajo y con referencia específica a los consultores externos que ratifican el plan con su objetividad, experiencia intersectorial y conocimiento de las estrategias de continuidad del negocio de las diferentes empresas, esta solución representa el matrimonio de lo mejor de ambos mundos.



Autoría/Referencia – Acerca del autor(es)


Error 403 The request cannot be completed because you have exceeded your quota. : quotaExceeded






Papel de los consultores externos en la gestión de la continuidad del negocio

Papel de los consultores externos en la gestión de la continuidad del negocio

La continuidad del negocio en una empresa es fundamental para garantizar su estabilidad y supervivencia ante posibles contingencias. La gestión adecuada de la continuidad del negocio implica una planificación estratégica que identifique los riesgos potenciales y establezca medidas preventivas y correctivas para minimizar su impacto, mantener las operaciones y asegurar la rápida recuperación.

¿Qué son los consultores externos?

En este contexto, los consultores externos desempeñan un papel clave en la gestión de la continuidad del negocio. Estos profesionales tienen conocimientos especializados y experiencia en la identificación, evaluación y mitigación de riesgos, así como en el diseño e implementación de planes de continuidad del negocio.

Los consultores externos son contratados por las empresas para brindar asesoramiento y asistencia en la gestión de la continuidad del negocio. Aportan una perspectiva objetiva e imparcial, ya que no forman parte de la organización interna, lo que les permite evaluar y abordar los desafíos desde una mirada externa y sin prejuicios.

Beneficios de contratar a consultores externos

Contratar a consultores externos para la gestión de la continuidad del negocio ofrece varios beneficios:

  1. Experiencia y conocimiento especializado: Los consultores externos cuentan con amplia experiencia y conocimientos especializados en la gestión de riesgos y la continuidad del negocio. Esto les permite identificar de manera más precisa las vulnerabilidades y establecer estrategias efectivas para su prevención y mitigación.
  2. Objetividad: Al no tener una relación directa con la empresa, los consultores externos pueden analizar la situación de manera objetiva, sin estar influenciados por intereses internos. Esto garantiza que se tomen decisiones basadas en la verdadera necesidad de la organización.
  3. Actualización constante: Los consultores externos deben mantenerse al día con las últimas tendencias, regulaciones y mejores prácticas en la gestión de la continuidad del negocio. Esto asegura que las estrategias y planes implementados estén a la vanguardia y sean eficientes.
  4. Ahorro de costos: Contratar a consultores externos puede ser más económico que mantener un equipo interno dedicado exclusivamente a la gestión de la continuidad del negocio. Además, los consultores externos pueden identificar áreas de mejora y optimización que pueden generar ahorros adicionales.

En resumen, los consultores externos juegan un papel fundamental en la gestión de la continuidad del negocio. Su experiencia, conocimiento y perspectiva objetiva los convierten en aliados estratégicos para garantizar la supervivencia y estabilidad de las empresas ante posibles contingencias.

Fuentes:


Deja un comentario