No cometas este error si quieres mejorar tus habilidades para hablar

Si estás ansioso por mejorar tus habilidades para hablar, es posible que hayas buscado diferentes estrategias y consejos para lograrlo. Sin embargo, existe un error común que muchas personas cometen y que puede ser un obstáculo en tu camino hacia la fluidez verbal. En este artículo, descubrirás cuál es ese error y cómo evitarlo para asegurarte de que estás maximizando tu aprendizaje. No te pierdas esta invaluable información que te ayudará a desarrollar tus habilidades para hablar de forma efectiva. ¡Sigue leyendo!

Si ha leído nuestro artículo reciente sobre cómo aumentar su visibilidad en el trabajo, sabrá que una de las formas más efectivas de hacerlo es mejorar sus habilidades de presentación.

Esto le ayuda a hablar en reuniones de equipo, pronunciar discursos persuasivos y atractivos y facilitar eventos con confianza. Cuando pueda hacer todas estas cosas, estará bien encaminado para mejorar su perfil en su empresa, de modo que sea más probable que lo consideren para nuevos proyectos y asignaciones cuando surjan.

Mind Tools tiene muchos recursos detallados para mejorar sus habilidades para hablar y presentar. Sin embargo, hay un elemento que no podemos ofrecer: el entorno para practicar las habilidades que aprende. Por eso es importante aprovechar las oportunidades para hablar frente a los demás.

La mayor parte del tiempo, estas aberturas las tienes que crear tú mismo. Por ejemplo, al principio de mi carrera, trabajé para una gran organización gubernamental con oficinas repartidas por todo el país. En términos más generales, yo era esencialmente un «don nadie» entre miles de empleados. Sin embargo, reconocí que si podía mejorar mis habilidades para hablar, podría tener la oportunidad de presentar en algunos eventos de alto perfil de la empresa.

Comencé ofreciéndome como voluntario para presidir algunas pequeñas reuniones de equipo, para ganar confianza al hablar frente a otros. Luego pregunté si podía hacer presentaciones breves e informales para los visitantes del departamento, donde pudiera darles una descripción general de los servicios que brindamos. Utilicé las mismas diapositivas cada vez, por lo que pude practicar mi presentación y realizar mejoras graduales en el contenido. También convencí a mi jefe para que me dejara formar a nuevos miembros del equipo. Esto implicó algunas presentaciones, así como también capacitación práctica.

Lo siguiente fue la oportunidad de trabajar con algunos de mis colegas para presentar la nueva estrategia de nuestro departamento a dos miembros de la junta. Esta fue mi prueba más grande hasta ahora. Estaba nervioso, pero logré presentar mi segmento sin demasiados problemas. Además, a los ejecutivos les gustaron nuestras ideas. Esto llevó a una invitación para presentar en una reunión de la junta directiva. Ahora estaba ganando visibilidad en la empresa, además de mejorar mis habilidades para hablar.

Luego, asumí un nuevo rol en una organización diferente. Esto significó no más reuniones que presidir, no más visitantes a quienes presentar y no más oportunidades para hablar con el personal superior. De hecho, ya no tengo más oportunidades de practicar mis habilidades para hablar en público.

Al principio no pensé que esto fuera un problema. Me convencí de que era un orador competente; seguramente podría sacar un gran discurso o presentación de la bolsa cuando llegara el momento.

Descubrí por las malas que ese no era el caso cuando tuve que hacer una breve presentación sobre un nuevo proyecto. Empezó mal, cuando temblaba visiblemente por el nerviosismo cuando me levanté para hablar. Olvidé lo que iba a decir; terminé leyendo mis diapositivas, por lo que no interactué con la audiencia en absoluto. Confundí mis tiempos y terminé invadiendo y comiendo el espacio de otra persona. El contenido era pobre y al final no podía responder las preguntas de la gente con confianza.

En resumen, ¡fue un desastre!

¿La leccion? Está muy bien saber cómo presentar y hablar, pero se necesita práctica regular para mejorar tus habilidades. Por lo tanto, no se duerma en los laureles: aproveche cada oportunidad que tenga para hablar o presentar. No sólo te convertirás en un orador excepcional, sino que también elevarás tu perfil.

Error 403 The request cannot be completed because you have exceeded your quota. : quotaExceeded

No cometas este error si quieres mejorar tus habilidades para hablar

Aprender a hablar de manera fluida y correcta es un objetivo común para muchas personas. Ya sea que quieras mejorar tu comunicación en el trabajo, en tus relaciones personales o simplemente ganar confianza en ti mismo, el dominio del habla es una habilidad invaluable. Sin embargo, cometer ciertos errores comunes puede obstaculizar tu progreso en este aspecto. En este artículo, te daremos algunas pautas sobre un error frecuente que debes evitar si quieres mejorar tus habilidades para hablar en español.

No te enfoques solo en la gramática

Es natural querer construir oraciones perfectas y utilizar la gramática de forma impecable. Sin embargo, obsesionarte demasiado con la gramática puede ralentizar tu fluidez y hablar de manera natural. Cuando te enfocas demasiado en la estructura de las oraciones y las reglas gramaticales, tu mente se llena de información y te resultará más difícil expresarte de forma sencilla y fluida.

Consejo: En lugar de centrarte únicamente en la gramática, intenta enfocarte más en la comunicación efectiva. Escucha y lee en español tanto como puedas, y trata de imitar la fluidez y el ritmo de los hablantes nativos. No te preocupes demasiado por cometer errores gramaticales, ya que lo más importante es transmitir tu mensaje de manera comprensible.

Practica el habla activamente

Una forma efectiva de mejorar tus habilidades para hablar en español es practicar activamente la conversación. No te limites solo a estudiar teoría o hacer ejercicios escritos. Es esencial que dediques tiempo a tener conversaciones reales con hablantes nativos o personas que también estén aprendiendo el idioma.

  1. Busca grupos de intercambio de idiomas en tu área donde puedas practicar con nativos.
  2. Utiliza aplicaciones de intercambio de idiomas en línea como Tandem o HelloTalk.
  3. Inscríbete en un curso de español que haga hincapié en la práctica oral.

Enlaces útiles:

Vence el miedo al error

Muchas personas tienen miedo de hablar en un nuevo idioma por temor a cometer errores o ser juzgados. Sin embargo, el miedo al error puede ser uno de los mayores obstáculos para mejorar tus habilidades para hablar en español. Aprender un nuevo idioma implica cometer errores y está perfectamente bien.

Recuerda: los errores son oportunidades para aprender y mejorar. Al enfrentar tus miedos y permitirte equivocarte, ganarás confianza en tu capacidad para comunicarte en español.

Conclusión

Si quieres mejorar tus habilidades para hablar en español, evita el error de obsesionarte demasiado con la gramática. Enfócate en la comunicación efectiva, practica el habla de forma activa y supera el miedo al error. Con la práctica constante y la mentalidad adecuada, lograrás hablar con fluidez y confianza.

Deja un comentario