Negociación salarial

La negociación salarial es un aspecto crucial a la hora de buscar un nuevo empleo o buscar un aumento en el actual. Todos hemos sentido esa emoción y nerviosismo al acercarnos al final de una entrevista de trabajo y escuchar la temida pregunta: «¿Cuánto quieres ganar?». En este artículo, descubriremos estrategias y consejos efectivos para llevar a cabo una exitosa negociación salarial y asegurar que obtengamos la remuneración que nos merecemos. ¡No te lo pierdas!


La discusión entre individuos para encontrar la alternativa que mejor se adapte a todos se denomina negociación. Siempre es mejor sentarse y discutir las cosas cara a cara y llegar a una conclusión que satisfaga a todos, en lugar de pelear y criticar. Se necesita negociación en todas partes. La negociación es la más necesaria a la hora de decidir el salario de un individuo. ¿Cómo te sentirás si te pagan mal? Una persona a la que no se le paga según su calibre nunca encontrará interesante su trabajo y no hay manera de motivarlo.. El factor monetario es uno de los factores más importantes para decidir el desempeño de un individuo en el lugar de trabajo.

Los salarios deben justificarse para extraer lo mejor de los empleados y para que estos desarrollen interés en el trabajo y se esfuercen por alcanzar los objetivos de la organización.. Si ellos mismos no estuvieran bien remunerados, no se molestarían en generar ingresos para la organización.

Repasemos algunos consejos importantes que una persona debe tener en cuenta durante la negociación salarial:

Recuerda siempre que la organización también te necesita tanto como tú necesitas el trabajo. Siempre hay escasez de gente con talento. Las organizaciones también buscan los mejores talentos y, si tienes el calibre y las habilidades, definitivamente recibirás un buen salario. Si has llegado a la ronda de negociación salarial, que en todos los casos probables es la última ronda, los responsables de la empresa deben haber visto una chispa en ti. No hay necesidad de entrar en pánico o ponerse nervioso. Sólo sé tú mismo y relájate. Cuida tu postura también. Siéntate derecho y haz contacto visual con la persona sentada al otro lado de la mesa. Luce confiado e inteligente.

Ve bien preparado antes de la ronda de negociación salarial. Si es posible, intente averiguar la tendencia actual del mercado y también la estructura salarial de la organización a la que ha solicitado empleo. Descubra cuánto salario ofrece la organización a sus empleados en el nivel que ha solicitado. Uno recibe un aumento salarial sobre su salario actual. Sea honesto acerca de su salario actual. No mientas ni finjas cosas, ya que podrías meterte en problemas más adelante. Hay algunas organizaciones que buscan verificación de salario y es posible que lo atrapen. Recibirás lo que te mereces, nada más y nada menos.

Tenga muy claro sus expectativas salariales. Pregúntate ¿mereces este salario? Si es así, hazlo. Sea firme y no cambie las cifras con frecuencia. Suena sospechoso. Hay que saber justificar su salario. Si cita alguna cifra, asegúrese de tener razones válidas que la respalden. Sea muy específico sobre por qué la organización debería pagarle tanto. No asuma que simplemente cocinará historias y RR.HH. confiará en usted. Sea específico y claro en su comunicación. No intentes confundir a la otra persona.

Cita una figura realista. No pida nada que sea poco realista o excepcionalmente demasiado elevado. Los salarios se deciden en función de su salario actual, sus calificaciones educativas, su nivel en la jerarquía del equipo y el presupuesto de la organización. Tenga en cuenta todos estos factores antes de pedir un salario.

Sé muy educado. No empieces a pelear con los demás. Después de todo, el dinero no es el único factor decisivo. También son importantes la designación de cada uno, el valor de marca de la organización, los roles y responsabilidades. No corras sólo detrás del dinero.

Cuando la otra persona te pregunte por tus expectativas salariales, cita una cifra superior a la que esperas.. Es una regla general que cualquier cosa que usted pida, la organización definitivamente le ofrecerá menos. Comenta con él y hazle entender por qué has pedido una figura concreta. ¿Intenta convencerlo de por qué necesitas la caminata? Dale razones sensatas y válidas.

Nunca muestres tu desesperación a nadie.. No dejes en claro que necesitas el trabajo a toda costa. Recuerde que la organización no le está haciendo ningún favor. Te pondrán a trabajar también una vez te incorpores a la firma. No ruegues por tu salario. Es tu derecho.

Si descubre que el salario ofrecido por la organización no cumple con sus expectativas, es mejor renunciar con una nota positiva en lugar de discutir y pelear. Nunca se deben estropear las relaciones con nadie. Quizás los necesites más tarde. Si no estás contento, aléjate con gracia. Si se siente cómodo con el salario, acéptelo, firme una carta de aceptación y confirme su fecha de incorporación y prepárese para brindar su mejor nivel a la organización y diferenciarse de la multitud.



Autoría/Referencia – Acerca del autor(es)


Error 403 The request cannot be completed because you have exceeded your quota. : quotaExceeded

FAQ sobre Negociación Salarial

La negociación salarial es un proceso común que enfrentan muchas personas al buscar un empleo o al intentar mejorar sus condiciones laborales actuales. Es natural tener preguntas sobre cómo manejar esta negociación de manera efectiva. Aquí te presentamos algunas preguntas frecuentes sobre negociación salarial y sus respuestas.

1. ¿Qué es la negociación salarial?

La negociación salarial es el proceso mediante el cual un empleado o candidato discute y acuerda los términos y condiciones de su compensación económica con su empleador o potencial empleador. Este proceso puede incluir discusiones sobre el salario base, beneficios adicionales, incentivos y otros aspectos económicos relacionados con el trabajo.

2. ¿Cuándo debo iniciar la negociación salarial?

Es recomendable iniciar la negociación salarial una vez que se haya recibido una oferta de empleo formal. Primero, evalúa la oferta y asegúrate de comprender todos los detalles. Luego, investiga los rangos salariales de posición similar y considera tus habilidades y experiencia. Esto te permitirá tener una base sólida para comenzar la negociación.

Recuerda que negociar tu salario no es algo negativo, siempre y cuando lo hagas de manera respetuosa y fundamentada en datos concretos.

3. ¿Cuáles son las mejores estrategias de negociación salarial?

Algunas estrategias efectivas de negociación salarial incluyen:

  1. Investigación previa: Recopila información sobre los rangos salariales para tu posición y nivel de experiencia en la industria. Esto te permitirá tener datos objetivos para respaldar tu solicitud.
  2. Destacar tu valor: Prepárate para destacar tus logros y habilidades relevantes que demuestren tu valía como empleado.
  3. Establecer expectativas claras: Define tus expectativas salariales basadas en tu investigación y en el valor que aportas.
  4. Escucha activa: Presta atención a las contraofertas y sugerencias del empleador, y muestra disposición para llegar a un acuerdo beneficioso para ambas partes.

4. ¿Qué debo evitar durante la negociación salarial?

Evita confrontaciones o adoptar una actitud inflexible durante la negociación salarial. Esto puede generar un ambiente tenso y dificultar el acuerdo. Además, evita mencionar tus problemas financieros personales como argumento principal, ya que se recomienda enfocarse en los méritos profesionales y el valor que puedes brindar a la empresa.

5. ¿Qué puedo hacer si no obtengo el salario que deseo?

Si no obtienes el salario que deseas, considera otras opciones de negociación. Puedes solicitar beneficios adicionales, como bonos, días de vacaciones adicionales, oportunidades de desarrollo profesional o incluso un aumento salarial en un futuro próximo, sujeto a evaluación de desempeño. Si ninguna de estas opciones es posible, evalúa si estás dispuesto a aceptar la oferta actual o si sería mejor buscar oportunidades en otros lugares.

Recuerda, la negociación salarial es un proceso que requiere paciencia y habilidades de comunicación efectivas. Prepara tus argumentos, conoce tus límites y mantén una actitud profesional a lo largo de todo el proceso de negociación.

Fuentes:

Deja un comentario