Mapa cognitivo de Tolman: significado, experimento y utilidad

¿Alguna vez te has preguntado cómo funcionan nuestros cerebros cuando navegamos por diferentes entornos? El mapa cognitivo de Tolman tiene la respuesta. Este concepto revolucionario, propuesto por el psicólogo Edward Tolman, nos ayuda a comprender cómo nuestros cerebros procesan la información espacial y nos permite entender cómo nos orientamos en el mundo que nos rodea. En este artículo, exploraremos el significado de este mapa mental, el fascinante experimento de Tolman que lo respalda y la utilidad práctica que tiene para comprender nuestra forma de pensar y actuar en el mundo. Prepárate para explorar los misterios de nuestra mente y el poder ilimitado de nuestro mapa cognitivo.

Mapa cognitivo de Tolman: experimento con ratas

Un mapa cognitivo es una representación mental de la disposición del entorno. Parece que muchos animales, no sólo los humanos, son capaces de formar una representación mental de un entorno en el que han estado o en el que se encuentran actualmente.

Por ejemplo, cuando un amigo te pregunta cómo llegar a tu casa, puedes crear una imagen en tu mente de las carreteras, a lo largo del camino hacia tu casa desde el punto de partida de tu amigo. Esta representación se llama mapa cognitivo. El mapeo cognitivo es el medio por el cual las personas procesan su entorno, resuelven problemas y utilizan la memoria.

El término mapa cognitivo es acuñado por Edward Tolman, que es la representación mental de las características ambientales externas. Pensó que los individuos adquieren una gran cantidad de señales del entorno y podrían utilizarlas para construir una imagen mental de un entorno. Al utilizar esta representación mental del espacio físico, podrían llegar a la meta sabiendo dónde se encuentra en las características ambientales complejas.

Fue reconocido por primera vez a finales de la década de 1940 por el profesor Edward Tolman de la Universidad de California-Berkeley y, como suele ocurrir en el campo de la psicología, comenzó con ratas de laboratorio. En sus experimentos, Tolman desafió a cada rata con un laberinto que ofrecía comida al final.

Tolman notó que cada vez que las ratas pasaban por los innumerables senderos pequeños y callejones ciegos, cometían menos errores. Finalmente, todos pudieron avanzar rápidamente hacia la meta sin saltos en falso. Tolman dijo que las ratas han interiorizado la composición del laberinto en sus cerebros al que Tolman llamó oficina central. De manera similar, los bebés humanos se dan cuenta a través de la experiencia de que el llanto atraerá comida o atención. Un niño aprende a no tocar la estufa caliente. Una persona que ha quedado ciega todavía puede orientarse en su casa.

Por tanto, el mapeo cognitivo es una forma de memoria, pero también es más que eso. Retener la secuencia de calles en las direcciones a tu casa es memoria, ver estas calles en tu mente mientras hablas es un mapeo cognitivo. Una definición práctica de mapeo cognitivo proviene de Downs y Stea en su libro de texto «Cognitive Mapping and Spatial Behavior». Un proceso compuesto por una serie de transformaciones psicológicas mediante las cuales un individuo adquiere, codifica, almacena, recuerda y decodifica información sobre las ubicaciones relativas y los atributos de los fenómenos en su entorno espacial cotidiano.

En otras palabras, si una persona cree que no tiene ningún valor como ser humano, eso podría llevarla por un camino de comportamiento autodestructivo. Cada giro y vuelta en un mapa interno seguiría lógicamente basándose en esa premisa inicial. La frase clave en la definición de Downs y Stea podría ser una serie de transmisiones psicológicas. Los mapas cognitivos son necesariamente fluidos. Cuando las ratas de Tolman se enfrentaban a un laberinto diferente, seguían el mismo patrón de prueba, error y éxito final.

El mapa cognitivo como forma de aprendizaje latente

El mapeo cognitivo es una forma de aprendizaje latente, concluyó Tolman. El aprendizaje latente es un tipo de aprendizaje que no es evidente en el comportamiento del alumno en el momento del aprendizaje, pero se manifiesta más tarde cuando aparecen una motivación y circunstancias adecuadas. Tolman argumentó que los humanos participamos en este tipo de aprendizaje todos los días mientras conducimos o caminamos por la misma ruta diariamente y aprendemos la ubicación de varios edificios y objetos. Sólo cuando necesitamos encontrar el edificio u objeto el aprendizaje se vuelve obvio.

Considere, por ejemplo, su conocimiento de varias rutas en su ciudad natal. Todos los días recorre una variedad de rutas y conoce la ubicación de varios negocios en su ciudad. Sin embargo, este aprendizaje está latente porque no lo estás utilizando la mayor parte del tiempo. Sólo cuando necesite encontrar una ubicación específica, como la cafetería o la parada de autobús más cercana, deberá demostrar lo que ha aprendido. Por tanto, en el aprendizaje latente se adquiere una nueva conducta, pero no se demuestra hasta que se proporcionan algunos incentivos para mostrarla.

Utilidad

Las técnicas de mapeo cognitivo han ganado atractivo en los negocios y la educación como herramientas para estimular el pensamiento creativo y la resolución de problemas. Las técnicas de mapas cognitivos, como los mapas conceptuales y los mapas mentales, pueden ayudar al profesor y al investigador al proporcionar un » vislumbre » de la estructura cognitiva de los alumnos. Tanto el profesor como el investigador pueden aprovechar este conocimiento para mejorar su comprensión del aprendizaje y la resolución de problemas.

Tolman fue el primer conductista que cuestionó la teoría condicional basándose en la creencia de que la teoría estímulo-respuesta es inaceptable, ya que el refuerzo no era necesario para que se produjera el aprendizaje, y afirmó que la conducta era principalmente cognitiva. Creía que el entorno ofrece varias experiencias o señales que se utilizan para desarrollar la imagen mental, es decir, un mapa cognitivo.

Así, la teoría del aprendizaje cognitivo se basa en el modelo cognitivo del comportamiento humano, es decir, enfatiza el libre albedrío y los aspectos positivos del comportamiento humano. La cognición se refiere a los pensamientos, sentimientos, ideas, conocimientos y comprensión que el individuo tiene de sí mismo y del entorno. Por lo tanto, un organismo aplica este aprendizaje cognitivo que resulta no simplemente en la respuesta a un estímulo, sino en la aplicación de la imagen interna del entorno externo, para lograr el objetivo.

Se cree que el mapeo cognitivo es en gran medida una función de la hipocampo. El hipocampo está conectado con el resto del cerebro de tal manera que es ideal para integrar información tanto espacial como no espacial.

Error 403 The request cannot be completed because you have exceeded your quota. : quotaExceeded





Mapa cognitivo de Tolman: significado, experimento y utilidad

Mapa cognitivo de Tolman: significado, experimento y utilidad

Los mapas cognitivos son representaciones mentales de los entornos físicos que nos rodean. Estas representaciones nos permiten navegar y orientarnos en el mundo que nos rodea de manera precisa y efectiva. Uno de los estudios pioneros en este campo fue el de Edward Tolman, psicólogo estadounidense, quien propuso el concepto de mapa cognitivo en la década de 1940.

¿Qué es un mapa cognitivo?

Un mapa cognitivo es una representación mental de un espacio físico. Esta representación incluye la ubicación de los objetos, los caminos y cualquier otro detalle relevante del entorno. A medida que exploramos y nos familiarizamos con un lugar, vamos construyendo esta representación mental que nos ayuda a recordar y encontrar nuestro camino de manera eficiente.

El experimento de Tolman

Para demostrar la existencia de los mapas cognitivos, Tolman llevó a cabo un famoso experimento utilizando ratas de laboratorio. Colocó a las ratas en un laberinto con múltiples rutas posibles para llegar a un objetivo, como comida o refugio. Observó que las ratas parecían aprender la ubicación precisa del objetivo y el camino más corto para llegar a él, a pesar de no recibir refuerzo o recompensa durante las primeras etapas del experimento.

Esto llevó a Tolman a concluir que las ratas habían construido un mapa cognitivo del laberinto y utilizaban esta representación mental para orientarse. Incluso cuando se bloqueaban algunas rutas, las ratas eran capaces de encontrar rápidamente nuevas rutas hacia el objetivo utilizando su mapa cognitivo.

La utilidad de los mapas cognitivos

Los mapas cognitivos no solo son relevantes para las ratas en los laberintos, sino también para los seres humanos en nuestra vida cotidiana. Nos permiten navegar por nuestras ciudades, recordar la ubicación de objetos y lugares, y planificar rutas eficientes para llegar a nuestros destinos.

Además, los mapas cognitivos son especialmente útiles en situaciones de emergencia. Por ejemplo, si nos encontramos en un edificio desconocido durante un incendio, nuestro mapa cognitivo nos ayudará a encontrar la salida más cercana sin entrar en pánico.

En resumen, el mapa cognitivo de Tolman fue un descubrimiento revolucionario que nos ayudó a comprender cómo los seres vivos, incluidos los humanos, representan mentalmente su entorno físico. Estas representaciones mentales tienen un papel fundamental en nuestra capacidad para orientarnos y navegar por el mundo que nos rodea.

Si deseas saber más sobre los mapas cognitivos y su importancia en la psicología, te recomendamos los siguientes recursos:

  1. Verywell Mind – ¿Qué es un mapa cognitivo?
  2. Psychology Today – Mapas cognitivos en entornos estresantes y cambiantes
  3. Frontiers in Psychology – Cognitive Map


Deja un comentario