Manejo de los nervios en las presentaciones: ¡sus mejores consejos!

A todos nos ha pasado: las manos empiezan a sudar, el corazón se acelera y la voz tiembla. El miedo escénico puede convertir una presentación en una pesadilla, pero ¡no desesperes! En este artículo, descubrirás los mejores consejos para manejar los nervios y brillar en tus presentaciones. Desde técnicas de respiración hasta estrategias de visualización, aquí encontrarás todo lo que necesitas para conquistar el escenario y dejar a tu audiencia impresionada. ¡Prepárate para convertir tu miedo en confianza y destacar en tus presentaciones!

«Esa fue una presentación increíble», pensé, sacudiendo la cabeza con incredulidad.

Mi amiga Amy acababa de terminar su charla para su tesis de último año, que se suponía que contaría para nuestra calificación final. La audiencia estaba paralizada, concentrada en cada una de sus palabras. Sus imágenes eran impresionantes, hablaba con confianza y ni siquiera necesitaba sus notas. Para colmo, manejó la sesión de preguntas y respuestas con calma y seguridad.

Mi asombro rápidamente se desintegró en ansiedad cuando escuché esas temidas palabras: «¿Quién sigue? Ah, Lucy. Eres tú».

Debería haberme sentido confiado. Fue mi momento bajo el sol, ¿verdad? Investigué, hice el trabajo de preparación y pasé toda la noche anterior ensayando frente a un grupo de amigos.

Pero no me sentí seguro. En cambio, sentí que mis mejillas se ponían rojas y choqué contra una mesa mientras subía. Lo único en lo que podía pensar era en los ojos del público quemándome. Las notas que había preparado con tanto cuidado ahora parecían un poco básicas y no tan inteligentes como pensé el día anterior.

Hice un cálculo rápido de mi distancia desde la puerta. ¿Quizás podría simplemente huir? ¿Quizás podría fingir una enfermedad?

«No, no», me dije, «¡deja de hacer tonterías y sigue adelante!»

Así que respiré hondo, me recompuse y, bueno, ¡seguí adelante!

Al final, no fue tan malo como esperaba. Estaba orgulloso de haber resistido el impulso de huir. Pero aun así di un gran suspiro de alivio cuando todo terminó.

La verdad es que incluso la idea de hablar en público me llena de miedo. Lo ha sido desde mucho antes de mi presentación de posgrado, y ese miedo aún persiste hoy.

Al menos puedo consolarme sabiendo que no soy el único al que le dan nervios las presentaciones. Como Jerry Seinfeld una vez bromeó (con toda seriedad), «Las encuestas muestran que el temor número uno de los estadounidenses es hablar en público. El número dos es la muerte. Eso significa que en un funeral, el estadounidense promedio preferiría estar en el ataúd que haciendo el panegírico».

Echa un vistazo a nuestro vídeo nuevo con el editor y escritor de contenido de Mind Tools, Jonathan Hancock, quien comparte sus prácticos consejos para realizar una excelente presentación, a pesar de los nervios:

Estábamos interesados ​​en saber cómo Manejamos los nervios de la presentación y ponemos el saludo en nuestros canales de redes sociales: «¿Cómo lidias con los nervios de la presentación?»

Haga el trabajo de preparación de su presentación

La preparación estuvo presente en muchas de las respuestas que recibimos. Como amigo de Facebook Greg Schmierer sugiere sucintamente: «Practica, practica, practica».

Pero, ¿qué debería implicar tu práctica y tu trabajo de preparación? seguidor de facebook Chetan Agarwal recomienda que vaya más allá del simple diseño de diapositivas, diciendo: «Mucha gente confunde la preparación con la creación de diapositivas, pero se trata más del guión, la entonación, la anticipación de preguntas probables y la redacción de sus respuestas, sus notas importantes, tarjetas didácticas, si es necesario, etc. Los toboganes o la plataforma son solo la primera preparación primaria».

seguidor de instagram dmbarchar ofrece consejos similares. Él dice: «Trato de prepararme lo mejor que puedo. Es decir, escribo las cosas que planeo decir. De esa manera, cuando los nervios me atacan, sé adónde ir y retomar el control».

Otro de nuestros amigos de Facebook, Deepa Hemant Krishnan, también destaca la importancia de buscar retroalimentación durante el tiempo de preparación. Ella aconseja: «Haga una presentación simulada para alguien que pueda ser una buena representación de la audiencia esperada y busque comentarios».

¡Sólo respira!

Un consejo que surgió una y otra vez fue utilizar el manejo del estrés y la respiración profunda para mantener a raya los nervios de la presentación.

seguidor de LinkedIn René Chamberlin sugiere: «Respire profundamente, lenta y profundamente tres veces y, al mismo tiempo, mueva los dedos de los pies. Esto le ayudará a calmarse y le hará volver de su mente ansiosa a su cuerpo». Greg Schmierer sigue una rutina similar. Él dice: «Justo antes de la presentación, cierro los ojos, respiro profundamente tres veces y visualizo [the] éxito de mi presentación.»

Involucre a su audiencia

Enganchar a la audiencia con un chiste, una anécdota o una historia desde el principio también puede ayudarte a aligerar el ambiente y es una excelente manera de involucrar a la audiencia.

Como seguidor de Twitter paulina beca recomienda: «Encuentre un gancho apropiado para conectarse e involucrar a su audiencia desde el principio». Compañero tuitero jose galagher añade: «¡Respira y sé tú mismo! Es una conversación que transmite información y una oportunidad para involucrar a la multitud». [and]al hacerlo, aprende algo nuevo.»

Gracias a todos los que respondieron a nuestra pregunta, apreciamos el tiempo y el esfuerzo que tomaron para unirse a nuestra discusión.

Si tiene más consejos o trucos para lidiar con los nervios de la presentación, ¡compártalos en el cuadro a continuación!

Error 403 The request cannot be completed because you have exceeded your quota. : quotaExceeded



Manejo de los nervios en las presentaciones: ¡sus mejores consejos!

Manejo de los nervios en las presentaciones: ¡sus mejores consejos!

Tener que hacer una presentación puede ser una experiencia aterradora para muchas personas. Los nervios pueden paralizarnos y afectar negativamente nuestra capacidad para transmitir nuestro mensaje de manera efectiva. Sin embargo, existen diversas estrategias que puedes utilizar para manejar tus nervios y realizar presentaciones exitosas. Aquí te presentamos los mejores consejos para el manejo de los nervios en las presentaciones:

1. Preparación previa

Una de las mejores maneras de controlar los nervios es estar bien preparado. Dedica tiempo suficiente para investigar y preparar el contenido de tu presentación. Conoce a tu audiencia, define claros objetivos y elabora una estructura sólida para tu discurso. Esto te dará la confianza necesaria para enfrentar cualquier eventualidad.

2. Practica y más práctica

La práctica es fundamental para reducir los nervios. Realiza tantas veces como sea posible tu presentación frente a un espejo, amigos o familiares. También puedes grabarte para analizar tu desempeño y corregir posibles errores. Cuanto más practiques, más familiarizado te sentirás con el contenido y más confianza tendrás al momento de exponer.

3. Respiración y relajación

La respiración profunda y la relajación son técnicas efectivas para controlar los nervios. Antes de comenzar tu presentación, tómate unos momentos para respirar profundamente, inhala y exhala lentamente. Esto ayudará a relajar tu cuerpo y tu mente, disminuyendo la ansiedad y permitiéndote concentrarte en el mensaje que deseas transmitir.

4. Fomenta la interacción con la audiencia

Establecer una conexión con tu audiencia puede ser un gran apoyo para disminuir los nervios. Intenta interactuar con ellos, haz preguntas o solicita su participación. Esto generará un ambiente más amigable y te permitirá sentirte respaldado por tu audiencia.

5. Utiliza apoyos visuales

El uso de apoyos visuales, como diapositivas o gráficos, puede ser de gran ayuda para mantener la atención de la audiencia y desviar parte del foco de atención de ti. Esto te permitirá sentirte menos expuesto y reducirá la presión sobre ti.

6. Recuerda que todos somos humanos

Acepta que los nervios son normales y que todos los presentadores, incluso los más experimentados, los experimentan en cierta medida. Recuerda que la audiencia está ahí para escuchar tu mensaje, no para juzgarte. No te obsesiones con la posibilidad de cometer errores, en su lugar, concéntrate en transmitir tu conocimiento y disfrutar del proceso de compartirlo con los demás.

Si sigues estos consejos, estarás bien encaminado para manejar tus nervios en las presentaciones y lograr el éxito deseado. Recuerda que la práctica constante y la confianza en ti mismo son clave para convertirte en un excelente presentador. ¡Buena suerte en tu próxima presentación!

Fuentes:

  1. https://www.topvisor.com/es/blog/como-mejorar-su-habilidad-de-hablar-en-publico/
  2. https://www.psychologytoday.com/us/blog/think-act-be/201910/20-tips-overcoming-presentation-anxiety
  3. https://www.podium.com/article/public-speaking-nervousness/

Deja un comentario