Manejar el estrés durante la crisis

Vivimos en un mundo donde el estrés se ha convertido en un constante compañero de vida. Sin embargo, en tiempos de crisis, ese estrés parece multiplicarse y apoderarse de nosotros de manera abrumadora. La situación actual que enfrentamos no es la excepción, y es por eso que es crucial aprender a manejar el estrés durante la crisis. En este artículo, te daremos consejos prácticos y efectivos para hacer frente a esta situación desafiante con calma y serenidad. ¡No te lo pierdas!


Crisis se refiere a una secuencia de eventos no deseados que conducen a disturbios importantes en el lugar de trabajo.

Provoca un sentimiento de inseguridad y miedo entre los empleados.

Las crisis causan daños importantes a la organización y suponen una amenaza para su reputación e imagen de marca.

Repasemos varias formas de gestionar el estrés durante una crisis:

  • Una vez que se detecta una crisis, los empleados deben entrar en acción de inmediato. No entre en pánico. Ponerse hiperactivo y nervioso nunca conduce a ninguna solución; en lugar de eso, empeoran aún más la situación.
  • Es fundamental que las personas mantengan la calma en tiempos de crisis.. No se debe reaccionar por cuestiones insignificantes. Recuerde que una persona tranquila y serena puede tomar mejores decisiones que una persona estresada.
  • Ayude a sus compañeros de trabajo durante situaciones de emergencia.. No arremetas contra los demás bajo presión. Criticar a los demás en el lugar de trabajo simplemente no es profesional. Trate de entender lo que la otra persona tiene que decir. A los empleados les resulta difícil pensar lógicamente bajo estrés.
  • Siempre hay que mirar el lado bueno de las cosas.. Adoptar una actitud negativa contribuye en gran medida a aumentar el estrés entre las personas. No te tomes las cosas en serio. Lo mejor es ignorar los problemas menores.
  • La inadecuación laboral y la superposición de funciones provocan estrés durante situaciones de emergencia. Las funciones y responsabilidades deben estar claramente definidas según la especialización de los empleados durante la crisis. Cada uno debe tener muy claro lo que se espera de él.
  • Hacer que las personas trabajen en equipo. Las personas que trabajan solas generalmente están sobrecargadas y eventualmente más estresadas. Permítales trabajar juntos y compartir ideas sobre diversos temas. Hablar y discutir problemas reduce el nivel de estrés en el lugar de trabajo.
  • Está absolutamente bien tomar descansos breves en el trabajo incluso durante situaciones de emergencia.. Los seres humanos no son máquinas que pueden empezar y parar de trabajar con sólo pulsar un botón. Necesitan tiempo para ellos mismos. Trabajar durante mucho tiempo puede provocar fatiga y, finalmente, las personas pierden interés en el trabajo. Son necesarias pausas breves para tomar té y refrigerios para reducir el estrés. Durante estos descansos los empleados tienen tiempo para interactuar entre sí.
  • Hacer los arreglos necesarios para las personas que trabajan de noche.. Es importante que se sientan cómodos en el lugar de trabajo. Asegúrese de que las personas cenen a tiempo para que puedan rendir al máximo. Debe haber baños adecuados y lugares donde los empleados puedan tomar una siesta.
  • La música ligera también reduce en gran medida el estrés. Asegúrese de que la oficina esté adecuadamente iluminada. Las cabinas oscuras y las habitaciones asfixiadas aumentan el estrés y provocan un ambiente negativo en el lugar de trabajo.
  • Fomentar los programas de motivación necesarios para que los empleados afronten los momentos difíciles con determinación y valentía..
  • Asegúrese de que los empleados no se sientan inseguros durante situaciones de emergencia.. Es mejor actuar inmediatamente según la situación en lugar de quejarse y criticar. Nunca se debe perder la esperanza ni siquiera en las peores condiciones.
  • Apreciar el arduo trabajo de los empleados los motiva a desempeñarse cada vez mejor. Cada empleado debe obtener el crédito que le corresponde. Los empleados deben mantenerse alejados de los juegos de culpas y de la política desagradable. Estas actividades se consideran muy improductivas y reducen la moral y la confianza en sí mismos de los empleados.
  • Los empleados deben ser escuchados. Ignorar a las personas genera estrés y afecta su desempeño.
  • No intentes hacer todas las cosas juntas. Adopte un enfoque paso a paso. Planifica bien tu trabajo. Gestionar el tiempo de forma eficaz también reduce el estrés.



Autoría/Referencia – Acerca del autor(es)




próximo

Error 403 The request cannot be completed because you have exceeded your quota. : quotaExceeded

Manejar el estrés durante la crisis: Preguntas frecuentes

¿Cómo puedo manejar mi estrés durante una crisis?

Vivir una crisis puede generar una gran carga de estrés en nuestras vidas. Para manejarlo de forma saludable, es importante seguir estos consejos:

  1. Identifica las fuentes de estrés: Reconoce qué situaciones o factores están generando estrés en tu vida. Puede ser la incertidumbre económica, la preocupación por la salud o el aislamiento social.
  2. Comunícate con tus seres queridos: Mantén el contacto con tus familiares y amigos para recibir apoyo emocional. Compartir tus preocupaciones puede ayudar a aliviar el estrés.
  3. Establece una rutina diaria: Organiza tu día de manera que incluya tiempo para el trabajo, el descanso, el ejercicio físico y actividades placenteras. Mantener una estructura puede brindarte estabilidad y reducir el estrés.
  4. Practica técnicas de relajación: El yoga, la meditación, la respiración profunda o el mindfulness son técnicas efectivas para reducir el estrés. Dedica unos minutos al día para practicar estas técnicas y aliviar la tensión.
  5. Ejercicio físico regular: Realizar actividad física regularmente ayuda a reducir los niveles de estrés. Encuentra una actividad que disfrutes, como caminar, correr, bailar o practicar deporte.
  6. Mantén una alimentación equilibrada: Una alimentación saludable y balanceada puede influir positivamente en tu bienestar emocional. Consume alimentos ricos en vitaminas y minerales, evita el exceso de cafeína y azúcar.
  7. Aprende a gestionar tus emociones: Es normal sentir miedo, ansiedad o tristeza durante una crisis. Aprende a identificar tus emociones y busca ayuda profesional si sientes que no puedes manejarlas por ti mismo.

¿Cómo puedo motivarme durante momentos difíciles?

En momentos de crisis es común perder la motivación y el entusiasmo. Aquí tienes algunas estrategias para mantener la motivación:

  1. Establece metas realistas: Define metas alcanzables a corto plazo que puedas cumplir. Esto te dará un sentido de logro y te ayudará a mantener la motivación.
  2. Recuerda tus logros pasados: Reflexiona sobre tus éxitos previos y cómo superaste situaciones difíciles en el pasado. Esto te recordará tu capacidad para afrontar desafíos y te motivará a seguir adelante.
  3. Celebra tus pequeños avances: Reconoce y celebra cada pequeño paso que das hacia tus metas. Esto te mantendrá motivado y te dará un impulso positivo.
  4. Busca apoyo en otras personas: Comparte tus metas y desafíos con personas de confianza que te brinden apoyo y motivación. Juntos, pueden animarse mutuamente a seguir adelante.
  5. Encuentra inspiración: Lee libros, escucha podcasts o mira charlas motivadoras que te inspiren a seguir adelante. Busca referentes que hayan superado situaciones similares a las tuyas.
  6. Permítete descansar: Reconoce la importancia de descansar y desconectar de vez en cuando. El descanso adecuado te ayudará a recargar energías y mantener una actitud positiva.

Recuerda que cada persona es diferente, por lo que es importante encontrar las estrategias que funcionen mejor para ti. Si sientes que el estrés o la falta de motivación afectan negativamente tu vida, no dudes en buscar ayuda profesional.

Fuentes:

  1. American Psychological Association
  2. Mayo Clinic

Deja un comentario