Los 6 niveles de escucha: sea un mejor oyente

En nuestra sociedad cada vez más acelerada y tecnológica, a menudo nos encontramos con dificultades para realmente prestar atención y escuchar activamente a los demás. ¿Cuántas veces has estado en una conversación y te has dado cuenta de que estás más enfocado en tu teléfono que en lo que te están diciendo? La verdad es que la escucha efectiva es una habilidad que todos podemos mejorar y que puede tener un impacto significativo en nuestras relaciones personales y profesionales. En este artículo, exploraremos los seis niveles de escucha y te daremos algunas herramientas prácticas para convertirte en un mejor oyente. Así que si estás listo para desarrollar esta habilidad tan importante, ¡sigue leyendo!

Nivel 1

Los 6 niveles de escucha: sea un mejor oyente
¡Crea un ambiente seguro y elimina las distracciones!

El primero de los seis niveles de escucha es el más básico. En esta etapa, debe asegurarse de crear un entorno seguro para que se lleve a cabo la conversación. El objetivo es que las personas se sientan seguras al discutir temas difíciles o complejos.

Puedes hacer esto ajustando tu entorno y yo eligiendo la mentalidad que traerás a la conversación. Su lenguaje corporal, tono y uso de la conversación para suavizar la interacción pueden ayudar.

Nivel 2

El segundo nivel de escucha implica eliminar todas las distracciones que ambos puedan tener en la conversación. Esto incluye cosas como guardar los teléfonos y asegurarse de que las computadoras portátiles estén cerradas. El propósito es ayudar a asegurarse de que esté completamente concentrado en el orador.

Nivel 3

El tercero de los seis niveles de escucha busca comprender el sustancia de lo que dice el hablante. Se trata de prestar atención y hacer preguntas que realmente te ayuden a comprender los detalles de lo que está hablando la persona. En esta etapa también deberías reproducir lo que has escuchado para validar tu comprensión.

Si haces bien este nivel, tendrás verdadera claridad sobre el tema que estás discutiendo. Además, la persona con la que hables sabrá que estás prestando atención y tendrá la seguridad de que la entiendes.

Nivel 4

Los 6 niveles de escucha: sea un mejor oyente
Nos comunicamos mucho con nuestras manos.

Escuchar en el nivel cuatro implica ir más allá de la sustancia de la conversación y comenzar a buscar significados más profundos. En esta etapa no debes prestar atención a las palabras utilizadas, sino al tono, el lenguaje corporal y otras señales. Ser consciente de estas señales es una excelente manera de captar los matices de la conversación.

Nivel 5

El quinto de los seis niveles de escucha implica comprender y reconocer sentimientos y emociones. En esta etapa, el oyente puede hacer preguntas que exploren emociones y sentimientos y comenzará a empatizar con el oyente.

Al explorar sentimientos y emociones, es importante reconocerlos sin juzgarlos. La persona con la que estás hablando debe sentirse escuchada y comprendida si realizas bien esta etapa. Además, probablemente generará confianza y conexión a través de conversaciones significativas como esta.

Nivel 6

El último de los seis niveles de escucha consiste en mirar las cosas desde una nueva perspectiva. En esta etapa, debería hacer preguntas que ayuden al hablante a replantear o reimaginar la situación. Puede hacerlo mediante el uso de potentes preguntas de coaching.

Los 6 niveles de escucha: sea un mejor oyente
Encuentra una nueva perspectiva

Error 403 The request cannot be completed because you have exceeded your quota. : quotaExceeded

Los 6 niveles de escucha: sea un mejor oyente

La capacidad de escuchar es crucial en todas las áreas de nuestra vida. Ya sea en nuestras relaciones personales, en el trabajo o incluso en nuestras propias conversaciones internas, ser un buen oyente puede marcar la diferencia. Pero, ¿qué significa realmente “escuchar” y cómo podemos mejorar esta habilidad?

Aquí están los 6 niveles de escucha que todos podemos desarrollar:

  1. Nivel 1 – Escucha ignorante

    En este nivel, simplemente no prestamos atención a las palabras que nos llegan. Estamos demasiado ocupados en nuestros propios pensamientos y no nos enfocamos en la persona que habla. Para superar este nivel, necesitamos tomar conciencia de nuestra falta de atención y comprometernos a mejorar.

  2. Nivel 2 – Escucha selectiva

    En este nivel, solo escuchamos lo que queremos escuchar. Filtramos la información de acuerdo con nuestros propios intereses y prejuicios. Para ser un mejor oyente, debemos ser conscientes de este sesgo y esforzarnos por mantener una mente abierta y receptiva.

  3. Nivel 3 – Escucha atenta

    En este nivel, prestamos atención a las palabras y al lenguaje corporal del hablante. Intentamos comprender lo que se quiere transmitir. La empatía es clave en este nivel, ya que nos permite conectarnos emocionalmente con la persona que habla.

  4. Nivel 4 – Escucha empática

    En este nivel, vamos más allá de la comprensión y realmente nos ponemos en los zapatos del hablante. Tratamos de comprender completamente sus sentimientos y perspectivas. La empatía es esencial para construir relaciones sólidas y genuinas.

  5. Nivel 5 – Escucha global

    En este nivel, no solo escuchamos las palabras, sino también las emociones subyacentes y los mensajes no verbales. Prestamos atención a los tonos de voz, gestos y expresiones faciales. Esta escucha profunda nos permite captar el significado más profundo y enriquecer nuestras conexiones.

  6. Nivel 6 – Escucha generativa

    En este nivel, vamos más allá de ser un buen oyente y nos convertimos en un catalizador para el hablante. A través de nuestras preguntas abiertas y nuestro apoyo, ayudamos a la persona a explorar ideas y soluciones más profundas. Esta es la forma más elevada de escucha y tiene un impacto significativo en la calidad de nuestras interacciones.

Para desarrollar todos estos niveles de escucha, es esencial practicar y estar abierto al aprendizaje constante. Aquí tienes algunos recursos externos que te pueden ayudar en tu camino hacia una mejor escucha:

Recuerda, ser un mejor oyente es un proceso continuo y gratificante. Cuanto más practiques y desarrolles tus habilidades de escucha, más enriquecedoras serán tus interacciones y conexiones con los demás. ¡Comienza tu viaje hacia convertirte en un oyente excepcional hoy mismo!

Deja un comentario