Lecciones de liderazgo de West Point

West Point, la famosa academia militar de Estados Unidos, ha sido reconocida a lo largo de los años por su riguroso programa de formación y sus exitosos líderes militares. Pero más allá de su enfoque en lo militar, West Point también imparte valiosas lecciones de liderazgo que pueden aplicarse en diversos ámbitos de la vida. En este artículo, exploraremos algunas de las lecciones más destacadas que podemos aprender de esta prestigiosa institución y cómo pueden ayudarnos a convertirnos en líderes más efectivos. ¡Prepárate para descubrir las claves del liderazgo de West Point!

En 2005, tuve el privilegio de visitar West Point para una reunión de líderes de los sectores empresarial, social y militar. Uno de mis anfitriones, un capitán en Estados Unidos. Army, había obtenido un MBA después de graduarse en West Point. «¿Qué es lo que más te sorprendió de la escuela de negocios después de tu experiencia en West Point?» Yo pregunté.

«Las ideas erróneas que tenían mis compañeros de MBA sobre el entrenamiento del Ejército y su relevancia para el liderazgo fuera del ejército», respondió. Luego describió un debate que había estallado en una de sus clases, y cómo uno de sus compañeros lo había desafiado: «En el ejército, realmente no es necesario liderar porque los soldados están muy bien entrenados para seguir órdenes».

Si el liderazgo sólo existe si la gente sigue cuando tiene la libertad de no seguirlo, pensé que tal vez su compañero de clase tenía razón. Después de todo, la vida civil no tiene la misma cadena de mando clara que el ejército estadounidense. Cuando insistí en este punto, el capitán respondió que sí, el Ejército tiene una cadena de mando clara, pero los líderes del Ejército enfrentan una gigantesca realidad que los líderes empresariales rara vez enfrentan: «En los negocios, si se toman malas decisiones, la gente pierde dinero, y tal vez empleos», afirmó. «En el ejército, si se toman malas decisiones, las naciones pueden caer y la gente puede morir».

La frase quedó grabada en mi mente: la gente puede morir. En el ejército, es importante para tu existencia si tus líderes son competentes. Importa si tus líderes son dignos de confianza. Importa si sus líderes se preocupan más por sí mismos que por su gente o la misión. Tu vida bien puede depender de ello. Combine esta verdad con la misión más amplia de proteger el interés nacional y promover la causa de la libertad, y obtendrá un contexto para el liderazgo que rara vez se enfrenta en el curso normal de los negocios.

Este maravilloso libro nos da una idea de las lecciones de liderazgo que se pueden captar mejor cuando hay mucho en juego y grandes consecuencias. Al recibir el manuscrito, comencé mi proceso de lectura estándar de hojear las páginas de título de los capítulos para tener una idea del trabajo general antes de profundizar en la lectura página por página. Pero a lo largo del camino, me sentí atraído y me detuve para leer capítulos enteros antes de completar mi escaneo inicial, cada vez más emocionado por el proyecto. Estos escritores combinan sus experiencias muy reales con marcos reflexivos, dándoles vida con historias vívidas.

Personas disciplinadas que se involucran en un pensamiento disciplinado y que toman medidas disciplinadas: este marco captura mucho de lo que separa la grandeza de la mediocridad. El Ejército ha adoptado este concepto desde hace mucho tiempo con su propio marco de liderazgo: Be-Know-Do. Este marco recorre estos capítulos, como un hilo de ADN. La belleza de este libro reside en las dualidades del liderazgo: saber cuándo seguir y cuándo no seguir, la responsabilidad de cuestionar y la responsabilidad de ejecutar, la dedicación a la misión primero y la dedicación a los camaradas por encima de todo. Estas dualidades resaltan el hecho de que la acción disciplinada no significa acción de memoria. La acción disciplinada significa que se comienza con un marco de valores fundamentales (ser), se combinan esos valores con el conocimiento y la percepción (saber) y, finalmente, se toman decisiones específicas para la situación para actuar (hacer). El liderazgo, como enseñan los capítulos de este libro, no comienza con lo que uno hacerpero quien tu son.

Codificadas en el enfoque de West Point hay dos verdades eternas. En primer lugar, no se puede predecir el futuro a mediano y largo plazo y, en segundo lugar, la mejor «estrategia» en un entorno volátil radica en contar con las personas adecuadas que encarnen los valores fundamentales de su organización y que puedan adaptarse a desafíos imprevistos. West Point no existe para entrenar soldados para una guerra específica, sino para desarrollar líderes que puedan adaptarse a cualquier guerra que se le presente a nuestra nación, sin importar el continente, las condiciones, la forma de guerra o el enemigo.

West Point responde a la pregunta «¿Se puede aprender el liderazgo?» con la idea de que te guste o no, son un líder. La verdadera pregunta es si serás un eficaz líder. Al leer este libro, me di cuenta de que West Point también aborda una pregunta con la que he estado luchando: ¿Se puede desarrollar el liderazgo de nivel 5? En nuestra investigación sobre por qué algunas empresas se vuelven excelentes y otras no, mis colegas y yo observamos que las capacidades de liderazgo siguen una jerarquía de cinco niveles, con el nivel 5 en la parte superior. En el Nivel 1, eres un individuo muy capaz. En el Nivel 2, te conviertes en un miembro colaborador del equipo. En el Nivel 3, te conviertes en un administrador competente. En el nivel 4, te conviertes en un líder eficaz. Pasar al Nivel 5 requiere una combinación especial de humildad personal y voluntad profesional: la capacidad de canalizar sus ambiciones y capacidades personales hacia una causa o misión más amplia. Los líderes de Nivel 5 se diferencian de los de Nivel 4 en que son ambiciosos ante todo por la causa, la organización, la misión, la nación, el trabajo.no ellos mismos—y tienen la voluntad de hacer lo que sea necesario (dentro de los límites de los valores fundamentales de la organización) para cumplir esa ambición. Estos capítulos muestran que West Point se dedica a desarrollar no sólo líderes, sino también Nivel 5 líderes; Los ideales de servicio, dedicación a la causa, lealtad a los camaradas, sacrificio, coraje y honor brillan en estas páginas.

Hacia el final de mi visita a West Point, tuve el privilegio de dirigir un pequeño seminario para cadetes próximos a graduarse, invitado por algunos miembros del cuerpo docente que escribieron algunos de estos capítulos. Un cadete de último año, que casi con toda seguridad se graduaría para realizar tareas peligrosas en el Medio Oriente, me dijo que se sentía más afortunado que sus amigos que habían ido a lugares como Harvard y Stanford. «No importa cómo se desarrolle el resto de mi vida», explicó, «sé que he servido a una causa más importante que la mía». Ese mismo día, un oficial general de alto rango comentó que esta generación actual de graduados de West Point es una de las más inspiradas e inspiradoras desde la promoción de 1945.

Salí de esas sesiones impresionado por el contraste entre estos hombres y mujeres jóvenes y mi promoción de la universidad en 1980. Durante dos décadas, vivimos en un mundo de estabilidad artificial, posible gracias al triunfo de Estados Unidos en la Guerra Fría, combinado con una era de prosperidad pervertida que culminó con la burbuja bursátil de finales de los años noventa. Mi generación no tenía una causa más importante, ni un espíritu de servicio predominante, ni un gran objetivo que exigiera nuestro sacrificio. Y somos más pobres por ello. Los líderes de West Point que me presentaron a estos inspirados cadetes y que escriben con tanta pasión en este libro sobre los principios del coraje, el sacrificio y el compromiso, me ayudaron a ver que esta generación más joven de hombres y mujeres idealistas merece no ser sólo estudiantes de sus mayores pero, igualmente, nuestros maestros.

septiembre de 2006
roca, colorado

Error 403 The request cannot be completed because you have exceeded your quota. : quotaExceeded




Lecciones de liderazgo de West Point – Preguntas frecuentes

Lecciones de liderazgo de West Point – Preguntas frecuentes

1. ¿Qué es West Point?

West Point es la Escuela Militar de los Estados Unidos, ubicada en West Point, Nueva York. Es reconocida por su excelencia académica y su enfoque en el liderazgo militar. Fundada en 1802, West Point ha graduado a muchos líderes militares destacados a lo largo de la historia.

2. ¿Cuáles son las lecciones de liderazgo que se aprenden en West Point?

En West Point, los cadetes aprenden una variedad de lecciones de liderazgo que los preparan para los desafíos tanto dentro como fuera del ejército. Estas lecciones incluyen:

  1. Integridad: West Point enfatiza la importancia de mantener altos estándares éticos y tomar decisiones basadas en principios morales.
  2. Resiliencia: Los cadetes aprenden a enfrentar y superar obstáculos y a adaptarse rápidamente a los cambios.
  3. Trabajo en equipo: El trabajo en equipo es fundamental para el éxito en West Point, ya que los cadetes aprenden a colaborar y confiar en sus compañeros.
  4. Comunicación efectiva: Los líderes deben ser capaces de comunicarse claramente y de manera efectiva para guiar a otros hacia un objetivo común.
  5. Creatividad: West Point fomenta el pensamiento innovador y creativo para resolver problemas.

3. ¿Cuál es el proceso de admisión a West Point?

El proceso de admisión a West Point es altamente competitivo. Los solicitantes deben cumplir con los requisitos académicos y físicos, y pasar por un riguroso proceso de selección que incluye entrevistas, pruebas de aptitud y recomendaciones.

4. ¿Cuáles son las oportunidades de carrera después de graduarse de West Point?

Los graduados de West Point tienen una amplia gama de oportunidades de carrera. Muchos eligen servir en el ejército de los Estados Unidos, donde pueden tener asignaciones en diferentes ramas y ocupar cargos de liderazgo. Otros optan por carreras en el sector privado, el gobierno, el emprendimiento o la educación.

Fuentes adicionales:


Deja un comentario