¿Las marcas ocurren o se hacen?

En un mundo saturado de productos y servicios, las marcas desempeñan un papel crucial en nuestra sociedad. ¿Pero alguna vez te has preguntado si las marcas se crean o simplemente ocurren? En este artículo exploraremos este fascinante debate, analizando algunos ejemplos emblemáticos y desvelando los secretos detrás del proceso de construcción de las marcas. Descubre cómo las decisiones estratégicas y las acciones de marketing moldean el éxito de una marca, y adéntrate en un apasionante análisis sobre si las marcas nacen de la casualidad o son minuciosamente elaboradas. ¡Prepárate para desafiar tus ideas preconcebidas y sumergirte en el apasionante mundo de las marcas!


¿Las marcas se construyen o simplemente surgen durante un período de tiempo? Bueno, esta es una pregunta difícil de abordar porque ambas cosas son ciertas. Una de las características esenciales de las marcas exitosas es que resisten la prueba del tiempo, debemos estar de acuerdo en que en muchos casos las marcas realmente alcanzan el éxito gracias a los clientes y a que alcanzan un estatus de culto con el tiempo.

Mire algunas de las marcas más famosas que no solo han creado un culto y seguidores en todo el mundo, sino que también se han asociado estrechamente con el estilo de vida y la cultura social de los individuos y la sociedad..

Marcas como Marlboro, Harley Davidson, Apple, Mont Blanc, etc. se han convertido en parte de la psique y la cultura de comunidades de todo el mundo. La mayoría de las veces encontrará que el individuo atribuye su éxito a ser propietario de una Harley Davidson o un Merc. Sólo cuando ha adquirido y poseído una de estas marcas considera que ha triunfado en la vida o ha llegado.

Pregunte a los propietarios de estas marcas si habían pensado en construir la marca exitosa al comienzo de su historia de éxito y, con toda probabilidad, nunca hubieran esperado hacerlo. En el curso natural de sus negocios, estas organizaciones han lanzado productos para promover sus negocios. Para generar lealtad y ofrecer mayor valor a los clientes, habrían invertido en mejorar la propuesta de valor continuamente y se habrían centrado en promover la marca.

Durante un período de tiempo, las actividades promocionales y el producto habrían coincidido con las aspiraciones y expectativas de los clientes, lo que habría llevado a una intensa lealtad por parte de los consumidores hacia la marca en particular. Así la marca adquiere poder y estatus. En este momento debemos reconocer que el empoderamiento de la marca se ha producido desde el lado del cliente.

Al darse cuenta del fenómeno del aumento del poder de la marca, las Organizaciones se habrían comprometido a construir la marca y hacer publicidad para aumentar su alcance y aceptación. Poco a poco, a medida que más y más clientes confían en la marca, se convierte en un culto.

Cuando una marca goza de gran popularidad y se convierte en un culto, notará que la organización ha estado involucrada en sostener y hacer crecer la marca. Invierten en la marca en términos de su utilidad, características, calidad y promesa, además de construir algunos de los valores implícitos o valores suaves que atraen a los clientes y hacen que la marca sea atractiva.

Harley Davidson promete cierto tipo de aventura, libertad y espíritu, apelando así a esa vena aventurera en los hombres que comienzan a identificarse con ella y así formar comunidades y grupos para celebrar la marca.

Tomemos el caso de Mac: encontrará que los técnicos son fanáticos acérrimos de Apple en todo el mundo. El producto se diferencia claramente del resto de computadoras en la forma de sus sistemas operativos y capacidades.

Los clientes están enganchados a las Mac no sólo por su facilidad de uso, sino también por sus capacidades técnicas, rendimiento superior y calidad inigualable.. La marca viene con garantía y ningún usuario de Mac piensa jamás en comparar Mac con otros ni siquiera contempla dudar de las capacidades de un Mac. Puede ver en este caso que la marca está respaldada por la calidad y el rendimiento superiores del producto, además de contener una promesa no dicha por parte de los propietarios de la marca.



Autoría/Referencia – Acerca del autor(es)


Error 403 The request cannot be completed because you have exceeded your quota. : quotaExceeded




¿Las marcas ocurren o se hacen? – Preguntas frecuentes | Blog

¿Las marcas ocurren o se hacen?

Las marcas son mucho más que un simple logotipo o un eslogan pegadizo. Son el reflejo de la identidad, los valores y la calidad de una empresa. Pero, ¿cómo se desarrolla una marca? ¿Es algo que simplemente ocurre o es algo que se construye?

¿Qué significa que una marca ocurra?

Cuando decimos que una marca «ocurre», nos referimos a que surge de forma natural, sin ningún esfuerzo consciente por parte de la empresa. Esto sucede cuando una empresa se gana la confianza y el reconocimiento de los consumidores a través de su buen hacer y su excelencia en los productos o servicios que ofrece.

Una marca que ocurre, normalmente ha destacado por su calidad, innovación y satisfacción del cliente. Es el resultado de una reputación positiva que se ha ido ganando con el paso del tiempo. Un claro ejemplo de esto es cuando una empresa se convierte en un líder del mercado sin haber invertido en publicidad masiva.

¿Cómo se hace una marca?

A diferencia de una marca que ocurre, construir una marca requiere un trabajo constante y estratégico. Una empresa debe identificar sus valores, su propósito y su público objetivo. A partir de ahí, se deben establecer una serie de objetivos y estrategias para transmitir esos valores y atraer a su audiencia.

El proceso de construcción de una marca implica actividades como el diseño de un logotipo memorable, la creación de una identidad visual y verbal coherente, la elaboración de mensajes clave y la planificación de una estrategia de marketing adecuada. También es importante establecer una presencia en línea sólida, a través de un sitio web bien diseñado y una estrategia de SEO efectiva.

¿Es posible que ocurra una marca y al mismo tiempo se construya?

Sí, es posible que una marca ocurra de forma natural mientras se construye de manera estratégica. En algunos casos, una empresa puede ganar reconocimiento y reputación gracias a su excelente desempeño, pero también es importante que esa empresa no se quede estancada y continúe trabajando en su estrategia de marca.

Esencialmente, la construcción continua de una marca es fundamental para mantener y fortalecer su posición en el mercado. Una marca que ha ocurrido puede aprovechar su reconocimiento para avanzar aún más, desarrollando una sólida estrategia de marketing y comunicación que impulse su crecimiento.

Conclusión

En definitiva, tanto las marcas que ocurren como las que se construyen tienen su importancia en el mundo empresarial. Sin embargo, es el esfuerzo constante y la estrategia detrás de la construcción de una marca lo que permite a una empresa destacar y mantenerse relevante en el mercado actual.

Referencias:

  1. Entrepreneur – ¿Cómo se construye una marca?
  2. Forbes – El poder de construir una marca


Deja un comentario