La teoría psicoanalítica del desarrollo de la personalidad de Freud

La teoría psicoanalítica del desarrollo de la personalidad de Freud es una de las bases fundamentales de la psicología moderna. Sigmund Freud, el padre del psicoanálisis, revolucionó el campo de la psicología al explorar las profundidades de la mente y descubrir la importancia del inconsciente en la formación de nuestra personalidad. En este artículo, exploraremos los conceptos clave de la teoría freudiana del desarrollo de la personalidad y cómo influyen en nuestro comportamiento y forma de ser. Descubre cómo los impulsos, traumas y conflictos internos moldean nuestra psique según la visión de Freud y cómo este enfoque continúa siendo relevante en la actualidad. ¡Sumérgete en el fascinante mundo del psicoanálisis y desentraña los misterios detrás de la formación de nuestra personalidad!


El desarrollo de la personalidad se refiere a mejorar la personalidad de un individuo para que se distinga del resto y deje una huella propia. Un individuo con una personalidad agradable es respetado y apreciado por todos.

La teoría psicoanalítica de Freud sobre el desarrollo de la personalidad

Según la teoría psicoanalítica del desarrollo de la personalidad de Freud, hay dos factores básicos que impulsan a un individuo y ayudan a moldear su personalidad. Estos dos impulsores básicos son el amor y la agresión, que tienen un impacto directo en lo que hace y piensa un individuo. Según Freud, el amor y la agresión tienen un control directo sobre nuestra mente y pensamientos..

Freud se refirió al Amor y la Agresión como “Eros” y “Thanatos” respectivamente..

«Eros» se refiere al amor íntimo y apasionado entre dos parejas. A menudo se define como una especie de locura que uno experimenta por su pareja.

«Thanatos» fue una figura de la mitología griega, aunque en realidad nunca existió como persona. Thanatos simboliza la muerte.

Freud creía que Eros representa el instinto de supervivencia de un individuo. Eros se refiere a la determinación de un individuo de vivir, donde el sexo es la principal fuerza impulsora.

Thanatos, por otro lado, representa la agresión que finalmente conduce a la muerte.

Estructura de la personalidad

Según Freud, la mente de un individuo tiene una cantidad fija de deseo hacia la actividad sexual, a menudo llamado libido.. No hay dos individuos que tengan un deseo similar de actividad sexual y el mismo variará según la situación y las circunstancias de cada individuo en ese momento.

Una personalidad adulta generalmente tiene tres determinantes: Ello, el yo y el superego

El resultado de la combinación de los tres determinantes da forma a una personalidad adulta. Freud creía que la personalidad de un individuo tiene tres partes y, por lo tanto, a menudo se la denomina personalidad tripartita.

Identificación – Se refiere a necesidades y exigencias irracionales, algo que nada tiene que ver con la realidad de la situación. Freud creía que los individuos buscan el placer inmediato para satisfacer sus necesidades biológicas y fisiológicas sin tener en cuenta la realidad. La identificación proporciona placer inmediato a los individuos y, a menudo, es irracional.

Ego – El ego se desarrolla cuando los individuos comienzan a interactuar con las personas que los rodean. El ego ayuda en la realización del ello, teniendo en cuenta la realidad de la situación.

Súper Yo El superego es a menudo la tercera etapa que incluye las limitaciones morales impuestas a un individuo por sus padres o su familia.

Mecanismos de defensa

Según la teoría de Freud, la represión es uno de los mecanismos de defensa más poderosos que empujan impulsos irracionales al inconsciente. Los mecanismos de defensa desempeñan un papel importante a la hora de expulsar de la conciencia los pensamientos poco realistas. Los pensamientos estresantes que amenazan la supervivencia de un individuo deben empujarse a la mente inconsciente para reducir la ansiedad mediante la represión.

Etapas psicosexuales

Freud creía que un solo órgano o parte del cuerpo es más sensible a la estimulación sexual en una etapa particular del ciclo completo de desarrollo de un niño.. Estos órganos a menudo denominados zonas erógenas incluyen la boca, las regiones genitales y el ano. Los deseos sexuales de un individuo dependen de la zona erógena de una edad determinada. A veces, un niño se siente excesivamente complacido con los placeres sexuales de una edad determinada y se muestra reacio a crecer más allá de esa etapa. La frustración surge cuando no se satisfacen las necesidades sexuales. El exceso y la frustración a veces conducen a la fijación.. La fijación se refiere a un estado en el que un individuo se muestra reacio a progresar más allá de una etapa particular y, a menudo, está obsesionado con un apego sexual.



Autoría/Referencia – Acerca del autor(es)


Error 403 The request cannot be completed because you have exceeded your quota. : quotaExceeded

La teoría psicoanalítica del desarrollo de la personalidad de Freud

La teoría psicoanalítica del desarrollo de la personalidad de Sigmund Freud es uno de los pilares fundamentales de la psicología moderna. Freud, considerado el padre del psicoanálisis, desarrolló una serie de conceptos que ayudan a comprender cómo se forma y se desarrolla la personalidad a lo largo de la vida de un individuo.

¿Qué es la teoría psicoanalítica del desarrollo de la personalidad?

La teoría psicoanalítica del desarrollo de la personalidad se basa en la idea de que la personalidad se forma a partir de una serie de etapas, conocidas como etapas psicosexuales, que abarcan desde la infancia hasta la adultez temprana. Estas etapas están influenciadas por la interacción entre los impulsos instintivos y las experiencias sociales.

¿Cuáles son las etapas psicosexuales del desarrollo?

Freud identificó cinco etapas psicosexuales del desarrollo de la personalidad:

  1. Etapa oral: Esta etapa ocurre durante el primer año de vida y se caracteriza por el placer y la gratificación oral, principalmente a través de la alimentación y la succión.
  2. Etapa anal: Esta etapa tiene lugar entre los 1 y 3 años de edad y se enfoca en el control de los esfínteres. Freud consideraba que la forma en que los padres manejan la etapa anal tiene un impacto significativo en el desarrollo posterior de la personalidad.
  3. Etapa fálica: Sucede entre los 3 y 6 años de edad y se centra en la exploración de los genitales y los complejos de Edipo o Electra. Durante esta etapa, los niños experimentan atracción por el progenitor del sexo opuesto y rivalidad con el del mismo sexo.
  4. Etapa de latencia: Esta etapa se extiende aproximadamente desde los 6 hasta los 12 años y se caracteriza por la represión de los deseos sexuales infantiles y por el enfoque en el desarrollo intelectual y social.
  5. Etapa genital: La última etapa, que inicia en la adolescencia, está orientada hacia el desarrollo de relaciones íntimas y sexuales maduras.

¿Cuál es la importancia de la teoría psicoanalítica de Freud?

La teoría psicoanalítica de Freud ha sido objeto de estudio y debate durante décadas. Aunque algunas de sus ideas han sido cuestionadas y modificadas, su contribución a la comprensión de la personalidad y el psicoanálisis sigue siendo invaluable.

El psicoanálisis ha influido en muchas ramas de la psicología y ha dado lugar a otras teorías y enfoques terapéuticos. Comprender las etapas del desarrollo y los conflictos psicológicos que pueden surgir en cada una de ellas puede ayudarnos a entender mejor nuestra propia personalidad y la de los demás.

Si deseas profundizar en el tema, te recomendamos consultar los siguientes recursos adicionales:

Recuerda que la comprensión de la teoría psicoanalítica de Freud es compleja y puede requerir un estudio más profundo. Si tienes alguna inquietud o necesitas asesoramiento psicológico, te recomendamos buscar la ayuda de un profesional capacitado.

Deja un comentario