La gestión como ciencia

La gestión como ciencia ha tomado cada vez más relevancia en el mundo empresarial y académico. En un mundo cada vez más complejo y competitivo, es fundamental contar con herramientas y conocimientos que nos permitan alcanzar el éxito en la administración de empresas. En este artículo exploraremos cómo la gestión se ha convertido en una ciencia y cómo su estudio nos brinda las bases para tomar decisiones informadas y estratégicas. Descubriremos cómo diferentes teorías y enfoques han moldeado la forma en que entendemos y practicamos la gestión, y cómo estos conocimientos pueden ser aplicados en diferentes contextos y situaciones empresariales. Si estás interesado en descubrir el fascinante mundo de la gestión como ciencia, ¡sigue leyendo!


La ciencia es un conjunto sistemático de conocimientos pertenecientes a un campo de estudio específico que contiene hechos generales que explican un fenómeno. Establece una relación de causa y efecto entre dos o más variables y subraya los principios que rigen su relación. Estos principios se desarrollan mediante métodos científicos de observación y verificación mediante pruebas.

La ciencia se caracteriza por las siguientes características principales:

  1. Principios de aceptación universal – Los principios científicos representan una verdad básica sobre un campo de investigación particular. Estos principios pueden aplicarse en todas las situaciones, en todo momento y en todo lugar. Por ejemplo, la ley de la gravitación, que se puede aplicar en todos los países independientemente de la época.

    La gestión también contiene algunos principios fundamentales que pueden aplicarse universalmente, como el principio de unidad de mando, es decir, un hombre, un jefe. Este principio es aplicable a todo tipo de organización, empresarial o no empresarial.

  2. Experimentación y observación – Los principios científicos se derivan de la investigación y la investigación científica, es decir, se basan en la lógica. Por ejemplo, el principio de que la Tierra gira alrededor del Sol ha sido demostrado científicamente.

    Los principios de gestión también se basan en la investigación y la observación científica y no sólo en la opinión de Henry Fayol. Se han desarrollado a través de experimentos y experiencias prácticas de gran número. de directivos. Por ejemplo, se observa que una remuneración justa al personal ayuda a crear una fuerza laboral satisfecha.

    La gestión como ciencia
  3. Relación causa y efecto – Los principios de la ciencia establecen relaciones de causa y efecto entre diversas variables. Por ejemplo, cuando los metales se calientan, se expanden. La causa es el calentamiento y el resultado es la expansión.

    Lo mismo ocurre con la gestión, por lo que también establece una relación de causa y efecto. Por ejemplo, la falta de paridad (equilibrio) entre autoridad y responsabilidad conducirá a la ineficacia. Si conoce la causa, es decir, la falta de equilibrio, el efecto se puede determinar fácilmente, es decir, la eficacia. De manera similar, si los trabajadores reciben bonificaciones y salarios justos, trabajarán duro, pero cuando no se les trata de manera justa y equitativa, se reduce la productividad de la organización.

  4. Prueba de validez y previsibilidad – La validez de los principios científicos puede comprobarse en cualquier momento o varias veces, es decir, resisten la prueba del tiempo. Cada vez que estas pruebas darán el mismo resultado. Además, los acontecimientos futuros se pueden predecir con una precisión razonable utilizando principios científicos. Por ejemplo, H2 &O2 siempre dará H2o.
    La gestión como ciencia

    También se puede comprobar la validez de los principios de gestión. P.ej principio de unidad de mando se puede probar comparando dos personas: una con un solo jefe y otra con 2 jefes. La actuación de 1calle persona será mejor que 2Dakota del Norte.

No se puede negar que la gestión tiene un cuerpo sistemático de conocimientos, pero no es tan exacto como el de otras ciencias físicas como la biología, la física y la química, etc. La principal razón de la inexactitud de la ciencia de la gestión es que trata con seres humanos. y es muy difícil predecir su comportamiento con precisión.

Dado que es un proceso social, cae en el área de las ciencias sociales. Es una ciencia flexible y es por eso que sus teorías y principios pueden producir resultados diferentes en diferentes momentos y, por lo tanto, es una ciencia del comportamiento. Ernest Dale lo ha llamado como Ciencia blanda.



Autoría/Referencia – Acerca del autor(es)




próximo

Error 403 The request cannot be completed because you have exceeded your quota. : quotaExceeded

La gestión como ciencia: Preguntas frecuentes

La gestión es una disciplina fundamental en el mundo empresarial y se considera como una ciencia que se encarga de administrar eficientemente los recursos y guiar a una organización hacia el logro de sus objetivos. Como gestores, es natural tener muchas preguntas acerca de esta disciplina y cómo se aplica en el entorno empresarial. En este artículo, responderemos a algunas preguntas frecuentes relacionadas con la gestión como ciencia.

¿Qué es la gestión como ciencia?

La gestión como ciencia es el estudio y la aplicación de principios y técnicas para administrar de manera eficiente los recursos de una organización. Se basa en enfoques científicos y teorías probadas para maximizar la productividad y alcanzar los objetivos organizacionales. La gestión como ciencia utiliza el análisis de datos, el razonamiento lógico y la toma de decisiones informadas para lograr resultados exitosos.

¿Cuáles son las principales funciones de la gestión?

Las principales funciones de la gestión incluyen la planificación, la organización, la dirección y el control. La planificación implica establecer metas y objetivos, así como el desarrollo de estrategias para alcanzarlos. La organización se refiere a la asignación de tareas y responsabilidades, creando una estructura organizativa eficiente. La dirección se centra en motivar y guiar a los empleados hacia el logro de los objetivos. Finalmente, el control implica medir el desempeño y corregir cualquier desviación que pueda surgir.

¿Cuáles son las habilidades necesarias para ser un buen gestor?

Para ser un buen gestor, se requiere una combinación de habilidades técnicas, habilidades interpersonales y habilidades conceptuales. Las habilidades técnicas están relacionadas con el conocimiento y la experiencia en un área específica, como marketing, finanzas o recursos humanos. Las habilidades interpersonales son indispensables para la comunicación efectiva, la resolución de conflictos y el trabajo en equipo. Por último, las habilidades conceptuales son necesarias para comprender el panorama general de la organización, analizar problemas y tomar decisiones estratégicas.

¿Cuál es la importancia de la gestión en una organización?

La gestión es de vital importancia en una organización, ya que establece una guía clara para alcanzar los objetivos y maximizar los recursos. Una gestión eficiente ayuda a optimizar los procesos internos, mejorar la productividad, motivar a los empleados y garantizar una toma de decisiones informada. Sin una gestión adecuada, una organización puede experimentar desorganización, falta de dirección y dificultades para lograr sus metas.

¿Cómo se puede mejorar la gestión en una organización?

Para mejorar la gestión en una organización, es fundamental fomentar el desarrollo profesional de los gestores a través de la formación y la actualización constante de habilidades. También es importante utilizar herramientas y técnicas de gestión avanzadas, como el uso de software de gestión y el seguimiento de indicadores de rendimiento clave. Además, se debe promover una cultura de comunicación abierta y colaborativa, donde se valoren las ideas y se fomente el trabajo en equipo.

¿Se puede considerar la gestión como una disciplina en constante evolución?

Sí, la gestión puede considerarse una disciplina en constante evolución. A medida que cambian las tecnologías, las tendencias del mercado y las necesidades de las organizaciones, la gestión debe adaptarse para seguir siendo relevante y efectiva. Los gestores deben estar al tanto de las últimas investigaciones y prácticas en el campo de la gestión y estar dispuestos a aprender y adaptarse a los nuevos desafíos y oportunidades.

En conclusión, la gestión como ciencia desempeña un papel fundamental en la administración de los recursos de una organización y el logro de sus objetivos. Como gestores, debemos estar preparados para enfrentar los desafíos que se presentan y adaptarnos a un entorno empresarial en constante cambio. Implementar las mejores prácticas de gestión y mantenernos actualizados nos ayudará a alcanzar el éxito en nuestras carreras y en nuestras organizaciones.

Referencias:

  1. https://www.bm.unicamp.br/revista/index.php/rtc/article/view/1206/1119
  2. https://repositorio.ufsc.br/bitstream/handle/123456789/121490/TCC%20-%20Romulo%20Lopes%20Dornelles.pdf?sequence=1&isAllowed=y

Deja un comentario