La administración pública: un arte o una ciencia

La administración pública siempre ha sido un tema de debate entre expertos y académicos. Algunos consideran que se trata de un arte, donde la intuición y la habilidad para lidiar con diversas situaciones son fundamentales. Otros argumentan que la administración pública es una ciencia, basada en principios y técnicas específicas que permiten un manejo eficiente y efectivo de los recursos. En este artículo, exploraremos esta fascinante pregunta: ¿La administración pública es un arte o una ciencia? A través de diferentes perspectivas y argumentos, descubrirás cómo esta disciplina se desenvuelve entre criterios subjetivos y objetivos, y cómo ambas visiones se entrelazan para conformar este apasionante campo de estudio.


A primera vista parece más fácil aceptar la administración pública como un arte. Es simplemente la administración de los asuntos gubernamentales y en su mayor parte no sigue las leyes de la ciencia como la ausencia de valor normativo, la previsibilidad del comportamiento y la aplicación universal. Entonces, ¿eso significa que no podemos incluirlo en una categoría respetable de temas científicos?

Son muchos los autores que la defendieron ferozmente y sostuvieron que la administración pública como área de estudio es efectivamente una Ciencia. El primero de ellos fue Lorenz von Stein en 1855, un profesor alemán de Viena que dijo que La administración pública es una ciencia integrada y verla simplemente como leyes administrativas era una definición restrictiva..

En los tiempos modernos, categorizar la administración pública como ciencia encontró el favor de muchos, siendo el más importante el padre de la administración pública estadounidense, el presidente Woodrow Wilson. Leeremos más sobre la visión wilsoniana de la administración pública en el próximo artículo; sin embargo, enfatizó principalmente que el objetivo del estudio administrativo es descubrir qué puede hacer el gobierno de manera adecuada y exitosa y cómo puede hacerlo con la máxima eficiencia y el menor costo posible. de dinero o energía.

Después de Wilson, otro argumento importante vino de Frederick Taylor, quien escribió un libro llamado Los principios de la gestión científica (1911) en el que proponía descubrir la mejor manera de hacer las cosas/operaciones y así ahorrar costes en tiempo y energía.

Luther Gulick y L. Urvick publicó colectivamente Artículos sobre la ciencia de la administración que reafirmaron su estatus como ciencia.

WF Willoughby afirmó que La administración pública como Ciencia tiene ciertos principios fundamentales que pueden ser de aplicación general y por lo tanto es una Ciencia..

Sin embargo, todavía quedan ciertos aspectos por establecer antes de que la administración pública pueda ser realmente catalogada como una Ciencia. Deben definirse claramente los lugares que ocupan los valores normativos en la administración pública.

La administración pública: un arte o una ciencia

Se deben realizar más esfuerzos para comprender la naturaleza humana y la dinámica en juego en la administración pública. Por último, los principios de la administración pública deberían derivar referencias de todos los mundos, culturas, tipos de estados, etc. para hacerlos más universales y libres de prejuicios culturales, religiosos y políticos.

El propio advenimiento del Estado de bienestar moderno se ha sumado al cambio de enfoque de la administración pública. El tipo de actividades y la esfera de las obras nunca han sido más variadas y dinámicas y nunca antes ha habido un interés en mejorar realmente la eficiencia del gobierno.

Expertos en la materia como Frederick Taylor han abierto caminos para la exploración, la experimentación, la observación, la recopilación de datos y el análisis sobre la base de los cuales se pueden formular principios y leyes. Hay un número cada vez mayor de autores como Metcalfe, Fayol, Emerson, Follett, Mooney y, más recientemente, Drucker, etc., que han escrito sobre temas de administración.

De hecho drucker escribió un libro llamado La era de la discontinuidad« y uno de los capítulos del libro titulado La enfermedad del gobierno se convirtió en la base de la teoría de la Nueva Gestión Pública popular en la década de 1980, que enfatizaba la gestión del sector público orientada al mercado.

Entonces, se puede decir con seguridad que con los nuevos tiempos y cada vez más estudios realizados en el campo de las ciencias sociales, la administración y las relaciones humanas, el tema de la administración pública ya no puede refugiarse en el arte y tendría que emerger fortalecido con principios relevantes y fundamentales como el de la Ciencia.



Autoría/Referencia – Acerca del autor(es)


Error 403 The request cannot be completed because you have exceeded your quota. : quotaExceeded

La administración pública: un arte o una ciencia

La administración pública es un tema que ha generado debate durante décadas. Muchos se preguntan si es un arte o una ciencia. En este artículo, exploraremos algunas de las preguntas frecuentes relacionadas con este tema fascinante.

1. ¿Qué es la administración pública?

La administración pública se refiere al conjunto de procesos y actividades involucrados en la gestión de los asuntos públicos de un país o una organización gubernamental. Estos procesos incluyen la planificación, organización, dirección y control de los recursos destinados a cumplir con los objetivos establecidos.

Referencia adicional: Administración Pública – Wikipedia

2. ¿Cuáles son los principios de la administración pública?

Los principios de la administración pública varían según el país y la organización, pero algunos de los más comunes incluyen:

  1. Transparencia: Los procesos y decisiones deben ser abiertos y accesibles al público.
  2. Eficiencia: Los recursos deben utilizarse de manera eficiente para lograr los resultados deseados.
  3. Responsabilidad: Los servidores públicos deben rendir cuentas por sus acciones y decisiones.
  4. Participación ciudadana: Involucrar a los ciudadanos en la toma de decisiones y la gestión pública.
  5. Legalidad: Las acciones y decisiones deben estar en conformidad con las leyes y regulaciones establecidas.

Referencia adicional: Principios básicos de la administración pública – Naciones Unidas

3. ¿La administración pública es un arte o una ciencia?

La administración pública es una combinación única de arte y ciencia. Por un lado, requiere habilidades y talento para resolver problemas complejos y tomar decisiones estratégicas. Esto se considera un aspecto artístico, ya que implica intuición y creatividad.

Por otro lado, también se basa en principios y teorías científicas. La administración pública utiliza métodos basados en evidencia para mejorar la eficiencia y la efectividad de los procesos y sistemas.

4. ¿Cuáles son las habilidades clave para la administración pública?

Algunas de las habilidades clave necesarias para la administración pública incluyen:

  • Capacidad de liderazgo y toma de decisiones.
  • Habilidades de comunicación efectiva.
  • Conocimiento técnico y comprensión de las políticas públicas.
  • Capacidad para trabajar en equipo y gestionar conflictos.
  • Habilidades analíticas y de resolución de problemas.

Referencia adicional: Habilidades y competencias de la administración pública – Secretaría de Educación Pública

5. ¿Cómo impacta la administración pública en la sociedad?

La administración pública tiene un impacto significativo en la sociedad. Una gestión efectiva y transparente puede mejorar la calidad de vida de los ciudadanos al proporcionar servicios públicos de calidad, promover el desarrollo económico y social, y garantizar una distribución justa de los recursos.

Además, una administración pública eficiente y responsable es fundamental para fomentar la confianza de la ciudadanía en el gobierno y fortalecer la democracia.

Referencia adicional: El impacto de la administración pública en la sociedad – Junta de Castilla y León

En conclusión, la administración pública es un campo complejo que combina elementos de arte y ciencia. Requiere habilidades y conocimientos específicos para lograr un buen desempeño y un impacto positivo en la sociedad.

Deja un comentario