https://worldofwork.io/2021/07/e114-psychological-flexibility-w-richard-mackinnon/

Bienvenidos al mundo de la flexibilidad psicológica: Una guía hacia una vida más equilibrada y satisfactoria. En este artículo, exploraremos el fascinante concepto de la flexibilidad psicológica de la mano de Richard MacKinnon, experto en desarrollo humano y bienestar laboral. Descubriremos cómo esta habilidad esencial nos permite adaptarnos a los desafíos y cambios inesperados de la vida, tanto personal como profesionalmente. Acompáñanos en este viaje hacia una mayor resiliencia y bienestar emocional en el apasionante mundo de la flexibilidad psicológica.

E114 – Psychological Flexibility (w/ Richard MacKinnon)

Error 403 The request cannot be completed because you have exceeded your quota. : quotaExceeded

Preguntas frecuentes sobre la flexibilidad psicológica: entrevista con Richard MacKinnon

En el mundo laboral actual, cada vez es más importante desarrollar habilidades que nos permitan adaptarnos a los constantes cambios y desafíos. Uno de estos conceptos clave es la flexibilidad psicológica, que nos ayuda a enfrentar de manera efectiva el estrés, superar obstáculos y encontrar un equilibrio adecuado en nuestras vidas personales y profesionales.

¿Qué es la flexibilidad psicológica?

La flexibilidad psicológica se refiere a la capacidad de adaptarse y responder de manera constructiva a las oportunidades y desafíos que nos presenta la vida. Se trata de aceptar nuestras experiencias internas, como pensamientos y emociones, sin juzgarlos ni tratar de controlarlos. Al ser flexibles psicológicamente, podemos actuar en función de nuestros valores y objetivos, incluso cuando enfrentamos dificultades.

¿Cómo se puede desarrollar la flexibilidad psicológica?

Según Richard MacKinnon, experto en psicología laboral y organizacional, la flexibilidad psicológica se puede cultivar a través de la práctica de habilidades específicas. Algunas estrategias efectivas para desarrollar esta habilidad incluyen:

  1. Autoconciencia: Conocer nuestras propias emociones, pensamientos y valores es fundamental para cultivar la flexibilidad psicológica. Es importante estar atentos a nuestras reacciones automáticas y examinar si estas se alinean con nuestros objetivos y valores.
  2. Aceptación: Aprender a aceptar nuestras experiencias internas, ya sean positivas o negativas, nos permite responder de manera más constructiva y adaptativa ante los desafíos. Esto implica dejar de luchar contra nuestras emociones y pensamientos, y abrazarlos como parte de nuestro ser.
  3. Definir nuestros valores: Identificar y definir nuestros valores nos ayuda a establecer metas y prioridades claras en nuestra vida. Actuar en función de nuestros valores nos brinda un sentido de propósito y nos guía hacia una mayor flexibilidad psicológica.
  4. Compromiso: Establecer metas realistas y alcanzables, y comprometernos a tomar medidas concretas para lograrlas, fortalece nuestra flexibilidad psicológica. Este compromiso nos impulsa a superar obstáculos y persistir en el camino hacia nuestros objetivos.
  5. Apertura a la experiencia: Estar dispuestos a experimentar nuevas situaciones y abrazar la incertidumbre nos permite ampliar nuestra perspectiva y desarrollar una mayor capacidad de adaptación. La apertura a la experiencia fomenta la innovación y nos ayuda a encontrar soluciones creativas a los desafíos.

Recuerda que la flexibilidad psicológica no se desarrolla de la noche a la mañana. Es un proceso continuo que requiere práctica y paciencia. Sin embargo, los beneficios de cultivar esta habilidad son inmensos, tanto en el ámbito laboral como en el personal.

Si estás interesado en aprender más sobre la flexibilidad psicológica y cómo aplicarla en tu vida profesional, te recomendamos leer la entrevista completa con Richard MacKinnon en el siguiente enlace: Entrevista con Richard MacKinnon.

Deja un comentario