Grado de Virtualidad en Equipos Virtuales

La virtualidad se ha convertido en una parte integral de nuestros equipos de trabajo, especialmente en estos tiempos de cambio y transformación digital. Los equipos virtuales son aquellos en los que los miembros colaboran de manera remota, utilizando herramientas tecnológicas para comunicarse y compartir información. Sin embargo, ¿qué tan virtual es realmente un equipo virtual? En este artículo exploraremos el concepto de grado de virtualidad en los equipos virtuales y cómo esto puede afectar su desempeño y resultados. Descubre cómo medir y optimizar la virtualidad en tu equipo virtual y maximiza su eficacia en un mundo cada vez más conectado.


La mayor parte del debate sobre los equipos virtuales se centra en equipos 100% virtuales, es decir, equipos virtuales puros. Anteriormente, sólo se utilizaba el alcance de la distribución geográfica del equipo para determinar la virtualidad de los equipos. Pero ahora se están realizando cada vez más investigaciones para observar otras dimensiones que afectan el nivel de virtualidad. Si observamos el escenario actual del lugar de trabajo, rara vez existe un equipo que se ajuste a la definición de un equipo puramente coubicado o a la de un equipo puramente virtual. La virtualidad es un continuo en el que el equipo coubicado puro y el equipo virtual puro representan los dos extremos. La mayoría de los equipos actuales se encuentran entre estos dos extremos..

  • Dependencia de los medios de comunicación virtuales Se encuentra con el primer y subyacente factor para determinar el nivel de virtualidad. En un extremo hay equipos puramente ubicados en el mismo lugar que interactúan únicamente a través de interacciones cara a cara, mientras que en el otro extremo hay equipos puramente virtuales que interactúan únicamente a través de las TIC. Entre los dos se encuentran los equipos del mundo real, donde a veces miembros geográficamente dispersos se reúnen en una ubicación externa o esos colegas que comparten ubicación interactúan a través de mensajería instantánea mientras uno trabaja desde casa a largo plazo. Así pues, cuanto mayor sea el grado de uso de los medios de comunicación virtuales, mayor será el nivel de virtualidad.
  • Valor de la información proporcionada por la herramienta de comunicación – Hay varias herramientas de información y comunicación disponibles en el lugar de trabajo, como correo electrónico, videoconferencia, mensajería instantánea, teléfono, chats grupales, etc. Cada herramienta tiene su propia capacidad para transmitir la información. Por ejemplo, la videoconferencia permite que los miembros se vean entre sí y da la sensación de estar en una sala de juntas, por lo que implica un bajo nivel de virtualidad, mientras que el correo electrónico permite a los miembros solo compartir información escrita, por lo que implica un alto nivel de virtualidad. Entonces, cuanto más ricos son los medios de comunicación, menor es el nivel de virtualidad.
  • Sincronicidad del intercambio de información muestra si la información se intercambia en tiempo real o con un desfase temporal. El retraso podría ocurrir debido a la diferencia en las zonas horarias, la necesidad de investigar antes de responder, etc. Si los miembros participan en un intercambio de información en tiempo real, como mediante videoconferencia o mensajería instantánea, es tan bueno como las interacciones cara a cara. por tanto el nivel de virtualidad es bajo. Si bien en el caso del intercambio de información asincrónico hay una interrupción en las interacciones, esto resulta en un mayor nivel de virtualidad.

Además de los tres anteriores, existen otros factores como el número y la ubicación de los lugares de trabajo, así como los tipos de cultura e idiomas de los miembros del equipo virtual.

Conclusión

Así vemos que la virtualidad de un equipo es en gran medida una interacción de estas tres dimensiones. Varias combinaciones de estas tres dimensiones dan como resultado diferentes niveles de virtualidad en el continuo. Un equipo altamente virtual es aquel en el que los miembros están ubicados en zonas horarias opuestas, por lo tanto, solo usan correos electrónicos para comunicarse y además hay un desfase de tiempo entre cada respuesta, entonces dicho equipo tiene un alto nivel de virtualidad. Los miembros de este equipo nunca llegan a comprender la personalidad, el lenguaje corporal y las señales no verbales de los demás. Según nuestra comprensión del nivel de virtualidad, podemos personalizar e implementar las estrategias esenciales para construir un equipo virtual eficaz.



Autoría/Referencia – Acerca del autor(es)




próximo

Error 403 The request cannot be completed because you have exceeded your quota. : quotaExceeded

Preguntas frecuentes sobre el grado de virtualidad en equipos virtuales

Los equipos virtuales se han vuelto cada vez más comunes en el entorno empresarial actual. Con los avances en la tecnología y la comunicación, las organizaciones pueden aprovechar el potencial de tener equipos dispersos geográficamente pero conectados digitalmente. Sin embargo, dado el aumento de la virtualidad en estos equipos, también surgen muchas preguntas. En este artículo, responderemos a algunas de las preguntas más frecuentes sobre el grado de virtualidad en equipos virtuales.

1. ¿Qué significa el grado de virtualidad en equipos virtuales?

El grado de virtualidad en equipos virtuales se refiere al nivel de uso de herramientas y tecnologías digitales para la colaboración y comunicación. Puede variar desde una virtualidad baja, donde las interacciones cara a cara son predominantes, hasta una virtualidad alta, donde las interacciones son principalmente digitales.

2. ¿Cuáles son los beneficios de tener un alto grado de virtualidad en equipos virtuales?

Un alto grado de virtualidad en equipos virtuales ofrece varias ventajas, como la capacidad de superar barreras geográficas y de tiempo, flexibilidad en la selección de talento global, ahorro en costos de viajes y un entorno de trabajo más inclusivo para personas con limitaciones físicas.

3. ¿Cuáles son los desafíos asociados con un alto grado de virtualidad?

A pesar de los beneficios, también existen desafíos en los equipos virtuales altamente virtuales. Algunos desafíos comunes incluyen la falta de comunicación efectiva debido a las barreras culturales y lingüísticas, la falta de conexión emocional entre los miembros del equipo y la dificultad para establecer relaciones de confianza.

4. ¿Cómo se puede mejorar el grado de virtualidad en equipos virtuales?

Para mejorar el grado de virtualidad en equipos virtuales, es importante utilizar las herramientas y tecnologías adecuadas que faciliten la comunicación y la colaboración. Algunas recomendaciones incluyen el uso de videollamadas en lugar de solo audio, el establecimiento de reuniones periódicas cara a cara y la promoción de espacios virtuales para el intercambio informal.

5. ¿Hay alguna investigación científica sobre el grado de virtualidad en equipos virtuales?

Sí, hay varios estudios y artículos científicos que exploran el grado de virtualidad en equipos virtuales y sus impactos en la productividad y el desempeño del equipo. Algunas fuentes recomendadas incluyen el libro «Leading Virtual Teams» de Harter, Krishnan y Agarwal, y el artículo «The impact of virtuality on team performance: A prominent role of task interdependence» de Zhang y Huang.

En resumen, el grado de virtualidad en equipos virtuales se refiere al nivel de uso de herramientas y tecnologías digitales para la colaboración y comunicación. Aunque tiene muchos beneficios, también puede presentar desafíos. Sin embargo, con la implementación adecuada de herramientas y prácticas de gestión, estos desafíos pueden superarse y los equipos pueden aprovechar al máximo los beneficios de la virtualidad.

Deja un comentario