Formación y desarrollo: una función clave de RR.HH.

El departamento de Recursos Humanos desempeña un papel fundamental en el desarrollo de los empleados de una organización. Dentro de sus múltiples funciones se encuentra la formación y el desarrollo, aspectos esenciales para impulsar el crecimiento y el éxito de las empresas. En este artículo, exploraremos la importancia de la formación y el desarrollo en el ámbito de los Recursos Humanos, así como las estrategias y beneficios asociados a esta función clave. Descubre cómo la inversión en el talento humano puede marcar la diferencia en el futuro de una empresa.


La formación y el desarrollo es una de las funciones clave de RR.HH.. La mayoría de las organizaciones consideran la formación y el desarrollo como una parte integral de la actividad de desarrollo de recursos humanos.

El cambio de siglo ha visto un mayor enfoque en lo mismo en las organizaciones a nivel mundial.

Muchas organizaciones han exigido horas de capacitación por año para los empleados teniendo en cuenta el hecho de que la tecnología está descalificando a los empleados a un ritmo muy rápido.

¿Qué es entonces la formación y el desarrollo? ¿Es realmente tan importante para la supervivencia organizacional o pueden sobrevivir sin lo primero?

¿La formación y el desarrollo son lo mismo o son diferentes?

La capacitación puede describirse como un esfuerzo destinado a mejorar o desarrollar competencias o habilidades adicionales en un empleado en el trabajo que desempeña actualmente con el fin de aumentar el desempeño o la productividad.

Técnicamente, la formación implica un cambio de actitud, habilidades o conocimientos de una persona con la consiguiente mejora del comportamiento.

Para que la formación sea eficaz, tiene que ser una actividad planificada que se lleve a cabo después de un análisis exhaustivo de las necesidades y centrarse en determinadas competencias; lo más importante es que se lleve a cabo en una atmósfera de aprendizaje.

Al diseñar el programa de capacitación se tienen en cuenta tanto los objetivos individuales como los objetivos organizacionales.. Aunque puede que no sea del todo posible garantizar una sincronización, las competencias se eligen de manera que se genere un beneficio mutuo para el empleado y la organización.

Normalmente las organizaciones preparan sus calendarios de formación al comienzo del ejercicio financiero, donde se identifican las necesidades de formación de los empleados. Esta identificación de necesidades, denominada «análisis de necesidades de formación», es parte del proceso de evaluación del desempeño.

Después del análisis de las necesidades se decide el número de horas de formación, junto con la intervención formativa y la misma se distribuye estratégicamente a lo largo del próximo año.

Desarrollo

Muchas veces se confunde formación con desarrollo, ambos son diferentes en ciertos aspectos pero componentes de un mismo sistema. El desarrollo implica oportunidades creadas para ayudar a los empleados a crecer.

Es más de naturaleza futurista o a largo plazo, a diferencia de la capacitación, que se centra en el trabajo actual. Tampoco se limita a las vías laborales en la organización actual, sino que también puede centrarse en otros aspectos del desarrollo.

En Goodyear, por ejemplo, se espera que los empleados asistan obligatoriamente a un programa de formación sobre habilidades de presentación, aunque también son libres de elegir un curso sobre «perspectivas de liderazgo a través de la literatura». Mientras que el programa de habilidades de presentación les ayuda en el trabajo, el programa basado en literatura puede ayudarles o no directamente.

De manera similar, muchas organizaciones eligen a ciertos empleados preferentemente para programas que los desarrollen para puestos futuros. Esto se hace sobre la base de la actitud, habilidades y capacidades, conocimientos y desempeño existentes del empleado. La mayoría de los programas de liderazgo tienden a ser de esta naturaleza con la visión de crear y formar líderes para el mañana.

Por lo tanto, la principal diferencia entre capacitación y desarrollo es que, mientras que la capacitación se centra a menudo en las necesidades actuales de los empleados o en las brechas de competencia, el desarrollo se ocupa de preparar a las personas para futuras asignaciones y responsabilidades.

Con la tecnología creando más trabajadores descalificados y con los trabajadores industriales siendo reemplazados por trabajadores del conocimiento, La formación y el desarrollo están a la vanguardia del desarrollo de recursos humanos.. Ahora corresponde al departamento de desarrollo humano asumir un papel de liderazgo proactivo a la hora de responder a las necesidades empresariales y de formación.



Autoría/Referencia – Acerca del autor(es)


Error 403 The request cannot be completed because you have exceeded your quota. : quotaExceeded

Frequently Asked Questions about Formación y Desarrollo en RR.HH.

El departamento de Recursos Humanos desempeña un papel clave en cualquier organización, y una de sus responsabilidades más importantes es la formación y desarrollo del personal. A continuación, responderemos a algunas preguntas frecuentes sobre este tema.

1. ¿Qué es la formación y desarrollo en RR.HH.?

La formación y desarrollo en RR.HH. se refiere a todas las actividades y programas diseñados para mejorar las habilidades y conocimientos de los empleados dentro de una organización. Esto incluye tanto la formación inicial para nuevos empleados como el desarrollo continuo de habilidades para el personal existente.

2. ¿Cuál es la importancia de la formación y desarrollo en RR.HH.?

La formación y desarrollo en RR.HH. es fundamental para el crecimiento y éxito de una organización. Proporciona a los empleados las habilidades necesarias para desempeñar sus funciones de manera eficiente, mejora la productividad y fomenta la motivación y satisfacción laboral. Además, ayuda a la retención de talento y promueve el desarrollo de líderes internos.

3. ¿Cuáles son los beneficios de implementar programas de formación y desarrollo?

Los programas de formación y desarrollo en RR.HH. ofrecen diversos beneficios para la organización y sus empleados. Estos incluyen:

  1. Mejoramiento de las habilidades y competencias de los empleados.
  2. Aumento de la satisfacción y compromiso laboral.
  3. Incremento de la productividad y eficiencia en el trabajo.
  4. Reducción de los errores y accidentes laborales.
  5. Creación de una cultura de aprendizaje continuo.
  6. Promoción del crecimiento y desarrollo profesional de los empleados.

4. ¿Cuáles son las mejores prácticas para la formación y desarrollo en RR.HH.?

Para garantizar el éxito de los programas de formación y desarrollo en RR.HH., se recomienda seguir las siguientes mejores prácticas:

  • Identificar las necesidades de formación de los empleados.
  • Diseñar programas adaptados a las necesidades y objetivos de la organización.
  • Utilizar métodos de formación variados, como cursos presenciales, cursos en línea, mentorías, entre otros.
  • Evaluar y medir regularmente la efectividad de los programas de formación.
  • Promover una cultura de aprendizaje continuo en toda la organización.

5. ¿Cómo medir el retorno de inversión de los programas de formación y desarrollo?

Medir el retorno de inversión (ROI) de los programas de formación y desarrollo puede ser un desafío, pero es fundamental para justificar su eficacia y rentabilidad. Algunas métricas comunes para medir el ROI incluyen el aumento de productividad, la reducción del tiempo de capacitación y el crecimiento de los empleados dentro de la organización.

En conclusión, la formación y desarrollo en RR.HH. desempeña un papel clave en el crecimiento y éxito de las organizaciones. Al invertir en programas de formación y desarrollo, las empresas pueden mejorar las habilidades de sus empleados, aumentar la productividad y promover el desarrollo profesional. Esto lleva a una fuerza laboral más comprometida y satisfecha, lo que a su vez impulsa el éxito a largo plazo de la organización.

Fuentes:

  1. Fuente 1
  2. Fuente 2

Deja un comentario