Fase de control Six Sigma: ¿Cómo funciona el control estadístico de procesos?

El control estadístico de procesos es una etapa crucial dentro de la metodología Six Sigma. En esta fase, se utilizan herramientas y técnicas para monitorear y evaluar la calidad de un proceso de forma constante. ¿Quieres saber cómo funciona? ¡Sigue leyendo para descubrirlo! En este artículo, exploraremos en detalle la fase de control de Six Sigma y cómo se implementa el control estadístico de procesos para garantizar la mejora continua. ¡No te lo pierdas!


El control está a nuestro alrededor. Controlamos los electrodomésticos, los horarios que seguimos y tareas tan mundanas de nuestra vida cotidiana. Somos intuitivamente conscientes de estos principios. Sin embargo, dejar estos principios escritos explícitamente nos ayuda a desarrollar una comprensión formal que luego podemos utilizar para crear un plan de control para nuestro proceso.

Dado que el control se utiliza tan ampliamente en nuestra vida cotidiana, una de las mejores formas de entenderlo sería tomar un ejemplo. Un ejemplo sencillo de un aire acondicionado con termostato nos ayudaría a comprender los principios.

Ejemplo: aire acondicionado con termostato

Supongamos que tienes un aire acondicionado en casa y quieres ajustar la temperatura a 22 grados centígrados, ¿cómo lo haces? Bueno, simplemente usa el control remoto para ingresar la temperatura deseada en la máquina, lo que luego garantiza que la temperatura en la habitación sea aproximadamente la que deseaba. Esto es lo que realmente sucede detrás de escena.

El aire acondicionado tiene un termostato incorporado.. El termostato es el equipo que controla continuamente la temperatura exterior de la habitación. Esto proporciona al aire acondicionado la información de retroalimentación que necesita.

Supongamos que la temperatura en la habitación es de 30 grados centígrados cuando enciende el aire acondicionado y programa 22 grados centígrados como temperatura deseada.

El aire acondicionado utiliza un algoritmo simple de entender que le dice que dado que 30 grados es mayor que 22 grados (la temperatura deseada), se debe tomar una acción correctiva.

El aire acondicionado continúa enfriando la habitación hasta que el termostato le indica que la temperatura ha alcanzado los 22 grados, es decir, la temperatura deseada. Aquí el aire acondicionado deja de enfriar.

Una vez más, cuando la temperatura comienza a aumentar y supera un cierto nivel, digamos 24 grados Celsius, se aplica la acción correctiva y la temperatura regresa al nivel donde debería estar. Por lo tanto, el termostato puede controlar automáticamente la temperatura.

Los principios descifrados del ejemplo:

En el ejemplo se han precisado los principios formales de lo que en lenguaje estadístico se llama control basado en retroalimentación. Son los siguientes:

  • Estado de cosas deseado: Para controlar un proceso, el estado de cosas deseado debe conocerse explícitamente y programarse en el mecanismo de control. En nuestro ejemplo, el aire acondicionado sabía que la temperatura deseada era 22 grados Celsius y podía comparar si el estado real era el deseado o no.
  • Límites: Es imposible que cualquier proceso funcione en línea recta. Por eso se establecieron límites de control. La temperatura deseada se consideraba entre 20 y 24 grados.
  • Mecanismo de retroalimentación: El termostato actuó como mecanismo de retroalimentación, monitoreando continuamente la retroalimentación. Esta retroalimentación se comparó con el estado deseado de las cosas en tiempo real.
  • Plan de acción correctiva: Tan pronto como se comprobó que la situación real no se correspondía con la situación deseada, se activó inmediatamente un plan de medidas correctivas.

Así es exactamente como se controla un proceso. Los niveles de salida (Y) se miden continuamente y también lo son los niveles de entradas críticas (X). Tan pronto como se localice una discrepancia, se deben tomar medidas correctivas.



Autoría/Referencia – Acerca del autor(es)


Error 403 The request cannot be completed because you have exceeded your quota. : quotaExceeded

Fase de control Six Sigma: ¿Cómo funciona el control estadístico de procesos?

El control estadístico de procesos (CEP) es una técnica utilizada en la fase de control del Six Sigma para supervisar y mantener la calidad de un proceso. Durante esta etapa, se busca garantizar que los resultados obtenidos se mantengan dentro de los límites establecidos y que cualquier desviación sea identificada y corregida de manera oportuna. En este artículo, exploraremos cómo funciona el control estadístico de procesos en la fase de control Six Sigma y responderemos a algunas preguntas frecuentes sobre este tema.

1. ¿Qué es el control estadístico de procesos?

El control estadístico de procesos es una metodología que utiliza herramientas estadísticas y gráficas para monitorear y controlar la variabilidad de un proceso. Su objetivo principal es garantizar que el proceso se mantenga estable y produzca resultados consistentes y de calidad. El CEP se basa en la recopilación y análisis de datos en tiempo real para identificar cualquier desviación o tendencia no deseada en el proceso.

2. ¿Cuál es el objetivo del control estadístico de procesos en la fase de control Six Sigma?

En la fase de control Six Sigma, el objetivo del control estadístico de procesos es establecer controles efectivos para mantener la estabilidad y la capacidad del proceso. Esto implica monitorear continuamente el proceso, detectar desviaciones significativas y tomar acciones correctivas para asegurar que el proceso siga cumpliendo con los estándares de calidad establecidos.

3. ¿Cuáles son las herramientas utilizadas en el control estadístico de procesos?

El control estadístico de procesos utiliza diversas herramientas para analizar los datos y realizar el control del proceso. Algunas de las herramientas más comunes incluyen:

  1. Diagrama de control: este gráfico muestra la variación del proceso a lo largo del tiempo y permite identificar cualquier variación inusual.
  2. Cartas de control: estas cartas proporcionan límites de control y límites de tolerancia para ayudar a determinar si el proceso está dentro de los límites aceptables.
  3. Análisis de capacidad del proceso: esta herramienta evalúa la capacidad del proceso para producir resultados consistentes dentro de los límites de especificación establecidos.
  4. Análisis de causa raíz: se utiliza para identificar la causa principal de cualquier variación o desviación en el proceso.

4. ¿Cuáles son los beneficios del control estadístico de procesos en la fase de control Six Sigma?

Al implementar el control estadístico de procesos en la fase de control Six Sigma, se pueden obtener numerosos beneficios, como:

  1. Reducción de la variabilidad del proceso: mediante la identificación y corrección de desviaciones, se puede reducir la variabilidad del proceso y mejorar la calidad de los resultados.
  2. Aumento de la satisfacción del cliente: al mantener un proceso estable y de calidad, se puede brindar productos o servicios consistentes que satisfagan las expectativas del cliente.
  3. Ahorro de costos: al prevenir defectos y reducir el retrabajo, se pueden lograr ahorros significativos en costos de producción.
  4. Mejora continua: el control estadístico de procesos permite identificar áreas de mejora y tomar acciones correctivas para optimizar el proceso a lo largo del tiempo.

En conclusión, el control estadístico de procesos desempeña un papel crucial en la fase de control del Six Sigma al garantizar que los procesos se mantengan dentro de los límites establecidos y produzcan resultados consistentes y de calidad. Con herramientas estadísticas y un enfoque en la mejora continua, el CEP ayuda a reducir la variabilidad, mejorar la eficiencia y satisfacer las expectativas del cliente.

Fuentes:

Deja un comentario