Etapa de Declive: Definición, Características y Estrategias

La vida está llena de etapas y transiciones, y una de ellas es la etapa de declive. A medida que pasan los años, es natural que enfrentemos desafíos y cambios en nuestra salud física y mental. En este artículo, exploraremos qué es exactamente la etapa de declive, las características que la definen y las estrategias que podemos adoptar para enfrentarla de manera positiva. Si estás interesado en aprender más sobre esta etapa de la vida y cómo abordarla de la mejor manera, ¡sigue leyendo!

¿Qué es la etapa de declive?

La etapa de declive es la quinta y última etapa del ciclo de vida del producto (PLC), donde las ventas y las ganancias disminuyen continuamente y, en algunos puntos, las empresas también soportan pérdidas. Es una condición en la que una empresa espera retirar a sus competidores del mercado o abandonarlo y entrar en uno nuevo.

A medida que continúa el período de saturación, las ventas de la empresa disminuyen, lo que resulta en la menor ganancia o pérdida. La capacidad de la empresa para seguir siendo sostenible se vuelve cada vez más difícil y muchas empresas se van en busca de nuevas oportunidades. Esta situación normalmente muestra las siguientes situaciones.

  • Las ventas de las empresas están disminuyendo permanentemente como resultado del avance tecnológico, la dura competencia, los cambios en las expectativas de los consumidores, etc.
  • Durante el período de declive, el número de empresas disminuyó a medida que salían del mercado.
  • Como no hay potencial para la empresa en el mercado, la oferta de productos se vuelve limitada.
  • Las ganancias caen al principio, pero a medida que muchas empresas salen del mercado, la situación de las restantes mejora.

Cuando las empresas no implementan una estrategia de producto adecuada para mantener la participación de mercado durante la etapa de madurez, las ventas caen completamente debido a la fuerte competencia, la aparición de productos innovadores, la adopción de tecnología de productos innovadora o cambios drásticos en los gustos y preferencias de los clientes. Ningún intento extra firme puede optimizar las ventas y los beneficios en este momento. Esta situación obliga a las empresas a reducir los esfuerzos de marketing, reenfocarse en el reposicionamiento del producto o cancelarlo.

En esta etapa de declive, el número de clientes continúa disminuyendo, muchas empresas se retiran del mercado y la oferta de productos se vuelve más limitada. La combinación de productos se centra únicamente en los más vendidos y en puntos de venta selectos. Como no pueden permitirse el lujo de utilizar herramientas promocionales costosas, como la promoción de ventas, dan prioridad a las herramientas promocionales informativas.

Cuando varias empresas retiran su participación en el mercado y el número de ofertas de productos disminuye, el poder competitivo de las empresas restantes mejora; ganan más clientes y aumentan las ventas y las ganancias, tal como lo hicieron durante las etapas de crecimiento y madurez. Una vez más, esto ayuda a los supervivientes a recuperar cuota de mercado y una posición competitiva en el mercado obteniendo suficientes beneficios. Sin embargo, esto sólo ocurre después de años de lucha, y sólo las empresas fuertes pueden aumentar sus ganancias después de un período de declive.

Características de la etapa de declive

Hasta ahora hemos entendido la definición de etapa de declive y lo que sucede en esta etapa. Las características comunes de esto se pueden mencionar a continuación.

  • Las ventas y los beneficios de la empresa están disminuyendo rápidamente.
  • La competencia está disminuyendo.
  • Tampoco hay competencia como etapa de introducción.
  • Muchos competidores o empresas están abandonando el mercado.
  • El número de clientes también está disminuyendo.
  • El objetivo de la empresa es recortar, reactivar o eliminar el producto.
  • Los clientes ya no están dispuestos a comprar los productos existentes.
  • La combinación de productos está entre los más vendidos.
  • Las empresas supervivientes recuperan de nuevo su posición mejorada en el mercado a medida que avanza la etapa de madurez.

Estrategias de etapa decreciente

El objetivo de las estrategias aplicadas en la etapa de declive es esperar, mejorar o ingresar a un nuevo mercado. Lo más importante es la introducción de nuevos productos. Las siguientes estrategias se pueden implementar en la etapa de declive.

Estrategia de producto

Como en esta etapa casi no hay interés de los clientes en los productos existentes, se recomienda al comercializador que busque nuevas oportunidades. Mientras se buscan nuevas oportunidades, es necesario profundizar en la investigación de mercado, el análisis del mercado y llegar al lanzamiento del producto después de su prueba y desarrollo exitosos.

Estrategia de precios

Cuando el producto existente se encuentra en la etapa de declive, esta estrategia casi no tiene impacto. Si el nuevo producto se lanza nuevamente, aquí entra en juego.

Estrategia de lugar

Como estrategia de precios no tiene trabajo en la etapa de declive, la estrategia de lugar también tiene la misma.

Estrategia de promoción

Por lo general, no es necesario dar énfasis a las actividades promocionales. Sin embargo, si es necesario, se debe dar énfasis a la promoción informativa como en la etapa de introducción.

Estrategia de segmentación del mercado

Hasta ahora el producto ha llegado a la etapa de declive, aquí es mejor retirar la participación del segmento de mercado existente y entrar en uno nuevo que tiene un gran potencial.

Estrategia competitiva

Dado que la competencia es muy baja en la etapa de declive, casi no hay necesidad de centrarse en establecer estrategias competitivas como en la etapa de introducción.

Error 403 The request cannot be completed because you have exceeded your quota. : quotaExceeded




Etapa de Declive: Definición, Características y Estrategias

Etapa de Declive: Definición, Características y Estrategias

La etapa de declive es una fase natural en cualquier ciclo de vida de un producto, servicio o negocio. Durante esta etapa, el rendimiento y la demanda del producto comienzan a disminuir gradualmente. Es esencial comprender la definición, características y estrategias para enfrentar esta etapa con éxito y maximizar los resultados finales.

Definición de la etapa de declive

La etapa de declive es la última fase del ciclo de vida de un producto. Durante esta etapa, las ventas, los ingresos y la cuota de mercado del producto disminuyen significativamente. Esto se debe a varios factores, como cambios en las preferencias del consumidor, avances tecnológicos o la llegada de nuevos competidores.

Características de la etapa de declive

  1. Disminución de las ventas: Durante la etapa de declive, las ventas comienzan a disminuir en comparación con las etapas anteriores. Los clientes pueden mostrar menos interés en el producto debido a nuevas alternativas en el mercado o cambios en sus necesidades.
  2. Reducción de la demanda: La demanda del producto también disminuye a medida que los clientes buscan opciones más modernas o mejoradas. Esto puede ser el resultado de avances tecnológicos que ofrecen productos más eficientes o con características superiores.
  3. Margen de beneficio reducido: A medida que el producto experimenta una disminución en las ventas y la demanda, el margen de beneficio también se ve afectado negativamente. La competencia puede aumentar y la presión sobre los precios puede llevar a una reducción en los ingresos.
  4. Retiro del mercado: En algunos casos, las empresas pueden tomar la decisión de retirar el producto del mercado debido a su falta de rentabilidad. Esto puede ser una estrategia para enfocar los recursos en productos más exitosos o para dejar espacio a nuevas oportunidades de negocio.

Estrategias para enfrentar la etapa de declive

A pesar de ser una etapa desafiante, existen estrategias que las empresas pueden implementar para enfrentar el declive de un producto:

  1. Diversificación: Explorar nuevas oportunidades de mercado o desarrollar productos complementarios puede ayudar a compensar las pérdidas en el producto en declive. La diversificación puede permitir a la empresa seguir generando ingresos y mantener una posición competitiva.
  2. Modificar el producto: Realizar mejoras o adaptaciones al producto puede revitalizar la demanda y atraer nuevamente a los clientes. Esto puede incluir cambios en el diseño, características adicionales o la incorporación de tecnología actualizada.
  3. Reducción de costos: Optimizar la eficiencia y reducir los costos de producción puede ayudar a mantener márgenes de beneficio aceptables durante la etapa de declive. Esto puede implicar la automatización de procesos, la búsqueda de proveedores más económicos o la optimización de la cadena de suministro.
  4. Retirada estratégica: En algunos casos, puede ser más rentable retirar el producto del mercado de manera estratégica y enfocar los recursos en nuevos productos o servicios. Esta decisión debe basarse en un análisis económico cuidadoso y en la evaluación de alternativas más rentables.

En conclusión, la etapa de declive es parte inevitable del ciclo de vida de un producto. Al comprender las características y estrategias asociadas con esta etapa, las empresas pueden tomar decisiones informadas y maximizar los resultados finales. Es importante recordar que cada situación es única, por lo que adaptar las estrategias a las necesidades de la empresa y del mercado es fundamental para afrontar con éxito esta etapa desafiante.

Fuentes:


Deja un comentario