Estrés de los empleados: estrategias para gestionar el estrés en el lugar de trabajo

En el acelerado mundo laboral de hoy, el estrés es una presencia constante en la vida de los empleados. El mantenerse al día con las demandas del trabajo, las responsabilidades familiares y las expectativas personales puede ser abrumador y agotador. Por suerte, existen estrategias efectivas que pueden ayudar a los empleados a gestionar y reducir el estrés en el lugar de trabajo. En este artículo, exploraremos algunas de estas estrategias y cómo implementarlas para lograr un equilibrio saludable entre el trabajo y la vida personal. Así que, si estás buscando formas de lidiar con el estrés laboral, ¡no te pierdas esta guía llena de consejos prácticos y comienza a tomar el control de tu bienestar emocional!


¿Qué es el estrés de los empleados?

Estrés de los empleados es una preocupación creciente para las organizaciones de hoy. El estrés puede definirse como una circunstancia vivida en la que las personas enfrentan limitaciones, oportunidades o la pérdida de algo que desean y cuyas consecuencias son a la vez impredecibles y cruciales. El estrés es la respuesta de las personas a la presión o exigencias irrazonables/excesivas que se les imponen.

El estrés no siempre es negativo. En ocasiones, también puede sacar lo mejor de las personas. Puede inducir a un individuo a descubrir una forma innovadora y más inteligente de hacer las cosas. Esta dimensión positiva del estrés se llama estrés. Pero normalmente, el término estrés tiene una implicación negativa y este aspecto negativo del estrés se denomina angustia. Por ejemplo: cuando un subordinado es acosado o advertido por su superior, infeliz por un trabajo inadecuado, etc. Podemos decir que «el estrés hace que algunas personas rompan récords y otras rompan récords».

Síntomas de estrés

Algunos de los síntomas del estrés en el lugar de trabajo son los siguientes:

  • Absentismo, evasión de responsabilidades laborales, llegar tarde, salir temprano, etc.
  • Deterioro del rendimiento laboral, trabajo más propenso a errores, pérdida de memoria, etc.
  • Criarse, reaccionar exageradamente, discutir, irritarse, ansiedad, etc.
  • Deterioro de la salud, más accidentes, etc.
  • Hábitos alimentarios inadecuados (comer demasiado o poco), fumar y beber en exceso, insomnio, etc.

Por lo tanto, es muy esencial contar con estrategias efectivas de manejo del estrés en una organización para que se puedan reducir y controlar las repercusiones perjudiciales del estrés en los empleados y en su desempeño.

Fuentes/causas del estrés

Los factores que conducen al estrés entre los individuos se denominan factores estresantes. Algunos de los factores/estresores que actúan sobre los empleados son:

  1. Factores organizacionales- Con el aumento del estrés y la complejidad organizacional, aumentan los factores organizacionales que también causan estrés entre los empleados. Algunos de estos factores son-
    1. Discriminación en la estructura salarial/remunerativa
    2. Normas y regulaciones estrictas
    3. Comunicación ineficaz
    4. Presión de grupo
    5. Conflictos de objetivos/ambigüedad de objetivos
    6. Más estructura organizativa centralizada y formal
    7. Menos oportunidades de promoción
    8. Falta de participación de los empleados en la toma de decisiones.
    9. Excesivo control sobre los empleados por parte de los directivos.
  2. Factores individuales- Hay varias expectativas que los miembros de la familia, los compañeros, los superiores y los subordinados tienen del empleado. No comprender dichas expectativas o no transmitirlas genera ambigüedad o conflicto de roles, lo que a su vez causa estrés en los empleados. Otros factores individuales que causan estrés entre los empleados son rasgos inherentes de la personalidad, como ser impaciente, agresivo, rígido, sentir siempre presión del tiempo, etc. De manera similar, los problemas familiares, los problemas financieros personales y los cambios repentinos de carrera conducen al estrés.
  3. Trabajo relacionado con factores- Ciertos factores relacionados con el trabajo que causan estrés entre los empleados son los siguientes:
    1. Naturaleza monótona del trabajo.
    2. Condiciones de trabajo inseguras e insalubres
    3. Falta de confidencialidad
    4. Apiñamiento
  4. Factores extraorganizacionales- Hay ciertas cuestiones fuera de la organización que provocan estrés entre los empleados. En el mundo actual, moderno y conocedor de la tecnología, el estrés ha aumentado. La inflación, el cambio tecnológico, las responsabilidades sociales y los rápidos cambios sociales son otros factores extraorganizacionales que causan estrés.

Estrategias para controlar el estrés

El estrés que experimentan los empleados en su trabajo tiene un impacto negativo en su salud, desempeño y comportamiento en la organización. Por tanto, es necesario gestionar el estrés de forma eficaz para desencadenar estas consecuencias nocivas. Las estrategias para controlar el estrés son las siguientes:

Estrategias organizacionales para manejar el estrés.

  1. Fomentar una mayor comunicación organizacional con los empleados para que no haya ambigüedad o conflicto de roles. La comunicación eficaz también puede cambiar la opinión de los empleados. Los gerentes pueden utilizar mejores signos y símbolos que los empleados no malinterpreten.
  2. Fomentar la participación de los empleados en la toma de decisiones. Esto reducirá el estrés del rol.
  3. Otorgar a los empleados mayor independencia, retroalimentación significativa y oportuna, y mayor responsabilidad.
  4. Los objetivos organizacionales deben ser realistas, estimulantes y particulares. Los empleados deben recibir retroalimentación sobre qué tan bien se dirigen hacia estos objetivos.
  5. Fomentar la descentralización.
  6. Tener una distribución justa y equitativa de incentivos y estructura salarial.
  7. Promover la rotación laboral y el enriquecimiento laboral.
  8. Crear un ambiente de trabajo justo y seguro.
  9. Contar con un procedimiento efectivo de contratación y orientación.
  10. Apreciar a los empleados por lograr y superar sus objetivos.

Estrategias individuales para gestionar el estrés.

  1. Los empleados deben hacer una lista de «tareas pendientes» diariamente, priorizar los actos de la lista y planificar los actos en consecuencia. Tome descansos regulares durante el trabajo para relajarse. Mediante una gestión eficaz del tiempo, los empleados pueden alcanzar sus objetivos a tiempo y cumplir con las presiones laborales y, así, evitar el estrés.
  2. Haz un trabajo duro. Esfuércese por alcanzar sus objetivos, pero no lo haga en perjuicio de la familia, la salud o los compañeros.
  3. Disfrute de ejercicios físicos. Ayuda a una circulación sanguínea eficaz, lo mantiene en forma y distrae la mente de las presiones laborales.
  4. Fomentar un estilo de vida saludable. Duerma con regularidad, tome mucha agua y tenga hábitos alimentarios saludables. Fomentar técnicas de relajación como el yoga, la escucha de música y la meditación.
  5. Los empleados deben tener un enfoque optimista sobre su trabajo. Deben evitar conexiones con empleados de enfoque negativo.
  6. Los empleados deben tener inteligencia emocional en el lugar de trabajo. Deben tener conciencia de sí mismos, confianza en sí mismos y autocontrol en el lugar de trabajo.
  7. Los empleados deben generar apoyo social. Deben tener conexiones estrechas con compañeros de confianza que puedan escuchar sus problemas y aumentar su nivel de confianza. Esta red social ayudará a los empleados a superar el estrés.
  8. El asesoramiento a los empleados es una muy buena estrategia para superar el estrés de los empleados. A través del asesoramiento, los empleados pueden tomar conciencia de sus puntos fuertes y de cómo desarrollarlos; sus debilidades y cómo eliminarlas; y pueden desarrollar estrategias para cambiar su comportamiento. Los empleados también reciben asesoramiento profesional que les ayuda a reducir sus ambigüedades con respecto a su carrera.
  9. Encuentre una manera divertida de liberar el estrés, como hacer chistes, jugar tenis, golf, etc.
  10. No permanezcas preocupado contigo mismo. Dirige tu atención hacia afuera. Ayuda a otros. Esto liberará algo de estrés.



Autoría/Referencia – Acerca del autor(es)


Error 403 The request cannot be completed because you have exceeded your quota. : quotaExceeded




Estrés de los empleados: estrategias para gestionar el estrés en el lugar de trabajo

Estrés de los empleados: estrategias para gestionar el estrés en el lugar de trabajo

Introducción

El estrés en el lugar de trabajo es un problema común que afecta a muchos empleados en todo el mundo. La presión, las altas demandas laborales y los plazos ajustados pueden generar niveles de estrés muy altos. Esto puede afectar negativamente tanto la salud física como mental de los empleados, así como su productividad y satisfacción laboral.

¿Qué es el estrés laboral?

El estrés laboral se refiere a la respuesta física y emocional que experimentan los empleados cuando las demandas del trabajo superan sus capacidades o recursos para afrontarlas. Esta tensión puede ser causada por una variedad de factores, como la carga de trabajo excesiva, la presión por cumplir plazos, la falta de control sobre el trabajo o el ambiente laboral, conflictos interpersonales y la falta de apoyo por parte de los superiores.

Estrategias para gestionar el estrés en el lugar de trabajo

  1. Identificar las fuentes de estrés: El primer paso para gestionar el estrés en el trabajo es identificar las fuentes específicas de estrés. Esto puede incluir tareas o responsabilidades en particular, el ambiente laboral o la falta de equilibrio entre el trabajo y la vida personal. Una vez que se identifiquen estas fuentes, será más fácil buscar soluciones adecuadas.
  2. Comunicarse con los superiores: Es importante mantener una comunicación abierta y honesta con los superiores sobre las presiones y demandas laborales. Expresar las preocupaciones y buscar apoyo puede ayudar a encontrar soluciones y reducir el estrés en el lugar de trabajo.
  3. Establecer límites: Es esencial establecer límites claros en cuanto a la carga de trabajo y los plazos para evitar sentirse abrumado. Aprender a decir «no» cuando sea necesario y establecer prioridades puede ayudar a reducir la presión y el estrés laboral.
  4. Priorizar el bienestar: Es fundamental cuidar de uno mismo tanto física como mentalmente. Incorporar hábitos saludables en la rutina diaria, como hacer ejercicio regularmente, dormir lo suficiente y practicar técnicas de relajación, puede aliviar el estrés y mejorar la capacidad para afrontar los desafíos laborales.
  5. Buscar apoyo: Contar con una red de apoyo tanto dentro como fuera del trabajo puede ser de gran ayuda para gestionar el estrés. Compartir experiencias y buscar consejos de personas que han pasado por situaciones similares puede proporcionar una perspectiva diferente y estrategias para lidiar con el estrés laboral.

En conclusión, el estrés en el lugar de trabajo es un problema común pero tratable. Tomar medidas para gestionar y reducir el estrés es fundamental para mantener una buena salud, bienestar y rendimiento laboral. Aplicar estas estrategias puede marcar una gran diferencia en la vida de los empleados y en el ambiente laboral en general.

Fuentes adicionales:


Deja un comentario