Estrategia funcional: ¿qué es y por qué desarrollar una?

En el mundo empresarial, contar con una estrategia funcional sólida puede marcar la diferencia entre el éxito y el fracaso de una empresa. ¿Pero qué es exactamente una estrategia funcional y por qué es tan importante desarrollarla? En este artículo, exploraremos el concepto de estrategia funcional, sus beneficios y cómo su implementación adecuada puede impulsar el crecimiento y la competitividad de tu negocio. ¡Prepárate para descubrir cómo una estrategia funcional puede ser un verdadero factor clave en el logro de tus metas empresariales!

Una estrategia funcional ayuda a establecer objetivos que guían la asignación óptima de recursos entre las diferentes funciones comerciales. Esta estrategia también orienta y facilita la coordinación entre las funciones para maximizar sus resultados. La estrategia funcional se ocupa de la pregunta: ¿Cómo respaldamos la estrategia empresarial dentro de los departamentos funcionales, como marketing, recursos humanos, producción e I+D?

¿Por qué es importante?

La estrategia funcional a menudo tiene como objetivo mejorar la eficacia de las operaciones de una empresa dentro de los departamentos. Dentro de estos departamentos, los empleados suelen hacer referencia a su estrategia de marketing, estrategia de recursos humanos o estrategia de innovación. Cuando todos los departamentos funcionales de una empresa trabajan juntos en la misma dirección, en última instancia logran el negocio y la corporación. Por tanto, el objetivo de la estrategia funcional es alinear estas estrategias tanto como sea posible con la estrategia empresarial.

Si la estrategia comercial es ofrecer nuevos productos a los clientes, el departamento de marketing debe diseñar campañas de marketing eficientes dirigidas a los innovadores y los primeros usuarios a través de los canales adecuados. Las estrategias funcionales son el nivel operativo de las estrategias. Las decisiones tomadas en este nivel se denominan decisiones tácticas. Por lo tanto, estas decisiones son de naturaleza muy operativa y, por lo tanto, no son realmente parte de la estrategia. En consecuencia, es mejor llamarlas tácticas en lugar de estrategias. Sin embargo, el objetivo principal de una estrategia funcional es permitir la estrategia de la empresa, no lograr la excelencia funcional.

Caso a favor de la estrategia funcional

Las macrotendencias, como la globalización, la digitalización, la automatización, la subcontratación, el aumento de la competencia y la mejora de los procesos, han aumentado las expectativas de aumento de la eficiencia. En consecuencia, las funciones empresariales suelen ser las primeras en sufrir las consecuencias de estrategias empresariales y empresariales incoherentes. Además, en la mayoría de las empresas, cada función comercial tiene múltiples prioridades en competencia. Como resultado, la estrategia funcional está ganando importancia y relevancia. A medida que crece la necesidad de concentración, las estrategias funcionales ayudan a que su organización sea coherente y adecuada para su propósito. Las estrategias funcionales ayudan a mejorar el enfoque sólo en aquellas actividades de valor agregado que son estratégicamente importantes para la empresa. Por tanto, la estrategia funcional también ayuda a impulsar la propuesta de valor distintiva de una empresa. En última instancia, la estrategia funcional también ayuda a dar forma a la estrategia corporativa.

Debido a que la estrategia a nivel funcional es tan específica, generalmente es más difícil de establecer que las estrategias corporativas y comerciales. Pero tomarse el tiempo para elaborar estrategias viables para cada departamento puede ayudar a alinear los objetivos desde la cima de su organización hasta los empleados individuales. Esto ayudará a los gerentes de su organización a comprender mejor cómo sus departamentos y empleados impactan las estrategias comerciales y corporativas. Cuando todas estas piezas encajan para lograr un objetivo singular, el éxito es inevitable.

Caso – Google

En 2017, por ejemplo, Google abordó dos quejas, una principalmente de anunciantes y otra de clientes. Los anunciantes se quejaron de que sus anuncios aparecían en la misma pantalla con contenido que, en su opinión, dejaba a la empresa en una mala posición (clickbait de pornografía suave y videos de supremacistas blancos en YouTube de Google). Los clientes se quejaban de que sus consultas de búsqueda los exponían a sitios de noticias falsos y estaban cada vez más descontentos con la forma en que se utilizaba su información personal para desarrollar información vendible a otras empresas. En respuesta, Google dio a los anunciantes más control sobre dónde aparecían sus anuncios, eliminó el contenido político y sexual objetable de YouTube y eliminó el contenido sexual y político atroz de los resultados de búsqueda.

Caso – Yahoo!

Cuando Yahoo! contratado Marisa Mayer, una ejecutiva de Google muy visible y exitosa, para revertir a Yahoo en dificultades, los inversionistas inicialmente creyeron que tendría éxito, pero no fue así. Muchos de sus problemas tenían que ver con que no entendía cómo funcionaba operativamente la empresa. Subestimó la resistencia de Yahoo! empleados a las propuestas de cambio de Meyer. Finalmente, en respuesta a su falta de éxito en cambiar la empresa, determinó que la mejor solución disponible era venderla. En 2016, Meyers vendió lo que alguna vez fue una empresa de 135 mil millones de dólares a Verizon por 5 mil millones de dólares. La visión de Meyer para la empresa, incorporada en las estrategias corporativas que planeó, fracasó porque la empresa demostró ser incapaz o no estaba dispuesta a llevar a cabo esas estrategias a nivel funcional. Con el tiempo, esto requirió la estrategia corporativa revisada de Meyer de vender los activos de la empresa a Verizon.

Think Insights (24 de septiembre de 2023) Estrategia funcional: ¿qué es y por qué desarrollar una?. Obtenido de https://thinkinsights.net/strategy/functional-strategy/.
Estrategia funcional: ¿qué es y por qué desarrollar una?” Think Insights – 24 de septiembre de 2023, https://thinkinsights.net/strategy/functional-strategy/
Piensa en ideas 23 de junio de 2020 Estrategia funcional: ¿qué es y por qué desarrollar una?visto el 24 de septiembre de 2023,<https://thinkinsights.net/strategy/functional-strategy/>
Piensa en ideas – Estrategia funcional: ¿qué es y por qué desarrollar una? [Internet]. [Accessed September 24, 2023]. Disponible de: https://thinkinsights.net/strategy/functional-strategy/
Estrategia funcional: ¿qué es y por qué desarrollar una?” Think Insights – Consultado el 24 de septiembre de 2023. https://thinkinsights.net/strategy/functional-strategy/
Estrategia funcional: ¿qué es y por qué desarrollar una?” Piensa en ideas [Online]. Disponible: https://thinkinsights.net/strategy/functional-strategy/. [Accessed: September 24, 2023]
Error 403 The request cannot be completed because you have exceeded your quota. : quotaExceeded

Estrategia funcional: ¿qué es y por qué desarrollar una?

En el mundo empresarial, la estrategia funcional desempeña un papel crucial para el éxito de una organización. Se refiere a la planificación y ejecución de distintas actividades que permiten a los departamentos y áreas funcionales de una empresa alcanzar sus objetivos específicos.

Desarrollar una estrategia funcional efectiva es esencial para garantizar la eficiencia, la coherencia y la alineación de todas las funciones de una organización. Esto implica definir los pasos detallados que cada departamento debe seguir para contribuir al logro de los objetivos generales de la empresa.

Beneficios de desarrollar una estrategia funcional

Una estrategia funcional bien diseñada y ejecutada puede brindar una serie de beneficios clave para una empresa:

  1. Mayor eficiencia: Al definir claramente las responsabilidades y los procedimientos de cada departamento, se evitan duplicidades y se optimiza el uso de los recursos.
  2. Mejor coordinación: Una estrategia funcional permite una coordinación más efectiva entre los diferentes equipos y departamentos, mejorando la comunicación y la colaboración.
  3. Enfoque claro: Al establecer objetivos específicos para cada función, se facilita la dirección y se evita la dispersión de esfuerzos.
  4. Alineación con los objetivos generales: La estrategia funcional asegura que cada departamento contribuya de manera coherente y consistente a los objetivos generales de la organización.
  5. Adaptabilidad: Una estrategia funcional bien diseñada permite a una empresa adaptarse rápidamente a los cambios del entorno empresarial y aprovechar las oportunidades emergentes.

Preguntas frecuentes sobre la estrategia funcional

A continuación, responderemos algunas de las preguntas más comunes relacionadas con la estrategia funcional:

1. ¿Cuál es la diferencia entre la estrategia funcional y la estrategia corporativa?

La estrategia corporativa se refiere a la planificación a nivel general de la empresa, orientada a lograr los objetivos a largo plazo y crear valor para los accionistas. En cambio, la estrategia funcional se centra en cómo los distintos departamentos y áreas de la empresa contribuyen a esos objetivos generales.

Fuente: EjemplosDe.com

2. ¿Qué funciones suelen incluirse en una estrategia funcional?

Las funciones que se incluyen en una estrategia funcional pueden variar según la naturaleza de la empresa, pero generalmente incluyen marketing, finanzas, recursos humanos, producción y operaciones. Cada función desglosa sus propios objetivos y planes de acción específicos dentro del marco general establecido por la estrategia corporativa.

Fuente: Empresariados.com

3. ¿La estrategia funcional es aplicable solo a grandes empresas?

No, la estrategia funcional es aplicable a empresas de cualquier tamaño. Tanto las grandes empresas como las pequeñas y medianas pueden beneficiarse de una planificación estratégica funcional para mejorar la eficiencia y el rendimiento general del negocio.

Fuente: Gestion.org

En resumen, desarrollar una estrategia funcional es esencial para lograr una mayor eficiencia, coherencia y alineación dentro de una organización. Al establecer objetivos específicos para cada función y departamento, se garantiza un enfoque claro y se mejora la coordinación entre todos los equipos. Tener una estrategia funcional bien diseñada puede marcar la diferencia en el éxito de una empresa.

Deja un comentario