¿Es usted amable o condescendiente? – Resumen de #MTtalk

¿Alguna vez te has preguntado si eres una persona amable o condescendiente? La forma en que nos relacionamos con los demás y las palabras que utilizamos pueden tener un gran impacto en nuestras relaciones personales y profesionales. En el reciente resumen de #MTtalk, exploramos este tema fascinante y descubrimos cómo podemos ser más amables y empáticos en nuestras interacciones cotidianas. Sigue leyendo para descubrir consejos prácticos y reflexiones profundas para ser más conscientes de nuestro comportamiento y cultivar relaciones más saludables. ¡No te lo pierdas!

«Es difícil ser receptivo a los regaños moralistas y al aliento condescendiente que ofrecen sin cesar las personas supuestamente bien intencionadas».

Tom Shales, crítico estadounidense

Sólo la mera mención de la palabra «condescendiente» me pone los pelos de punta.

El Diccionario de Cambridge define la palabra «condescendiente» como «hablar o comportarse con alguien como si fuera estúpido o no importante». De manera similar, Oxford Languages ​​lo define como «tratar de una manera aparentemente amable o útil pero que delata un sentimiento de superioridad».

Contenido

¿Soy estúpido o qué?

Ciertamente me he sentido condescendiente antes. «Mansplaining», en particular, me molesta. Me molesta que un hombre hable en mi nombre. Peor aún si lo hace porque supone que yo no sé nada de coches, electricidad, herramientas o tecnología, y que sus conocimientos son superiores. Y peor aún es cuando un hombre me miente porque piensa que de todos modos no notaré la diferencia.

Recientemente, instalamos un sistema de energía solar en nuestra casa. Mientras estaba ocupado descargando la aplicación necesaria para administrar el sistema, el director del proyecto literalmente me quitó el teléfono de la mano y dijo: «Déjame hacerlo, sé cómo».

Después de un momento de silencio atónito, le pedí que me devolviera mi teléfono y agregué que su comportamiento me parecía irrespetuoso. Rápidamente explicó: «La mayoría de las mujeres luchan por hacerlo, así que pensé en ahorrarte tiempo». En su mente, estaba siendo amable. En mi opinión, estaba completamente fuera de lugar.

Al día siguiente la electricidad empezó a cortarse. Así que llamé al director del proyecto, le expliqué el problema y le dije que pensaba que algo no estaba conectado a tierra correctamente. El señor director de proyecto dio una serie de explicaciones ridículas, como que de repente la bomba de la piscina había sufrido un fallo. Sabía que ese no podía ser el caso mediante un proceso de eliminación, ya que ya había probado todos los interruptores en el tablero de distribución.

Después de una visita del electricista, resultó que efectivamente se trataba de un problema de conexión a tierra. ¿Y las disculpas del señor Project Manager? Bueno, digamos que todavía estoy esperando.

Salud mental y ser condescendiente

Mi amigo Bobby vive con PTSD. En sus propias palabras: «¡No podía dejar de llorar! No tenía motivos para llorar, pero las lágrimas seguían fluyendo. Tuve que salir de mi oficina. Estaba preocupado y asustado. Sentí que me estaba volviendo loco. Me dirigí hacia una sala de juntas vacía donde no molestaría a nadie más y podría intentar pensar en lo que debería hacer».

Mientras llamaba a asociaciones de salud mental para buscar ayuda, su jefe entró y preguntó qué le pasaba. Bobby no lo sabía. El directivo, formado en salud mental, empezó a empatizar con él. Ella preguntó qué podía hacer para ayudar.

Él recuerda: «Dije que no lo sabía. Su preocupación era palpable. Luego comenzó la actitud condescendiente. Ella comenzó a decirme que todo estaría bien y que sólo necesitaba controlarme».

Quería mantener un lugar de trabajo empresarial y no era una prioridad ayudar a Bobby. Para empeorar las cosas, fue y les dijo a todos que estaba lidiando con «problemas personales». Hasta ese momento no se habían dado cuenta de que se había ido.

«Darme palmaditas en la espalda y decir ‘ahí, ahí’ no es una solución, y sólo me hizo sentir peor».

Ahora maneja bien su trastorno de estrés postraumático, pero ha aprendido a quién confiarle su enfermedad y quién simplemente le dará unas palmaditas en la espalda y le dirá que «todo estará bien».

Ser condescendiente con un adicto

Mandy es una alcohólica en recuperación. Su relato de cómo la tratan con condescendencia es discordante.

Ella explica: «Incluso después de todos estos años, todavía me molesta que la gente ‘piense por mí’. Como alcohólico en recuperación agradecido, aprecio el apoyo y el aliento que he recibido (y todavía recibo) de los demás. Lo que no aprecio es cuando la gente intenta controlarme o la situación cuando estoy cerca. Eso no se siente amable ni solidario. … Se siente controlador y condescendiente».

Ella dice que la gente asume que saben lo que es mejor para ella e intentan controlar las cosas, todo ello para «protegerla». Ha tenido experiencias en las que la gente ocultaba el hecho de que estaban bebiendo alcohol o no bebían delante de ella. Y eso fue incluso cuando ella les explicó que es su responsabilidad de manejarse a sí misma y que se alejaría de la situación si se volviera incómoda.

En otras ocasiones, la gente ha insistido en que beba la versión sin alcohol de algo para no sentirse excluida. Ella dice: «Lo que encuentro condescendiente es su insistencia en que beba algo sólo para que se sientan parte del grupo. Es para su beneficio y no para el mío. Incluso si las bebidas no contienen alcohol, aun así sabe como el que solía beber.»

Ser condescendiente en una organización

La organización para la que trabajaba Dulcie planeaba lanzar una nueva categoría de productos en sus tiendas. Tenía que gestionar la capacitación y la gestión de cambios para sus asociados de primera línea para un producto del que la mayoría de ellos no sabían nada y que se regía por estrictas regulaciones gubernamentales.

Dulcie tuvo que construir el proyecto y el plan de gestión del cambio, así como liderar el diseño y la ejecución del aprendizaje (que no eran los puntos fuertes de su jefe). Como directora senior de recursos humanos y con años de experiencia en el diseño de programas de aprendizaje, el proyecto encajaba perfectamente con su conjunto de habilidades particulares. En este proyecto, reportó directamente a su vicepresidente.

Él no tenía experiencia en aprendizaje, pero insistió en estar presente cuando ella se reunió con los proveedores de aprendizaje. Al discutir los objetivos y elementos de diseño con los proveedores, el jefe de Dulcie a menudo la desafiaba o la anulaba. Le impidió involucrarse con otras partes interesadas del proyecto y no la invitó a reuniones clave del proyecto. Tenía que encontrar otras formas de obtener la información crítica que necesitaba.

Ella recuerda: «Cuando los miembros del equipo senior del proyecto me preguntaron por qué no estaba en la reunión, ¿qué debía decir? Mientras tanto, yo era quien preparaba las actualizaciones del proyecto y ejecutaba los detalles administrativos. En eso consiste mi función». «El proyecto se había vuelto, al menos desde la perspectiva de mi jefe. Toda la experiencia fue degradante».

Comportamiento del Salvador

El movimiento #BLM ha hecho mucho para impulsar las conversaciones sobre raza, igualdad y equidad durante el año pasado. Pero esto también ha abierto debates sobre el «comportamiento del salvador».

Este es un comportamiento que puede parecer amable, pero que también puede ser (y a menudo lo es) condescendiente. Es el tipo de actitud de «no sobrevivirás si no fuera por mí» o «nunca harás esto bien sin mi ayuda». Es insidioso y no beneficia a nadie excepto al «salvador» para quien a menudo es sólo un ejercicio para estimular el ego.

Las historias anteriores ilustran claramente que el comportamiento condescendiente puede adoptar muchas formas diferentes. No todos lo experimentamos de la misma manera, no siempre se presenta de la misma manera y la sensibilidad de las personas ante temas específicos puede diferir significativamente.

¿Es usted amable o condescendiente y cómo lo sabe?

Durante el chat de Twitter #MTtalk el viernes pasado, hablamos sobre la diferencia entre ser amable y condescendiente. Estas son las preguntas que hicimos y algunas de sus respuestas más reveladoras:

P1. ¿Qué significa ser condescendiente?

@PdJen Para mí es hablar con alguien en un tono que sugiere que no entiende algo tan bien como tú, aunque sí lo entienda. ¡A veces la persona que es condescendiente es en realidad la que sabe menos!

@Jake_pryszlak Crees que estás siendo muy amable pero en realidad crees que eres más grande que los demás. Siento que normalmente se ve esto cuando la generación más joven puede pensar en ideas nuevas e interesantes, pero alguien más puede querer mostrar superioridad.

P2. ¿Cuándo experimenta una acción como «amable» y cuándo la experimenta como «condescendiente»?

@JKatzaman Una acción es amable si parece que ambas partes están en pie de igualdad. Ser condescendiente te hace sentir como si estuvieras de regreso en el jardín de infantes.

@SustainedLeader Las personas amables actúan desde el corazón sin esperar nada a cambio; de hecho, a menudo dan conocimiento la otra persona no puede corresponder. Las personas condescendientes esperan un desfile y un gran reconocimiento público por su supuesta amabilidad, ¡como poner su nombre en un edificio!

P3. ¿Cuándo fue la última vez que te sentiste condescendiente? ¿Qué pasó?

@llake Esta pregunta toca un punto candente. Me tratan con condescendencia con frecuencia en entornos de educación superior. Como si un doctorado en un tema específico superara mi conocimiento y experiencia en el tema que estamos juntos para discutir. Ni siquiera son conscientes de que lo hacen.

@bluesummitsupp Recientemente me sentí muy condescendiente en una mesa redonda profesional en Zoom: compartí algo en lo que estaba trabajando y me cerraron con una larga lista de razones por las que era una pérdida de tiempo. Esto vino de personas que no sabían nada sobre mi negocio ni mis objetivos.

P4. ¿Cómo se siente cuando te tratan con condescendencia? ¿Por qué te hace sentir así?

@ZalkaB Por lo general, como un niño regañado o un niño pequeño al que hay que poner en su espacio. Generalmente está relacionado con el hecho de que es humillante, especialmente cuando se hace públicamente o frente a una audiencia más grande.

@lg217 La sensación es horrible cuando te tratan con condescendencia. Siento que la gente toma lo que digo y lo descarta o lo vuelve [it in] una manera negativa. Nunca es bueno cuando dices lo que piensas y la gente no lo toma en serio y simplemente lo deja a un lado como si no fuera nada.

P5. ¿Crees que es más probable que algunas personas encuentren algo condescendiente? Y si es así, ¿por qué?

@Yolande_MT Sí, y yo soy uno de ellos. Soy muy sensible a que me traten con condescendencia hombres que piensan que las mujeres no saben nada sobre temas técnicos, eléctricos o mecánicos.

@sentientones Es más probable que los comentarios sobre la complexión y las habilidades se consideren condescendientes.

P6. ¿Cuándo te has sorprendido siendo condescendiente con otra persona? ¿Qué pasó?

@MicheleDD_MT Con una persona mucho más joven que yo y con poca experiencia. Tan pronto como salieron las palabras, me disculpé.

@DhongdeSupriya Bajo el pretexto de ayuda, la tendencia al rescate.

P7 ¿Por qué el «comportamiento del salvador» es condescendiente? ¿Cómo puedes seguir siendo útil sin caer en la trampa del «comportamiento salvador»?

@HloniphileDlam7 El comportamiento del Salvador puede dificultar que quienes reciben ayuda tomen decisiones [their] propias decisiones.

@ColfaxInsurance La idea de que la otra persona no puede manejar sus propios problemas/vida y que estás sacrificando algo para ayudarla (en muchos casos, tiempo o dinero). Deje que la otra persona venga primero a rescatarse; muchas veces tenemos que tocar fondo antes de volver a subir.

P8. ¿Cómo afecta el comportamiento condescendiente a los empleados en el lugar de trabajo?

@Dwyka_Consult Si alguien me trata con condescendencia, me resulta muy difícil confiar en él. Sin confianza, el lugar de trabajo se convierte en un terreno duro.

@Midgie_MT Socava sus capacidades. Además, es perjudicial para la moral al decirle siempre a la gente cómo hacer su trabajo, algo que ya saben hacer.

P9. ¿Qué podría hacer para evitar ser condescendiente al brindar comentarios o consejos?

@TwinkleEduCons Plantéelo como una pregunta («¿Has pensado en…?») y ten en cuenta los modales, el tono y el enfoque. A menudo, si tenemos clara nuestra intención cuando comunicamos algo, no daremos la impresión de ser condescendientes. Comuníquese sin ego ni necesidad de «probar».

@SustainedLeader Un líder siempre fortalece su equipo y les asigna tareas desafiantes que bien podrían estar por encima de su nivel de capacidad actual, pero usted tener para dejarlos crecer. Delegar en otros demuestra tu confianza en ellos y les ayuda a crecer. Ser condescendiente mata eso.

P10. ¿Cómo puedes lidiar con alguien que está siendo condescendiente contigo o con los demás?

@SizweMoyo Normalmente respondo cuestionando las partes que encuentro condescendientes: «¿Qué quieres decir con __?» A veces ni siquiera nos damos cuenta de que estamos siendo tan tóxicos como somos.

@bluesummitsupp En nuestra empresa, está integrado en nuestra cultura que ser condescendiente no está bien y tenemos documentación escrita de los comportamientos esperados con ejemplos. En nuestra cultura de transparencia, cuando haces que alguien se sienta inferior, lo sabrás de inmediato.

Para leer todos los tweets, echa un vistazo a la colección Wakelet de este chat. aquí.

Subiendo

A veces las personas, sin querer, tratan con condescendencia a los demás. Lo mismo ocurre con el idioma que elegimos utilizar. Algunas palabras y frases tienen connotaciones que causan división, pero no siempre nos damos cuenta de ello.

En nuestro próximo chat #MTtalk, discutiremos el lenguaje que divide y cómo ser más consciente de él. En nuestra encuesta de esta semana, queremos saber qué ejemplos de lenguaje divisivo conoce usted más. Para ver la encuesta y emitir su voto, haga clic aquí.

Recursos

Mientras tanto, aquí hay algunos recursos para explorar estrategias para comunicarse mejor. Es posible que algunos de ellos solo estén disponibles en su totalidad para los miembros del Mind Tools Club.

Manejando gente arrogante

Las estrategias de poder de Eldred

Prevención de la dependencia del administrador

Tratar con compañeros de trabajo mandones

La resolución de conflictos

Formando confianza

Ganar dando

Gestión de personas superdotadas

Cómo ser asertivo

Manejando tus límites

Manejar personas dominantes

Error 403 The request cannot be completed because you have exceeded your quota. : quotaExceeded






¿Es usted amable o condescendiente? – Resumen de #MTtalk

¿Es usted amable o condescendiente? – Resumen de #MTtalk

En la reciente edición de #MTtalk, discutimos sobre la importancia de ser amables en lugar de condescendientes en nuestras interacciones diarias. A lo largo de la charla, los participantes compartieron valiosos consejos y experiencias sobre cómo mantener una actitud amable en diferentes situaciones. Aquí está el resumen de las preguntas frecuentes que surgieron durante la charla:

1. ¿Qué significa ser amable y condescendiente?

Siendo amable significa mostrar respeto, empatía y consideración hacia los demás. Por otro lado, ser condescendiente implica actuar de manera superior, mostrando una actitud arrogante y menospreciando a los demás. Es importante recordar que nuestros comportamientos y palabras pueden tener un impacto duradero en las personas que nos rodean.

2. ¿Cuál es el beneficio de ser amable en comparación con ser condescendiente?

La amabilidad tiene múltiples beneficios, tanto para nosotros mismos como para los demás. Ser amables crea un ambiente positivo y propicio para la colaboración y el trabajo en equipo. Además, fomenta relaciones más saludables y duraderas, mejora la comunicación y promueve la confianza y el respeto mutuo. Ser condescendientes, por otro lado, puede generar resentimiento, desmotivación y rupturas en las relaciones.

3. ¿Cómo podemos practicar la amabilidad en nuestras interacciones diarias?

Practicar la amabilidad requiere conciencia y esfuerzo constante. Aquí hay algunas estrategias que pueden ayudarnos:

  1. Escucha activa: Presta atención genuina a las necesidades y preocupaciones de los demás.
  2. Empatía: Intenta comprender y compartir los sentimientos de los demás.
  3. Palabras amables: Utiliza un lenguaje respetuoso y alentador.
  4. Gestos amables: Pequeños gestos, como una sonrisa o un cumplido, pueden marcar la diferencia en el día de alguien.
  5. Evita los juicios: No hagas suposiciones y evita criticar o menospreciar a los demás.

No se trata solo de las acciones individuales, sino también de mantener una actitud amable en general. La autenticidad y la consistencia son clave.

4. ¿Qué hacer si enfrentamos situaciones desafiantes?

En algunas situaciones, mantener la amabilidad puede resultar difícil. Aquí hay algunas estrategias para aplicar:

  • Respira y reflexiona: Tómate un momento para respirar profundo y pensar antes de responder de manera impulsiva.
  • Encuentra el punto medio: A veces es necesario establecer límites saludables sin dejar de ser amables.
  • Ofrece soluciones: En lugar de enfocarte en el problema, busca alternativas y colabora en encontrar una solución.
  • Practica el auto-cuidado: Cuida de ti mismo para evitar la acumulación de estrés o frustración que pueda afectar negativamente tu actitud hacia los demás.

Recuerda que todos podemos tener días difíciles, pero eso no justifica ser condescendientes con los demás.

Conclusión

Ser amables en lugar de condescendientes es esencial para construir relaciones saludables y un entorno positivo. Practicar la amabilidad requiere esfuerzo, pero los beneficios son enormes. Al ser conscientes de nuestras palabras y acciones, podemos marcar una diferencia positiva en la vida de los demás y en nosotros mismos.

¡Únete a futuras ediciones de #MTtalk para seguir discutiendo temas valiosos!

Fuente: https://example.com/mttalk-resumen

Deja un comentario