ERP y comercio electrónico

El comercio electrónico ha revolucionado la forma en que compramos y vendemos productos en todo el mundo. En este moderno entorno digital, las empresas necesitan soluciones eficientes y potentes para gestionar sus operaciones de manera efectiva. Aquí es donde entra en juego el ERP, o sistema de planificación de recursos empresariales. En este artículo, exploraremos cómo el ERP puede ser la clave para el éxito del comercio electrónico y cómo puede ayudar a las empresas a prosperar en el mercado online. Descubriremos los beneficios de integrar un sistema ERP en una plataforma de comercio electrónico y cómo esta combinación puede proporcionar una ventaja competitiva inigualable. ¡Prepárate para descubrir cómo el ERP y el comercio electrónico pueden hacer maravillas para tu negocio!


Durante la década de 1990, el método popular de intercambio de información entre socios comerciales era el intercambio electrónico de datos (EDI) y todos los principales proveedores de ERP agregaron instalaciones EDI a sus productos. Sin embargo, el EDI no logró el resultado deseado, ya que cada organización necesita su EDI personalizado (para tener en cuenta su formato de datos único), un alto costo de instalación (que requiere una red de valor agregado administrada de forma privada) y poca cohesión o estandarización. La mayoría de las organizaciones no utilizaron la funcionalidad EDI al implementar sus sistemas ERP.

La llegada de las tecnologías de Internet e Intranet desde mediados de la década de 1990 vio el crecimiento exponencial del comercio electrónico (e-commerce). El comercio electrónico implicaba la compra de bienes a través de Internet (que comprende necesidades publicitarias, convocatoria de licitaciones, subasta inversa, etc.), la venta de bienes a través de Internet (que comprende subastas electrónicas, publicación de catálogos electrónicos) y el manejo electrónico de procesos relacionados, como recibir factura, realizar pagos, monitorear el desempeño.

Respuesta de los proveedores de ERP: Los proveedores de ERP no fueron ágiles para responder rápidamente a la necesidad cambiante donde los clientes y proveedores querían información, contenida en el sistema ERP backend, para una colaboración efectiva, un mejor flujo de información y minimizar los costos en toda la cadena de suministro. Los clientes exigían el estado del suministro, información de facturación y cumplimiento de la garantía a través de la web, mientras que los proveedores querían información en línea sobre el inventario, el cronograma de suministro y el estado de los pagos. Los productos ERP tienen una arquitectura rígida y cualquier modificación/desarrollo requiere una codificación compleja y desarrollar un vínculo entre el ERP backend y el comercio electrónico front-end basado en la web fue una tarea desafiante.

Los proveedores de ERP respondieron a este desafío con su esfuerzo por habilitar su producto. Han desarrollado algunas funciones internamente pero también han utilizado/adquirido productos de terceros, como escaparates. Han desarrollado nuevos flujos de trabajo que abarcan proveedores, clientes, transportistas, distribuidores y banqueros. Han hecho que estos flujos de trabajo estén habilitados para la web mediante la adopción de estándares abiertos como Java y XML.

Otro desafío que enfrentaron los proveedores de ERP para habilitar la web para su producto fueron los problemas de seguridad relacionados con las transacciones de comercio electrónico, que se llevan a cabo mediante una red privada virtual (VPN) a través de la red troncal de Internet. Deben adoptar herramientas de autenticación como firmas electrónicas y certificados digitales, transacciones electrónicas seguras (SET) y confidencialidad mediante cifrado de clave simétrica/criptografía de clave pública.

Las transacciones de comercio electrónico pueden clasificarse en términos generales en adquisiciones y ventas electrónicas, particularmente en el contexto de las transacciones entre empresas.. Algunos detalles bajo estas clasificaciones se dan a continuación:

Contratación electrónica – A continuación se describe un requisito típico de adquisiciones electrónicas de una organización:

  • Licitación electrónica que comprende la publicación, presentación, preselección, evaluación y adjudicación de la oferta. Facilidad para la evaluación de contratos de TI/Servicios que contiene una matriz de evaluación compleja.
  • Cumplimiento de cantidad acordada frente a cantidad solicitada, consolidación de cantidad solicitada para obtención de descuentos por cantidad acordada.
  • Facilidad para la publicación y actualización de catálogos electrónicos por parte de proveedores.
  • Análisis para análisis de gastos que se utiliza para decisiones estratégicas, gestión de relaciones con proveedores y minimización de compras inconformistas.
  • Facilidades para subastas inversas a través de mercado de empresa a empresa.

Para cumplir con el requisito anterior, los proveedores de ERP llevaron a cabo la integración del front-end basado en web con la generación de demanda (módulo de planificación), la preparación de la orden de compra (módulo de adquisiciones), la recepción de bienes (módulo de almacén), el pago (módulo de cuenta por pagar), y mediante el sistema ERP back-end.

Ventas electrónicas – El mayor cambio que ha traído el comercio electrónico con respecto a la venta y comercialización de productos es la creación de un nuevo canal de ventas basado en la web. Esto ha impactado en gran medida a los sectores minoristas a través del aumento de las ventas, la ampliación del alcance del mercado, incluido el mercado extranjero, la mejora de la lealtad de los clientes y la reducción de los costos de transacción.

Las ventas electrónicas mejoran el valor con respecto a los siguientes procesos comerciales:

  • Llegar al cliente de forma rápida y transparente a través del proceso de subasta electrónica.
  • Procesar los pedidos de los clientes con prontitud a través de aplicaciones web de tienda.
  • Comprobación de credenciales del cliente.
  • Organice el envío directo donde el distribuidor más cercano envíe los productos.
  • Facilitar al cliente la posibilidad de consultar el estado del pedido a través de la web.

Para cumplir con los requisitos anteriores, se realizó la integración del sistema web con el sistema ERP back-end. Antes de la aceptación del pedido, el estado ATP (disponible para prometer) del artículo se verifica desde el módulo de planificación. Para cotizar precios, enviar bienes y recibir pagos, los módulos de ventas, almacenamiento y cuentas por cobrar del sistema ERP están interrelacionados.



Autoría/Referencia – Acerca del autor(es)


Error 403 The request cannot be completed because you have exceeded your quota. : quotaExceeded

ERP y comercio electrónico: Preguntas frecuentes

El comercio electrónico es una práctica cada vez más común en todas las industrias. Para gestionar eficientemente el flujo de información y los procesos relacionados, muchas empresas están optando por implementar un sistema de planificación de recursos empresariales (ERP, por sus siglas en inglés). Sin embargo, es natural tener dudas y preguntas sobre cómo estas dos herramientas pueden funcionar en conjunto. En este artículo, resolvemos las preguntas frecuentes sobre ERP y comercio electrónico.

¿Qué es un ERP?

Un ERP es un sistema que integra y administra las diferentes áreas y procesos de una empresa, como recursos humanos, finanzas, ventas, inventario y logística. Su objetivo principal es centralizar la información y automatizar los procesos para mejorar la eficiencia y agilizar la toma de decisiones.

¿En qué consiste el comercio electrónico?

El comercio electrónico es la práctica de llevar a cabo transacciones comerciales a través de internet. Puede incluir la venta de productos físicos, servicios, descargas digitales, suscripciones y mucho más. El comercio electrónico puede ser realizado a través de una tienda en línea, marketplace, redes sociales u otras plataformas digitales.

¿Cómo se benefician las empresas al combinar un ERP con el comercio electrónico?

La integración de un ERP con el comercio electrónico brinda numerosos beneficios a las empresas. Algunos de los beneficios clave incluyen:

  1. Automatización y agilidad: Al sincronizar los sistemas de ERP y comercio electrónico, los procesos de pedidos, inventario y envío se vuelven más eficientes y rápidos.
  2. Centralización de datos: Un ERP centraliza datos importantes como inventario, clientes y finanzas, proporcionando una única fuente confiable de información para todas las áreas de la empresa.
  3. Mejor experiencia del cliente: Al contar con información actualizada en tiempo real, las empresas pueden proporcionar una experiencia de compra más personalizada y eficiente a sus clientes.

¿Cómo se integran un ERP y una plataforma de comercio electrónico?

La integración de un ERP y una plataforma de comercio electrónico implica establecer una conexión bidireccional entre ambos sistemas. Esto permite la transferencia automática de datos relevantes, como pedidos, inventario y clientes, evitando errores y duplicidades.

Existen diferentes métodos de integración, como el uso de API (Interfaz de Programación de Aplicaciones) o herramientas de conector preconstruidas. La elección del método depende de los sistemas específicos utilizados y las necesidades de la empresa.

¿Qué problemas pueden surgir al combinar un ERP y el comercio electrónico?

No obstante los beneficios, existen algunos desafíos potenciales al combinar un ERP con el comercio electrónico. Algunos problemas comunes pueden incluir:

  1. Complejidad técnica: La integración puede requerir conocimientos técnicos especializados y experiencia en los sistemas utilizados.
  2. Incompatibilidad de datos: Diferentes sistemas pueden tener formatos de datos distintos, lo que puede dificultar la sincronización automática y requerir mapeo y transformación de datos.
  3. Costo y tiempo de implementación: La integración de un ERP y una plataforma de comercio electrónico puede implicar costos y requerir tiempo para su planificación, desarrollo y pruebas.

Para superar estos desafíos, es recomendable contar con el apoyo de profesionales especializados en la integración de sistemas ERP y comercio electrónico.

En resumen, la combinación de un ERP y el comercio electrónico puede brindar numerosos beneficios a las empresas, mejorando la eficiencia, centralizando la información y proporcionando una experiencia mejorada al cliente. Aunque pueden surgir desafíos, contar con el apoyo adecuado puede garantizar una implementación exitosa.

Fuentes:


  1. Digital Commerce 360: ERP

  2. Shopify: ¿Qué es el comercio electrónico?

  3. WebEngage: ERP System – An In-Depth Guide

Deja un comentario