Enfoque de sistemas abiertos para la gestión de proyectos en organizaciones

En el mundo empresarial actual, la gestión de proyectos se ha convertido en una de las claves para el éxito de cualquier organización. Y es que, enfrentarse a diferentes desafíos, cambios y objetivos, requiere de un enfoque estratégico y sistemático. Es por ello que cada vez más empresas están adoptando el enfoque de sistemas abiertos para la gestión de proyectos. En este artículo exploraremos en qué consiste este enfoque y cómo puede beneficiar a las organizaciones. ¡Descubre cómo maximizar tus resultados!


Cuando las organizaciones tienen estructuras “planas” y consisten en coaliciones de personas que se unen con múltiples lealtades, la intersección de la organización con su entorno se caracteriza por límites cambiantes; La naturaleza informal de los procesos de trabajo hace uso de un enfoque de sistemas «abiertos» hacia las organizaciones.

El punto a tener en cuenta aquí es que los entornos externos dan forma y apoyan la estructura y las organizaciones son vistas como sistemas con redes interdependientes de personas y proyectos, algunos de los cuales están estrechamente acoplados pero la mayoría están débilmente acoplados (Scott & Davies, 2007, 63). . Esto ha llevado a una caracterización de las organizaciones que se comportan como “sistemas vivos” y, por tanto, el mundo real del comportamiento humano se manifiesta en la forma en que se gestionan las organizaciones.

Los aspectos psicológicos y emocionales de las personas que trabajan en este tipo de organizaciones se benefician mejor con un enfoque de sistemas abiertos y, por tanto, sería aconsejable que los directivos de estas organizaciones adoptaran este enfoque.

Dada la reciente tendencia a ver a las personas como activos en lugar de simplemente un factor más de producción, los gerentes de las empresas del sector de servicios tienden a utilizar el enfoque de sistemas abiertos..

El enfoque de sistemas abiertos se presta a la maleabilidad y a una naturaleza de “cambio de forma” que permite a las organizaciones “sentir” el mercado e “intuir” las tendencias futuras (Malone, 2009).

Las “organizaciones del futuro” adoptan este enfoque que se basa en abordar la complejidad, la incertidumbre y la ambigüedad y no depende únicamente de estructuras formalizadas para la toma de decisiones y el apoyo (Malone, 2009, 93). Este enfoque sería beneficioso para los directivos de todas las organizaciones, ya que se adapta a las complejidades del mundo moderno y al panorama empresarial del siglo XXI, que es todo menos simple y lineal.

Se puede considerar que empresas como Google y Microsoft adoptan un enfoque de sistemas abiertos para la gestión de recursos humanos y tienen capas permeables en la estructura organizacional que se unen para proyectos específicos cuya permanencia se puede medir en meses y como máximo años. Debido a esta naturaleza simbiótica de las interacciones entre sus unidades, estas organizaciones y los gerentes de estas empresas a menudo practican el sistema abierto o el enfoque natural hacia la gestión de recursos humanos.

Estas organizaciones se ven a sí mismas como entidades palpitantes y dinámicas similares a un organismo vivo que está en relación simbiótica con su entorno y, por lo tanto, los gerentes de estas organizaciones favorecen el enfoque de sistemas abiertos hacia la gestión de recursos humanos (Salancik, 2007, 19).

El enfoque racional de las organizaciones se está quedando obsoleto y, aunque hay muchos sectores en los que este enfoque cumple su propósito, la importancia cada vez menor de las industrias tradicionales como la manufacturera en las economías occidentales ha significado que muchos gerentes estén adoptando la visión sistémica.. Sin embargo, el hecho de que las burocracias de los gobiernos estén aumentando de tamaño y que muchos países en desarrollo todavía se encuentren en la fase en la que el sector manufacturero es dominante significa que es poco probable que el enfoque racional desaparezca pronto.

Que los gerentes prefieran uno u otro dependerá de la industria, la estructura organizacional y los imperativos del mundo real que enfrentan. Teniendo en cuenta que la gestión depende de la situación y del contexto, no existe una única forma correcta de realizar el trabajo y, por tanto, los directivos deben “intuir” el enfoque que deben adoptar.



Autoría/Referencia – Acerca del autor(es)


Error 403 The request cannot be completed because you have exceeded your quota. : quotaExceeded




Enfoque de sistemas abiertos para la gestión de proyectos en organizaciones

Enfoque de sistemas abiertos para la gestión de proyectos en organizaciones

La gestión de proyectos en organizaciones puede ser un desafío complejo. Sin embargo, el enfoque de sistemas abiertos ofrece una perspectiva holística y eficiente para abordar esta tarea. En este artículo, responderemos a algunas de las preguntas frecuentes sobre el enfoque de sistemas abiertos para la gestión de proyectos en organizaciones.

¿Qué es el enfoque de sistemas abiertos para la gestión de proyectos?

El enfoque de sistemas abiertos para la gestión de proyectos se basa en la idea de que una organización es un sistema complejo compuesto por diferentes partes interrelacionadas. En lugar de considerar cada proyecto de forma aislada, este enfoque reconoce que los proyectos interactúan entre sí y con el entorno externo de la organización.

¿Cuáles son los beneficios del enfoque de sistemas abiertos?

El enfoque de sistemas abiertos ofrece varios beneficios para la gestión de proyectos en organizaciones:

  1. Mayor adaptabilidad: Al considerar el contexto externo de la organización, se pueden identificar factores que pueden impactar el éxito del proyecto. Esto permite a los equipos de gestión adaptar sus planes y estrategias para abordar cualquier cambio en el entorno.
  2. Mejora de la comunicación: Al reconocer la interdependencia de los proyectos, se fomenta la comunicación efectiva entre los diferentes equipos. Esto puede facilitar la colaboración y el intercambio de conocimientos entre los equipos de gestión de diferentes proyectos.
  3. Optimización de recursos: Al tener en cuenta los recursos disponibles en toda la organización, se pueden asignar eficientemente para maximizar el rendimiento de los proyectos. Esto permite evitar duplicidades y aprovechar al máximo los recursos disponibles.
  4. Mayor posibilidad de éxito: Al adoptar un enfoque de sistemas abiertos, las organizaciones pueden aumentar la probabilidad de éxito de sus proyectos al considerar y adaptarse a factores externos que podrían afectar el desarrollo y los resultados del proyecto.

¿Cómo se implementa el enfoque de sistemas abiertos en la gestión de proyectos?

Para implementar el enfoque de sistemas abiertos en la gestión de proyectos, se pueden seguir los siguientes pasos:

  1. Evaluación del entorno: Analizar el entorno externo de la organización, identificando influencias y factores que puedan afectar los proyectos.
  2. Planificación estratégica: Desarrollar una estrategia de gestión de proyectos que considere el entorno externo y las interdependencias entre proyectos.
  3. Comunicación efectiva: Fomentar una comunicación abierta entre los equipos de gestión de diferentes proyectos para compartir conocimientos y adaptar las estrategias según sea necesario.
  4. Monitorización continua: Evaluar regularmente los resultados y hacer ajustes según los cambios en el entorno externo.

Para obtener más información sobre el enfoque de sistemas abiertos para la gestión de proyectos en organizaciones, puedes consultar los siguientes recursos:


Deja un comentario